CHILDREN OF MEDJUGORJE – 13 DE MAYO DE 2022

Para ver el boletín de mayo de 2022 de  © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 13 de mayo de 2022  

Sor Emmanuel

MONS. CAVALLI A LOS PEREGRINOS DE SUDÁFRICA: HAN VENIDO A UN LUGAR DE GRANDES GRACIAS

En estos días, en Medjugorje, se encuentran los peregrinos de Sudáfrica, acompañados por el arzobispo Stephen Brislin. Durante la peregrinación, participan en el programa vespertino de oración, y también han visitado los montes de Medjugorje, el Križevac y la colina de las Apariciones. Hoy, en el Salón de San Juan Pablo II, han tenido una breve conferencia impartida por el arzobispo Aldo Cavalli, visitador apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje. Todos los peregrinos de este grupo, excepto el arzobispo Brislin, están en Medjugorje por primera vez, por lo que tenían muchas preguntas a las que Mons. Cavalli respondió con alegría. Estaban interesados en la historia de Medjugorje, la postura de la iglesia respecto a Medjugorje, etc.

Mons. Cavalli les dijo que habían venido a un lugar de grandes gracias. Como él mismo afirmó, llegó a Medjugorje hace tres meses y comprendió que este es un lugar de gracia.

«Aquí muchos encuentran la paz, la paz que necesita cada uno de nosotros. Muchas gracias se derraman aquí, muchos han cambiado su vida aquí, muchos han encontrado su vocación sacerdotal aquí, al menos 600 personas. Todos los días se reza el rosario, se celebra la Santa Misa, se adora a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar, se venera la Cruz del Señor. Todos los días, el programa vespertino de oración dura al menos tres horas», dijo Mons. Cavalli, quien les explicó que antes solo había unas pocas casas en Medjugorje y que mientras tanto se han construido numerosos hoteles, pero que todo esto es normal, porque si no ¿dónde dormirían los peregrinos, tendrían la comida y la bebida necesarias, comprarían un recuerdo y cosas por el estilo? Subrayó que la gracia que se derrama en Medjugorje puede ser recibida por todas las personas, independientemente de la cultura de la que provienen.

El arzobispo Stephen Brislin nos dijo que vino a Medjugorje por primera vez en el año 2000, y que a pesar de que el lugar haya cambiado por fuera, el espíritu de Medjugorje sigue siendo el mismo.

«Es una experiencia maravillosa venir a Medjugorje después de 22 años y ver que Medjugorje ha florecido espiritualmente y se ha convertido en lo que es hoy. Este lugar sigue siendo un lugar de oración, un lugar que ha cambiado muchas vidas, lo que corrobora nuestra fe en el poder de la oración. Este es un tiempo de profunda fe y experiencia espiritual», dijo el arzobispo Brislin.

Después de la breve conferencia, Mons. Aldo Cavalli impartió la bendición de Dios a todos los participantes.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

«EN LAS BUENAS… Y EN LAS MALAS»: LO NUEVO DE GOSPA ARTS PARA «MOSTRAR LA BELLEZA DEL MATRIMONIO»

En «En las buenas… y en las malas», Gospa Arts entrevistará a tres matrimonios para mostrar la felicidad y la belleza de este sacramento: Una madre normal, un padre no tan normal o «Gloria y Lucas», los jóvenes de la última boda precovid son solo algunos de los entrevistados.

¿Qué mueve a una persona a entregarse a otra por completo? ¿Y a serle fiel? ¿Qué ocurre después del `y comieron perdices´? En la fundación Gospa Arts están convencidos de que «el amor que muestra Jesús» es la respuesta última a estas y otras preguntas: transmitirlo a través de una nueva serie de entrevistas, «En las buenas y en las malas«, es su nuevo proyecto.

Según detalla la fundación, cada domingo entre el 15 y el 19 de mayo se publicará una nueva historia en su canal de YouTube con el objetivo de «mostrar la belleza del matrimonio cristiano» a través de tres inspiradoras historias reales.

Una de ellas es la de Gloria y Lucas, que se dieron el «sí quiero» con tan solo 24 años ante un inminente confinamiento, sin celebración ni luna de miel y en una de las últimas bodas españolas antes del estallido de la pandemia. Todo lo que les importaba era estar juntos y casarse ante Dios: la celebración y la pandemia eran lo de menos.

No son los únicos: Gospa Arts también recogerá el caso de Pachu y Rubén, padres de cinco hijos, creadores del blog Momentos Pompas y de la tienda Pompas de Elefante. A través de sus redes, este matrimonio no solo a transmite la alegría de su familia numerosa: gracias a su experiencia como catequistas, también acercan la fe a sus seguidores de Instagram de forma sencilla y sincera mientras recorren Europa y multitud de santuarios marianos sobre cuatro ruedas.

Israel e Irene serán otros de los protagonistas de este nuevo proyecto de Gospa Arts. Podrían parecer desconocidos de no ser porque entre los dos cosechan más de 120.000 seguidores en sus respectivas cuentas de Instagram, Soy una madre normal y Soy un padre no tan normal: a sus 41 y 42 años, Israel e Irene tienen 10 hijos y con ellos comparten ante miles de personas la alegría de ser una familia numerosa.

Los testimonios serán publicados en el canal de YouTube de Gospa Arts los domingos 15, 22 y 29 de mayo, presentados y realizados por Jesús García y Javier González.

La Fundación Gospa Arts

La Fundación Gospa Arts nace de la mano del periodista Jesús García, con el fin de evangelizar en las redes sociales. Después de crear un canal de Youtube con miles de seguidores, ha dado el salto a la gran pantalla.

Gospa Arts ha estrenado dos películas en cines de todo el mundo: ‘Hospitalarios: Las manos de la Virgen’ y ‘Medjugorje: La Película’. Jesús García y su equipo ya trabajan en próximas producciones cinematográficas.

Puedes colaborar con la Fundación Gospa Arts a través de este enlace

Fuente: Religión En Libertad

Creció junto a Medjugorje y ahora es sacerdote allí: «Para mí significa impartir la gracia de Dios»

Fray Zvonimir Pavicic tiene un carisma especial, también para la música

Fray Pavicic nació y se ordenó en Móstar, ciudad muy cercana a Medjugorje, donde actualmente es vicario parroquial.

Fray Zvonimir Pavicic es un joven franciscano nacido en Móstar y que actualmente ejerce su ministerio en Medjugorje, muy cerca de su localidad natal, y uno de los mayores lugares de peregrinación católicos en este momento.

Con apenas 31 años este religioso se ha criado cerca de Medjugorje y las apariciones marianas que supuestamente se producen en ella, y ahora él mismo pertenece a la comunidad franciscana que atiende a los numerosos peregrinos que llegan procedentes de todo el mundo.

De niño asistió a la escuela de música y le gustaba cantar en los coros parroquiales, a la vez que también era monaguillo. Con el paso del tiempo se licenció en la Facultad Católica de Teología de la Universidad de Zagreb en 2016, fue ordenado diácono el 26 de febrero de 2017, también en Zagreb, y sacerdote en Mostar, el 25 de junio de 2017.

En una entrevista que recoge la web Centro Medjugorje, el joven Pavicic habla de su vocación y su relación con este santuario mariano.

Nació y creció en un ambiente de fe. En su casa –cuenta- “todos los días rezábamos Laudes y Vísperas del breviario, y después de las Vísperas, el Santo Rosario también. Nunca lo saltamos. Creo que, en tal ambiente de oración, creció dentro de mí la llamada a la vida religiosa y al sacerdocio. Así que pienso que la llamada fue creciendo en mí desde el mismo vientre materno y más tarde en el seno de mi familia”.

De hecho, recalca que “el punto de inflexión fue cuando me mude a Split para estudiar ingeniería eléctrica. Allí vivía separado de mi familia. Y había que empezar una vida de oración individual. Y en ese año, separado de mi familia, todavía rezaba el breviario y el Rosario todos los días, leía lecturas diarias, (creo que era el único estudiante que tenía el calendario litúrgico y la Biblia en mi cuarto), y participaba de la Eucaristía casi todos los días. Ahí empecé a sentir la llamada más claramente y en mi interior sentí que Dios me llamaba a la vida religiosa”.

En su proceso de discernimiento recibió la ayuda de sacerdotes franciscanos y también de su propia parroquia. “Así conocí a San Francisco y me empapé del espíritu franciscano. Creo que fue la elección lógica. Cuando decidí ser religioso, los franciscanos eran lo único que tenía en la mente”, explica.

No fue un proceso fácil para él. Fray Pavicic confiesa que tuvo “mucho miedo y dudas al principio. No podía dormir tranquilo, hasta que decidí probarlo. Y al tomar la decisión todas las dudas y miedos desaparecieron y ya dormía mejor”.

Uno de los aspectos que más le llena de su actividad pastoral en la parroquia de Medjugorje es trabajar con la gente. “Desde hace 4 años doy clases de religión en los colegios y disfruto mucho de ese servicio. Una vez quería ser profesor de matemáticas. Y finalmente he llegado a ser profesor, pero de religión. Me gusta cantar y tocar, especialmente la música litúrgica. Así que me gusta cuando tengo la oportunidad de dirigir un coro o cantar y tocar en la misa; o enseñar a los demás a cantar. Me gusta dar catequesis. Y en Medjugorje, sentí el amor por la confesión”, enumera.

Sobre su experiencia como vicario parroquial en Medjugorje, donde llegó como diácono, asegura que al principio “pensé que sería demasiado difícil para mí y que no podría hacerlo. Pero según pasaban los días, cada vez era más fácil para mí y me gustaba cada vez más el hecho de estar en Medjugorje y servir aquí como sacerdote. Confesar tanto, celebrar la Eucaristía, participar de diferentes devociones, conocer gente de todo el mundo. Es una gracia el poder servir como sacerdote en un lugar de peregrinación. He estado relacionado con Medjugorje desde pequeño, porque vivía a tan sólo 30 minutos en coche de Medjugorje. Así que estoy muy agradecido a Dios por haberme puesto aquí en el ministerio. Vivir y servir en Medjugorje para mí significa impartir la gracia de Dios a los demás”.

Por otro lado, el padre Pavicic explica así su día a día en Medjugorje: “Nos levantamos temprano y rezamos la Liturgia de las Horas. Luego celebramos la Eucaristía. Y después siguen el desayuno, el trabajo (en el colegio), y otros deberes hasta el Santo Rosario cuando empezamos a confesar. Acolito durante la Misa y la Comunión, y casi siempre después de la Santa Misa me toca dirigir alguna de las oraciones o devociones (Adoración, Veneración de la Cruz, Rosario…) Por las noches, comparto con los hermanos de la comunidad y vamos a descansar”.

La música es su otra gran pasión y ahora como sacerdote la puede utilizar también para alabar a Dios. Cuenta que “en la Juventud Franciscana, durante la escuela secundaria, tocaba en la misa y dirigía el coro juvenil. Y cuando entré en la orden franciscana, empecé a trabajar más seriamente en ese campo. En la facultad, como asignaturas optativas escogía las del Instituto de Música Eclesiástica y así me fui perfeccionando en el canto, interpretación, dirección, canto gregoriano. Y simplemente amé la liturgia y la música litúrgica”.

De este modo, asegura que en este tiempo ha reconocido que “como religioso debo cultivar la música litúrgica y tratar de transmitir a los demás su belleza. Este don me ayuda mucho a evangelizar porque trabajo con los jóvenes y luego, a través del canto y de los ensayos, siempre puedo decirles algo acerca de la Eucaristía, de Dios, de la espiritualidad. Y ciertamente puedo mostrarles con el propio ejemplo lo hermoso que es ser sacerdote y religioso”.

Publicado por Cari Filii News

¡ÁNGELES EN EL FRENTE DE BATALLA!

«En los momentos de graves peligros, de guerras y de masacres bélicas, frecuentemente olvidamos que tenemos amigos muy poderosos en el Cielo que nos han sido personalmente asignados por Dios desde el momento de nuestra concepción, en calidad de ángeles custodios. “Satanás quiere la guerra” nos dice María, pero ¿quién es él frente a toda la Armada Celestial que incesantemente adora a Dios y lleva a cabo sus misiones especiales en la Tierra en nuestro favor? Hemos rezado mucho por la paz del mundo el 25 de marzo, cuando el Papa Francisco consagró la humanidad al Corazón Inmaculado de María, particularmente a Ucrania y a Rusia. Pero podemos continuar rezando e invocando la poderosa ayuda de los ángeles. ¡Enviémoslos a las primeras filas en Ucrania, así como en los demás lugares del mundo donde estén en pleno combate! Lo que no podemos hacer a causa de nuestros límites humanos, ellos lo pueden. El ángel custodio es el amigo ideal porque goza de dones específicos muy preciosos para nosotros. Formar un equipo con él nos abre hacia horizontes magníficos y nos cambia la vida.

En el combate espiritual, los ángeles son aquellos amigos íntimos que nos anticipan las astucias del enemigo y nos ayudan a superarlas con la gracia de Dios. Nos llaman al orden cuando nos desviamos en nuestra manera de seguir a Jesús. Nos vuelven a poner sobre el buen camino porque conocen el plan de Dios para nosotros y cuál es nuestra vocación única en la Tierra.

Podemos además encomendarles misiones, pedirles su poderosa intervención en Ucrania, que cuiden de las víctimas en los combates, que protejan a los refugiados y que inspiren las decisiones de los jefes de estado. Estamos muy limitados en cuanto al socorro que quisiéramos brindar, pero los ángeles no lo están si nos encomendamos a ellos con confianza y fervor.»

© Children of Medjugorje – 15 de abril de 2022

Sor Emmanuel

FRAY JOZO GRBES ES EL NUEVO MINISTRO PROVINCIAL DE LOS FRANCISCANOS DE HERZEGOVINA

Fray Jozo Grbeš es el nuevo ministro provincial de los franciscanos de Herzegovina y fray Danko Perutina integra el Definitorio

Durante esta semana, del 25 al 28 de abril, se llevó a cabo el capítulo de los franciscanos de Herzegovina, de la Provincia de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María, donde fue elegido fray Jozo Grbeš, como el nuevo ministro provincial. Fray Jozo nació en Rama, un pueblo de Bosnia y Herzegovina, en el año 1966. Veinte años después, en 1986, entró en la Orden Franciscana en Humac, perteneciente a esta Provincia. Estudió teología en Sarajevo, Canterbury y Londres, donde en 1992 se graduó. Desde Londres se fue a la Custodia croata franciscana de la Sagrada Familia para los EEUU y Canadá. Se ordenó sacerdote en 1993 en la parroquia croata de San Cirilo y Metodio en Nueva York, donde comenzó su labor pastoral. En 1996 pasó a la parroquia de San Jerónimo en Chicago donde fue el párroco por 13 años. En 2012, fue elegido custodio, el superior de los franciscanos croatas en los EEUU y Canadá, donde desempeñó numerosos servicios cómo vicario parroquial, párroco, consejero de custodia, guardián, director del Instituto Étnico Croata, formador de seminaristas, etc.

En el año 2017, a petición del párroco de Medjugorje, fray Marinko Šakota, participó del Congreso Iberoamericano de María Reina de la Paz en México. Eso grabó en la memoria y en el corazón de quienes estuvieron presentes, especialmente entre los miembros de la Fundación Centro Medjugorje, un gran recuerdo por su cercanía, su alegría y sus enseñanzas. Es por esto, que la noticia de su elección la hemos recibido con mucha ilusión. Sin dudas fray Jozo Grbeš será un digno sucesor de fray Miljenko Šteko, de quien solo tenemos palabras de agradecimiento y admiración.

En este capítulo electivo, celebrado en el convento de San Pedro y San Pablo en Mostar, lugar de la sede franciscana, fue elegido el Definitorio de esta Provincia. En él fue electo nuestro querido fray Danko Perutina, impulsor del Centro Medjugorje para Iberoamérica, asesor espiritual de la Fundación Centro Medjugorje, y un incansable difusor del mensaje de la Reina de la Paz. El gobierno provincial quedó compuesto de la siguiente manera: fray Jozo Grbeš, ministro provincial; fray Miro Šego, vicario provincial; y los definidores, fray Mladen Vukšić, fray Danko Perutina, fray Ante Bekavac, fray Josip Vlašić y fray Slaven Brekalo.

Damos gracias a Dios por los hermanos franciscanos electos, porque sabemos que, igual que siempre, trabajarán incansablemente para seguir acercando el Reino de Dios a todos, enseñándonos a ver el rostro de Cristo en nuestro prójimo y a acoger a la Bienaventurada Virgen María como nuestra Madre.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

¡ENAMORADOS DE MARÍA! TESTIMONIO DE MARIJA PAVLOVIC

Con ocasión de la visita del Padre Francisco Verar a Medjugorje con un grupo de peregrinos de habla hispana, la vidente Marija Pavlovic les compartió algunas palabras de animo y ademas su testimonio personal sobre como se vivieron los primeros meses de las apariciones, a continuación les brindamos la fiel transcripción del testimonio:

Ustedes saben que el 24 de junio de 1981 la Virgen María se apareció en la colina con el niño Jesús recién nacido, al inicio los que vimos a la Virgen el primer día éramos seis, yo era una de esos seis. De nosotros hoy tenemos la dicha de seguirla viendo todos los días, tres de nosotros: Ivan, Vicka y yo [Marija]; los otros tres la ven solo una vez al año. Somos afortunados porque tenemos la dicha de ver a la Virgen todos los días y no estamos cansados de verla, y en realidad la Virgen nos llama a todos a la conversión. Desde el inicio nos enamoramos de Ella, comenzamos a seguirla, pero no como ustedes, sino al 100%. Cuando la Virgen a pedido oración, hemos orado; cuando ha pedido ayuno hemos ayunado, pero no como ustedes que piensan si pueden o no hacerlo, nosotros lo hicimos de inmediato. Pues siempre ustedes tienen el miedo de ayunar porque piensan que ayunando morirán de hambre y al final están todos obesos. Conocimos la bellísima experiencia de una muchacha de nuestro grupo de oración, que era un poco gordita, y decidió durante toda la cuaresma comer solo pan y agua, pero la Virgen no ha dicho cuanto hay que ayunar, sin embargo, al final de la cuaresma, ella quedó más gorda que al inicio.

Al igual que los otros videntes, por otro lado, en mi casa mamá decía: “esta casa ya no es nuestra”, mi casa se convirtió en una estación del tren, le gente llegaba, miraba, comía, bebía, dormía y se iba. Sin embargo, nosotros estábamos totalmente atrapados por la Virgen, sus apariciones, su presencia y queríamos con todas nuestras fuerzas responder a esto que la Virgen pedía de nosotros.

La Virgen apareció la primera vez con el niño Jesús en brazos, y nos llamaba; con una mano sostenía a Jesús y con la otra nos llamaba hacia donde estaba. Nosotros de verdad, nos hemos enamorado de la Virgen, de verdad, comenzamos a seguirla, a poner en práctica todo lo que pedía, nuestra vida ya no era nuestra, se convirtió en un seguimiento de todo lo que Ella quería de nosotros. Aquí era difícil por el comunismo, recuerdo que cada mañana yo me vestía con lo mejor que tenía, pues pensaba que cada día podía ser el último de mi vida y soñábamos con el martirio, pero en lugar de eso, no fuimos mártires, pero la Virgen ha querido que vivamos, que demos testimonio también con nuestra vida y nuestro ejemplo, y también que pudiéramos decir que el Señor es grande y misericordioso, por eso ha enviado a su Madre aquí.

