La oración personal

La oración con el corazón se traduce en una oración constante, porque se trata, al ser expresión de un verdadero amor que inflama el interior, de una necesidad de expresarse donádamente, es decir en una continua ofrenda y acción de gracias.  Como es lenguaje interior y exterior que brota de la caridad, no es en búsqueda de sí mismo, ni en búsqueda de consuelos  y complacencias, sino que se regocija el corazón en morir a sí mismo y vivir para Dios, siendo asemejado con Cristo, por la transformación que va realizando Espíritu Santo en el alma.  El Paráclito comunica el amor infuso, que mueve las acciones de las facultades humanas, las palabras del entendimiento, el lenguaje de la voluntad, los afectos y sentimientos regidos por la Verdad gobernante en el corazón, que es la primacía del amor de Dios, y que se regala a la humanidad en las Tres Misiones Divinas (La Creación, la Redención y la Santificación).

Siendo la virtud infusa de la caridad su motor, en la medida que aumenta la vida de la gracia y de oración,  el trabajo cotidiano y las obras de misericordia se asumen como una ofrenda desprendida para la gloria de Dios, aumentado paulatinamente la interioridad de la oración, concediéndole al alma mayor libertad y solidez en Dios.

“…Cuando ustedes estén cansados y enfermos y no saben cuál es el sentido de vuestra vida, tomad el rosario y orad, hasta que la oración llegue a ser para vosotros, un alegre encuentro con vuestro Salvador…”  (Mensaje del 25 de Abril del 2001)

Esto hace que el corazón humano se haga más humilde, ya que le consta que todo ha sido don y nada obra propia en la que gloriarse. Todo es regalo y mérito de Cristo, en el que el impulso con el que se nos impregna el alma viene del cielo, y nos lleva a buscarle continuamente con las oraciones vocales, con la meditación de su Palabra y la contemplación de sus Misterios, en el fervor de la acción litúrgica y en el silencio cotidiano del recogimiento, donde buscamos estar a solas en los brazos de la Madre, en un Rosario pausado, resplandecientes ante el Sagrario, o en el claustro modesto y cotidiano de nuestro trabajo y los afanes domésticos, en el refrigerio de la pausa y el Tabor de los rezos, para ser transfigurados por la mirada del Maestro.

En cuanto el hombre busca con seriedad la verdad y el bien, esta conversación íntima consigo mismo tiende a convertirse en conversación con Dios, y poco a poco, en vez de buscarse en   todas las cosas a sí mismo, en lugar de tender, consciente o inconscientemente, a constituirse en centro de todo lo demás, tiende a buscar a Dios en todo y reemplazar al egoísmo por el amor de Dios y por el amor de las almas en Dios. Y ésta es precisamente la vida interior; ninguno que discurra con sinceridad dejará de reconocer que así es. (G. LAGRANGE)

La oración debe ser un trato íntimo, amoroso y familiar con Dios, mediante la cual el Divino Espíritu va imprimiendo  «sobrenaturalmente» en nosotros—las adorables perfecciones del Padre Celestial, procurando configurarnos con Jesucristo, esplendor de su gloria y nuestro ejemplar y modelo.

Por eso la oración del Corazón encuentra una cumbre singular, en medio de la jornada cotidiana, en el misterio de la Eucaristía, donde nos enfrentamos a la manifestación, por excelencia, de la Caridad de Dios, expresada en la entrega de su Hijo primogénito, que se constituye en ofrenda de amor y sustento de misericordia.

Dice el Padre Slavko: “María sabe que esto es algo que debemos aprender y quiere ayudarnos a hacerlo. Son dos cosas las que nos dice María -dar espacio a la oración y la oración personal- como condición indispensable para la oración con el  corazón. Nadie puede rezar con el corazón si no se ha decidido por la oración y es entonces cuando de verdad empieza la oración con el corazón.

¿Cuántas veces hemos oído hablar de la oración con el corazón en Medjugorje y cómo se hace para rezar con el corazón? ¿Cómo se debe rezar para que de verdad sea una oración con el corazón?

Todos podemos rápidamente empezar a rezar con el corazón porque rezar con el corazón significa rezar con amor. Rezar con amor no quiere decir saber rezar bien y haber memorizado bien la mayor parte de las oraciones. Significa en cambio empezar a rezar cuando lo pide María  y de la manera que lo hemos hecho al principio de sus apariciones.

