Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 19 de octubre de 2018 en Medjugorje

“Como todos los días, después de la reunión con la Virgen, me gustaría acercarme a todos ustedes y describirles el encuentro de esta noche.

También hoy la Virgen ha venido a nosotros con gozo y alegría y, al principio, nos saludó a todos con su saludo maternal: “¡Sea alabado Jesús, mis queridos hijos!”. Luego oró por un período de tiempo aquí por todos nosotros con los brazos extendidos. Luego, Ella oró en particular sobre los enfermos presentes. Entonces la Virgen se dirigió brevemente a todos nosotros, diciendo:

“¡Queridos hijos! También hoy, de manera especial, deseo invitarlos a aceptar con amor la voluntad de Dios. Los invito, en particular, a orar por los enfermos, para que ellos acepten su cruz y la voluntad de Dios de glorificarse a través ellos. La Madre ora por todos ustedes, queridos hijos, y los presenta a todos ante su Hijo. Gracias por haber respondido también hoy a mi llamada”.

Luego, la Virgen nos ha bendecido a todos con su bendición maternal y ha bendecido todo lo que ustedes han traído para ser bendecido. Entonces les encomendé a todos ustedes: sus necesidades, sus intenciones, sus familias y especialmente a los enfermos. Luego, Nuestra Señora continuó orando por un período de tiempo aquí con todos nosotros, y en esta oración se fue, en el signo de la luz y de la cruz, con el saludo: “¡Vayan en paz, mis queridos hijos!”.

Papa Francisco: “Hay gracia en Medjugorje. No se puede negar, las personas se convierten”

El Pontífice en diálogo con Alexandre Awi Mello en libro dedicado a los encuentros con la Virgen María

El papa Francisco reiteró que la Madre de Dios “ama a todos” y “no es un jefe de la Oficina de Correos, para enviar mensajes todos los días”. Lo dijo en diálogo con el sacerdote Alexandre Awi Mello, secretario del Dicasterio para los laicos, la familia y la vida, publicado en el libro titulado “Es mi madre”. Encuentros con María “(ediciones Città Nuova), en italiano.

“La obediencia de la persona a la Iglesia”, señaló el Pontífice, es un criterio para discernir cuando se presenten presuntas apariciones donde hayan “mensajes” y “expresiones interiores” que provengan de posibles “personas dotadas de manera especial”.

El día que Bergoglio prohibió una reunión sobre apariciones en Medjugorje

Sobre el caso de Medjugorje, aún en estudio, el papa Francisco recuerda que “cuando estaba en Buenos Aires, prohibí que hubiera una reunión que tuvo lugar igualmente. Ellos sabían, sin embargo, yo no estaba de acuerdo”.

Francisco rememoró lo ocurrido cuando uno de los videntes de Medjugorje visitó la arquidiócesis que encabezaba para un encuentro que se programó en una iglesia.

El arzobispo Bergoglio se opuso, sin expresar su opinión sobre la autenticidad de las apariciones porque “uno de los videntes habría hablado y explicado de todo un poco y a las cuatro y media Nuestra Señora habría aparecido. Es decir, tenía la agenda de la Virgen. Así que dije: no, no quiero este tipo de cosas aquí. Dije que no, no en la iglesia”.

El Papa anotó que “debemos distinguir, sin embargo, porque a pesar de esto, Dios hace milagros en Medjugorje. En medio de las locuras del hombre, Dios continúa haciendo milagros”.

Asimismo sostiene que a lo mejor existen “fenómenos más personales”. “Recibo cartas, pero entendemos que son más que nada psicológicas. Las cosas deben ser claramente distinguidas. Creo que hay gracia en Medjugorje. No se puede negar. Hay personas que se convierten. Pero también hay una falta de discernimiento y no quiero decir de pecado, porque la gente no sabe hasta donde es pecado, pero, al menos se trata de una falta de discernimiento”.

¿Por qué Francisco ama tanto a María?