Y así, éramos jóvenes normales, no obstante, nuestro “don”, no nos hemos perdido ni hemos caído en fanatismos, porque la Virgen durante las apariciones no nos ha eximido de las dificultades, hemos ido a la policía, ha hospitales, nos han llevado al psiquiátrico, han llegado ha acusarnos de que estábamos drogados, que somos enfermos clínicos y al final la doctora que nos atendió, que incluso era comunista, dijo: “estos jóvenes son normales”, de esa forma se certificó que somos normales. Tengo una foto aquí [muestra la foto al público], en la solo estamos cinco, porque faltaba Ivan, allí está Mirjiana con una faja en el brazo – esto fue en los primeros meses de las apariciones – y Mirjiana llevaba la faja en señal de protesta por la acusación que sufrimos de que estábamos drogados, pues decían que Mirjiana traía la droga desde Sarajevo para nosotros.

Trataron de mil maneras detener las apariciones, prohibieron que subiéramos a la colina de las apariciones, le preguntamos entonces a la Virgen “qué debíamos hacer” y Ella dijo vayan a la Iglesia, allí estarán protegidos. Nosotros no conocíamos las leyes que había durante el comunismo, no sabíamos que dentro de la Iglesia el Estado no tenían ningún poder, por eso la Virgen nos dijo que fuéramos allí. Entonces en la Iglesia comenzamos a rezar, la Virgen le pidió al Padre Jozo que era el párroco, que celebrara la misa, que rezara el rosario y todo el programa que tenemos todos los días por la tarde es fruto de lo que la Virgen pidió.

También a partir de ese momento sucedió algo bellísimo, la Virgen comenzó a guiar la parroquia y todos los parroquianos, daba mensajes todos los jueves a la parroquia y nos sentíamos contentos de formar parte del proyecto que la Virgen tenía sobre nosotros, sobre nuestra parroquia, nuestra familia, sobre nuestros jóvenes y en ese momento no nos sentíamos aislados formábamos parte de ese proyecto de la parroquia, la invitación a la conversión, a la santidad.

Así, comenzamos de forma delicada a vivir en nuestro interior ese encuentro entre “Dios y yo”, a través de este gran amor de la Virgen. Además de aquel deseo de orar siempre más, como dice la Virgen “hasta que nuestra vida se convierta oración”. Puedo decir que yo en eso era una mentirosa, viniendo de una familia católica practicante donde todos los días se rezaba; recuerdo cuando era pequeña que si yo no me hacia la señal de la cruz o no hacia la bendición de los alimentos, mi mamá agarraba el cucharón de madera y me daba en la cabeza o el brazo, diciendo: “acaso eres un animal para no hacer la bendición antes de comer, debes hacer la bendición por todo lo que hay de comer” así también la gratitud que debemos tener en el corazón, por eso les cuento esto, ya que al final no somos paganos, pero somos cristianos con una idea que no es correcta, donde solo estamos aquí en la tierra y Dios está lejano en el cielo.

Luego, hemos iniciado una nueva relación con Dios a través de la Virgen, estamos enamorados de la Virgen, Ella a transformado este amor que tenemos por Ella y lo ha llevado a Jesús, y Ella ha dicho: donde está Jesús, expuesto en el Santísimo Sacramento, “yo estoy presente con los que lo adoran” y así como la Virgen expresa ese amor por Dios, comenzamos también nosotros a sentir ese gran amor, ese deseo del paraíso, deseo de ir al cielo.

Este deseo del cielo a comenzado dentro de nuestro corazón de forma muy fuerte, pues preferimos morir, en ese sentido nuestra vida aquí ya no tiene ningún sentido. Sin embargo, la Virgen nos quiere aquí, quiere que demos testimonio, y recuerdo como lo hacíamos de tantas formas y en tantos idiomas, no de forma sencilla como en el programa de la parroquia que hay traducción simultanea en varios idiomas, pues en aquel tiempo llegaban los grupos uno tras de otro, estaban en la colina de las apariciones, en nuestras casas, en la Iglesia, en la colina de la Cruz, esos eran los cuatro puntos donde la gente llegaba, no iban a Široki Brijeg o a Mostar, todo se concentraba aquí, y cuando era día de ayuno todos ayunaban.

El Señor nos dio muchos signos también, recuerdo muchas veces durante la oración de la tarde que el Señor hacia un signo, mientras todos trabajaban, pues era tiempo de primavera, a las 5:00 p.m. se veía al sol que danzaba y dentro del sol se veía la Hostia, el Cáliz, la Sagrada Familia, la Cruz iluminada, etc. Estos signos los entendimos como una invitación, aunque había muchas personas que se escapaban asustadas, pero todo era un llamado a orar en esa hora, ya que era el tiempo previo a la misa de la tarde, y esto lo vivimos hasta que llegamos a ser adultos, ya a las 4:30 o 5:00 p.m. entramos en la preparación para la Santa Misa.

Pero, incluso el maligno, el diablo intento detenernos. Una vez sobre la colina de la Cruz sobre el cielo estaba escrito la palabra MIR (PAZ) en letras de fuego, muchas personas lo vieron y dieron testimonio del suceso, luego llegó un policía de la fuerza especial vestido de civil y preguntó “¿quién vio todo? No tengan miedo, díganme ¿Quién lo ha visto?” y un hombre se levantó, y dijo “yo he visto algo”, varios se levantaron, “también yo vi”, “y yo”, etc. digamos que era una treintena de personas que dieron testimonio de ese signo, luego los arrestaron a todos y los llevaron a la prisión y estuvieron tres meses presos con trabajos forzados.

Sin embargo, continuaban sucediendo muchos signos, también con los peregrinos que venían, recuerdo una ocasión que una noche un grupo que yo guiaba, eran aproximadamente la 1 de la madrugada, estaban orando en la cruz azul, habían venido de Napoli, del sur de Italia, de donde viene mucha gente, digamos un poco fanática también. Recuerdo que era el único momento que podíamos limpiar la casa en paz, pues durante todo el día hasta las 1 de la madrugada, siempre había alguien que pasaba por ahí, y el caso fue que este grupo aseguró haber visto la imagen de la Virgen, de unos 200 metros de altura sobre el cielo, y nosotros que estábamos en casa en ese momento, fuimos allá y vimos esta imagen de la Virgen sobre el cielo, que era como si nos abrazara, luego decidimos quedarnos rezando toda la noche, lo hemos visto y hemos dado testimonio de eso, un día después fui a la casa cural a contarle al Padre Slavko lo que había sucedido, una cosa extraordinaria y bellísima, y fue una señora corriendo y dijo: “Padre Salvko, ayer hemos visto a la Virgen” y el contesto “yo también”. Ninguno de nosotros, ni el Padre Slavko documentábamos estos sucesos por escrito con los datos de las personas, pues eran tantos signos que sucedían que ya no se les daba tanta importancia, pero fue un testimonio bellísimo lo que esas personas vimos aquel día.

Como en otra ocasión que la Virgen nos dijo que aparecería una segunda vez, cosa que para nosotros era extraordinaria, en la tarde mientras rezábamos cerca de nuestra casa, en el campo, cuando era prohibido subir a la colina de las apariciones, estábamos rezando por las intenciones de la Virgen, después de rezar e rosario completo, que eran tres partes en aquel tiempo (gozo, dolor y gloria), la Virgen apareció y dijo que podíamos acercarnos a Ella y tocarla, y todos la tocamos, todos habían sentido alguna cosa, antes de eso, nosotros que la veíamos preguntamos “cómo podrán tocarte si no te ven” y Ella dijo: “tómenlos de las manos y tráiganlos hacia mi” y así lo hicimos, así todos sintieron algo, un calor, un frio, una corriente eléctrica, otros que un roce, pero todos se han convencido de la presencia de la Virgen, en cambio nosotros los videntes cuando veíamos que la gente tocaba a la Virgen, que algunos eran nuestros vecinos, amigos y familiares, vimos que sobre el manto de la Virgen aparecían unas manchas grandes y pequeñas, comenzamos a llorar y le preguntamos el ¿por qué? De esas manchas, y Ella contestó que era por los pecados y pidió que fueran a confesarse. Desde aquel momento Medjugorje se convirtió en el confesionario del mundo.

Así, comenzaron un camino nuevo, un camino en la verdad con Dios, entre yo y Dios, y la Virgen nos ha pedido que avancemos en esa intimidad no como grupo ni como familia sino solo “yo y Dios”, una relación intima con Dios. Es en esta verdad donde te encuentras profundamente con Dios y comienzas una vida nueva, donde sientes responsabilidad sobre ti, pero también sobre tu prójimo.

Un consejo que puedo darles a ustedes, es que aprovechen este tiempo como un tiempo de gracia, porque la Virgen aparece cada tarde, da mensajes, los ama y les llama. Ella a dicho “Dios me ha permitido estar con ustedes para guiarlos”. Yo creo profundamente que la presencia de la Virgen aquí en Medjugorje es una oportunidad para mí, para ti, para nosotros, para la Iglesia, para el mundo entero, la oportunidad de comenzar una vida nueva, una Iglesia nueva, renovada, amante, porque tantas veces somos cristianos solo de palabra y no de obras. Desde lo profundo de mi corazón agradezco a la Virgen por su presencia, pues no obstante nos sentimos pecadores, al mismo tiempo somos sus hijos, nos llama, nos guía y no se cansa de nosotros. Y también dice: “gracias por haber respondido a mi llamado” siempre dice gracias porque sabe que tenemos esa posibilidad de responder.

La Virgen es la mujer de la esperanza, Ella desde el cielo ve todo. Y en medio de tanta confusión debemos mirarnos con ojos de santidad, amarnos con ojos de santidad, debemos ser todos santos. Como dice la escritura, no es si “yo soy de Pablo o de Pedro”, todos somos de Jesucristo. Yo le pido a la Virgen que nos convirtamos en verdaderos enamorados de Dios como está enamorada Ella de él.

Fuente: Info Medjugorje

COMENTARIO DE MARIJA PAVLOVIC SOBRE EL MENSAJE DEL 25 DE ABRIL DE 2022

P. Livio: Queridos amigos, ahora tenemos en directo a Marija de Medjugorje que nos transmitirá el mensaje de la Reina de la Paz del día de hoy 25 de abril 2022. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! Un saludo cordial a todos los oyentes de Radio María deseando a todos una feliz Pascua de Resurrección y también un feliz domingo de la Divina Misericordia. Hoy día 25, como cada mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

«¡Queridos hijos! Los miro y veo que están perdidos. Por eso los invito a todos: regresen a Dios, regresen a la oración y el Espíritu Santo los colmará de Su amor que da alegría al corazón. La esperanza crecerá en ustedes y en un futuro mejor, y se convertirán en testigos gozosos de la misericordia de Dios en ustedes y a su alrededor. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

P. Livio: Marija, ¿Hoy la Virgen estaba seria como las veces pasadas?

Marija: No, estaba más tranquila, pero el mensaje es igualmente muy comprometedor. Cuando dice: “Os miro y veo que estáis perdidos”, me da a entender que por mucho que hagamos, no es bastante. Estamos perdidos porque no estamos lo suficientemente apegados a todo lo que la Virgen nos pide. Ella nos llama a la santidad, nos mira con ojos del Cielo y nosotros en cambio seguimos apegados a las cosas terrenales. Yo siempre le pido al Señor que nos ayude a colmarnos siempre más de Él, a estar siempre más abiertos a Su voluntad. Sí, el mundo está perdido y muchas veces nosotros nos perdemos con el mundo. Por esto la Virgen repite también hoy: “Regresad a Dios, regresad a la oración”. También esta vez nos habla muy concretamente y nos dice: “El Espíritu Santo os colmará con Su amor que da la alegría al corazón”. Por esto, pienso que muchos cristianos somos demasiado serios y que nos falta la alegría que debería caracterizar al buen cristiano. Muchas veces nos preocupamos de dar testimonio con nuestra rigidez, mientras que la Virgen nos invita a la alegría de la Pascua y a que nuestra mirada esté siempre vuelta hacia el Cielo, hacia Dios que nos da tantas gracias que no sabemos apreciar y poner en práctica para sentirnos colmados de Su amor. Ese amor que no somos capaces de sentir porque creo que no oramos bastante. Creo que el mensaje de hoy es también para mí porque, no estamos perdidos en Dios, cuando deberíamos perdernos en Él, en todo el amor que Dios nos da, también con la presencia cotidiana de la Virgen, ya que todavía tres de los seis videntes seguimos teniendo la aparición cada día. Creo que no sabemos agradecerlo bastante.

P. Livio: Cuando he leído esta expresión que la Virgen ha dicho: “Os miro y veo que estáis perdidos”, me ha parecido que ya lo había dicho en otra ocasión. Y esto me ha hecho pensar que quizá la Virgen esperaba algo más de esta Pascua ya que esta Pascua ha sido un poco especial. Quizá vosotros en Medjugorje no os habéis dado cuenta, pero fuera de allí, en la televisión, en la radio, en los periódicos nos se hablaba de otra cosa que de la guerra en la que además no hubo ni tan siquiera una tregua. La verdad es que ha sido una Pascua de muerte y de odio. El mundo está en un momento en que se prepara para la guerra y la situación se vuelve siempre peor como ya ha dicho el Papa tantas veces. Por esto pienso que quizá el contexto del mensaje sea porque el mundo piensa en matar justo en esta gran solemnidad que nos llama a la oración, a la confesión, a la conversión… En cambio, hemos estado distraídos con este suceso tremendo que nos condiciona a todos.

Marija: Sí, es verdad padre Livio. Lo que tú dices lo hemos sentido también aquí porque en el corazón de muchas personas hay esta maldita guerra. Hoy mismo, me han preguntado si la Virgen había dicho algo de Ucrania. Todos esperábamos que la Virgen nos dijera algo en el mensaje ya que la situación se ha vuelto tan difícil. Ni siquiera Rusia respetó la tregua que pidieron en Ucrania. Pero lo que más me duele de todo esto es que somos cristianos contra cristianos, cosa que no consigo entender. Tenemos la misma fe, el mismo Dios y sin embargo estamos haciendo una tragedia de nosotros mismos. Me hace pensar también en el aborto. ¿Cuantos abortos cristianos se practican? ¡Esta es la tragedia más grande! Por esto pienso que vamos contra nosotros mismos. Por esto creo que estamos perdidos, creo que nuestro corazón no es consciente, no somos lo suficientemente cristianos, no entendemos bien el valor de la oración y por esto la Virgen nos pide que oremos más. Siento una enorme tristeza en el corazón, pero pienso que el Señor nos ayudará, que Él, de alguna manera, nos dará esa alegría de la Pascua. Es verdad, como tú dices padre Livio, que aquí en Medjugorje es como un oasis en la Tierra con la presencia de la Virgen y los peregrinos sienten esa presencia y sus mensajes. Aquí hemos vívido la Cuaresma con la oración, con sacrificios, con el ayuno, con la confesión que es lo que la Virgen nos ha enseñado. Así es como se ha vuelto nuestra vida y todas las familias de Medjugorje se han preparado para la Pascua de este modo. Pero en el resto del mundo no es así, pero espero que todos los grupos de oración que han aprendido esto en Medjugorje, lo transmitan a sus parroquias, como ya he sabido de algunos y creo que es muy bonito. Creo que debemos hacer siempre comunidad, es decir, que si sufre una parte de nuestro cuerpo, sufre todo el cuerpo. Así también debemos renunciar a esta situación del paganismo, a la guerra, a situaciones ajenas a Dios. He pensado en escribir a Putin para decirle: “Basta ya de esta guerra”. No sé si somos conscientes de que Satanás esta jugando con nosotros. Parece que a Putin lo estén guiando los sacerdotes y se esté convirtiendo. ¿Pero dónde están los frutos de esa conversión? El Señor nos pide ser portadores de paz y de alegría. Y esto se lo podemos decir a él, pero también a nosotros mismos.

P. Livio: Dime Marija, vosotros vivisteis la guerra de Bosnia y orabais y ayunabais para que terminase la guerra. Me acuerdo que la Virgen, al principio, os dijo que la duración de la guerra dependería de vuestras oraciones. ¿Crees que si toda la Iglesia se pone a orar y ayunar se puede cumplir el milagro de que la guerra cese?

Marija: Creo que sí, porque he visto el poder de la oración. Muchas veces al principio cuando llegaban personas enfermas, orábamos y ayunábamos y lo sentíamos. Cuando a veces llegan matrimonios que están desesperados por no tener hijos, les digo que oren y ayunen con fe por este fin y seguro que lo obtendrán porque cuando la oración es de corazón a corazón, Dios escucha y abre la puerta. También por esta situación de la guerra, yo creo profundamente que, tal como la Virgen nos dijo, cuanto más oremos, más pronto acabará. Me acuerdo que muchísimas personas oraban y ayunaban, como también lo hacemos ahora, pero, al parecer, no es bastante. El mal es fuerte, es confusión, es guerra…, en estas situaciones, el mal es cada vez peor. Parece estar dentro de una centrifugadora en la que solo hay el instinto de la bestia. La Virgen nos pide mirar con los ojos de Dios.

P. Livio: Sí Marija. La Virgen no se cansa de invitarnos a regresar a Dios, a la oración. Es decir, es paciente, no se cansa nunca, tiene siempre la esperanza de que le hagamos caso. De todas maneras, veo que hay mucha gente que responde.

Marija: Sí, gracias a Dios, sí. Pero debemos ser fuertes porque yo también a veces tengo altibajos y cuando estoy en lo bajo con todas mis cosas, me debo dar un golpe de valor para volver a la oración, al ayuno, al sacrificio, a levantarme más temprano para tener más tiempo para orar. ¡No podemos dar si no tenemos experiencia de Dios! La Virgen nos dice que el Espíritu Santo colmará nuestro corazón. De este modo, sentiremos el amor y la alegría de Dios y podremos ser verdaderos testimonios haciendo a la vez un futuro mejor. Si yo soy mejor, podré transmitir ese “mejor” de mí al mundo; transmitiré la oración, mi alegría, mi amor hacia Dios.

P. Livio: Marija, quizá deberíamos empezar a pensar que no hay conversiones en masa. Sí que ha habido, en pocos decenios, la descristianización en masa, una vuelta al paganismo debido sobre todo a los mas-media que nos llenan de mundanidad, pero volver al cristianismo es algo individual, de uno a uno. Es decir, es un camino que se hace personalmente con mucha fatiga.