Así pues, si alguien dice “no sé rezar, pero si tú me pides que lo haga lo empezaré a hacer” es entonces cuando empieza la oración con el corazón. En cambio si pensamos que rezaremos cuando sepamos hacerlo entonces no rezaremos nunca.”

Mensaje del 2 de octubre de 2011

“Queridos hijos: también hoy mi Corazón materno os invita a la oración, a vuestra relación personal con Dios Padre, a la alegría de la oración en Él. Dios Padre no está lejos de vosotros ni os es desconocido. Él se os ha manifestado por medio de mi Hijo y os ha dado la vida, que es mi Hijo. Por eso, hijos míos, no cedáis a las tentaciones que quieren separaros de Dios Padre. ¡Orad! No intentéis tener familias y sociedades sin Él. ¡Orad! Orad para que vuestros corazones sean inundados por la bondad que proviene sólo de mi Hijo, que es la verdadera bondad. Solamente los corazones llenos de bondad pueden comprender y aceptar a Dios Padre. Yo continuaré guiándoos. Os pido de manera especial que no juzguéis a vuestros pastores. Hijos míos, ¿acaso habéis olvidado que Dios Padre los ha llamado a ellos? ¡Orad! Gracias! ”

Fuente: www.centromedjugorje.org

Grupos de oración – Lección 1 “Saber caminar con María”

El Padre Francisco Verar les ofrece un itinerario de espiritualidad para todos aquellos interesados en formar un “Grupo de oración de María Reina de la Paz”. Subirá un video cada semana para que sistemáticamente puedan ir caminando como grupo de oración en la espiritualidad de María Reina de la Paz, siguiendo el catecumenado que nos ha dado la Madre de Dios desde 1981 en Medjugorje.

Fuente: www.infomedjugorje.org

El «playboy» de la moda italiana que en Medjugorje salió del abismo: «Hubo un cambio de vida allí»

Matteo Marzotto provenía de una familia millonaria pero desestructurada y sin fe

Durante años, Matteo Marzotto ha sido considerado como el soltero de oro en Italia

Ha sido el hombre más deseado de Italia. Hijo de una familia aristocrática y de las más poderosas de la industria textil en Italia abría las portadas de la prensa rosa por sus romances y noviazgos con personalidades como Naomi Campbell y por sus exitosos negocios. Se trata de Matteo Marzotto, que durante mucho tiempo dirigió la firma Valentino y ahora sigue embarcado en el mundo de la moda.

Pero ya no es el mismo que en su juventud. Lo tenía todo, le sobraba el dinero, las casas, los coches, los amigos y las mujeres… pero no era feliz y sólo en el catolicismo ha hallado esa felicidad que tanto anhelaba. El cambio se produjo tras realizar una serie de peregrinaciones marianas a Lourdes, Loreto y finalmente Medjugorje, viaje tras el cual su vida dio un giro de 180 grados. Matteo Marzoto, la redención del ‘Playboy’, titulaba un reportaje en Vanity Fair que se hacía eco de la conversión de este empresario.

“Sentía que me faltaba algo”

Él mismo explicaba en esa publicación que “hay años de los que casi ni me acuerdo, en los que tuve mucho trabajo y corría de un lado a otro. Sentía que me faltaba algo y ese algo era una vida espiritual. Empecé a acercarme a la religión y mi vida cambió. A veces es necesario parar para poder seguir hace delante”.

El de Marzotto no ha sido un retorno genérico a la “espiritualidad” para aliviar el estrés que tan de moda está y que alimenta las filas de la Nueva Era. La de este italiano ha sido una adhesión a un catolicismo ortodoxo que floreció tras un viaje a Medjugorje. Matteo acude ahora a misa regularmente, tiene un director espiritual, acude asiduamente a los sacramentos, lee diariamente la vida de los santos y acude a retiros espirituales con la comunidad Nuevos Horizontes fundada por Chiara Amirante.

La resurrección, el “mayor acto de amor”

Por eso, no es de extrañar que su cambio confunda ahora a muchos en Italia ya que en voz alta proclama que “la resurrección de Cristo es el mayor acto de amor y esperanza en la historia en el que es razonable y racional basar toda la vida”.