En el contexto del Sínodo de los Jóvenes, el autor del libro comentó sobre como nació la obra y la visión eclesial del Papa de una Iglesia madre al estilo de María; acogedora y cariñosa con las nuevas generaciones.

“Tuve la oportunidad hace un tiempo de entrevistar al papa Francisco sobre su relación con la Virgen María y me parece que no es solo una relación piadosa o devocional, es algo que marca su visión de Iglesia. ¿Por qué el Papa ama tanto a María? Porque en ella ha visto una imagen de la Iglesia, de lo que debe ser; madre, acogedora, maestra, amiga, misericordiosa.

Por eso, creo que es importante considerar esa dimensión materna de la Iglesia que ama y acoge en relación a los jóvenes que tanto necesitan”, comentó este jueves 18 de octubre de 2018, el sacerdote Awi Mello, quien dirigió la pastoral juvenil nacional en Brasil, durante la conferencia de información sobre los trabajos del Sínodo en la sede de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Sobre Medjugorje, el Papa al inicio de su pontificado, el 14 de noviembre de 2013, al presidir la Misa en la capilla de la Casa Santa Marta explicó que el espíritu de la curiosidad mundana, que busca saber por saber y cosas cada vez más extrañas o inusuales, aleja de la verdadera sabiduría y la belleza de Dios.

En ese contexto manifestó sus dudas sobre los videntes que dicen tener a cada determinada hora mensajes de la Virgen. Los videntes aseguran ver a la Virgen María desde 1981, mientras el papa Francisco parece estar de acuerdo solo con las primeras siete apariciones tras evaluar el informe preparado por un grupo de altos prelados sobre Medjugorje.

Sin embargo, nutre muchas dudas sobre las actuales apariciones marianas a los seis chicos, ya adultos. Las dudas de la Congregación para la Doctrina de la Fe aumentan la complejidad del asunto, que debatió sobre el fenómeno en 2016.

Por ahora, está en ‘discernimiento’ que la Iglesia levantada en la zona de Bosnia-Herzegovina en honor a la Virgen pueda convertirse en santuario pontificio, una solución posible para salir de las polémicas entre franciscanos, custodios del lugar, y el obispo de Mostar, diócesis en la que se encuentra.

Diálogo con periodistas

Durante el diálogo con los periodistas al volver de Fátima, santuario donde se cumplieron cien años de la aparición de la Virgen María, el Papa desveló los resultados de la comisión que identificó una diferencia muy neta entre el inicio del fenómeno “considerado sobrenatural” (entre el 24 de junio y el 3 de julio de 1981) y lo que sucedió después de las primeras visiones.

El informe de la comisión explica que los seis chicos videntes eran normales psíquicamente, que fueron sorprendidos por la aparición, y que no hubo ninguna influencia exterior en lo que dijeron haber visto.

Como sucedió en Fátima con los tres pastorcitos, los videntes de Medjugorje se negaron a contar lo que habían visto a pesar de que la policía los hubiera arrestado y amenazado de muerte. Igualmente, se anuló la hipótesis de que el fenómeno fuera demoníaco.

En fin, Francisco estimó positivamente el trabajo de la comisión presidida por Camillo Ruini (cardenal italiano) instituida por el papa Benedicto XVI en 2010 y que terminó en 2014.

Existe perplejidad sobre el tema de los secretos apocalípticos que los videntes dicen haber recibido de la aparición y aún no son revelados.

En este contexto, por motivaciones pastorales, la comisión se manifestó a favor de derogar la prohibición de los peregrinajes a Medjugorje. Así, el informe Ruini considera que el santuario debería estar bajo la autoridad de la Santa Sede y sugiere convertir la parroquia en un santuario pontificio.

De ahí que el Pontífice haya enviado al arzobispo polaco Henryk Hoser al santuario mariano a evaluar la situación y el acompañamiento pastoral, especialmente pensando en los fieles y peregrinos. Esto para obtener mayor información para realizar futuras iniciativas de acompañamiento pastoral.