Marija: Depende padre Livio, con mucha fatiga, o con mucha alegría, porque cuando se encuentra al Señor, se encuentra también la alegría en esta vida cristiana. No es un desafío, es un acto de amor lo que sentimos, un acto de amor hacia Dios y hacia el prójimo y cuando testimoniamos, lo hacemos por lo que hemos vivido, por sentir a Dios en nuestro corazón. Yo siento una enorme alegría y siempre digo que gritaré mientras viva que el Señor es grande, misericordioso, bueno y piadoso con nuestra humanidad. Sí, debemos combatir diariamente, pero al mismo tiempo vemos que el Señor manda a Su Madre y Ella no se cansa nunca de llamarnos, de amarnos, de guiarnos hacia ese camino que Ella llama “el camino de la santidad, la escuela de la oración”. Debemos ser conscientes de que la vida es corta, estamos solo de paso y nos espera la eternidad. A pesar de que muchas veces en esta vida no estamos bien, no la queremos dejar y tenemos miedo de morir cuando podemos ir al Paraíso. Hace pocos días hemos tenido aquí un terremoto bastante grande y todos, hemos intentado salvarnos y hemos salido fuera de las casas como es justo, pero muy pocas personas han preferido quedarse en su cama diciendo que si debían morir, morirían en su casa. Creo que nos falta fe. Pidamos al Señor que fortalezca nuestra fe en los momentos difíciles, en los momentos de prueba, para que podamos ser como los primeros mártires que testimoniaron con su ejemplo. Ellos oraban y alababan a Dios frente a la muerte con la conciencia muy clara y con fe inconmovible. También a veces nosotros hacemos un sacrificio cuando al testimoniar nuestra fe nos toman por fanáticos. En tiempos del comunismo se decía que la fe era el opio del pueblo. Imaginaos a la Virgen diciéndoles: ¿Este es el opio del pueblo? la presencia de Dios, mi presencia, yo que soy la mujer del futuro llego a vosotros a deciros que aquí la vida es pasajera y os espera la vida eterna y a vosotros quizá el infierno o el purgatorio.

P. Livio: Yo veo que la Virgen nos quiere preparar también para Pentecostés, es decir, la fiesta del Espíritu Santo porque nos dice: “Volved a la oración y el Espíritu Santo os colmará de Su amor”. Ella nos invita siempre a la conversión, aunque sea con fatiga para dejar el pecado ya que a veces son muchas las ataduras del mal en las personas que no se confiesan en tanto tiempo. Pero debemos tener fe en el Espíritu Santo que es el que nos da la fuerza, nos da la luz y realiza los milagros del corazón.

Marija: Sí, la Virgen nos dice que volvamos a la oración y el Espíritu Santo nos colmará de Su amor que nos da alegría en el corazón. Es decir, si oramos, el Espíritu Santo nos usará, nos colmará de Su amor y no solamente nosotros seremos mejores, sino también nuestro futuro. Nosotros obramos el bien y el mal según nuestra decisión y si nosotros elegimos la santidad, si elegimos el bien, nos volveremos testimonios de la misericordia de Dios para los demás.

P. Livio: A mí me ha gustado mucho esta expresión: “Os colmará de Su amor que da alegría al corazón”. Es decir, es el sentirse amado por Dios lo que llena de felicidad.

Marija: Exactamente. Es lo que yo siempre intento testimoniar, ya que para mí no es una obligación sino algo que me hace feliz y siento esa necesidad. El Señor nos ha dado, nos ha colmado, nos está plasmando Su amor y este amor no es un amor cualquiera. El amor de Dios nos llena de gracia y colma el corazón de felicidad y da sentido a la vida viendo así todas las cosas con otra perspectiva, sabiendo que no estamos solos y que iremos al Paraíso. Es maravilloso poder ser el reflejo de Dios y pensar que todos somos hermanos. Así crecerá en nosotros la esperanza en un futuro mejor. Yo, hoy mismo, decía que a mí no me interesa ni el Infierno ni el Purgatorio. Yo tengo la fijación en el Paraíso. Aquí en la Tierra intentaré, siempre que pueda, vivir la santidad. Sí, es verdad que la Virgen nos dice que estamos perdidos, pero aunque de vez en cuando caigamos, nos volvemos a levantar y sabemos que el Espíritu Santo nos iluminará, nos ayudará y nos colmará con Su amor y nos guiará hacia una vida nueva.

P. Livio: Marija, ¿tú crees realmente que esta situación actual puede llegar a provocar una guerra mundial, o piensas que todavía hay la posibilidad de un mundo mejor sin un milagro extraordinario de la gracia?

Marija: Yo creo en el mensaje de la Virgen. Ella se presentó como Reina de la Paz y esto es muy claro. Ella nos dice que Dios le permite estar entre nosotros para guiarnos hacia el camino de la santidad, hacia la conversión, hacia la vida eterna. Obviamente, el diablo quiere la guerra tal como nos ha dicho la Virgen, pero también estamos nosotros. Hay tantas personas que oran, tantas personas que trabajan por la paz. También ahora por la situación de Ucrania, no puedes imaginarte cuantas personas intentan comunicarse conmigo, que me cuentan sus experiencias. Es sorprendente, pero me contaron que dos militares, uno ruso y uno ucraniano se pusieron a rezar juntos por la paz. Cada uno responderá por sí mismo ante Dios porque algunos que luchan están obligados a ello aunque no lo quieran. Yo espero que los que estemos por la paz lleguemos a rebelarnos contra la guerra porque queremos a Dios en nuestras familias. Dios es la libertad, Dios es la felicidad.

P. Livio: De hecho Marija, nosotros poseemos un arma extraordinaria que es la oración del Rosario que vence todas las batallas, pero o no la usamos, o no la usamos lo suficiente.

Marija: Sí, la Virgen dice que con la oración y el ayuno incluso las guerras pueden acabar. Yo he conocido gente que ayuna a pan y agua, no solamente en los cuarenta días de Cuaresma sino incluso más. Desde que empezó esta guerra, hay gente del Este que está ayunando, aunque no sea siempre a pan y agua. Yo cada día, en el momento de la aparición, le pido a la Virgen por la paz y pienso que el Señor nos escuchará. La Virgen está con nosotros y Ella llamará a la puerta del corazón de Dios para pedirle la paz por esa pobre gente. Nosotros debemos ser constantes. Yo le pido cada día esta gracia a la Virgen. Quizá seamos pocos, pero lo hacemos de todo corazón.

P. Livio: Marija, por lo que se difunde en las noticias, ¿tú no crees que hay el peligro de que esta guerra se prolongue provocando una intervención mundial que pueda llegar a la destrucción global?

Marija: Yo rezo y creo que no, porque la Virgen está con nosotros. Ella es la mujer del futuro, Ella es la Madre de Dios y ha venido a guiarnos y a salvarnos. Yo creo profundamente que esto no sucederá. Es verdad que nosotros somos terribles porque ya no creemos, ya no oramos, ya no respetamos las leyes de Dios, pero a pesar de todo, la Virgen está con nosotros.

P. Livio: De hecho, hay una respuesta porque son muchas las personas que no conocemos y que oran, que dan testimonio. Por lo tanto, debemos ser optimistas, tener confianza en Dios y pensar que realmente el mundo mejorará.

Marija: Yo me acuerdo del testimonio de un hombre que era abortista. Tenía una clínica para abortos y él decía que se sentía bien porque en vez de que fueran a abortar clandestinamente, él ayudaba sobre todo a las chicas jóvenes que no eran lo suficientemente maduras para la responsabilidad de ser madres. Así pues, ese hombre pensaba que estaba haciendo un bien. Fíjate cómo Satanás lo engañaba, hasta que llegó el momento en que se dio cuenta de la cantidad de muertes que había provocado, ya que esos niños podían haber sido hombres como él. Se convirtió y fundó el movimiento Pro vida en su ciudad y su testimonio fue muy fuerte porque en un momento dado el Espíritu Santo tocó su corazón y empezó una vida nueva.

P. Livio: Marija, han pasado ya más de cuarenta años desde que empezaron las apariciones. No quiero entrar en argumentos que no se pueden tocar, pero ¿se puede decir que todavía estamos  al principio de las apariciones? Es decir, a veces hablando con vosotros me habíais dicho que el plan de María era tan grande que se podía decir que estaba todavía al inicio de ese plan por el tiempo que faltaba para llegar a su término. ¿Podemos decir lo mismo ahora?

Marija: No puedo decir que estemos en los inicios porque ya han pasado cuarenta años, aunque cuarenta años a los ojos de Dios son como dos días. Puede ser el inicio y puede también ser el final porque quizá mañana la Virgen me dice que no se me aparecerá más. Yo espero que la Virgen estará más tiempo con nosotros para continuar guiándonos y diciéndonos que nos ama.

P. Livio: Perdona Marija, pero ¿tú personalmente cómo reaccionarías si la Virgen te dijera que se acabaron las apariciones diarias y que ya solo la verás una vez al año como pasa con Jakov, Ivanka y Mirjana?

Marija: No lo sé padre Livio. Yo solo quiero aceptar la voluntad de Dios, por lo tanto, que sea lo que Él quiera. Yo agradezco inmensamente a Dios este gran don, pero estamos preparados porque del mismo modo que lo hemos recibido, sabemos que no será para siempre. Desde que la Virgen se apareció a nosotros cuando éramos niños nuestra vida cotidiana ha estado siempre relacionada con las apariciones independientemente de la duración de las mismas, pero cada día ha estado entrelazado con esta maravillosa experiencia que Dios ha querido darnos.

P. Livio: Es pues un don para vivirlo con gratitud, pero al cual habéis dedicado vuestra vida.

Marija: Le hemos dedicado nuestra vida porque hemos recibido esta vida nueva. Sí, a veces cuando hablo con mis hermanas me dicen que ellas no podrían soportar una vida así porque piensan que es una vida llena de sacrificios, con gente que te para, que quiere hablarte en el momento menos oportuno, que quiere hacerse una foto contigo o una oración. Es verdad que nuestra vida no ha sido fácil, pero por otro lado debo decir que no he tenido nunca miedo de la gente ni de testimoniar porque siento más el bien que las molestias que ello pueda ocasionar. Es verdad que hemos tenido experiencias negativas cuando nos llevaron a los médicos pensando que estábamos enfermos. Tantas personas que no nos creen y piensan que somos unos fanáticos y que hemos hecho esto para enriquecernos y siempre nos miran con lupa. Pero, en realidad no saben quienes somos. A mí me dicen que tantas personas se tienen por amigos míos y cuando me acerco veo que yo no les conozco, pero no importa porque son todos hermanos míos, somos amigos en Dios. Esto es muy bonito y sabemos que esto es un don para los demás. Somos conscientes de que este don no es solo para nosotros, sino que a través de nosotros, es para el mundo entero.

P. Livio: De hecho, ahora sois maduros, pero en unos años empezareis a ser viejecitos.

Marija: Ya lo somos padre Livio, porque algún dolor aquí o allí ya se nota (se ríe), pero nuestro corazón sigue siendo joven.

P. Livio: ¡Claro, esto es lo que cuenta! Entonces Marija, podemos decir que eres muy feliz con tu misión, a pesar de que la Virgen da, pero también pide, como es justo que sea.

Marija: Sí, pero yo siempre digo que pasados los cincuenta nos volvemos siempre más jóvenes para el Paraíso. Ahora ya no contamos los años que tenemos, sino los que nos faltan para llegar al Paraíso y cuando lo miras desde esta perspectiva, te aseguro que se vive mucho mejor.

P. Livio: Sí claro, tú puedes decir esto porque cuando ves a la Virgen ves el Paraíso, pero nosotros no.

Marija: Pero debes creerlo. Por eso debemos pedir al Señor que aumente nuestra fe. Cuando llegamos a ser conscientes de esto, a pesar de vivir estos momentos difíciles con la guerra a mí me viene espontáneamente la oración de San Francisco: “Hazme instrumento de paz”, instrumento de Jesús Resucitado, porque de veras Jesús resucitó. Jesús nos ha llevado de la muerte a la vida y esto es para cada uno de nosotros y este pensamiento me llena de felicidad. El tiempo de Pascua es un tiempo tan maravilloso del que seguramente no somos plenamente conscientes debido a todas las cosas mundanas que le añadimos a esa fiesta. La Virgen nos pide estar siempre más cerca de las cosas celestiales para ser más conscientes del Paraíso, para sentirlo más cerca. Una vez Ella nos dijo que quería que viviéramos el Paraíso ya aquí en la Tierra.

P. Livio: Sí, también en el último mensaje nos dijo que podíamos vivir bien aquí en la Tierra. Efectivamente, si uno vive la vida de Dios, ya es feliz aquí en la Tierra.

Marija: Nosotros vemos personas que no rezan y tienen muchos problemas psicológicos, no se sienten seguros de sí mismos, no ven un futuro para ellos. En cambio, la Virgen dice: “Volved a la oración”, así seremos conscientes de ser amados por Dios y tendremos su fuerza y su positividad renovando así nuestra vida.

P. Livio: Sí Marija, la Virgen nos repite que volvamos a Dios, que volvamos a la oración. Esto lo podemos hacer y si lo hacemos, en realidad cambia nuestra vida.

Marija: Así es padre Livio. Ayudémonos en la oración los unos a los otros, sobre todo a los que están enfermos les digo que confíen en la misericordia del Señor porque Él les ayudará. Oremos también por la paz junto a todos los ucranianos que se han unido a Radio María.  

P. Livio: Muchas gracias Marija por tu testimonio, que como siempre ha sido muy bonito y unámonos pues en la oración.

Traducción: Equipo de voluntarios de Amor de Déu

REFLEXIÓN DEL PADRE VERAR AL MENSAJE DEL 25 DE ABRIL DE 2022

El Padre Francisco Verar nos comparte como cada mes, la reflexión del mensaje de la Santísima Virgen María Reina de la Paz del 25 de abril de 2022

«¡Queridos hijos! Los miro y veo que están perdidos. Por eso los invito a todos: regresen a Dios, regresen a la oración y el Espíritu Santo los colmará de Su amor que da alegría al corazón. La esperanza crecerá en ustedes y en un futuro mejor, y se convertirán en testigos gozosos de la misericordia de Dios en ustedes y a su alrededor. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

Fuente: www.infomedjugorje.org

LOS MÁRTIRES FRANCISCANOS DE SIROKI BRIEG, MÁS TESTIMONIOS DE CONVERSIÓN EN TIERRAS DE MEDJUGORJE

En Herzegovina fueron martirizados 66 franciscanos durante la II Guerra Mundial

A 40 km de Medjugorje se encuentra Široki Brijeg, y allí una iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción que custodia los restos de 24 mártires franciscanos, de los 66 que fueron asesinados por los comunistas por odio a la fe durante la II Guerra Mundial en Bosnia Herzegovina. Široki Brijeg, como toda Herzegovina, y la propia Croacia, era y es una región profundamente católica, y por tanto etiquetada como “pro-fascista” durante la Guerra y posteriormente demonizada en la Yugoslavia comunista de Tito. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, esta sencilla iglesia franciscana comienza a recibir más y más peregrinos de Medjugorje, pues es fundamental para comprender la cultura católica y la historia de Bosnia y Herzegovina, así como la presencia de los franciscanos en estas tierras. Unos mártires, además, que provocaron la conversión de algunos de sus propios asesinos.

Los franciscanos, custodios de la fe

Bosnia y Herzegovina fue una región profundamente católica hasta la ocupación turca en 1463. Los musulmanes destruyeron sistemáticamente iglesias y monasterios. El clero diocesano fue desapareciendo y los únicos sacerdotes que quedaron allí, en medio de la persecución y mezclados entre el pueblo y atendiéndolo clandestinamente fueron los franciscanos. En 1846, doce de sus frailes de origen herzegovino pudieron construir un monasterio y una iglesia en Široki Brijeg. También construyeron carreteras y puentes y, con el paso del tiempo, introdujeron electricidad en la zona. Junto a la iglesia, construyeron un seminario y una famosa escuela que llegó a ser una reconocida sede de aprendizaje y rendimiento escolar.

Y de esta forma, Široki Brijeg se convirtió en un centro cultural cristiano, mientras el santuario se transformó en un símbolo de Herzegovina. Sin embargo, 100 años después, la persecución religiosa contra los católicos se avivó y el monasterio y sus obras fueron devastadas y destruidas.

El martirio de 30 franciscanos: asesinados y quemados

Esta  nueva etapa de terror comenzó el 20 de mayo de 1942, cuando Fray Stjepan Natetilic fue sacado de su casa y fusilado cerca del pueblo de Zanaglina Kupres. Tres años después, el 7 de febrero de 1945, los miembros del Partido Comunista decidieron destruir del símbolo cristiano desde sus cimientos, y desarraigar la fe católica, la bondad y el reconocimiento de los frailes franciscanos del corazón del pueblo.

Ese día, llegaron a Široki Brijeg a las tres de la tarde, y encontraron a 30 religiosos en el monasterio; muchos de ellos trabajaban en el instituto adyacente: eran profesores y muchos licenciados y doctorados. Al grito de “Dios ha muerto, no hay Dios, no hay Papa, no hay Iglesia, no hay necesidad de ti, vuelve al mundo y trabaja”, los partisanos intentaron que los frailes abjuraran de su fe y se quitaran el hábito religioso. Sin embargo, con entereza, ellos respondieron: “Somos religiosos consagrados, no podemos quitarnos los hábitos”.

Entonces, uno de los cabecillas tomó un crucifijo, lo arrojó al suelo y les invitó a elegir entre la vida o la muerte. Para su sorpresa, cada uno de los frailes se arrodilló, abrazó y besó a Jesús, sosteniendo la Cruz contra el pecho, y repitiendo todos como San Francisco: “Dios mío y mi todo”.

Su respuesta estaba dada, por lo que los comunistas tomaron a los frailes uno a uno, los sacaron del convento y los mataron. Luego rociaron sus cuerpos con gasolina y los quemaron. Como narran los propios partisanos, los frailes se fueron a la muerte rezando y cantando la Letanía de Nuestra Señora.

El monje más anciano, el P. Marko Barbaric, tenía ochenta años. Había perdido la memoria durante la Segunda Guerra Mundial, y aquel día estaba en su habitación enfermo de tifus. Sin embargo, los comunistas le ordenaron que saliera y se uniera a los demás. El P. Marko Barbaric tenía fama de santidad entre los seminaristas. El más joven era el Fray Rados, de veinte años, nacido el 14 de noviembre de 1925 y acababa de terminar el noviciado.

Conversión de un comunista

Uno de los testigos quedó impactado por el comportamiento heroico de los frailes. En su relato de los hechos explica que “desde que era un niño, en casa, siempre escuché de mi madre que hay un Dios, que Dios existe. Sin embargo, Lenin, Stalin y Tito siempre habían afirmado lo contrario e hicieron todo lo posible para inculcarnos que no hay Dios, que no existe”.

Y prosigue: “Cuando las circunstancias de la vida me llevaron al martirio de Široki Brijeg y vi cómo los frailes enfrentaban la muerte, rezando y bendiciendo a sus perseguidores, suplicando a Dios que perdonara los pecados de los verdugos, entonces las palabras de mi madre sonaron claras, y pensé: mi madre estaba en lo cierto, hay un Dios, ¡Dios existe!”. Este testigo acabó volviendo a la fe católica, y tiene un hijo sacerdote y una hija religiosa.