Este cambio de rumbo en su vida no ha sido siempre bien entendido en el mundo de la alta burguesía en el que siempre se ha movido desde que nació, pues sus padres nunca le educaron en la fe ni fueron el mejor ejemplo de familia unida, pues pronto su madre modelo se divorció de su padre, un conocido conde.

En una entrevista con Familia Cristiana, Matteo Marzotto explica que descubrió que “la fe es vida y que necesitamos radicalismo para vivirla: abandonarnos completamente a Dios seguros de que Él nos toma de la mano y nos acompaña”.

El inicio de las peregrinaciones marianas

Pero para llegar a este punto tuvo que experimentar una gran crisis. Fue en 2006 y asegura que coincidió con su 40 cumpleaños. “Sentí el peso de un vacío, pero no sabía qué era o qué buscar. Lo tenía todo: un trabajo prestigioso, éxito, fama… Empecé a hacerme muchas preguntas. Recé pero de manera banal”, relata.

Entonces ocurrió algo que acabaría transformando su vida. Él mismo asegura que antes de esta conversión “tenía una gran atracción por los lugares marianos” por lo que en plena crisis decidió visitar algunos. Así fue como peregrinó a Lourdes, a Loreto al santuario de la Virgen del Monte Berico en Vicenza, hasta llegar a Medjugorje, “un lugar que me intrigó y atrajo mucho”.

Allí conoció a Don Roberto, un sacerdote de Nuevos Horizontes, de quien inmediatamente se hizo amigo. “Regresé unos meses después. Fue una experiencia importante que me hizo pensar mucho. Fue él quien me presento a Chiara Amirante (fundadora de Nuevos Horizontes) de la que me hice amigo inmediatamente”.

Un cambio de vida

Sobre esta experiencia en Medjugore, Marzotto afirma que este es un lugar que en muchos casos es de “conversiones inmediatas, espontáneas, incluso violentas, pero no fue mi caso. Pero es innegable que ha habido un cambio de ritmo en mi vida allí. La guía que no había tenido en mi familia de origen, la encontré extendida en Nuevos Horizontes allí”.

En Medjugorje halló “una forma de serenidad, pero me pidió que cambiara y el cambio fue tan radical que fue agotador”. Este fue el principio de una transformación de vida.

Él no considera este cambio tan grande de vida una “conversión real” pues afirma que pese a todo “tuve una conciencia latente de la existencia de Dios a pesar de que vivía en una familia de cultura liberal donde la religión era un asunto privado y donde no me fue enseñado nada sobre el cristianismo”.

En esta nueva vida, Matteo Marzotto está volcado en los proyectos sociales. Nunca olvidará como su hermana Annalisa falleció debido a una fibrosis quística por lo que ahora preside una fundación que recauda fundos para la investigación, y gracias a esto ha conseguido ya 30 millones de euros.

Fuente: www.religionenlibertad.com

Reflexión del Padre Verar a los mensajes del 25 de noviembre de 2019

El Padre Francisco, como cada mes, comparte con nosotros su reflexión del mensaje de la Santísima Virgen María desde Medjugorje, Bosnia Herzegovina. La Gospa quiere acompañarnos durante este adviento al encuentro con su Hijo Jesús.

Mensaje del 25 de noviembre de 2019

“Queridos hijos, que este tiempo sea para ustedes tiempo de oración. Sin Dios no tienen paz. Por eso, hijitos, oren por la paz en sus corazones y en sus familias, para que Jesús pueda nacer en ustedes y les dé Su amor y Su bendición. El mundo está en guerra porque los corazones están llenos de odio y de envidia. Hijitos, se ve en los ojos inquietud porque no han permitido a Jesús que nazca en sus vidas. Búsquenlo, oren y Él se dará a ustedes en el Niño que es alegría y paz. Yo estoy con ustedes y oro por ustedes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Fuente: www.infomedjugorje.org

Fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el 2 de diciembre de 2019

Compartimos con ustedes algunas fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el pasado 2 de diciembre de 2019.