Fuente: https://es.aleteia.org

Fr. Antonio-Mario Cirko: “He venido a Medjugorje para renovar mi sacerdocio ante María, pues aquí nació mi vocación”

Durante el verano han venido a Medjugorje muchos peregrinos procedentes de todo el mundo, entre los que se encuentran un gran número de croatas. Todos ellos vienen para alimentarse espiritualmente antes de regresar a sus hogares. Por ello, del 1 de julio al 31 de agosto, se celebra todos los días una Santa Misa adicional en croata a las 13 h. Muchos peregrinos deciden pasar aquí una parte de sus vacaciones no sólo cuando hay seminarios o retiros, sino también en otras fechas. El P. Antonio-Mario Cirko, sacerdote carmelita y párroco de la Iglesia de la Asunción de la Santísima Virgen María (en Remete, parroquia de Zagreb) es uno de ellos. Hemos tenido la oportunidad de compartir con él su historia y los motivos por los que ha venido.

“Esta es la segunda mitad de mis vacaciones y he decidido venir con la Virgen a Medjugorje porque tengo un gran vínculo con este lugar. Medjugorje contribuyó a que mi familia entendiese la belleza de la fe y de la vida sacramental. De pequeño, comencé a venir con mi hermana y mis padres. Recuerdo una anécdota que sucedió cuando yo tenía 11 años: el P. Slavko estaba presidiendo la Santa Misa y mi madre rezó a la Gospa, a la Virgen: `Gracias, Gospa, porque podemos estar aquí como una familia. Como confirmación de que escuchas nuestras plegarias, te pido que nos des una pequeña señal.´Fue un simple acto de fe de una madre, pero entonces, una vez finalizada la Eucaristía, sucedió algo muy curioso. El P. Slavko, que presidía la Santa Misa, en lugar de regresar a la sacristía con todos los sacerdotes, comenzó a abrirse paso entre la multitud, se acercó a mi y me entregó un rosario. Yo no conocía de nada al P. Slavko y creo que fue una señal del amor que Dios nos tiene. He estado muy conectado con Medjugorje y con la Virgen María desde que era niño. Hoy, como sacerdote carmelita, he logrado el sueño que tenía desde entonces y puedo estar aquí como sacerdote mariano en un santuario mariano y en una Iglesia a la que estoy muy agradecido por ese don. María siempre nos lleva por el camino seguro y nunca nos perderemos si seguimos su ejemplo, puesto que siempre nos lleva a Jesús. Eso resulta muy evidente aquí en Medjugorje, con tantos confesionarios llenos, con la iglesia abarrotada y con todos los programas que se llevan a cabo, en especial el Festival de la Juventud -que reúne a miles de jóvenes. Me da mucha alegría estar en Medjugorje. Me impresiona especialmente la Adoración al Santísimo. Mi primo, el difunto P. Mile Cirko, que fue franciscano, me dijo cuando yo era joven que iba a ser sacerdote y la verdad es que me tocó en lo más profundo del alma. Creo que Dios me habló a través de él y sembró la semilla de la vocación en mí por aquel entonces. Con el tiempo, terminé mis estudios y me licencié en la Facultad de Medicina. Justo después ingresé en el convento. La semilla de la vocación seguía creciendo dentro de mí. En la Iglesia franciscana de Zagreb existe una estatua de San Antonio y recuerdo que solía encender una vela de pequeño el día antes de su festividad. Unos años después, mi madre me preguntó por qué encendía una vela y le respondí que lo hacía porque quería ser sacerdote. Esta vez he venido a Medjugorje para renovar mi sacerdocio ante la Virgen, ya que fue aquí donde nació mi vocación, junto con el difunto P. Mile.”