Una semana después del martirio de Široki Brijeg, los comunistas mataron a otros siete frailes en Mostar. Estos frailes, aunque sabían lo que había sucedido en Široki Brijeg, habían decidido no escapar, sino permanecer en el convento y cerca de las almas que les habían encomendado. De ellos, tres eran de la parroquia de Medjugorje y en 1933 habían colaborado en la construcción de la cruz blanca que hay en el conocido como “Monte de la cruz” del pueblo de las apariciones marianas.

Camino a los altares

Después de la Guerra, los comunistas se esforzaron por separar a los niños de su identidad nacional y su fe. Herzegovina fue desatendida, muchos, por razones económicas, se vieron obligados a emigrar a otros lugares mientras también se dio un despertar religioso en el que muchos jóvenes y, de la forma que pudieron, se unieron a diferentes comunidades religiosas.

Los franciscanos abrieron un registro de los frailes torturados y asesinados, y en 1971 se pidió que los testigos aportasen todas las pruebas posibles sobre las circunstancias que llevaron a sus muertes. Aunque no fue hasta la caída del comunismo en 1989 cuando comenzó un trabajo más sistemático sobre las circunstancias que rodearon las atrocidades en Bosnia Herzegovina.

Por supuesto que entre las calumnias lanzadas contras estos franciscanos se encontraba su falsa colaboración con la Ustacha, una organización filo nazi fundada en 1929 y que aterrorizó y asesinó a miles de serbios, judíos y disidentes políticos durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, su inocencia y su distancia con la Ustacha siempre ha quedó clara, por lo que los franciscanos de Široki Brijeg continúan con el proceso de canonización de estos frailes mártires.

Fuente: Religión En Libertad

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO AL MENSAJE DEL 25 DE ABRIL DE 2022 EN MEDJUGORJE

A continuación compartimos la reflexión del Padre Marcelo Marciano al mensaje del 25 de abril de 2022 dado por la Virgen en Medjugorje.

Fuente: Un Cura En Las Redes

MENSAJE DEL 25 DE ABRIL DE 2022 EN MEDJUGORJE, BOSNIA-HERZEGOVINA

«¡Queridos hijos! Los miro y veo que están perdidos. Por eso los invito a todos: regresen a Dios, regresen a la oración y el Espíritu Santo los colmará de Su amor que da alegría al corazón. La esperanza crecerá en ustedes y en un futuro mejor, y se convertirán en testigos gozosos de la misericordia de Dios en ustedes y a su alrededor. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

Message 25 April 2022

“Dear children! I am looking at you and I see that you are lost. That is why I am calling all of you: return to God, return to prayer—and the Holy Spirit will fill you with His love which gives joy to the heart. Hope will grow in you, also for a better future, and you will become joyful witnesses of God’s mercy in you and around you. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 aprile 2022

»Cari figli! Vi guardo e vedo che siete persi. Perciò vi invito tutti: ritornate a Dio, ritornate alla preghiera e lo Spirito Santo vi colmerà del Suo amore che dona gioia al cuore. La speranza crescerà in voi e in un futuro migliore e voi diventerete testimoni gioiosi della Misericordia Divina in voi ed attorno a voi. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.»

Botschaft 25 April 2022

„Liebe Kinder! Ich sehe euch an und ich sehe, dass ihr verloren seid. Deshalb rufe ich euch alle auf: Kehrt zu Gott zurück, kehrt zum Gebet zurück und der Heilige Geist wird euch mit Seiner Liebe erfüllen, die dem Herzen Freude gibt. Die Hoffnung wird in euch wachsen, auch auf eine bessere Zukunft, und ihr werdet zu frohen Zeugen der Barmherzigkeit Gottes in und um euch herum. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid!“

Poruka 25 travanj 2022

„Draga djeco! Gledam vas i vidim da ste izgubljeni. Zato vas sve pozivam: vratite se Bogu, vratite se molitvi i Duh Sveti će vas ispuniti svojom ljubavlju koja daje radost srcu. Nada će rast u vama i u bolju budućnost, a vi ćete postati radosni svjedoci Božjeg milosrđa u vama i oko vas. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

EL ÚLTIMO MENSAJE A SANTA FAUSTINA

«Recordemos aquí lo que Jesús le dijo a Santa Faustina para el mundo entero (último mensaje de su Diario escrito en 1938, año de su muerte):

En el Antiguo Testamento enviaba a los profetas con truenos a mi pueblo. Hoy te envío a ti a toda la humanidad con mi Misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, estrechándola contra mi Corazón misericordioso. Hago uso de los castigos cuando me obligan a ello. Mi mano se resiste a tomar la espada de la justicia. Antes del día de la justicia envío el día de la misericordia. Contesté: ¡Oh Jesús mío, háblale Tú mismo a las almas! (Diario § 1588)

Un regalo excepcional. Este año especialmente, en ocasión de la Pascua y del Domingo de la Misericordia (24 de abril), ¡tomémonos firmemente de esta tabla de salvación! (*ver el inmenso regalo que Jesús nos ofrece con el Domingo de la Misericordia). ¡Dejemos que Jesús cure nuestra humanidad doliente estrechándola sobre su Corazón Misericordioso! ¡Él desea tanto abrazarnos a cada uno de nosotros! Nadie será dejado de lado. Él, Jesús, es el Pan Vivo que da vida al mundo. No es demasiado tarde como para tender las manos hacia nuestro Salvador, renunciar al pecado y hacer una buena confesión con el corazón. Para ello, María nos lleva, como una madre conduce a su niño. Nos acerca a su Hijo Jesús y nos incluye en el abrazo de amor que Ella vive con Él, porque desea introducirnos en esta unión indescriptiblemente bella.

*Escribe y habla sobre mi Misericordia. Di a las almas que es en el tribunal de la misericordia donde han de buscar consuelo. Allí es donde tienen lugar los milagros más grandes que se repiten incesantemente. Para obtener este milagro no hay que hacer una peregrinación lejana ni celebrar ritos exteriores; basta con acercarse con fe a los pies de mi representante y confesarle su miseria, y el milagro de la Misericordia de Dios se manifestará en toda su plenitud. Aunque un alma fuera como un cadáver en descomposición que desde el punto de vista humano no existiera esperanza alguna de restauración y todo estuviera perdido, no es así para Dios. El milagro de la Divina Misericordia restaura esa alma en toda su plenitud. Oh infelices quienes no disfrutan de este milagro de la Divina Misericordia; lo pedirán en vano cuando sea demasiado tarde. (Diario § 1448)»

© Children of Medjugorje – 15 de abril de 2022

Sor Emmanuel

ARZOBISPO ARJAN DODAJ: LA REINA DE LA PAZ HA ESTADO HABLANDO CON DIOS DURANTE 40 AÑOS

“Demos gracias al Señor que nos reúne en este bendito lugar, como hijos de Dios, como hijos de la Reina de la Paz. Hace diez días, el Papa dedicó la humanidad, Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de la Reina de la Paz. Y aquí está la invitación más grande al comienzo de esta celebración, esta es la invitación que Nuestra Señora nos envía en sus primeros mensajes aquí en Medjugorje: paz, paz, paz, paz entre Dios y los pueblos, paz entre los pueblos.

Por eso doy gracias al Señor por poder celebrar aquí la Santa Misa por primera vez. Gracias por la invitación de Mons. Aldi Cavalli, guardián de este lugar sagrado. Le doy las gracias y lo saludo. Saludo también a mi colega que me acompañó en una peregrinación, Mons. Luigi Bonazzi, Nuncio Apostólico en Albania. Demos, pues, gracias a Nuestra Señora, con un corazón agradecido, convencidos de que la Reina de la Paz responderá a nuestras oraciones. E instruimos a Su Inmaculado Corazón para que presente a Jesús nuestros dolores, nuestras penas y nuestra resistencia al amor y todos nuestros pecados”, dijo Mons. Arjan Doda, Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Tirana-Durres en Albania esta noche (5 de abril de 2022). ) presentando la Santa Misa.

La Santa Misa en la iglesia de Santiago de Medjugorje fue concelebrada por los Arzobispos Bonazzi y Cavalli y otros diez sacerdotes.

En su homilía se refirió a la lectura de hoy del Libro de los Números (Núm. 21, 4-9) en la que el Señor envió serpientes furiosas a su pueblo pero subrayó que “el Señor no desampara a su pueblo”. También habló de Moisés, quien dirigió al pueblo elegido durante 40 años.

“Así también la Reina de la Paz, que apareció hace 40 años, habla a Dios por el pueblo. Y habla al pueblo de Dios, para que las serpientes furiosas de nuestro tiempo vean la señal, pero esa señal lleva a una señal más alta, una señal que no pasa. Dios dice a Moisés: «Haz un serafín y ponlo en un poste: el que sea mordido vivirá si lo mira». Dios proveyó una cura para el pueblo, que estaba envenenado. Dios proveerá una cura para una nación que está envenenada en todo momento. Dios nos dejará aunque sea una señal tangible de esta medicina contra el veneno, que fue la serpiente”, en alusión a la Cruz de Cristo, dijo monseñor Add en su homilía, llamándonos a encomendar a Jesús todas las mordeduras de esas furiosas serpientes que habitan en nuestra mente, en nuestra memoria, en nuestro corazón, en nuestra alma…

“Y desde este lugar de gracia volvemos capaces de mantener la visión de que María nos devuelve aquí a Jesús. Volvamos a nuestros hogares con esta tarea: aquí he aprendido a ver la señal. Vi a Jesús a través de los ojos de María porque mis ojos estaban sucios. Mi mente estaba herida. Mi corazón estaba apesadumbrado, pero con María salté hacia Dios”, concluyó Mons. Arjan Dodaj, Arzobispo Metropolitano de la Archidiócesis de Tirana-Durres.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

MENSAJE DE PASCUA DEL PÁRROCO DE MEDJUGORJE, FRAY MARINKO SAKOTA

Queridos feligreses de la parroquia de Medjugorje,
queridos peregrinos, queridos amigos de todo el mundo.

Quiero dirigiros unas palabras con motivo de la Pascua de Resurrección, o más bien con motivo de la Pascua. Es importante enfatizar esto, porque la Pascua no es solo el momento de la resurrección el domingo por la mañana, sino que está asociada con la muerte del Señor -el Viernes Santo, el Sábado Santo y la mañana del Domingo de Resureccion son un conjunto- la Pascua. Eso es el paso, el paso de Jesús, como cuando el pueblo judío pasó por el Mar Rojo y salió de la esclavitud a la libertad. Eso es el paso de Jesús a través de la muerte a la Vida. Por supuesto, no es sólo el paso de Jesús, sino que debe ser también nuestro paso, nuestra Pascua, nuestra resurrección.

Cuando observamos la naturaleza, vemos cómo en la naturaleza durante el invierno todo estaba, podemos decir, como muerto. No había rastros de vida en ninguna parte, y ahora ya estamos observando vida en la naturaleza. Todo  esperaba a que llegaran las lluvias y entonces despertar. Cayeron las lluvias, después de la sequía, y notamos que todo despertó. En los prados y en los árboles vemos crecer brotes… Ya vienen las flores, las flores se van despertando. El sol calienta, el calor del sol y todo lo demás son las condiciones para que surja una nueva vida. Así también es en nosotros.

Queridos amigos,  en nosotros también existen los  brotes y gérmenes que existieron en los árboles durante el invierno y en los prados, pero que brotaron  cuando se crearon las condiciones para ello. Con su resurrección, Cristo crea las condiciones para que estos gérmenes de vida, gérmenes de esperanza, gérmenes de fe, gérmenes de amor, germinen ahora en nosotros.

Incluso sentimos la tiniebla del Viernes Santo, cuando hay momentos de oscuridad en nosotros, momentos de desesperanza, momentos de desesperación, momentos de ambigüedad, decepción, cuando pensamos que no hay salida, ni solución, ni luz, ni nada positivo… Estos momentos son normales en nuestra vida, y existen. Sin embargo, la Pascua y la Resurrección de Cristo nos da esperanza. Es el fundamento de nuestra fe que la vida tiene la última palabra, que el Señor tiene la última palabra, que estamos en sus manos, que somos sus seres amados, que Él no nos ha desamparado, que Él no nos ha abandonado, que quiere que vivamos con Él para siempre…

¡La Pascua de Resurrección nos da esa esperanza! Por lo tanto, que estos días de la Pascua de Cristo, la Resurrección de Cristo, sean los días en que los gérmenes de fe, de esperanza y de amor tengan vida en nosotros. Desde el fondo de mi corazón, les deseo una feliz y bendecida Pascua.

Fray Marinko Šakota

¿SERÁ DEMASIADO TARDE?

«Durante la segunda guerra mundial mi padre formaba parte de la Resistencia. Detenido en 1942, fue deportado a Alemania. Padeció en diferentes campos de concentración durante tres años. El hambre y los malos tratos reinaban entonces en aquellos lugares. Un día, se encontró con un prisionero que se moría de hambre. Como papá tenía un trozo de pan se lo ofreció, pero el prisionero con una mirada perdida no hizo el menor intento de tomar aquel pan que quizás lo hubiera salvarlo. Mi padre insistió, pero fue en vano porque el hombre carecía de energía para reaccionar. Murió de hambre poco después. Para él era demasiado tarde; había atravesado el límite del instinto de supervivencia.

¡Qué importante es nuestra elección! Medité varias veces sobre aquel acontecimiento y percibí que semejante situación, en otros campos, no es inhabitual hoy en día. Pero permanezcamos en Medjugorje con los llamados a la Vida y a la supervivencia que nos envía la Madre de Dios a través de sus venidas. ¿Acaso no nos ofrece desde hace 40 años la comunión fraterna y la prosperidad en la Tierra para que caminemos en la paz de Dios? En sus mensajes de febrero y de marzo nos vuelve a invitar a retornar a Dios y a vivir sus Mandamientos, lo que es VITAL para nosotros … ¿Nos detenemos para leer y releer esta invitación a la supervivencia y apropiarnos de todo lo que ella contiene? Se trata de elegir, como ante un cruce de caminos, y no equivocar el rumbo: vivir con Dios o sin Dios. ¿Hemos comprendido que está en juego nuestra vida, tanto en la Tierra como en la Eternidad?

Concretamente: ¿Oramos con regularidad? ¿Frecuentamos los sacramentos “con el corazón”? ¿Solemos realizar actos de caridad? ¿Perdonamos a quien nos ofende? ¿Ofrecemos pequeños sacrificios para la salvación de las almas o simplemente “para complaceer al Buen Dios”, como decía santa Teresita? Finalmente y sobre todo, ¿tenemos una inmensa confianza en la Misericordia inconmensurable del Señor?

Si podemos tildar con un SÍ cada item, vamos por el buen camino, ¡sólo necesitamos perseverar en él!

¡No, no es demasiado tarde! Para nuestro tiempo, intermedio doloroso entre el pasado y el Nuevo Tiempo del Nuevo Pentecostés de Amor, Dios ha preparado una misericordia muy especial. Pero estamos tan debilitados por la costumbre de vivir sin Dios que podríamos hacer oídos sordos y perdernos la posibilidad de la felicidad que se nos ofrece.»

© Children of Medjugorje – 15 de abril de 2022

Sor Emmanuel

CHILDREN OF MEDJUGORJE – 15 DE ABRIL DE 2022

Para ver el boletín de abril de 2022 de  © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 15 de abril de 2022  

Sor Emmanuel

Perfume de Nardo Puro

María, tomando una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, ungió con él los pies de Jesús y los secó con sus cabellos. La casa se impregnó con la fragancia del perfume.» (Juan 12, 1-11)

María, hermana de Marta y Lázaro, antes había ungido los píes de Jesús, como signo de penitencia y reparación. Ahora unge también la cabeza, como signo de la realeza de Jesús, no solo por ser el Primogénito, al que todo se ha de someter, incluso hasta la misma muerte ha de quedar vencida bajo el imperio de su Sangre Redentora, sino que también, al ungir a cabeza del Rey de reyes, está reconociendo la corona del sacrificio del Cordero de Dios, que abrazará el dolor en un grado de humillación, tortura e intensidad, como ningún otro ser humano, con el deseo de disminuir nuestros padecimientos, suavizarnos el yugo y liberarnos del mal de nuestros pecados.

Es por eso que la hermana de Lázaro tenía que ejercer este servicio, que habitualmente los criados daban a sus señores, ya que bien conocía Ella, la que había preferido la mejor parte, dedicándose a escuchar y contemplar al Señor, sobre la omnipotencia del amor misericordioso de Jesús, cuyas lágrimas y oración llamaron a la vida a su Lázaro, que días llevaba ya muerto.
Ese es el valor del sacrificio, el ayuno, el santo rosario y la meditación de la palabra del Señor, que purifican nuestra voluntad, de las inclinaciones del orgullo, del afán de compararse o ser exclusivos, de la vanagloria y los celos, así como también nos libran de la tentación de los juicios temerarios, del resentimiento, de la envidia y de la intriga.

Lamentable ejemplo de estos pecados fue naturalmente Judas Iscariote, que se precipitó en la intriga y en la ambición, desacreditando el rito de fervor y piedad de la discípula de Betania.

¿Cuántas veces nuestras acciones, omisiones, comentarios o silencios estratégicos responden a nuestros cálculos de intriga y al afán de proteger de modo egoísta nuestros intereses o protagonismos. Sin darnos cuenta, muchas veces podemos valernos de los tesoros que Dios nos da, para nuestro beneficio personal, o para alcanzar reconocimientos y admiración.

La Reina de la Paz nos dice:

Mensaje, 4 de diciembre de 1986

“¡Queridos hijos! También hoy los invito a preparar sus corazones para estos días, en los que el Señor desea purificarlos de manera especial de todos los pecados de su pasado. Ustedes, queridos hijos, no pueden hacerlo solos. Por eso, Yo estoy aquí para ayudarles. Oren, queridos hijos, sólo así podrán conocer todo el mal que hay en ustedes y ofrecerlo al Señor, a fin de que el Señor pueda purificar sus corazones de todo. Por tanto, queridos hijos, oren sin cesar y preparen sus corazones con la penitencia y el ayuno. Gracias por haber respondido a mi llamado! ”

Que esté Lunes Santo no termine sin pedir la gracia de un cuidadoso examen de conciencia y una preparación generosa al Sacramento de la Confesión, para que el Señor pueda purificar nuestro propio corazón.

Mi oración y bendición para usted
Atentamente en Jesús, María y José…Padre Patricio Javier

REGNUM DEI
«Cuius regni non erit finis»

Padre Patricio
https://www.gospachile.cl

“LUCHEMOS POR LA PAZ” – MONS. LUIGI BONAZZI

Mons. Luigi Bonazzi, Nuncio Apostólico en Albania, celebró la Santa Misa este 4 de abril de 2022 en Medjugorje. Concelebró la eucaristía Mons. Aldo Cavalli (visitador apostólico de Medjugorje), el Arzobispo Metropolitano de la Arquidiócesis de Tirana-Durres en Albania Mons. Arjan y seis sacerdotes más.

Al comienzo, el Arzobispo Bonazzi dijo que era un placer celebrar la Sagrada Eucaristía allí en Medjugorje por primera vez. Al dar la bienvenida a los fieles y concelebrantes, destacó que era amigo de Monseñor Cavalli y que venían del mismo lugar. «Estamos en la quinta semana de Cuaresma. Nos acercamos a la Pascua y sabemos que el primer don de Jesús resucitado es la paz. Necesitamos que la Reina de la Paz nos dé la paz. En comunión con toda la iglesia, oremos por el don de la fe y la paz”, dijo Mons. Bonazzi introduciendo la celebración de la Misa.