Recordemos que el día 2 de cada mes la vidente Mirjana reza con la Virgen por los no creyentes. El día 2 de diciembre Mirjana tuvo la aparición de la Virgen ante miles de peregrinos que se hicieron presente en Medjugorje y luego le dio el siguiente mensaje:

Mensaje del 2 de diciembre de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, mientras los miro a ustedes que aman a mi Hijo, mi Corazón se llena de ternura. Los bendigo con mi bendición maternal. Con mi bendición maternal bendigo también a sus pastores: a ustedes que pronuncian las palabras de mi Hijo, que bendicen con Sus manos y que tanto lo aman, que están dispuestos a hacer con alegría cualquier sacrificio por Él. Ustedes lo están siguiendo a Él, quien fue el primer Pastor, el primer Misionero. Hijos míos, apóstoles de mi amor, vivir y trabajar para otros, para todos los que ustedes aman a través de mi Hijo, es gozo y consuelo de la vida terrenal. Si mediante la oración, el amor y el sacrificio, el Reino de Dios está en sus corazones, entonces, su vida es alegre y serena. Entre los que aman a mi Hijo y se aman recíprocamente por medio de Él, no son necesarias las palabras. Una mirada es suficiente para que se escuchen las palabras que no se pronuncian y los sentimientos que no se expresan. Allí donde reina el amor, el tiempo ya no cuenta. Nosotros estamos con ustedes. Mi Hijo los conoce y los ama. El amor es lo que los conduce a mí, y por medio de ese amor, vendré a ustedes y les hablaré de las obras de la salvación. Quiero que todos mis hijos tengan fe y sientan mi amor maternal que los lleva a Jesús. Por eso, hijos míos, dondequiera que vayan, iluminen con amor y fe, como apóstoles del amor. Les doy las gracias.”

Fotos: MaryTV

ROSAS PARA LA GOSPA

Mensaje del 2 de diciembre de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, mientras los miro a ustedes que aman a mi Hijo, mi Corazón se llena de ternura. Los bendigo con mi bendición maternal. Con mi bendición maternal bendigo también a sus pastores: a ustedes que pronuncian las palabras de mi Hijo, que bendicen con Sus manos y que tanto lo aman, que están dispuestos a hacer con alegría cualquier sacrificio por Él. Ustedes lo están siguiendo a Él, quien fue el primer Pastor, el primer Misionero. Hijos míos, apóstoles de mi amor, vivir y trabajar para otros, para todos los que ustedes aman a través de mi Hijo, es gozo y consuelo de la vida terrenal. Si mediante la oración, el amor y el sacrificio, el Reino de Dios está en sus corazones, entonces, su vida es alegre y serena. Entre los que aman a mi Hijo y se aman recíprocamente por medio de Él, no son necesarias las palabras. Una mirada es suficiente para que se escuchen las palabras que no se pronuncian y los sentimientos que no se expresan. Allí donde reina el amor, el tiempo ya no cuenta. Nosotros estamos con ustedes. Mi Hijo los conoce y los ama. El amor es lo que los conduce a mí, y por medio de ese amor, vendré a ustedes y les hablaré de las obras de la salvación. Quiero que todos mis hijos tengan fe y sientan mi amor maternal que los lleva a Jesús. Por eso, hijos míos, dondequiera que vayan, iluminen con amor y fe, como apóstoles del amor. Les doy las gracias.”

Message December 2, 2019

“Dear children, as I am looking at you who love my Son, my heart is being filled with tenderness. I am blessing you with a motherly blessing. With a motherly blessing, I am also blessing your shepherds – you who speak the words of my Son, who bless with His hands and who love Him so much that you are ready to make every sacrifice for Him with joy. You are following Him, who was the first shepherd, the first missionary. My children, apostles of my love, to live and work for others, for all those whom you love through my Son, is the joy and comfort of earthly life. If through prayer, love and sacrifice the Kingdom of God is in your hearts, then your life is joyful and bright. Among those who love my Son and who love each other through Him, words are not necessary. A gaze is sufficient for the unspoken words and unexpressed feelings to be heard. There where love reigns, time no longer counts. We are with you. My Son knows you and loves you. Love is that which brings you to me and through that love I will come to you and speak to you of the works of salvation. I desire for all of my children to have faith and to feel my motherly love which leads them to Jesus. Therefore, you, my children, wherever you go, illuminate with love and faith as apostles of love. Thank you”.