Fuente: www.centromedjugorje.org

Dos Cardenales para una misión

«Mi asistente y yo acabamos de regresar de 4 días en Riga (Letonia); una bella misión en el seno de un pueblo extremadamente conmovedor. A la ida nos encontramos con el Cardenal Schönborn que tomaba el mismo vuelo que nosotras. Bendijo nuestra misión y luego me comentó dos palabras sobre su diálogo con el Papa Francisco acerca de Medjugorje. En realidad, el Papa no ha dicho nada en particular, pero la opinión personal del Cardenal es la siguiente: En ausencia de una definición oficial de parte de Roma, le parece que “los resultados de la Comisión Ruini, muy elogiada por el Papa el 13 de mayo pasado, podrían ser interpretados como la posición de la Iglesia”. Esto me parece muy positivo. ¡Oremos!

Justo antes de dejar Riga, nuestro pequeño equipo fue recibido por el Cardenal retirado Janis Pujats, quien ha sufrido mucho a causa de la KGB durante la persecución comunista, al igual que todos sus fieles, antes del desmembramiento de la Unión Soviética. Pero supo mantenerse firme y eludir los campos de trabajos forzados gracias a las inspiraciones del Espíritu Santo. Logró crear una imprenta clandestina donde se imprimieron miles de libros de oración. En la actualidad no vive como un príncipe sino como un pobre, lo que nos ha conmovido profundamente. Tiene que subir 3 pisos sin ascensor para llegar a su vivienda, y los ha bajado para acogernos. Ha bendecido los frutos de nuestra misión.

¡Hemos visto la mano de Dios sobre nosotras; la bendición de un Cardenal antes de la misión y la de otro Cardenal para concluirla!

Gracias por sus oraciones que también nos han acompañado. ¡Continúen orando, por favor!»

© Children of Medjugorje del mes de marzo de 2018

Sor Emmanuel

Concierto de oración en Medjugorje

La Asociación de la Juventud de Brotnjo en cooperación con la parroquia de Medjugorje ha organizado un concierto de oración titulado “¡Jesús te está llamando!”, el domingo 2 de septiembre de 2018, después de la Santa Misa vespertina. El concierto se celebró en los terrenos de la antigua iglesia parroquial, en la rotonda, a las 19:30 h.

Esta Asociación ha invitado a todas las personas, especialmente a los jóvenes, a venir y alabar a Dios junto con ellos. Porque también la Gospa en uno de sus mensajes nos invitó: “Quiero decirles a los jóvenes: ábrete al Espíritu Santo, porque Dios desea acercarte a ti mismo en estos días cuando Satanás está obrando“.

Los artistas fueron el grupo Emanuel, Fr. Marin Karacic, las hermanas Ramljak, la YouFra Medjugorje y coro del Festival de la Juventud.

Fuente: www.centromedjugorje.org

Tu mirada me sostiene

Los ojos de una madre te tocan el alma y te conectan con lo más íntimo de tu ser. En realidad, estremece las entrañas al recordar la unión que hubo en el principio de nuestras vidas. Todos pudimos sentir el lado sensible de nuestra madres, cuando por diversas circunstancias experimentaban ciertas emociones profundas y muy fuertes, las cuales nosotros también vivíamos desde el interior dentro de las entrañas de ella, donde Dios nos iba formando.

Qué lindo son los ojos de una madre que conoce a sus hijos siempre. Solo basta que vea a su retoño y ya sus entrañas se estremecen. Eso hace que una madre sea el refugio más seguro. Nada hay más grato que el abrazo de una madre. Aún en aquellas que por diversas circunstancias hayan fallado, ten ánimo, les queda una esperanza y es la vida eterna, aceptando el perdón que da Cristo para que tengan vida eterna.

Si los ojos de nuestras madres son hermosamente preciosos, cuánto más los de nuestra Madre María Santísima. La inquietud que nos surge es como hacemos para sentirnos amados y mirados por los ojos de ella, la mejor madre. Ante esto creo nos ayudan mucho las imágenes o cuadros de María Santísima. Para muchas personas no es fácil comprender algunas de las imágenes que ha usado la Iglesia como elementos pedagógicos para entender el misterio de Dios. Pero si observamos detenidamente está realidad teológica de las imágenes es fácil de comprenderlos.