En su homilía, Bonazzi se refirió a una lectura del Libro del profeta Daniel, que “nos habla de una mujer que fue atrapada: Susana. ¿La han acusado de algo de lo que no puede defenderse y cuál es su reacción?”, preguntó monseñor Bonazzi.

“Ella no busca una forma humana de salir de esta dificultad, levanta la mirada y se vuelve al Señor, diciéndole: ‘Tú sabes que soy inocente, ayúdame ‘ . Esta es la actitud cristiana cuando de repente entra en nuestra vida una dificultad que no podemos resolver. La actitud cristiana, ante todo, es mirar hacia arriba, hacia el cielo, hacia Dios. Pongan su confianza en el Señor y vean lo que Él quiere decirnos”, dijo el arzobispo Bonazzi, refiriéndose a la guerra en Ucrania, enfatizando que todos estamos afectados por esta gran tragedia y que todos sufrimos a causa de esta guerra.

«Y los rusos están sufriendo por eso, porque el mal hace mal especialmente a quienes lo hacen. Una voz que va al cielo y dice ‘Señor, ayúdanos’ , creo que es especialmente la voz del Papa Francisco, quien desde el principio ha hablado con fuerza para detener esta guerra, pero no solo se dirige a los políticos. Se dirige ante todo al Señor y nos ruega que hagamos lo mismo. La misericordia y el regalo de la paz es mucho más grande que cualquier cosa que los políticos quieran. Y nos unimos, como Susana, al Papa Francisco y le pedimos que nos ayude. Y que este tiempo que nos prepara para la fiesta de Pascua nos ayude a todos a buscar el don de la paz. Tratemos de participar en esta lucha, que es una lucha por la paz”, son las palabras con las que Monseñor Bonazzi concluyó su homilía.

Fuente: Radio Mir Medjugorje

LA CONVERSIÓN EN CADENA EN MEDJUGORJE DE ROSA Y NORA, DOS HERMANAS A LAS QUE HASTA SU TRABAJO CAMBIÓ

Estas dos mujeres hablan del enorme e inesperado cambio de vida que experimentaron

Rosa y Nora transformaron su agencia de viaje en una únicamente de peregrinaciones

Rosa y Nora son hermanas de sangre y también en Cristo, tras una conversión en cadena que tuvo a Medjugorje como centro neurálgico. Este encuentro tan profundo con Cristo y con la Virgen transformó completamente la existencia de estas napolitanas, que incluso dieron un giro a la que era su agencia de viajes para que pasara a ser únicamente una agencia de peregrinaciones. Además, desde Facebook, “Pellegrine per sempre”, rezan en streaming el Rosario, ya sea desde su casa o desde los lugares a los que peregrinan. Y son miles de personas las que siguen a diario este apostolado online de las hermanas.

Su historia muestra que la vida puede cambiar en un segundo y que además la fe puede ser un foco de atracción, no tanto ante las palabras sino más bien al observar el cambio en la otra persona.

Rosa y Nora compartían una agencia de viajes, una de las muchas que había en la ciudad italiana de Nápoles. Organizaban viajes a los destinos más populares del mundo y no les iba mal. Pero el encuentro con la Virgen en Medjugorje les hizo dar un paso más. Cambió sus vidas y hasta el propósito de sus profesiones.

En una entrevista con La Nuova Bussola Quotidiana las hermanas hablan sobre esta bella experiencia de fe. Rosa cuenta que antes de conocer a María ambas eran chicas que simplemente vivían acorde a su edad: “ganas de divertirse, de poder compartir cenas con amigas y con ganas de viajar, sobre todo. Un deseo que luego se convirtió en nuestro trabajo. En 1998 nos embarcamos en la aventura laboral de una agencia de viajes. Estábamos felices de poder trabajar en el campo del turismo”.

Tiempo después –agrega Rosa- conoció a un sacerdote de Nápoles. “Mi vida, en ese momento, sentía que no estaba del todo llena. Y el encuentro con este sacerdote y con el grupo de oración que dirigía fue el inicio del camino, que aún continúa, del verdadero sentido de la vida”, agrega.

El amor a la Virgen surgió, por así decirlo, un poco por casualidad. Rosa recuerda que el sacerdote napolitano que conoció organizaba muchas peregrinaciones a Medjugorje. “Una vez, pues, decidí ir también a comprender esta realidad que desconocía.  Sí, había estado allí cuando tenía diez años, pero ciertamente no tenía la percepción de lo que estaba frente a mí. Entonces, ese fue mi segundo viaje a Medjugorje. En ese lugar cambió mi existencia, mi trabajo, mi vocación: Nuestra Señora me hizo sentir su amor. Me sentí como en casa. Allí fue el comienzo de todo mi viaje. A mi regreso, entonces, sentí el deseo de compartir con mi hermana Nora todo lo que había vivido en ese viaje”, relata.

Nora confiesa que al principio no entendió a su hermana Rosa tras regresar de Medjugorje. Ella se consideraba una persona de fe y no creía que este lugar en Bosnia pudiera también cambiar su vida, por lo que su vida siguió como hasta entonces.

Sin embargo, en un momento concreto tuvo una gran crisis existencial por lo que viendo la paz con la que vivía Rosa decidió pedir ayuda a su hermana. “Quería entender de dónde venía todo esto. Y entonces me acerqué al grupo de oración también”, añade.

Hubo para Nora un momento culminante. Explica que pasaron “por un momento de profundo dolor cuando una amiga nuestra murió. Entonces, toda la familia de la chica quería ir a Medjugorje y acudieron a nuestra agencia para organizar el viaje. Y mi hermana Rosa se ofreció para acompañarlos a este destino”.

Rosa cuenta que en aquella peregrinación conoció a una monja, la hermana Benedetta. “El Señor había respondido a mi oración porque le había pedido un ángel que pudiera instruirme sobre cómo guiarme en un viaje tan particular. La hermana Benedetta era ese ángel.  Y fue ella quien fue el instrumento del Señor: me inculcó el amor a la Virgen María. Y así, poco a poco, con el camino espiritual que había iniciado y que comenzaba a compartir con mi hermana, fui madurando – en mi corazón – la conciencia de hacer algo más por el Señor. Así fue que junto con mi hermana comenzamos a planificar algunas peregrinaciones. Arriesgamos mucho al comienzo de esta nueva aventura. También hemos arriesgado económicamente, hay que decirlo. Pero la Madre no dejó de cumplir con nuestras expectativas. Nos ayudó mucho también en cuestiones prácticas. ¡Conoce bien el corazón de sus hijos!”.

De este modo, la agencia que vendía vacaciones, cruceros y destinos exóticos decidió dar un giro completo a su trabajo. Nora cuenta que fue en 2005 cuando “decidimos dedicarnos por completo a Dios”.

“Nuestro trabajo se ha convertido en una verdadera misión, en una vocación que sentimos profundamente. Pero la belleza de todo esto radica, sobre todo, en compartir con los demás, con las mismas personas a las que llevamos a los lugares marianos, no solo con Medjugorje, nuestro camino de fe. Crecemos con ellos porque nos dan mucho”, afirma.

Fuente: Cari Filii

EL «FOTÓGRAFO DE LA VIRGEN»: MATEO IVANKOVIC DE MEDJUGORJE: «FOTOGRAFIANDO CONOCÍ MEJOR A LA VIRGEN»

Soy Mateo Ivanković – «fotógrafo de la Virgen»,  estoy casado y soy padre de tres hijos. Nací, crecí y vivo en Bijakovići, al pie de la Colina de las Apariciones (Pobdro), cerca del lugar donde la Santísima Madre descendió del Cielo hace 40 años para llevar a sus hijos hacia su Hijo Jesús. Desde mi infancia, he estado unido a la Virgen y a Medjugorje. Yo, un niño pequeño, fui bautizado por el Padre Slavko Barbarić. Hasta los 21 años, era un «creyente dominical normal», porque iba a la Santa Misa sólo los domingos. No conocía el rezo del Rosario con el corazón, ¡y del ayuno era mejor no decirlo! Mi verdadero interés era sólo la fotografía. Cuando era estudiante de secundaria, tenía una simple cámara digital porque no podía comprar una mejor, lo fotografiaba todo, todo lo que me rodeaba era objeto de mi lente fotográfico.

Después de mi boda me compré mi primera cámara profesional. No sé por qué, pero a partir de ese momento, mi amor por la Virgen y por Medjugorje se hizo cada vez más fuerte; solía ir a la Colina de las Apariciones, al Monte de la Cruz (Križevac), los alrededores de la Iglesia de Santiago Apóstol (parroquia de Medjugorje), y tomaba fotos de todo lo que ocurría a su alrededor. Di a conocer mi «pasión» a los demás compartiendo siempre mis fotos en las redes sociales, poco a poco, el conocimiento del «fenómeno» de Medjugorje me aclaró, por qué la Madre Celestial vino aquí. Todos los días, ahora, estoy presente en todos los lugares de oración de Medjugorje y a través de mis fotos y vídeos, siento la necesidad de transmitir al mundo los mensajes de la Reina de la Paz y todo lo que aquí sucede; fotografiando los acontecimientos de la colina, llegué a conocer mejor a la Virgen; fotografiando los acontecimientos en el Križevac, conocí a Jesucristo, y fotografiando todo lo que rodea a la Iglesia: la Adoración del Santísimo Sacramento, la Veneración de la Cruz, las Santas Confesiones, la Santa Misa, las oraciones, los peregrinos, el Mladifest (Festival de jóvenes)… todas estas experiencias me han hecho comprender cada vez más el gran plan que la Virgen tiene para la salvación de la humanidad a través de esta parroquia.

Hoy, diez años después de mi primer encuentro con esta realidad, puedo decir con certeza que la Virgen se sirvió de una cámara fotográfica para moldearme en lo que soy hoy: marido y padre de tres hijos. Junto con mi mujer, yendo a la Santa Misa casi todos los días, rezando el Rosario, rezando en familia por la noche, ayunando y leyendo diariamente las Sagradas Escrituras, queremos transmitir la semilla de la fe a nuestros hijos, para que un día sean personas buenas y santas, porque la misma Virgen nos llama a la santidad. La Virgen ha obrado grandes milagros en nuestra familia cuando la hemos acogido con el corazón. Conocí a mi esposa el 24 de noviembre, el día del nacimiento del Padre Slavko en el Cielo. Le pedí que se casara conmigo delante de la estatua de la Virgen en la Colina de las Apariciones. Gracias a las oraciones de la Virgen tuvimos el regalo de nuestros tres hijos. Mi madre se curó milagrosamente en 2018, en el 37º aniversario de las Apariciones, mi padre dejó de jurar, me he reconciliado con mis vecinos; me convertí en fotógrafo al servicio de la Reina de la Paz y el padre Jozo Zovko bendijo mi trabajo. Hemos recibido muchas gracias de la Virgen, y a cambio Ella sólo nos ha pedido nuestro corazón.

Estamos viviendo un momento especial, un tiempo de gracia y de milagros. Un momento especial de la «presencia Materna», un momento del que aún no somos completamente conscientes. Para mí, Medjugorje es la respuesta del Cielo a las necesidades del mundo, y creo que la Virgen lo transformará a través de estos acontecimientos, y que llevará a sus hijos hacia su Hijo.

Fuente: Info Medjugorje

COMENTARIO DE MARIJA PAVLOVIC SOBRE EL MENSAJE DEL 25 DE MARZO DE 2022

P. Livio: Queridos amigos, ahora tenemos al micrófono a Marija de Medjugorje que nos transmitirá el mensaje de la Reina de la Paz del día de hoy 25 de marzo, fiesta de la Anunciación. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! Un saludo a todos los oyentes de Radio María. Hoy, como cada 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“¡Queridos hijos! Escucho su clamor y sus oraciones por la paz. Durante años Satanás ha estado luchando en favor de la guerra. Por eso Dios me ha enviado entre ustedes: para conducirlos por el camino de la santidad, porque la humanidad se encuentra en una encrucijada. Los invito a regresar a Dios y a sus Mandamientos para que estén bien en la tierra y para que salgan de esta crisis en la que han entrado por no escuchar a Dios que los ama y quiere salvarlos, y llevarlos a una vida nueva. ¡Gracias por haber respondido mi llamado!”

P. Livio: Marija, este mensaje tiene pasajes muy importantes. Cuando yo lo he leído, he sentido una alegría dentro de mí porque me ha dado esperanza y sobre todo el pensar que en el momento en que daba el mensaje se estaba rezando esa oración universal de la consagración en San Pedro y en Fátima. Cuando se estaba realizando la Consagración, la Virgen dijo: “Escucho vuestro clamor y vuestras oraciones por la paz”. Es decir, que la Virgen nos escucha y esto es para mí motivo de gran alegría y esperanza.

Marija: Exactamente. Esta tarde, antes del rosario, nos hemos preparado todos, también en la parroquia han expuesto una imagen de la Virgen de Fátima. Nosotros hemos leído la Consagración del Santo Padre uniéndonos a él. Después de la aparición hemos ido a la iglesia y hemos empezado la Santa Misa solemne con la Consagración oficial y con nuestro obispo Aldo que ahora es nuestro responsable aquí en Medjugorje. Para todos ha sido una gran alegría. Hemos leído la Consagración que era larga y expresaba el sufrimiento, pero que era una verdadera invitación que el Papa nos ha querido transmitir a través de esta oración tocando tantos puntos. Yo he comparado la oración del Papa con el mensaje de la Virgen y he encontrado muchos puntos del último mensaje de la Virgen y debo decir que me ha dado mucha alegría. Por otra parte, cuando la Virgen se ha aparecido estaba muy seria, muy decidida. Ha sido muy bonito sentir en mi corazón que la Virgen nos está escuchando. La última vez había dicho: “Orad conmigo”. Hoy ha dicho: “Escucho vuestro clamor y vuestras oraciones por la paz”. Es decir, la Virgen está con nosotros y esta tarde nos ha dicho que nos está escuchando. Para mí, es una guerra absurda entre hermanos, como Caín y Abel que se matan, así también hacen ellos que son cristianos. Esto me causa una tristeza enorme en el corazón. La guerra nunca es un bien, la guerra es siempre un mal. La Virgen dice que Satanás lucha desde hace años por la guerra. He visto también esa lucha entre nosotros porque hay ese hermano malo que no quiere la paz, que no quiere los Mandamientos de Dios, que no quiere abrazar la invitación de Dios a través de la Virgen y esto me da mucha tristeza.  Por otro lado, veo a los que sí han abrazado la invitación de la Virgen, se han acercado a Dios y han empezado a vivir como quiere la Virgen cuando dice: “Sed mis manos extendidas”. Yo espero que sean siempre más las personas que abracen el mensaje de la Virgen, que es el mensaje de Dios, ya que la Virgen es la humilde sierva de Dios. Ella nos ha dicho muchas veces que Dios le ha permitido estar entre nosotros y esto lo vemos también en el mensaje de hoy.

P. Livio: Marija; me parece que hoy es la primera vez que la Virgen nos dice que escucha nuestro clamor. De hecho, en estas últimas semanas, especialmente en Ucrania, han aclamado a la Virgen para que viniera en su ayuda. Es precisamente una expresión de los salmos que dice que los hijos recurren a la madre.

Marija: Aquí en Medjugorje tenemos en varias comunidades a refugiados, madres con sus hijos, cuyos maridos se quedaron allí para defender su patria. Ellas también estaban con sus hijos esta tarde en misa. ¡Imagínate su clamor ante la Virgen! ¡Lo han abandonado todo! Ellos esperan volver pronto a sus casas. No quieren quedarse aquí, no quieren la guerra, quieren que haya paz y poder volver y abrazar a sus familiares. Allí se han quedado muchos ancianos que no han querido dejar sus casas y se han quedado en el frente, abandonados. Hay personas que me han dicho que se sienten culpables por haber venido para salvarse de la guerra, pero lo han hecho por los hijos, para que no resulten heridos, para que no vean esos horrores y tengan pesadillas. La guerra no es un bien y nosotros lo sabemos ya que lo experimentamos hace unos años cuando vivimos la guerra aquí. La Virgen nos había dicho que rezáramos más, porque si rezábamos más, la guerra podía terminar antes.

P. Livio: Pero yo creo que hay una novedad en relación al pasado y es que por primera vez, por parte de los responsables, se amenaza con las armas nucleares. El Papa también ha hablado de esto en su Consagración. Es decir, usar armas nucleares significa, como ha dicho la Virgen, que Satanás quiere destruir nuestras vidas y el lugar donde vivimos. Esta expresión quiere decir que la humanidad esta en la encrucijada de la vida o de la muerte.

Marija: Podríamos decir que no hay vuelta en el camino si no somos hombres y mujeres de paz, si no abrazamos la santidad y la oración. Nosotros hemos experimentado la fuerza de la oración en muchas ocasiones y por lo tanto, deberíamos aumentar todavía más nuestro clamor hacia la Virgen, hacia Dios con el fin de acabar con la guerra. La Virgen dice que hace años que Satanás lucha por la guerra. Es decir, nosotros sabemos que existen aquellos que están en favor de la guerra, que venden las armas, que producen las armas y que con la excusa de una ayuda humanitaria envían esas armas. Me acuerdo de una vez que fui a Líbano y mientras íbamos en coche en un valle me dijeron que ese era el valle del que, como decía la Escritura, manaba leche y miel y que ahora lo llaman el valle de la muerte porque cuando había la guerra entre Líbano y Israel nunca firmaron la paz. Allí se firmó una tregua, pero cuando Israel tuvo que hacer esa tregua, tomaron mucho armamento, también bombas y granadas que después de tantos años todavía producen devastación en el lugar. Los niños ven unas mariposas que, al parecer son de plástico, las quieren coger y debajo está la bomba. Me dijeron que cada día, en esa zona, mueren niños o bien quedan mutilados.

P. Livio: Marija, ¿Te parece que existe el peligro de una guerra mundial, de una guerra mundial nuclear? ¿Este peligro es real o bien se trata de un argumento del diablo para dar miedo?

Marija: No quiero entrar en los secretos, pero… ¿Me has visto agitada padre Livio?

P. Livio: No.

Marija: No, no estamos agitados porque creemos que la Virgen está con nosotros, creemos que la Virgen escucha nuestro clamor y nuestras oraciones. Dios ha permitido a la Virgen estar entre nosotros para ayudarnos, nos lo ha dicho mil veces. Yo creo que cuarenta años de la presencia de la Virgen entre nosotros es esto. La humanidad está en una encrucijada, tal como ha dicho Ella esta tarde, pero la Virgen está de nuestra parte. Satanás es fuerte, la Virgen lo ha dicho en sus mensajes, nos dijo que estaba suelto de sus cadenas en este nuevo milenio. Sabemos que el mal existe y muchas veces nos usa a través de tantas cosas; a través de nuestro egoísmo, de nuestra prepotencia. Tantas veces hacemos algún mal porque no tenemos esa sensibilidad del Amor de Dios y vivimos la humanidad como hombre rebelde, como hombre que no hace caso a los Mandamientos de Dios. La Virgen, con su dulzura, con su constancia nos guía y nos dice que está con nosotros y que no debemos tener miedo.