Messaggio del 2 dicembre 2019

“Cari figli, mentre guardo voi che amate mio Figlio, la delizia colma il mio Cuore. Vi benedico con la benedizione materna. Con la materna benedizione benedico anche i vostri pastori: voi che dite le parole di mio Figlio, benedite con le sue mani e lo amate tanto da essere disposti a fare con gioia ogni sacrificio per lui. Voi seguite lui, che è stato il Primo Pastore, il Primo Missionario. Figli miei, apostoli del mio amore, vivere e lavorare per gli altri, per tutti coloro che amate per mezzo di mio Figlio, è la gioia e la consolazione della vita terrena. Se attraverso la preghiera, l’amore ed il sacrificio il Regno di Dio è nei vostri cuori, allora per voi la vita è lieta e serena. Tra coloro che amano mio Figlio e si amano reciprocamente per mezzo di lui, le parole non sono necessarie. E’ sufficiente uno sguardo per udire le parole non pronunciate e i sentimenti non espressi. Laddove regna l’amore, il tempo non si conta più. Noi siamo con voi! Mio Figlio vi conosce e vi ama. L’amore è ciò che vi conduce a me e, mediante quest’amore, io verrò a voi e vi parlerò delle opere della salvezza. Desidero che tutti i miei figli abbiano fede e sentano il mio amore materno che li guida a Gesù. Perciò voi, figli miei, ovunque andiate rischiarate con l’amore e con la fede, come apostoli dell’amore. Vi ringrazio”.

¿Podemos evitar el Purgatorio?

«Dichosos aquellos que tuvieron la oportunidad de escuchar a la vidente Vicka relatando su “viaje” junto con Jakov al Cielo, al Purgatorio y al Infierno de la mano de la Virgen María (Ver PS 1). Pero felices también quienes creen simplemente lo que el Evangelio enseña sobre las postrimerías del hombre. (Ver PS 2). En este mes de noviembre en el que oramos por los difuntos deseo resaltar un punto sobre el Purgatorio. Hoy en día, aun entre ciertos consagrados, la existencia del Purgatorio es cuestionada, como si aquella realidad repentinamente hubiera dejado de existir, porque incomoda a ciertas almas. Sin embargo, un gran número de místicos han visitado el Purgatorio: Santa Faustina, Santa Mariam de Belén, el Cura de Ars, además del Padre Pío y de muchos otros más. Sus relatos son apasionantes. ¡Sí!, el Purgatorio existe y es altamente recomendable pensar desde ahora en él antes de emprender la última etapa de nuestra vida aquí en la Tierra.

¿Cómo podemos evitar aquella dolorosa purificación antes de poder lanzarnos al abrazo de Dios, a la unión perfecta de amor con Él que hará nuestra felicidad por toda la eternidad? Algunos puntos para tener en cuenta:

  • Hacer muchas obras de misericordia para con las almas del Purgatorio. Pedir la celebración de misas en su sufragio, ofrecer rosarios, via crucis, ayunos, alguna mortificación en su favor. María nos dice que cuando oramos por las almas del Purgatorio nos convertimos en intercesores de quienes a su vez intercederán por nosotros. Estas almas nos ayudarán a no atarnos a las cosas terrenales sino a Dios.
  • Ser muy humildes. Esta es una poderosa arma contra Satanás.
  • Confiar plenamente en la bondad de Dios y en su infinita misericordia.
  • Ser muy generoso para con los pobres y darle a Dios el diezmo de nuestros ingresos. “La caridad cubre una multitud de pecados”
  • Ocuparnos de nuestros padres y familiares mayores.
  • Renunciar al pecado y recurrir frecuentemente al sacramento de la Reconciliación (confesión),
  • Ser misericordiosos y perdonar de corazón las ofensas recibidas (“Bienaventurados los misericordiosos porque obtendrán misericordia”, nos dice Jesús (Mt 5, 7)
  • No juzgar a nadie, preferir ser indulgentes. “No juzguen y no serán juzgados”, nos dice Jesús (Mt 7,1)
  • Sobre todo, evitar la murmuración y la calumnia, como también todo pecado contra la caridad. Las calumnias no confesadas desembocan inevitablemente en una dolorosa y prolongada purificación.»

© Children of Medjugorje del mes de noviembre de 2019

Sor Emmanuel