Las imágenes, algunas, son palabra de Dios. Puesto que son escenas bíblicas representadas en lienzo o escultura de la Palabra escrita. Hay excepciones, como son las imágenes de los que representan a quienes vivieron el Evangelio hasta alcanzar la perfección, “los santos”, los cuales no están en ninguna escena bíblica pero si vivieron la Palabra. En cuanto a María ella si está en la Biblia. Pero lo más grande es que ella ha estado en el corazón de Jesús desde toda la eternidad. Además ella lo siente desde las entrañas para siempre. Y todas las imágenes que representan a María, representan muchas de las virtudes que ella vive en su corazón.

Y por eso hablo de la mirada. Muchos cuadros de esta Maravillosa Madre tienen unas expresiones que te pueden hacer sentir esa gracia que representan. Hay unas miradas que expresan dolor y silencio. Otras que demuestran cansancio pero con paz y esperanza. Hay otras miradas que manifiestan la sólida presencia del cielo. Otras, un amor tan profundo que sana las heridas. Eso podemos descubrir en cada imagen que plasma y expresa los sentimientos de la mejor Madre, María Santísima.

Ella, en realidad, es nuestra madre y nos acoge en sus brazos, desea que confiemos en su amor y tomemos su mano para decidirnos por la santidad. El mensaje del 2 octubre de 2018 nos invita a escuchar a esta gran Madre, para que podamos “conocer el amor de mi Hijo, que es la dicha más grande, para que las manos de mi Hijo puedan abrazaros”. Dejemos que ella nos mire con su inmenso amor y nosotros vayamos con cincuenta rosas a su encuentro todos los días de este mes.

Autor: Fray Hernán Darío

Fuente: www.centromedjugorje.org

Reflexión del padre Verar al mensaje del 2 de octubre de 2018

El Padre Francisco reflexiona con nosotros el mensaje que la Santísima Virgen María dio este 2 de octubre de 2018 en Medjugorje:

“Queridos hijos, los invito a ser valientes, a no desistir, porque el bien más pequeño y el más pequeño signo de amor, vencen sobre el mal cada vez más visible. Hijos míos, escúchenme, para que el bien pueda vencer, para que puedan conocer el amor de mi Hijo. Esta es la dicha más grande: los brazos de mi Hijo que abrazan; Él, que ama el alma, Él, que se ha dado por ustedes y siempre y nuevamente se da en la Eucaristía; Él, que tiene palabras de vida eterna. Conocer su amor, seguir sus huellas, significa tener la riqueza de la espiritualidad. Esa es la riqueza que da buenos sentimientos y ve el amor y la bondad en todas partes. Apóstoles de mi amor, con el calor del amor de mi Hijo, sean como los rayos del sol que calientan todo en torno a sí. Hijos míos, el mundo tiene necesidad de apóstoles del amor, el mundo tiene necesidad de muchas oraciones: pero de oraciones con el corazón y con el alma, y no solo de aquellas que se pronuncian con los labios. Hijos míos, tiendan a la santidad, pero en humildad; en la humildad que le permite a mi Hijo realizar, a través de ustedes, lo que Él desea. Hijos míos, sus oraciones, sus palabras, pensamientos y obras, todo esto les abre o les cierra las puertas del Reino de los Cielos. Mi Hijo les ha mostrado el camino y les ha dado esperanza, y yo los consuelo y los aliento. Porque, hijos míos, yo he conocido el dolor, pero he tenido fe y esperanza. Ahora tengo el premio de la vida en el Reino de mi Hijo. Por eso, escúchenme: ¡tengan valor y no desistan! ¡Le doy las gracias!”

Fuente: www.infomedjugorje.org