P. Livio: Sí, porque, en un mensaje de hace unos meses, la Virgen dijo: “Satanás quiere llenar vuestro corazón de miedo hacia el futuro, pero el futuro es de Dios”. Es decir, que una de las muchas estrategias de Satanás es la de aterrorizarnos, cuando en cambio deberíamos saber que la presencia de la Virgen y la respuesta a su llamada nos permite vivir bien en la Tierra.

Marija: Por este motivo, la Virgen nos dice: “Os invito a regresar a Dios y a sus Mandamientos para que estéis bien en la Tierra”. Nosotros estamos aquí en la Tierra, pero nuestra meta es el Cielo. Tenemos el ejemplo de Lázaro, que era amigo de Jesús, que cuando entró en la tumba, sus hermanas le dijeron que ya desprendía hedor porque se estaba descomponiendo, pero Jesús igualmente lo resucitó. Después de un tiempo, Lázaro, obviamente volvió a morir. Así es también para nosotros. Debemos pensar que es bonito vivir aquí en la Tierra, disfrutémosla dejándonos guiar por Dios, viviendo la santidad intentando transmitir nuestra fe con nuestra vida, con nuestro ejemplo y con nuestro amor. Nosotros nos hemos enamorado de la Virgen porque Ella es el reflejo de Dios y Dios es Amor. Por este motivo, yo creo que también nosotros debemos llegar a ser ese reflejo de Dios y tener ese amor que la Virgen comparte viviendo entre nosotros. Esta es la encrucijada de nuestra vida. Nosotros sabemos que nuestra meta es el Paraíso, pero al mismo tiempo, nuestro compromiso no debe ser el del materialismo, el del consumo, el del propio yo sino que, como dice la Virgen, debemos poner a Dios en lugar del yo. Cuando empezamos a encontrar esa armonía entre Dios y yo, cuando hay paz entre Dios y yo, nuestro corazón se llena de alegría. Muchas veces hemos visto aquí en Medjugorje personas que llegan aquí con grandes coches y con opulencia, pero en su interior no hay felicidad. En cambio, cuando encuentras a Dios, cuando encuentras a la Virgen, tu corazón vive ya en el Paraíso y eso es algo que ya nadie te puede quitar.

P. Livio: Oye Marija, según tú, ¿Cuántos escucharán estas palabras: “Volved a Dios y a sus Mandamientos”? Esto, obviamente, la Virgen, lo dice a todos en el mundo, pero nos lo dice sobre todo a nosotros cristianos católicos. ¿Tú ves ese volver a Dios en estos cuarenta años? Sí, cierto que lo ha habido, pero ¿será suficiente para salir de esta crisis?

Marija: Yo estoy segura padre Livio, porque la Virgen le dijo a Mirjana que continuáramos ayunando y rezando porque ya el séptimo secreto se había reducido en su fuerza negativa, es decir, que había cambiado. Si Dios encuentra nuestro corazón, aunque seamos pocos, somos levadura. Nosotros estamos llamados a ser luz, a ser levadura, a ser testimonio y por esto, lo creemos. Aquí vemos a mucha gente que vuelve a Dios. Hoy mismo, durante la Santa Misa celebrada fuera, estaban todos los bancos ocupados. Había muchos croatas, tantas personas de estos alrededores que han venido para hacer el acto de Consagración. Veo que la gran familia de María está reaccionando, también con este acto que el Santo Padre ha querido ofrecer. Es un gran signo, y yo he podido comprobar esa frescura de primavera. Es decir, unidos nos volvemos más fuertes. No son solamente los católicos sino también los paganos que han vuelto a Dios y también ortodoxos ya que por Navidad vino aquí mucha gente de Ucrania a pedir por la paz. Ellos vieron que se acumulaban muchas armas y pensaron que aquello no era bueno porque de un momento a otro las iban a utilizar y eso no lo querían. Nadie quiere esta guerra, pero el diablo trabaja en ello. De hecho se dice que el diablo no duerme ni de día ni de noche. Él es quien programa las guerras. Por lo tanto, nosotros debemos ser los que oran. Hoy día 25, y como cada mes en esta fecha, la parroquia mantiene abierta la iglesia toda la noche y se ora todo el tiempo. Cuando vas a las tres o a las cuatro de la madrugada y ves a la gente orando arrodillada, es conmovedor y te das cuenta de que, gracias a Dios, la humanidad no está perdida. A mí me emociona mucho ver a la gente que ha cambiado su vida empezando una vida recta. En estos días ha llegado aquí un querido amigo mío sacerdote, un joven sacerdote que tuvo un ictus que cuando me llamaron para comunicarme la noticia dije que le llevaran el teléfono para poder hablar con él y rezar juntos para estar unidos en la oración. Ellos me dijeron que él no me iba a oír porque debido al ictus fuerte que le había dado en la cabeza estaba en coma, además los médicos decían que si vivía quedaría paralizado y sin habla. Hoy, este sacerdote ha subido al Krizevac y a la colina de las apariciones completamente curado. Por esto yo digo: si creemos, si oramos, como hicimos por este sacerdote, Dios nos escucha. Nosotros debemos ser como esa viuda inoportuna con el juez que insistía tanto, así también nosotros debemos insistir en llamar al Corazón de Jesús.

P. Livio: Sí Marija, debemos rezar día y noche. Yo hoy he seguido por televisión la Consagración. La iglesia de San Pedro estaba llena y además de toda la Iglesia universal con todos los obispos. Yo no me acuerdo en toda mi vida de haber visto toda la Iglesia tan comprometida, tan unida al Santo Padre. El mismo Santo Padre mientras miraba la imagen de la Virgen, incluso me hacía llorar. Me da la sensación de que de repente toda la Iglesia haya entendido por fin que estamos en la encrucijada, que si la Iglesia no se mueve, no se salva el mundo. Es por esto que soy optimista y porque viendo a toda la Iglesia unida la Virgen hoy ha dicho: “Escucho vuestro clamor y vuestras oraciones”. Yo creo, al igual que tú, que conseguiremos salir de esta crisis con un poco de buena voluntad.

Marija: Yo pienso que hay todavía ese miedo y he visto muchos sacerdotes un poco encerrados en sí mismos y que no tienen la valentía de dar testimonio. También las mismas parroquias con el problema del Covid se han encerrado y creo que ya es momento de empezar de nuevo con el Santo Padre, con esta Consagración, no solamente para Rusia y Ucrania sino para todo el mundo. Yo me acuerdo que al inicio de las apariciones, aquí en Medjugorje, había una imagen que pasaba de familia en familia para hacer un acto de Consagración de la propia familia y cada año se recordaba, al igual que el día del bautismo, también el día de la Consagración al Corazón Inmaculado de María. Yo creo que también ahora debemos hacerlo para las familias jóvenes. Hoy en día, con la modernidad y con ese egoísmo de no querer tantos hijos, se tiene un hijo solo y se cría mimado y creo que también en esto deberíamos volver a Dios y dar testimonio de ello. También con la Consagración, con la oración y nosotros, medjugorianos, sabemos que también a través del ayuno. Sobre todo ahora que estamos en Cuaresma y además hoy que es la fiesta de la Virgen. Si vieras padre Livio hemos hecho un altar muy bonito con el Espíritu Santo y la Virgen, con muchas flores y velas. Hoy ha sido un día espléndido, un día en que el Espíritu Santo nos debía ayudar para ser más fuertes y dar más testimonio, empezando por los más ancianos, sin miedos, para gritar al mundo que Dios es misericordioso, que Dios es Amor. ¡Hagámoslo con nuestra oración, con nuestro testimonio! El mundo necesita de nuestro testimonio.

P. Livio: Marija, la Virgen lleva ya dos veces seguidas diciendo que debemos observar los Mandamientos, pero vemos que, en general, son pocos los que se cumplen. Por lo que se refiere a los primeros, vemos que hay un ateísmo muy difundido. No hablemos del quinto Mandamiento con todos los abortos y la eutanasia. Del sexto, con toda la destrucción de la familia. La verdad es que yo no creo que la sociedad cambie de un día para otro, pero que si nosotros, cristianos, ahora en el camino cuaresmal hacia la Pascua hiciéramos una buena confesión volviendo a Dios, volviendo también al tercer Mandamiento que es el de santificar las fiestas, la fiesta del domingo, si hubiera un movimiento así, sería ya el principio de una vida nueva.

Marija: Exactamente. Yo creo profundamente como tú dices padre Livio que si escuchamos los Mandamientos de Dios, si los vivimos poniéndolos en práctica, ya estamos en el camino recto. La Virgen nos invita a la conversión y la Cuaresma es tiempo de conversión, es una invitación a cambiar nuestra vida, una invitación a la penitencia. Yo me acuerdo muy bien que al principio me costaba mucho rezar y hoy en cambio, debo decir que en mi corazón hay una continua oración en todo lo que hago, también invocando a los santos sobre todo a san José del cual tengo una imagen muy bonita en la cocina y al que le pido que ayude a mi familia él que fue el protector de la Sagrada Familia. La vida se vuelve, no solo con la oración, sino también con pequeños gestos, un enlace con Dios. Hoy mismo, por ejemplo, con las mil avemarías, con los Rosarios, con las Novenas que hemos ofrecido por la paz. Siempre a través de pequeños grandes gestos que son nuestro “sí”. Como en el cumplimiento de los Mandamientos que decimos no al pecado y sí a Dios poniendo a Dios en el primer lugar de nuestra vida.

P. Livio: Se tiene la impresión de que la mayor parte de la gente se haya acostumbrado a vivir sin Dios, se ha acostumbrado a vivir sin la oración y muere también sin Dios. Es como una enfermedad que se ha producido en pocas décadas.

Marija: De hecho, la humanidad no está bien porque yo he visto que las consultas de psiquiatría están siempre llenas. Y es que si tú no tienes a Dios, no estás bien ya que no solo somos cuerpo sino también alma. Yo lo he podido comprobar a través de los testimonios de muchas personas que estaban alejadas de Dios y que se acercaron a Él y ahora, sintiéndose en comunión con Dios, están mucho mejor. Nosotros pensamos que están bien sin Dios, pero no es así porque solo en Dios encontramos la paz, solo en Dios encontramos la felicidad.

P. Livio: Podemos decir que solo en Dios estamos bien en la Tierra. Ya nos lo dice la Virgen.

Marija: Sí. Nosotros pensamos estar bien en la Tierra, pero lo hemos visto con el coronavirus cuánta confusión nos ha traído, cuánto miedo nos ha provocado. A menudo somos conscientes de que todos, más tarde o temprano, moriremos, pero al mismo tiempo pensamos en protegernos bien porque nos sentimos muy apegados a la Tierra. La Virgen nos repite que debemos anhelar el Cielo, debemos desear las cosas celestiales y obviamente para ponerlo en práctica debemos sentir esa presencia de Dios, del Dios del Amor. Aquí en Medjugorje, debo decir que la Virgen nos ha descubierto y nos ha dado el Amor que Ella siente por Dios como Madre, como Reina, como Guía, como nuestra Maestra en este camino que, poco a poco, fuimos siguiendo y nos enamoramos. Podemos decir que amamos a Dios sobre cualquier cosa en nuestra vida y somos conscientes de que esta vida es pasajera y el pasar de esta vida provoca en mi corazón una prisa, una prisa por testimoniar, una prisa por transmitir, una prisa por compartir mi fe con los demás sobre todo con aquellos que están alejados.

P. Livio: Marija, la frase final del mensaje de la Virgen. “Dios os ama y quiere salvaros y llevaros a una vida nueva”. Es decir, ¿Esta vida nueva es la vida del Cielo o bien se refiere a una sociedad nueva aquí en la Tierra?

Marija: Yo lo entiendo como una sociedad nueva, una sociedad sin corrupción, sin aborto, sin armas, no como ahora que se quiere experimentar todo tipo de armas para la destrucción. Una sociedad con respeto a la naturaleza ya que debemos considerar esta Tierra como un don de Dios y nosotros estamos llamados a vivir de ese don con gratitud y responsabilidad, además porque esta Tierra es pasajera para nosotros, pero después quedará para las generaciones futuras y ellos también merecen gozar de su belleza. Muchas veces la Virgen nos ha dicho que nos fijemos y gocemos de la naturaleza para loar a Dios.

P. Livio: Sí Marija, en la Tierra con Dios se está muy bien, pero sin Él es una falsedad, un engaño del diablo.

Marija: Sí, con Dios se está bien en la Tierra, pero yo prefiero el Paraíso. Siento nostalgia, pero también curiosidad porque cuántas generaciones nos esperan ya en el Paraíso. Además, allí veremos a la Virgen día y noche, no solo cinco minutos como aquí.

P. Livio: De todas maneras, tú ya viste el Paraíso.

Marija: Sí, vimos el Paraíso, pero ¡yo quiero ir a vivir en allí!

P. Livio: Claro, ¡es diferente!

P. Livio: Bien Marija, creo que el mensaje de hoy ha sido luminoso y nos ha abierto a la esperanza. Estamos muy agradecidos a la Virgen y diría también que muy agradecidos al Santo Padre por haber acogido la invitación de la Virgen con esta Consagración maravillosa.

Marija: Y gracias a Dios que a través de la Virgen nos ha dicho que nos ama y que nos quiere salvar y guiar a una vida nueva. Y nosotros estamos abiertos a esa vida nueva, no solamente habiendo algún hijo más, sino también con una vida de paz, de justicia, de armonía y de respeto. Oremos pues por esta intención.

P. Livio: Gracias Marija y te deseamos una buena Pascua

Marija: Un beso a todos los oyentes de Radio María y buena Pascua para todos. Ofrezcamos en estos días todas nuestras oraciones, la enfermedad y pequeños sacrificios por la paz y que el Señor Resucitado llegue con su paz a esas tierras y a toda la humanidad.

1 DE ABRIL: CUMPLEAÑOS DE LA VIDENTE MARIJA

Hoy, 1 de abril, la vidente Marija está de festejo, ya que cumple 57 años de edad.

Recemos por ella, por su salud, por sus intenciones y por el apostolado que la Gospa le encomendó.

Algunos datos biográficos de Marija:

Nació en Bijakovici el 1 de abril de 1965, es hija de un obrero. De jovencita frecuentó una escuela de peluquería. Se casó con Paolo Luneta y tiene 4 hijos varones. Vive con su familia en Italia.

Desde el 1 de marzo de 1984 la Virgen le confió los mensajes para la Parroquia y el mundo y a partir del 25 de enero de 1987 los mensajes son mensuales. A ella le han sido revelados 9 secretos.

Marija ha contado: “Al principio vi a la Virgen que lloraba y le caían lágrimas. Me dijo: “Paz, paz, paz. Para alcanzar la paz debes orar.”

Marija reza por las almas del Purgatorio.

ROSAS PARA LA GOSPA

MEDJUGORJE PARTICIPÓ EN LA CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA QUE PROPUSO EL PAPA FRANCISCO

El Santo Padre había invitado a los obispos, sacerdotes y fieles del mundo entero a que se unan a él en esta oración, para consagrar al Inmaculado Corazón de María a la humanidad toda, especialmente a Rusia y Ucrania, y pedir por la paz en el mundo, el 25 de marzo, en la Solemnidad de la Anunciación. Como en cada ocasión, la parroquia de Medjugorje, acompañó al Papa Francisco.

Hubo miles de peregrinos y parroquianos en la iglesia de Santiago Apóstol, tantos que, además del interior de la iglesia, donde se celebró la misa, también la explanada exterior se llenó, como en los meses de verano. Es que, en esta ocasión, además de la fiesta de la Solemnidad de la Anunciación, nadie quería perderse el momento de oración y consagración junto al Papa y toda la Iglesia.

El Visitador Apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje, Mons. Aldo Cavalli, presidió la santa misa en concelebración con 33 sacerdotes, luego del rezo del rosario. Para culminar, después de la Eucaristía, con la Consagración.

En su homilía, el Visitador Apostólico dijo: “En este día, en el evangelio, vemos el método de Dios. Nazaret, María y José. Nazaret era un pequeño pueblo al norte de Galilea. Dios eligió un pueblo desconocido y a una joven desconocida para ser la Madre de su Hijo. Este es el método de Dios, simple, impensado, un lugar desconocido, una joven desconocida para todos, pero no para Dios. Pasa el tiempo y María está en el Cielo con el Señor Jesús, con Dios, y ruega por nosotros. Esta noche, al final de la Misa, tendremos junto con el Papa la consagración”.

Hoy, en el mensaje que cada 25 del mes la Virgen María da para la humanidad, pareciera respondernos: “Queridos hijos, escucho su clamor y sus oraciones por la paz. (…) La humanidad se encuentra en una encrucijada. Los invito a regresar a Dios y a sus mandamientos, para que estén bien en la tierra y para que salgan de esta crisis en la que han entrado por no escuchar a Dios que los ama y quiere salvarlos, y llevarlos a una vida nueva”.

Sigamos clamando y orando a Dios por la paz en nuestros corazones y en el mundo, estando seguros de que Su respuesta no se hará esperar.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

EL SECRETARIO PARA LAS RELACIONES CON LOS ESTADOS DE LA SANTA SEDE, ARZOBISPO PAUL RICHARD GALLAGHER, HA VISITADO MEDJUGORJE

El secretario para las relaciones con los estados de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, el arzobispo Paul Richard Gallagher, después de haber visitado las sedes diocesanas en Bosnia-Herzegovina, esta mañana ha llegado a Medjugorje.

Ha venido acompañado de Mons. Petar Palić, obispo de Mostar-Duvno y administrador apostólico de Trebinje-Mrkanj, de Mons. Nikola Menal, vicario de las diócesis de Herzegovina, de Mons. Janusz Stanisław Błachowiak de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, de Mons. Amaury Medina Blanco, consejero de la Nunciatura Apostólica de Sarajevo.

En Medjugorje, fueron recibidos por el Visitador Apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje, arzobispo Aldo Cavalli, el provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina, fray Miljenko Šteko y el párroco de Medjugorje, fray Marinko Šakota.

El secretario para las relaciones con los estados de la Santa Sede, arzobispo Gallagher, se detuvo con el provincial fray Miljenko Šteko en una conversación cordial, y luego visitaron la iglesia de Santiago Apóstol en Medjugorje y otros lugares de oración cerca de la iglesia parroquial.

El arzobispo Gallagher permaneció en Bosnia-Herzegovina durante cuatro días, celebró misas en las catedrales de Sarajevo, Banja Luka y Mostar y se reunió con autoridades estatales y dignatarios de la iglesia, y su visita a Bosnia-Herzegovina terminó en Medjugorje.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO AL MENSAJE DEL 25 DE MARZO DE 2022 EN MEDJUGORJE

A continuación compartimos la reflexión del Padre Marcelo Marciano al mensaje del 25 de marzo de 2022 dado por la Virgen en Medjugorje.

Fuente: Un Cura En Las Redes

MENSAJE DEL 25 DE MARZO DE 2022 EN MEDJUGORJE, BOSNIA-HERZEGOVINA

“¡Queridos hijos! Escucho su clamor y sus oraciones por la paz. Durante años Satanás ha estado luchando en favor de la guerra. Por eso Dios me ha enviado entre ustedes: para conducirlos por el camino de la santidad, porque la humanidad se encuentra en una encrucijada. Los invito a regresar a Dios y a sus Mandamientos para que estén bien en la tierra y para que salgan de esta crisis en la que han entrado por no escuchar a Dios que los ama y quiere salvarlos, y llevarlos a una vida nueva. ¡Gracias por haber respondido mi llamado!”

Message 25 March 2022

“Dear children! I am listening to your cry and prayers for peace. For years, Satan has been fighting for war. That is why God sent me among you to guide you on the way of holiness, because humanity is at a crossroad. I am calling you to return to God and to God’s Commandments that it may be good for you on earth, and that you may come out of this crisis into which you have entered because you are not listening to God who loves you and desires to save you and lead you to a new life. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 marzo 2022

»Cari figli! Ascolto il vostro grido e le preghiere per la pace. Da anni satana lotta per la guerra. Perciò Dio mi ha mandato in mezzo a voi per guidarvi sul cammino della santità, perché l’umanità è al bivio. Vi invito: ritornate a Dio ed ai comandamenti di Dio per stare bene sulla terra e per uscire da questa crisi in cui siete entrati perché non ascoltate Dio che vi ama e desidera salvarvi e guidarvi verso la vita nuova. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.»

Botschaft 25 März 2022

„Liebe Kinder! Ich höre euer Flehen und eure Gebete für den Frieden. Satan kämpft seit Jahren für Krieg. Deshalb hat Gott mich unter euch gesandt, um euch auf dem Weg der Heiligkeit zu führen, denn die Menschheit steht am Scheideweg. Ich rufe euch auf, zu Gott und den Geboten Gottes zurückzukehren, damit es euch wohl ergehe auf Erden und dass ihr aus dieser Krise herausgeht, in die ihr hineingegangen seid, weil ihr nicht auf Gott hört, der euch liebt und euch retten will und euch in ein neues Leben führen möchte. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid!“

Poruka 25 ožujak 2022

„Draga djeco! Slušam vaš vapaj i molitve za mir. Sotona se godinama bori za rat. Zato me Bog poslao među vas da vas vodim na putu svetosti, jer čovječanstvo je na raskrižju. Pozivam vas vratite se Bogu i Božjim zapovijedima, da vam bude dobro na zemlji i da iziđete iz ove krize u koju ste ušli jer ne slušate Boga koji vas ljubi i želi vas spasiti i povesti u novi život. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

«ÁBRANLE SUS CORAZONES A JESÚS Y NO TENGAN MIEDO»

Una vez al año, cada 18 de marzo, Mirjana recibe la aparición de la Virgen en Medjugorje. Ella tuvo apariciones diarias desde el 24 de junio de 1981 hasta el 25 de diciembre de 1982. El último día de la aparición, después de confiarle el décimo secreto, la Virgen le dijo que durante toda su vida tendría una aparición una vez al año, el 18 de marzo (día del cumpleaños de Mirjana).

Este mensaje que da la Virgen muestra claramente lo que es Medjugorje. Las apariciones de Medjugorje son “cristocéntricas”, es decir que ponen a Jesús en el centro. La Virgen no viene a hablarnos de ella, sino a mostrarnos el camino para que amemos a su Hijo. 

Miremos un poco las palabras de Nuestra Madre en este mensaje:

  • “los invito a mirar a mi Hijo llenos de fuerza, fe y confianza”
  • “ábranle sus corazones y no tengan miedo”
  • “mi Hijo es la Luz del mundo y en Él se hallan la paz y la esperanza”
  • “los invito nuevamente, nuevamente a orar por aquellos hijos míos que no han conocido el amor de mi Hijo”
  • “que mi Hijo ilumine sus corazones con Su luz de amor y esperanza”

En estos tiempos que estamos viviendo donde hay guerras, conflictos, peleas por campañas políticas y tantos males en nuestra sociedad, la Virgen viene a decirnos que nos ama, que estamos bajo su cuidado maternal. Que no tengamos miedo y miremos a Jesús. Nos pide que le abramos nuestro corazón a su Hijo porque de Él nos vamos a llenar de fe, de fuerza y confianza. 

La Virgen se preocupa por vos y quiere que le des tu corazón a Jesús para que encuentres paz en tu corazón y puedas vivir más tranquilo en el medio de los problemas cotidianos. 

¡Jesús y María te aman! ¡Dáles tu corazón!

Padre Marcelo Marciano

APARICIÓN ANUAL DE LA VIRGEN A LA VIDENTE MIRJANA EL 18 DE MARZO DE 2022

La vidente Mirjana Dragicevic – Soldo tuvo apariciones diarias desde el 24 de junio de 1981 hasta el 25 de diciembre de 1982. El último día de la aparición, después de confiarle el décimo secreto, la Virgen le dijo que durante toda su vida tendría una aparición una vez al año – el 18 de marzo. Así ha sucedido durante todos estos años y también este año. La aparición comenzó a las 13:34 y duró hasta las 13:40.

«¡Queridos hijos! Con amor maternal los invito a mirar a mi Hijo llenos de fuerza, fe y confianza. Ábranle sus corazones y no tengan miedo, porque mi Hijo es la Luz del mundo y en Él se hallan la paz y la esperanza. Por eso los invito nuevamente, nuevamente a orar por aquellos hijos míos que no han conocido el amor de mi Hijo; que mi Hijo ilumine sus corazones con Su luz de amor y esperanza, y que a ustedes, hijos míos, los fortalezca y les dé paz y esperanza. Yo estoy con ustedes. Les doy las gracias.»

CHILDREN OF MEDJUGORJE – 17 DE MARZO DE 2022

Para ver el boletín de marzo de 2022 de  © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 17 de marzo de 2022  

Sor Emmanuel

MEDJUGORJE Y LOS GRUPOS DE ORACIÓN

Posiblemente uno de los frutos más frecuentes y hermosos de quienes visitan Medjugorje es que, al regresar a sus ciudades, casas y parroquias, sienten la necesidad de formar un grupo de oración o de integrarse a algunos de los ya existentes.

En uno de sus mensajes la Virgen María nos invita a renovar la vida espiritual a través de la oración personal pero también a acrecentar la formación de los grupos de oración: “¡Queridos hijos! Hoy los invito a abrirse a la oración. Que la oración se convierta en gozo para ustedes. Renueven la oración en sus familias, formen grupos de oración, y así, experimentarán el gozo en oración y comunión. Todos lo que oran y son miembros de grupos de oración, están abiertos a la voluntad de Dios en el corazón y testimonian gozosamente el amor de Dios. Yo estoy con ustedes y los llevo a todos en mi corazón y los bendigo con mi bendición materna. Gracias por haber respondido a mi llamado!” (25 de septiembre de 2000).

Gracias a ello, para muchos peregrinos Medjugorje no queda solo en una experiencia espiritual pasajera, sino que es la posibilidad de comenzar a insertarse de manera más profunda en la vida eclesial de la propia parroquia y de la propia diócesis.

Este anhelo y necesidad de orar con el corazón -el cual está presente en muchos de los mensajes de la Virgen- forma parte del ADN de cada ser humano. Y es una necesidad que debe ser satisfecha para poder experimentar la vida plena a la que Jesús nos llama.

Los mismos discípulos sintieron esa necesidad, especialmente al ver orar a Jesús. Así fue como ellos le pidieron que les enseñará hacerlo: “Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos” (Lucas 11:1).

También las primeras comunidades cristianas se reunían asiduamente para orar, intercediendo por las necesidades de toda la Iglesia (Ref. Hechos 2:42-47).

Jesús le pidió a los apóstoles y a las mujeres a qué permaneciesen en Jerusalén unidos en oración (Ref. Hechos 1:4); lo cual vemos que se concreta en el libro de los Hechos de los apóstoles, antes de Pentecostés: “Todos ellos, íntimamente unidos, se dedicaban a la oración, en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos” (Hechos 1:14).

La oración en comunidad y teniendo a la Virgen con ellos, los dispone interiormente para recibir una nueva efusión del Espíritu Santo, y recibiendo además el don de la “parresia” (franqueza y valentía apostólica) con el cual lograron superar el miedo y comenzaron a evangelizar (Ref. Hechos 2).

A esto se refiere el Papa Francisco, cuando dijo: “La Virgen María nos enseña el significado de vivir en el Espíritu Santo y qué significa acoger la novedad de Dios en nuestra vida…María invocó al Espíritu con los Apóstoles en el Cenáculo: también nosotros, cada vez que nos reunimos en oración estamos sostenidos por la presencia espiritual de la Madre de Jesús, para recibir el don del Espíritu y tener la fuerza de testimoniar a Jesús resucitado” (Papa Francisco. Plaza de San Pedro. V Domingo de Pascua, 28 de abril de 2013).

Mientras fue obispo de Buenos Aires, el entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio valoraba mucho los grupos de oración y la labor evangelizadora y solidaria que muchos de ellos realizan.

De hecho, una vez al año los grupos de oración de los diversos movimientos y parroquias de Buenos Aires se congregaban en la Catedral metropolitana, y el entonces Arzobispo presidía una misa.

En dicha Eucaristía, él siempre nos daba una consigna para ir insertándola en la vida personal y comunitaria de quienes integran los grupos de oración.

De este modo, uno de los frutos que fueron surgiendo de los integrantes de los grupos de oración, es que muchos de ellos comenzaron a evangelizar unidos a sus pastores, no sólo en sus parroquias sino también en las periferias territoriales y existenciales de muchas situaciones de dolor.

Estos son frutos que aún se conservan y que se siguen acrecentando día a día por la misericordia de Dios.

Cuando alguien me pregunta cómo formar un grupo de oración le invito a que tome el Catecismo de la Iglesia Católica y que primero haga una lectura a partir del número 2623. Que en segundo lugar comience a poner en práctica cada una de las formas de oración que nos presenta el Catecismo. Y que en un tercer momento, se una a otras personas para leer. meditar y practicar las diversas formas de oración que la Santa Madre Iglesia nos ofrece. En nuestro Catecismo encontramos una síntesis maravillosa de las diversas formas de oración que nos ayudan a unirnos con Dios y a permitirle que transforme todas las áreas de nuestra vida que aún necesitan ser convertidas.

En la Catequesis del miércoles 24 de abril del 2013, el Santo Padre nos decía: “Nosotros somos el tiempo de la acción, tiempo para sacar provecho de los dones de Dios, no para nosotros mismos, sino para Él, para la Iglesia, para los otros, tiempo para tratar siempre de hacer crecer el bien en el mundo. Y sobre todo hoy, en este tiempo de crisis, es importante no encerrarse en sí mismos”. Y esto es lo que ve como fruto del grupo de oración de María y los discípulos: la oración los lleva a la acción.

Acción evangelizadora y solidaria que transforma vidas especialmente para quienes aún no han tenido la experiencia del amor de Dios.

Que Nuestra Madre que nos ayuda a desatar los nudos de la vida, interceda por nosotros, para que seamos hombres y mujeres de oración, que puedan acompañar a muchos hermanos a tener un encuentro profundo y duradero con Nuestro Señor Jesucristo. Que así sea.

Padre Gustavo E. Jamut

Oblato de la Virgen María

UN ENCUENTRO CON EL ESPÍRITU SANTO LE DEVOLVIÓ LA FE: HOY LUCHA CONTRA EL DEMONIO Y LA BRUJERÍA

Tras años deprimida y en la Nueva Era, la Virgen le hizo descubrir la paz en Medjugorje

Tras una tortuosa juventud y adolescencia alternando separaciones, depresiones y Nueva Era, Blanca Llantada regresó a la fe gracias a un misterioso encuentro con el Espíritu Santo y la Virgen María.

Que Blanca Llantada naciese en una familia católica y fuese educada en un colegio del Opus  Dei no impidió que tras una difícil adolescencia se apartase por completo de la fe. Testigo presencial del mundo de las drogas, su vida era «trabajar, salir de fiesta y surfear». Tras una separación, sola y con dos hijas, alternó varias depresiones que le llevaron a pensar cada día en el suicidio, pero el Espíritu Santo y la Virgen acudieron a su encuentro.

Los primeros años de juventud de Blanca Llantada le hicieron aprender que «el enemigo va haciendo que te pierdas poco a poco: primero te quita la misa, luego las oraciones e incluso las amistades que van a misa».

Ha contado al canal evangelizador El rosario de las 11pm que durante mucho tiempo solo quería salir de casa y evadirse hasta que se casó. «La iglesia me importaba un pepino, no recuerdo nada de ella, pero el banquete tenía que ser perfecto», recuerda del día de su boda. Su matrimonio «fue un desastre» y recuerda los primeros años como «la peor época» de su vida, que condujeron a su separación poco tiempo después.

Sola, con 2 hijas y 28 años, obtuvo la nulidad para no tener nada que le atase «en el cielo ni en la tierra» con su exmarido mientras trataba de superar una dura depresión que le hizo sopesar el suicidio continuamente. «Mis hijas fueron mi motor para seguir», relata.

Encadenando una depresión con otra, se acercó a las terapias cercanas a la Nueva Era «buscando la felicidad sin Dios» hasta que acabó «corroída por el poder, la soberbia y la vanidad: era incapaz de encontrar la felicidad y la paz».

Agotada y sin fuerzas, siguió el consejo de su padre y fue a rezar a la Virgen: «No te conozco mucho, pero cambia mi vida«, rogó.

Un «encuentro» con el Espíritu Santo

Sin saberlo, aquel suceso marcaría «un punto de inflexión» en su vida que llegó de la forma más inesperada. Cuando iba a encontrarse con una amiga que quería hablarle de la película Tierra de María y Medjugorje, una paloma comenzó a seguir su trayectoria sin separarse del capó del coche. «Empecé a chillarle, reduje la velocidad, cambié de carril… me quedé súper extrañada», afirmó.

Al llegar con su amiga,  esta le invitó a ir a una iglesia. «Cuando entré, lo primero que me vino fue un olor muy fuerte a rosas, y mi amiga no olía nada. Empezó la misa, y cuando el sacerdote pronunció el Evangelio me di cuenta de que era Pentecostés: la paloma que había visto esa misma mañana era el Espíritu Santo«.

Convencida de que «estaba ocurriendo algo que no era capaz de explicar o racionalizar» y que iba a cambiar su vida, fue a comulgar. «Me puse de rodillas y no me pude levantar, empecé a llorar y el Señor me mostró todo el dolor que había producido, los pecados que había cometido y el dolor que me había hecho a mí misma. Cuando el sacerdote dio la bendición seguía llorando y tardé mucho en poder levantarme», recuerda.

Después, las dos amigas vieron la película sobre Medjugorje y Blanca solo tenía una petición a la Virgen: «Necesito ir a ese lugar«.

Dedicada a María y a luchar contra el demonio

Desde ese día Blanca empezó a rezar todos los días el rosario y no puede explicar por qué sabía identificar a desconocidos que habían ido al pueblo de las apariciones en Bosnia.

«Le dije [a la Virgen] que le regalaba el dejar de fumar su ella me regalaba un viaje a Medjugorje», añade. Algo especialmente difícil al encontrarse sin empleo y al cargo de sus dos hijas, pero «la Virgen lo cuadró todo: me llamaron del colegio diciendo que había un dinero que se me cobró de más, 512 euros».  

Una vez allí, subiendo el monte de las apariciones, Blanca cayó desplomada durante 40 minutos y cuando despertó recordó la promesa que le había hecho a la Virgen. Convencida de que tenía que dejar de fumar, rezó: «Solo dame la gracia, porque yo no puedo«. «Al día siguiente, salimos a fumar y vi que no es que no me apeteciese, sino que ni si quiera olía el tabaco. Llevo 7 años desde entonces«, añade.

Tras su regreso a España, Blanca se dedicó por entero a la oración, el ayuno y los sacramentos y visitó una comunidad de sanación y liberación donde pudo recibir formación de sacerdotes y exorcistas.

«Ayudamos a personas a salir de sectas, a víctimas de brujería, también dentro de la Iglesia y me fui especializando en demonología y liberación», comenta. Tras más de 6 años en este apostolado, Blanca ha visto «de todo» y recuerda especialmente el caso de una chica a la que ayudaron a salir de una secta satánica: «Intentaba recibir el amor de Dios y el demonio no se lo permitía».

Un compañero para servir al Señor

Tras siete años «sirviendo al Señor», Llantada rezó a San José por encontrar «un compañero con el que servir al Señor», mientras observaba como «el Espíritu Santo va trabajando tu vida y cambiando lo que hay alrededor».

«Una señora me insistía muchísimo  en que necesitaba una virgen de Medjugorje porque se me había roto la mía. Me dijeron que un chico, Emilio Ferrando, podría traerme una. Sin siquiera haberle visto, Blanca  supo que aquel hombre sería su marido. 

El canal El Rosario de las 11 pm continúa la historia de Blanca Llantada y Emilio Ferrando, del que hemos hablado en Religión en Libertad, en este vídeo conjunto tras su matrimonio. 

Fuente: Religión en Libertad

CIRCULA FALSO MENSAJE DE LA VIRGEN

El vidente Ivan Dragicevic ha declarado públicamente que NO HA RECIBIDO hasta la fecha ningún mensaje de Virgen con respecto al desarrollo de la guerra en Ucrania, ni tampoco ha dado ninguna pauta con respecto a las oraciones que hay que ofrecer. El grupo de oración de Ivan se reúne semanalmente a orar por la paz, pero ni la Virgen ni Ivan ha mencionado nada con respecto a la guerra en Ucrania y su desarrollo.

Se agradece la buena intención de invitar a la oración en este tiempo dificil pero no es correcto utilizar de manera arbitraria el mensaje de Paz que nos trae la Virgen cada mes.

A continuación les brindamos el último mensaje dado por la Virgen en Medjugorje el pasado 25 de febrero de 2022:

«¡Queridos hijos! Yo estoy con ustedes y estamos orando juntos. Hijitos, ayúdenme con la oración para que Satanás no prevalezca. Su poder de muerte, odio y miedo ha visitado la tierra. Por eso, hijitos, regresen a Dios y a la oración, al ayuno y a la renuncia, por todos aquellos que son pisoteados, son pobres y no tienen voz en este mundo sin Dios. Hijitos, si no regresan a Dios y a sus Mandamientos, no tienen futuro. Por eso, Él me ha enviado a ustedes para guiarlos. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

“AYÚDENME CON LA ORACIÓN»

Medjugorje es un gran regalo para estos tiempos. La Virgen viene a traernos un poco de paz a nuestros corazones heridos. Pero no nos olvidemos que también es un pedido de paz para que se acaben las guerras en el mundo entero.

Mientras los poderosos de este mundo están en guerra, la Virgen viene a ayudarnos con la guerra que hay en nuestros corazones. Por eso, en este último mensaje, nos dice “yo estoy con ustedes y estamos orando juntos”. Ella siempre está a nuestro lado, nunca nos deja solos. Ella es incondicional, su amor maternal prevalece sobre todo lo malo que nosotros podemos llegar a hacer y no se cansa nunca de buscarnos para pedirnos que volvamos de nuevo al camino, que retornemos al amor que nos da su Hijo Jesús.

En muchas ocasiones, leyendo los mensajes de Nuestra Madre, se me pone la “piel de gallina” al ver la ternura y el amor que hay en ellos. Nos dice “Hijitos, ayúdenme con la oración para que Satanás no prevalezca. Su poder de muerte, odio y miedo ha visitado la tierra”.

Ella viene a pedirnos ayuda, nos pide que recemos junto a ella, ¿Por qué lo hace? Porque quiere que Satanás no prevalezca sobre nosotros, sobre nuestras familias y sobre el mundo. En estos días en que ha estallado la guerra el demonio está sembrando muerte, odio y miedo. Nosotros podemos orar junto a ella para pedir el fin de la guerra. ¿Cómo lo podemos hacer? Del modo que ella lo pide, en el mensaje del 25 de enero de 2001 dice lo siguiente: “Les repito una vez más: sólo con la oración y el ayuno hasta las guerras pueden ser detenidas”.

Recordemos que nos podemos unir a las intenciones de Nuestra Madre, podemos rezar el Santo Rosario por sus intenciones, ofrecer el ayuno por sus intenciones. Desde mi experiencia muchas veces he pensado en que la Virgen ve una totalidad que yo, como ser humano limitado, no puedo ver y confió plenamente en que sus intenciones son mucho más importantes que las mías. Por este motivo no dejo de rezar cada Rosario y ofrecer cada ayuno por sus intenciones, para que se lleve adelante el plan que tiene Dios para la humanidad a través de nuestra tierna madre.

Padre Marcelo Marciano

ERA ATEO Y DEL PARTIDO COMUNISTA, AHORA ES FRAILE EN MEDJUGORJE. DIOS DERRUMBÓ TODAS SUS DEFENSAS

En un insólito viaje al fue sólo a por su novia, Cristóforo Amanzi tuvo una experiencia mística

Cristoforo Amanzi ingresó en la orden franciscana en 1990

En pleno Valle de Rieti, en el centro de Italia, se encuentra el convento de Fontecolombo, habitado por una pequeña comunidad de frailes franciscanos. Entre ellos se encuentra el padre Cristóforo Amanzi.

Este religioso de 66 años tiene tras de sí una historia de conversión y vocación muy peculiar. Miembro del Partido Comunista Italiano desde su juventud era un ferviente anticlerical. Con 32 años tenía una novia, una mujer separada y madre de dos hijos, que se acaba de convertir y peregrinó a Medjugorje.

Ercole Amanzi, pues este era su nombre antes de cambiarlo tras su profesión religiosa, fue hasta Bosnia para convencer a su pareja para que se fuera de Medjugorje y así ir juntos a pasar unos días en la cercana costa dálmata. Pero en esta aldea donde la Virgen se ha aparecido experimentó una conversión tumbativa que acabaría transformando totalmente la vida que llevaba para acabar incluso abrazando la vida religiosa.

Desde su llegada a Medjugorje nada salió como Ercole preveía. No sólo no consiguió convencer a la novia para abandonar este lugar mariano e ir a la playa de vacaciones, sino que esta mujer había decidido cortar esta relación con él. Tras su conversión ella había sido consciente de que ya estaba casada y no procedía una relación de este tipo.

Pero la que hasta entonces era su pareja fue a más e intentó ayudar espiritualmente a Ercole para que con la colaboración de los otros peregrinos de aquella peregrinación se pudiera encontrar con ese Dios contra el que luchaba.

Según contaba a La Nuova Bussola QuotidianaErcole (ahora Cristóforo) tuvo una conversación con una monja en la que asegura que tuvo una experiencia mística: “Cuando le di la mano no vi más que una palabra de cuatro letras, amarilla como el sol que formaba la palabra Iesu (Jesús en italiano) y que aparecía sobre un fondo negro”.

Cristoforo Amanzi en Medjugorje junto a unas religiosas
Cristoforo Amanzi, en una peregrinación a Medjugorje

Desconcertado por todo lo que estaba viviendo decidió subir al monte Krizevac o de la Cruz, en Medjugorje e intentó recitar el Avemaría, la única oración de la que recordaba algún fragmento.

“Después de un rato fue como perder la cabeza. Durante la subida vi fluir por mi mente los episodios más importantes de mi vida. Reconocí claramente lo que había sucedido: los errores, la traición a mí mismo, los pecados… Fue una iluminación, un examen de conciencia del que me di cuenta plenamente sólo más tarde. Durante el último tramo del camino, cerca de la cruz, escuché una voz masculina y paternal que me decía: ‘esto es lo que hiciste, yo te propongo otra vida’. En un momento entendí todo: Dios existe, ha tenido paciencia conmigo, siempre me ha amado y me da la posibilidad de amar y empezar de nuevo”.

Así se había alejado de Dios

El alejamiento total de todo lo relacionado con la fe se había producido 16 años antes, en plena adolescencia. “Comencé a distanciarme progresivamente de Dios alrededor de a los 16 años”, afirma. Creía que el cristianismo se había vuelto incompatible con la necesidad de defenderme del acoso que sufría. Por ello, confiesa que quería ser “más agresivo y comportarme como los demás”.

Así fue como acabaría afiliándose al Partido Comunista. “En ese momento todo empujaba en esa dirección. El objetivo de una sociedad más justa parecía al alcance, en el comunismo también vi una respuesta”, asegura.

A su vez el anticlericalismo caló en él profundamente. Ercole asegura que entonces sólo su madre siguió siendo católica. “Mi padre no era practicante por motivos laborales, mientras que fui yo quien apartó a mi hermana de la fe. Sólo mi madre seguía rezando, y siempre que intentaba proponer argumentos de fe no encontraba correspondencia”.

Cristoforo Amanzi

Por tanto, el ahora fraile afirma que al no tener un referente en Dios sintió “la importancia de tener referentes terrenales: trabajo, política, deporte, amistades, relaciones afectivas. Más tarde, experimentando a Dios, me di cuenta de lo frágiles que eran esos puntos de referencia”.

La vocación religiosa

Tras esta conversión en Medjugorje, Ercole Amanzi ingresó en la Orden de los Frailes Menores en 1990 eligiendo Cristoforo (Cristóbal) como nombre religioso. Leyendo la historia de este santo descubrió que su memoria litúrgica coincidía con la fecha de su conversión, el 25 de julio, fiesta también de Santiago Apóstol, patrón curiosamente de la iglesia de Medjugorje.

Además, descubrió una coincidencia aún más significativa. En los albores del cristianismo, el culto a San Cristóbal había reemplazado al culto pagano del semidiós Hércules (Ercole) y este nuevo conocimiento fue decisivo para que adoptara el nombre religioso de Cristoforo.

Si ahora es franciscano en Fontecolombo, también en Medjugorje hay una presencia fundamental de esta orden religiosa, responsable de la iglesia de este lugar mariano. Hasta allí viaja a menudo como guía para los peregrinos y junto a los miembros de la fraternidad “Madre de la Reconciliación y la Paz” que él mismo ha fundado.

“No debemos descuidar lo sucedido en Medjugorje. El contenido de los mensajes está en consonancia con la sana doctrina que la Iglesia viene transmitiendo desde hace 2000 años. Si hubiera habido problemas desde un punto de vista doctrinal y moral, la Iglesia ya habría cerrado Medjugorje. Tanto es así que los mensajes se pueden resumir en cinco puntos conforme a la tradición católica: Oración, Palabra de Dios, Confesión, Eucaristía y Ayuno”.

Publicado en Cari Filii News.

Fuente: ReligiónEnLibertad

COMENTARIO DE MARIJA PAVLOVIC SOBRE EL MENSAJE DEL 25 DE FEBRERO DE 2022

Es un mensaje serio, pero también es un mensaje en el que la Virgen nos implica, nos dice que «recemos juntos». La Virgen está con nosotros, quiere ayudarnos, quiere guiarnos.

Nos acercamos al tiempo de la Cuaresma, un tiempo de renuncia. Debemos aprovechar este tiempo, que sea un tiempo de renovación espiritual para nosotros. Como hemos experimentado en los Balcanes [la guerra], con el ayuno se pueden evitar incluso las guerras, por lo que quiero decir que debemos aumentar nuestras oraciones por todos ellos, porque ahora lo necesitan. El poder del diablo es fuerte en este momento, pero también puede ocurrir en nuestras familias, donde no hay paz, ni serenidad en nuestros corazones, porque el diablo nos toma y utiliza fácilmente, ¡y no debemos permitirlo! Somos un solo cuerpo. La Virgen siempre nos ha llamado a rezar por los que están lejos, que no rezan, porque es una parte del cuerpo que sufre. Mi sufrimiento es también el sufrimiento de todo el mundo, no sólo de los ucranianos, sino también de los rusos, porque son el mismo pueblo. Me da una tristeza en el corazón, porque todos tenemos un solo Dios. Estamos en guerra entre nosotros y esa es la tragedia. El diablo está utilizando a los hombres y a las mujeres para esto. Repito, ¡roguemos para que no prevalezca el odio! Espero que el Señor les dé la Paz lo antes posible, rezo por ellos.

La Virgen dice que recemos juntos «ayúdame con la oración», la unión hace la fuerza, y en este momento debemos ser realmente uno con la Virgen y pedir esta gracia. Hoy lo vemos, cada día, más y más gente se aleja de Dios y de sus mandamientos. Jesús nos trajo la alegría, nos llama, nos invita una y otra vez a «amar al prójimo».

Así que debemos rezar no sólo por los que son atacados, sino también por los que atacan, porque desgraciadamente creo que son pocos los que quieren ir a la guerra. Casi nadie quiere la guerra, ¡la guerra sólo hace daño!
Los que ahora están bajo las bombas no tienen voz. Muchos de ellos me han enviado mensajes, quieren quedarse en casa. Desgraciadamente, en la guerra, nadie respeta a nadie, ya sea un niño, un anciano, un joven, un amigo, cuando caen las bombas no miran si hay niños allí, ¡desgraciadamente es así!

Cuántas personas creen que son como Dios, sobre todo las que no tienen problemas, ni enfermedades, etc. (a menudo la enfermedad nos acerca a Dios) y los que creen que nunca morirán.

Empecemos a pensar más en cómo lo hicieron los santos, debemos aprovechar esta vida para hacer el bien.

Las oraciones, el Vía Crucis, incluso ir a misa todos los días durante la Cuaresma se convertirán poco a poco en un hábito, en una parte de nuestra vida.

A medida que le damos más y más tiempo a Dios, Dios se entrega, lo sentimos más y se convierte en un Dios en medio de nosotros, no un Dios lejano, un Dios que no conocemos. Dios está con nosotros, camina con nosotros, y por eso creo que este momento es una oportunidad, un momento como dice la Virgen, para volver a Dios, «volver a los Mandamientos que Dios os ha dado». Empecemos, porque ahora hay desorden, hay caos, pero Dios vuelve a poner orden. Si empezamos a respetar los Mandamientos, empezamos a sentir alegría en nuestros corazones. La Virgen siempre nos dice que sin Dios no tenemos ni futuro ni vida eterna. Muchas personas que tienen odio en sus corazones no tienen futuro, pero las personas que tienen paz, que son constructores de paz que rezan, tienen un futuro, porque la Virgen dice que está con nosotros. Por eso agradecemos de todo corazón al buen Dios que nos ha enviado a la Virgen para que nos guíe en estos tiempos difíciles.Ella es nuestra Madre, nuestra guía, nuestra inspiradora, y llora por cada uno, no nos abandona, ni nos abandonará.

Nos necesita y nos sentimos honrados de poder decir «Somos sus hijos». Somos pecadores, pero somos tus hijos. En este momento también quiere invitarnos a todos a abrazar el mensaje y a ponernos de rodillas para rezar y rezar de verdad por la Paz, no sólo por la paz en Ucrania, sino por todas las partes del mundo donde hay guerra, ya sea pequeña o grande, visible o invisible.

Somos conscientes de que existe el mal y de que somos instrumentos de paz y con nuestra oración, nuestras acciones y nuestra vida podemos conseguir que el mal no prevalezca.

Fuente: Medjugorje Tutti i Giorni

LAS MISAS DE LA AURORA EN MEDJUGORJE

Las misas al amanecer probablemente hayan comenzado en el siglo V, posteriormente a que se proclamase el dogma de la Virgen María, y tenían una fuerte impronta mariana ya que fueron misas votivas de Adviento que se celebraban en honor a la Virgen María. Al principio solo se hacían los sábados, pero con el tiempo se comenzó a celebrar entre semana.

En Europa se comenzaron a difundir alrededor del siglo XV, donde se las llamó por su nombre en latín missa rorate caeliporque inicia con la antífona de entrada tomada del libro del profeta Isaías (45,8) que comienza con las palabras “Rorate Caeli”, que quiere decir, Gotead Cielos.

En croata se llaman «zornica» que significa amanecer. Y estas misas al alba, solían ser muy comunes en las regiones del norte de Croacia, pero poco a poco se fueron extendiendo y hoy en día están presentes en todo el pueblo croata.

Aquí en Medjugorje, cada día del Adviento, la iglesia estaba repleta de parroquianos. Con la puntualidad y profunda fe que caracteriza a este pueblo elegido por Dios, minutos antes de las 6 todos estaban dentro, en profundo silencio, esperando que toquen las campanas para dar comienzo a la santa misa, precedida por el rezo del Ángelus. Jóvenes, familias enteras, personas solas, viudas, ancianos, nadie faltaba a la cita.

En las cuatro semanas de Adviento, las temperaturas fueron muy bajas a la hora de la «zornica», muchos días con intensas lluvias antes, durante y después de concluida la misa. El 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción, no había casi sitio ni para estar de pie. Ese día la temperatura alcanzó los 4 grados bajo cero.

No sólo podemos ver la fe de este pueblo y la devoción que tienen a la Virgen María en los acontecimientos que todos conocemos desde hace 40 años, sino también en la voluntad puesta por obra, que ayuda a preparar el corazón y disponerlo de la mejor manera, esperando la Navidad, al Emmanuel, al Dios con nosotros.

Se levantaban cada día por lo menos una hora antes de que amanezca, asistían vestidos con sus mejores ropas y vivían toda la ceremonia en un silencio de devoción y profundo respeto. Durante la misa, la iglesia permanecía con luz tenue como invitación a la espera del amanecer que simboliza a Jesús, que es la Luz del mundo.

Estas misas al alba tienen dos significados muy unidos entre sí. Por un lado simbolizan la espera vigilante que nos abre interiormente y nos prepara para la Navidad. Es ese estar con la lámpara encendida, en vela. Pero también simboliza la disposición del corazón que espera la segunda venida de Jesús, al final de los tiempos. Velar por nuestra vida, y por la de los demás, y así ganar la vida eterna.

El Adviento es un tiempo de oración y vigilancia, pero también es un tiempo de alegría. Alegría gozosa que podemos escuchar en las lecturas de cada misa.

Los parroquianos de Medjugorje viven su fe profundamente y con alegría, no solo de palabras sino que la demuestran con obras. Basta con ver las fotos de estos días, antes del amanecer, en la Iglesia Santiago Apóstol y lo podremos comprobar.

Pablo Pedretti

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

REFLEXIÓN DEL PADRE VERAR AL MENSAJE DEL 25 DE FEBRERO DE 2022

El Padre Francisco Verar nos comparte como cada mes, la reflexión del mensaje de la Santísima Virgen María Reina de la Paz del 25 de febrero de 2022

«¡Queridos hijos! Yo estoy con ustedes y estamos orando juntos. Hijitos, ayúdenme con la oración para que Satanás no prevalezca. Su poder de muerte, odio y miedo ha visitado la tierra. Por eso, hijitos, regresen a Dios y a la oración, al ayuno y a la renuncia, por todos aquellos que son pisoteados, son pobres y no tienen voz en este mundo sin Dios. Hijitos, si no regresan a Dios y a sus Mandamientos, no tienen futuro. Por eso, Él me ha enviado a ustedes para guiarlos. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

Fuente: www.infomedjugorje.org

MENSAJE DEL 25 DE FEBRERO DE 2022 EN MEDJUGORJE, BOSNIA-HERZEGOVINA

«¡Queridos hijos! Yo estoy con ustedes y estamos orando juntos. Hijitos, ayúdenme con la oración para que Satanás no prevalezca. Su poder de muerte, odio y miedo ha visitado la tierra. Por eso, hijitos, regresen a Dios y a la oración, al ayuno y a la renuncia, por todos aquellos que son pisoteados, son pobres y no tienen voz en este mundo sin Dios. Hijitos, si no regresan a Dios y a sus Mandamientos, no tienen futuro. Por eso, Él me ha enviado a ustedes para guiarlos. Gracias por haber respondido a mi llamado.»

Message 25 February 2022

“Dear children! I am with you and we pray together. Help me with prayer, little children, that Satan may not prevail. His power of death, hatred, and fear has visited the earth. Therefore, little children, return to God and to prayer, to fasting and to renunciation, for all those who are downtrodden, poor, and have no voice in this world without God. Little children, if you do not return to God and His Commandments, you do not have a future. That is why He sent me to you to guide you. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 febbraio 2022

»Cari figli! Sono con voi e preghiamo insieme. Figlioli, aiutatemi con la preghiera affinché satana non prevalga. Il suo potere di morte, odio e paura ha visitato la Terra. Perciò figlioli, ritornate a Dio, alla preghiera, al digiuno ed alla rinuncia per tutti coloro che sono calpestati, poveri e non hanno voce in questo mondo senza Dio. Figlioli, se non ritornate a Dio ed ai Suoi comandamenti, non avete futuro. Perciò ha mandato me a voi per guidarvi. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.»

Message 25 février 2022

«Chers enfants! Je suis avec vous et nous prions ensemble. Aidez-moi par la prière, petits enfants, pour que Satan ne prédomine pas. Sa force de mort, de haine et de peur a visité la terre. C’est pourquoi, petits enfants, revenez à Dieu et à la prière, au jeûne et au renoncement, pour tous ceux qui sont écrasés, pauvres, et qui n’ont pas de voix en ce monde sans Dieu. Petits enfants, si vous ne revenez pas à Dieu et à ses commandements, vous n’avez pas d’avenir. C’est pour cela qu’il m’a envoyé vers vous, pour vous guider. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 veljača 2022

„Draga djeco! S vama sam i molimo zajedno. Pomozite mi dječice molitvom da sotona ne prevlada. Njegova moć smrti, mržnje i straha, pohodila je Zemlju. Zato dječice vratite se Bogu i molitvi, postu i odricanju, za sve one koji su pogaženi, siromašni i nemaju glasa u ovom svijetu bez Boga. Dječice, ako se ne vratite Bogu i njegovim zapovijedima, nemate budućnosti. Zato je mene poslao vama da vas vodim. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

«CHILDREN OF MEDJUGORJE», FEBRERO DE 2022

Para ver el boletín de febrero de 2022 de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 20 de febrero de 2022  

Sor Emmanuel

A %d blogueros les gusta esto: