SE INAUGURÓ EN MEDJUGORJE EL MONUMENTO A LOS FRAILES ASESINADOS

En la víspera de la fiesta de Santiago Apóstol, patrono de la parroquia de Medjugorje, junto a los cimientos de la antigua iglesia, se inauguró un monumento dedicado a los siete frailes asesinados de la parroquia de Medjugorje.

Muchos feligreses y peregrinos que se encuentran en estos días en Medjugorje asistieron a este evento, que tiene un gran significado, tanto para la comunidad franciscana como para sus feligreses.

Al comienzo, todos los presentes fueron recibidos por el párroco de Medjugorje, fray Marinko Šakota: «¡Este es un momento de gratitud! Este es el momento en que es digno y justo decir ‘Gracias’. Gracias a Dios y a Nuestra Señora, la Reina de la Paz, por tanto amor por nosotros, por la parroquia de Medjugorje. Estamos levantando un monumento a los frailes asesinados en el lugar donde ellos fueron bautizados y donde celebraban las santas misas y otros sacramentos. Este espacio tiene un significado especial para nuestros feligreses, y creo que lo tendrá también para los peregrinos”, dijo fray Marinko, subrayando que este es un espacio de oración y memoria, memoria que se convierte en oración.

Mons. Aldo Cavalli, visitador apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje, manifestó que las personas que recordamos esta noche hicieron algo muy, muy grande.

«Dieron su vida. ¡No con palabras, sino con sangre, como Jesús! Alcanzaron la meta de su vida, un gran amor por Cristo el Señor, un gran amor por su pueblo. El Señor Jesús les dio una misión, y esa misión se realizó en este país y en este pueblo. Permanecieron completamente fieles a la misión y al pueblo. Estas personas que recordamos esta noche son un ejemplo y un modelo para nosotros. Ahora estamos celebrando un gran acontecimiento, personas que dieron su vida por hacer el bien”, dijo Mons. Aldo Cavalli.

Al final del programa pronunció unas palabras fray Jozo Grbeš, Ministro Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina: “A menudo me pregunto si seremos dignos de seguir sus pasos. Nos dejaron un voto y una promesa de que el hombre nunca debe comprometer la verdad ni a Cristo. Para mí, este espacio parece un salón de clases grande y hermoso. Me gustaría que se convirtiera en eso. Que ésta no sea una de las maravillosas esculturas de una tragedia sucedida en algún momento del siglo pasado, sino que se convierta en un aula de conciencia, verdad y fe. Un recuerdo que levanta a las nuevas generaciones. Si se convierte en nuestro salón de clases, entonces cuando crucemos a la iglesia podremos decir «Gracias» frente al altar del Señor, dijo fray Jozo Grbeš.

En la música actuaron varios artistas locales, y también cantó para los presentes fray Zvonimir Pavičić, el recién elegido como nuevo párroco de Medjugorje.

Culminando la inauguración ceremonial, fue descubierto el monumento a los frailes asesinados de la parroquia de Medjugorje y bendecido por fray Jozo Grbeš, el nuevo Ministro Provincial.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

EL DOLOR DE UNA MADRE

«En su mensaje de abril, la Santísima Virgen habló con toda franqueza. ¡Imaginemos el dolor de una madre que ve que sus hijos se pierden, uno tras otro! He visto tantas madres llorar… ¡qué puedo decir! ¡Esto parte el corazón! Sobre todo, cuando se trata de nuestra Madre Celestial que es todo amor y ternura.

Nunca he visto a la Virgen, pero todos los videntes de Medjugorje han podido verla llorar. Mirjana dice que podemos consolarla orando por aquellos que no conocen el amor de Dios. De esta manera enjugamos las lágrimas que vierten sus ojos. En este mes de María, ¡queremos darle esta alegría! Como ella ha dicho que quería darnos su Corazón, ¡nos atrevemos a pedírselo! Su Corazón maternal formará en nosotros una nueva capacidad de amar y nos comunicará su poderosa intercesión en favor de los más perdidos de sus hijos. ¡Esto urge!»

© Children of Medjugorje – 13 de mayo de 2022

Sor Emmanuel

ENTREVISTA CON EL OBISPO PETAR PÁLIC: «SI NO AYUDAMOS A LOS JÓVENES, TODO NUESTRO TRABAJO ES EN VANO»

Miles de jóvenes han estado en Medjugorje para el 33º Festival de la Juventud, que comenzó el lunes y terminó anoche. Numerosos cardenales, arzobispos y obispos expresaron su cercanía a los jóvenes, entre ellos el obispo de Mostar-Duvno, Petar Palic.

“Pensé que como obispo en cuya diócesis está ocurriendo en evento como este, yo, como pastor de esta diócesis, debería estar aquí también estos días”.

Celebrando la misa vespertina, en el cuarto día del Festival de Jóvenes, Mons. Palić comenzó su sermón con las palabras del Papa Francisco, en las que reflexiona sobre los obispos en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium. El Papa Francisco dice que el obispo «unas veces irá adelante para mostrar el camino y mantener viva la esperanza en el pueblo, otras veces simplemente estará entre su pueblo con su cercanía sencilla y misericordiosa, y en algunas ocasiones tendrá que ir tras su personas, para ayudar a los que se quedan atrás y, sobre todo, porque el rebaño tiene su propio sentido de encontrar nuevos caminos».

Es la primera vez que un obispo local viene al Mladifest, quien después de la misa recibió un gran aplauso de los fieles reunidos, y al comienzo de la entrevista para la emisora ​​de radio Mir Medjugorje, también se refirió a la exhortación apostólica del Papa.

Dije al principio, el Papa Francisco en su exhortación apostólica Evagelii Gaudium realmente pone un énfasis especial en la vida de la Iglesia, pero también en aquellos que tienen tareas especiales en la Iglesia, y en la vida de los creyentes. Para mí, lo que dice sobre los obispos y los pastores es definitivamente un hito. Lo dijo simbólicamente, simplemente comparando nuestro servicio con el servicio pastoral. Así como todo pastor a veces tiene que ir delante del rebaño para indicarle el camino, a veces en medio del rebaño para que el rebaño se sienta seguro cuando está el pastor, a veces detrás para empujarles un poco y animar a estos otros, que van rezagados, a caminar un poco más rápido. Estuve allí hoy como uno que estaba entre los creyentes. Entre ellos, como dije en la homilía, que están buscando, y todos estamos en el camino de la búsqueda. Pensé que como obispo en cuya diócesis está ocurriendo un evento como este, yo, como pastor de esta diócesis, debería estar aquí también estos días. Considerando que el visitador apostólico Mons. Cavalli, me invitó hace unos meses y acordamos que hoy, en el día de la memoria de San Juan María Vianney, yo esté aquí y celebre la Eucarística.

Ha celebrado la santa Misa junto con más de 500 sacerdotes, la vista desde el altar es realmente magnífica, tantos creyentes celebrando la Eucaristía… ¿Cómo lo vivió todo?

Por supuesto, cuando una persona ve que hay muchos a su alrededor que comparten la misma fe, que comparten la misma alegría por Cristo Resucitado -donde hay dos o tres de ellos, yo estoy en medio, hoy Jesús estaba entre nosotros- Él ‘lo toma’. No en el sentido de algún tipo de romanticismo o algún sentimiento vago, sino que estamos todos aquí juntos en este camino de fe, que queremos animarnos unos a otros. Fue especialmente interesante y agradable ver a estos ancianos sacerdotes, que también están allí. Espero y creo que el motivo de su venida sea que ellos también disfruten del entusiasmo de estos jóvenes que están aquí. Esto es especialmente importante para estos jóvenes, porque cuando ven que hay otros que viven los mismos valores que todos nosotros en el mundo de hoy, nos esforzamos por vivir.

Lo especial de estos días en Medjugorje son los jóvenes que se acercan al sacramento de la Confesión. Día y noche, cientos de sacerdotes están a su disposición.

Tuve noticias de los peregrinos, y también me visitó el cardenal Omella, quien me dijo que se había confesado aquí. Dije en la homilía que sólo podemos encontrarnos a nosotros mismos si encontramos a Cristo, y de hecho no hay ningún lugar mejor para encontrar al Señor, para encontrar su mirada misericordiosa, para encontrar su hombro y ser consolado, que en el sacramento de la reconciliación, en el sacramento de la confesión. Y me alegro de que esté sucediendo aquí.

El programa de la mañana dura desde las nueve hasta el mediodía. Una gran multitud ya está a las nueve en punto en el área frente al altar exterior. Es interesante observar la alegría y la paz en sus rostros, ni siquiera les importa este fuerte sol de Herzegovina, disfrutan la catequesis, el testimonio, la música… Muchos jóvenes con los que nos encontramos estos días señalan que la parte vespertina de la Eucaristía y la adoración es el punto culminante de todo. ¿Consiguió seguir algo de esto?

Parcialmente. No todo. Hoy, mientras conducía, escuché un testimonio de la comunidad Cenacolo. Desafortunadamente, no logré seguir todo. Por lo que puedo sacar de los medios, sí: la homilía del cardenal Omella, parte de la catequesis de nuestro provincial y parte de la homilía del general de la orden franciscana . Creo y espero que todo lo que escucharon sea de beneficio espiritual para todos estos jóvenes. Creo y espero que les ayude a responder esta pregunta que hemos estado pensando hoy: ¿Qué es lo que realmente dicen acerca de quién es realmente Cristo en su vida?

Muchos vienen aquí y buscan a Dios. Están buscando el sentido de sus vidas. Eventos como esta y lo que el Festival ofrece a los jóvenes de hoy, ¿es esta la fuerza del mundo de hoy y de la Iglesia católica?

Necesitamos ayudar a los jóvenes a encontrar realmente al Señor, a confiar realmente en sus palabras y luego, animados de esta manera, puedan dar testimonio de Cristo en este mundo y cambiar el mundo, porque si no logramos ayudar a estos jóvenes, entonces creo que todo nuestro trabajo es en vano. Pero todos sabemos que solo sembramos, y el Señorhace crecer, y creo que realmente da gracias abundantes.

¿Cuál sería su mensaje paterno, especialmente para los jóvenes?

No tengo otros mensajes, excepto lo que dije hoy. También me gustaría agradecer a fray Marinko Šakota por todo lo que ha hecho al servir en esta parroquia y esta diócesis nuestra, ya que probablemente dejará la diócesis. Recé hoy, y también pido a todos que apoyen al nuevo párroco, fray Zvonimir, con sus oraciones y su apertura a la cooperación, y avancemos todos juntos con valentía, con la conciencia de que el Señor está realmente con nosotros, en nuestra vida.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

HOMILÍA DE FR. MARINKO SAKOTA EN EL MLADIFEST

Fray Marinko Šakota celebró la santa Misa de culminación del 33º Festival de Jóvenes en Medjugorje, junto a varios obispos y 501 sacerdotes concelebrantes. Todo lo que íbamos viviendo fue muy emotivo porque sabíamos, que después de tantos años, era el último Mladifest que lo tendría como párroco.

Fr. Marinko, nunca le olvidaremos. Le estamos muy agradecidos por su entrega y el amor que ha puesto en su misión para todos los peregrinos de todo el mundo que se han acercado hasta Medjugorje para tener su personal encuentro con la Virgen. Allá donde vaya, llévenos con usted. Nosotros le tenemos ya impreso en nuestro corazón para siempre.

¡Que la Reina de la Paz le colme de bendiciones cada día!

Fuente: Media Mir Medjugorje ES

EL 33 FESTIVAL DE JÓVENES CULMINÓ CON LA MISA EN EL MONTE DE LA CRUZ

El Festival de Jóvenes en Medjugorje culminó esta mañana con la santa Misa en el Križevac a las cinco de la mañana. La celebración de la Misa de la Transfiguración del Señor fue presidida por el ex párroco de Medjugorje, fray Marinko Šakota, y el recién nombrado párroco de Medjugorje, fray Zvonimir Pavičić, así como muchos otros sacerdotes que estuvieron en la concelebración.

Miles de jóvenes acudieron con alegría al Monte de la Cruz durante toda la noche, muchos de ellos descalzos, para participar en esta celebración de la santa MMisa

«Escuchamos la palabra de Dios sobre la transfiguración en el monte Tabor, los discípulos escucharon la voz ‘Este es mi Hijo amado, escúchenlo». Escucha a Jesús, escucha sus palabras, escucha su corazón, escucha su corazón con tu corazón. Es una oración con el corazón. El Križevac es un lugar de transformación. La subida es difícil, pero cuando subimos nos da alegría. Esto es lo que el Señor quiere. Este es el significado de la transformación: nos da alegría. La Virgen dice que quiere que nuestras cruces se conviertan en alegría”, dijo fray Marinko Šakota a los alegres jóvenes que, estos días en Medjugorje, vivieron una semana de gracia, una semana de aliento, una semana en la que aprendieron a encontrar la paz con Jesús.

En el Festival de Jóvenes de este año en Medjugorje, los participantes son de unos 70 países del mundo, de todos los continentes. Durante los últimos seis días, jóvenes de todo el mundo participaron de las misas en Medjugorje, escucharon las catequesis y conferencias, así como numerosos testimonios fuertes, rezaron en la Colina de las Apariciones y en el Monte de la Cruz, se han confesado en este confesionario del mundo…

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

EL 5 DE AGOSTO ES EL CUMPLEAÑOS DE LA VIRGEN SEGÚN AFIRMAN LOS VIDENTES

En Medjugorje, los videntes afirman que la Virgen les dijo, mientras corría el año 1984, que el día del Bimilenario de su nacimiento era el 5 de agosto.

El 5 de Agosto de 1984 la Santísima Virgen cumplió 2000 años

En aquella ocasión, durante los 3 días previos a la festividad de su cumpleaños 2000, hubo en Medjugorje ayuno y oración continua. Setenta sacerdotes confesaron ininterrumpidamente y una gran cantidad de personas iniciaron su conversión.

“Nunca antes en mi vida lloré por causa del dolor como esta tarde he llorado de alegría. ¡Gracias!” Ese fue el mensaje de la Reina de la Paz de aquel 5 de Agosto de 1984. Anticipando la fecha, la Santísima Virgen había dicho: “Los sacerdotes que confiesen ese día (por el 5 de Agosto) experimentarán una gran alegría”.

Los videntes dijeron que la Virgen estaba muy contenta durante aquellos tres días de ayuno y de oración continua que habían precedido la celebración y repitió: “¡Estoy muy feliz! Continúen, continúen. Continúen orando y ayunando. Continúen y háganme feliz cada día”. Los sacerdotes que estuvieron confesando dirían después que nunca en sus vidas habían experimentado una alegría tan grande en sus corazones.

¡Feliz cumpleaños Madre querida! Te encomendamos nuestras intenciones y te pedimos por la paz en nuestros corazones y en el mundo entero.

ROSAS PARA LA GOSPA

EL MLADIFESTS REÚNE A DECENAS DE MILES DE JÓVENES DE UNOS 70 PAÍSES DE TODO EL MUNDO

Es el cuarto día del 33° Festival de Jóvenes, que reune a decenas de miles de jóvenes de unos 70 países de todo el mundo. La zona del altar exterior de la iglesia de Santiago Apóstol es el lugar de encuentro y de escucha de las catequesis y los testimonios. Incluso el fuerte sol y el calor no impidieron que los jóvenes participaran activamente en el programa de la mañana.

El párroco, fray Marinko Šakota, saludó a los jóvenes al comienzo del programa y dirigió la oración de la mañana, mientras animaba musicalmente el gran coro y orquesta internacional del Festival. La catequesis estuvo a cargo de la psicoterapeuta Ankica Baković y la monja Dominika Anić.

Ankica Baković habló a los jóvenes sobre las enfermedades que enfrenta la gente moderna y que ella ve en su trabajo. Muchos ofrecen sus soluciones, especialmente a los jóvenes, dijo Baković, porque el tiempo de la juventud es el tiempo del cuestionamiento, del desarrollo interior, y por eso la mayoría de las ofertas se dan a los jóvenes, pero la pregunta es qué elecciones hacemos.

«¿Quién sabe lo que es bueno para mí, quién es mi paz?», preguntó Ankica Baković: «Jesús quiere decirnos que la paz interior es un asunto de toda nuestra vida». Dijo que en la práctica le fue más fácil trabajar y encontrar soluciones con personas que son creyentes y que tienen algún tipo de relación con Dios. Es importante tener una buena relación con los demás, porque la paz y todas las demás cosas buenas vienen de eso, pero también enfatiza la importancia de vivir una vida auténtica.

“Vivir una vida auténtica siguiendo las enseñanzas de Jesucristo hoy, desafortunadamente, en la sociedad significa ser cada vez más diferente y, por lo tanto, experimentar resentimiento, tal vez a veces incluso la no aceptación de los demás, y tenemos que hacernos la pregunta nuevamente: ¿Por quiénes quiero ser aceptado? Es una elección personal. Como psicoterapeuta, no me meto en eso. Si quieres ser aceptado por el mundo y por algunas tendencias, simplemente haz lo que esperan de ti y serás aceptado. Si quieres ser aceptado por Jesús, si quieres estar en paz en tu alma, siempre eres aceptado por Jesús. Si quieres aceptar el camino de Jesús, entonces debes seguir sus sendas. La gente viene a mí distraída, porque por un lado quiere seguir a Jesús y por otro lado quiere agradar a la gente. Tenemos que tomar una decisión y una elección. No es realista esperar agradar a la gente y esperar tener paz interior. Hay que luchar por la paz. Jesús nos llama a la lucha y a la acción. Tenemos que hacer algo, no podemos ser observadores pasivos de nuestra vida esperando que la satisfacción y la felicidad nos lleguen por sí solas. La felicidad no es algo que cae del cielo. La felicidad no es algo que se pueda comprar. La felicidad no es algo que los demás te puedan dar. La felicidad es el resultado de mi estilo de vida, la forma en que vivo, lo que hago y lo que creo», dijo Ankica Baković.

Sor Dominika Anić, monja franciscana, dio catequesis a los jóvenes. Les contó sobre el programa del amor de Dios, preguntó a los jóvenes: «¿Por qué están aquí, por qué vinieron a Mladifest? ¿Qué es lo que buscan en sus vidas?” Entonces ella ofreció una respuesta.

“Diría, en nombre de todos ustedes, que han venido a tocar descubrir nuevamente su anhelo, a entrar en contacto con su esencia más profunda, que se llama amor. El amor de Dios que ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado. Has venido a buscar la paz. Aprendiendo a estar en paz. Habéis venido a aprender del Creador de la paz”, dijo sor Dominika, y tras ella, otra hermana testimoniaba a los jóvenes durante el programa de la mañana. Es la hermana Marija Benedikta Nina Krapić de Croacia. Durante muchos años se dedicó a la actuación teatral y al periodismo. Trabajó como presentadora y periodista en radio Trsat. Descubrió su llamado a la vida religiosa al reflexionar y buscar gradualmente la voluntad de Dios para su vida, y el impulso para el cambio fue precisamente su visita a Medjugorje. Se unió a las Hermanas de la Misericordia en 2014 después de completar sus estudios de derecho. En 2016 entró en el noviciado y tomó el nombre religioso de Marija Benedikta. Ella testificó sobre el cambio en su vida y el camino hacia la vocación de monja, les dijo a los jóvenes que se pusieran en Sus manos en esta tierra santa para cambiar su corazón.

«Esto es lo que hace la Virgen en Medjugorje. Ella cambia el corazón. Y ese es el milagro más grande de mi vida, el milagro del amor, porque yo no sé amar, pero Dios sabe, la Madre sabe, y Ella lo da gratis para que cada persona quepa en nuestro corazón. Sólo el amor de Dios puede cambiarnos a nosotros y a los demás. Hacerlo santo, gozoso, libre y finalmente realizado”, dijo sor Benedikta.

La parte de la mañana del programa concluyó con el testimonio de un sacerdote de Francia, Sebastien Brier. Su vocación sacerdotal también está relacionada con Medjugorje, y en todo enfatizó la guía y protección de la Virgen, la Reina de la Paz. Dijo que este año se celebra el 20 aniversario de la gran obra por intercesión de la Reina de la Paz. Es decir, en diciembre de 2002 llegó a Medjugorje por primera vez. Después de llegar a este lugar, sintió que nacía de nuevo, un nuevo amor eterno. A su regreso a Francia, tenía el deseo de rezar el rosario y quería ir a misa todos los días. En un momento de su vida, nació el deseo de ser sacerdote. Les dijo a los participantes de Festival de Jóvenes que no escucharan al mundo, sino que escucharan la voz del Señor.

“Escuchemos los mensajes de Nuestra Señora aquí. Ella quiere llevarnos a su Hijo. En el Señor Jesús encontraremos la felicidad de la vida y el sentido de la vida. En el Evangelio de hoy, Jesús hace la pregunta: ¿Quién soy yo para ti? Para mí, Cristo es toda mi vida. Cristo es mi respiración. Cristo, es el latido de mi corazón. Cristo es mi vida entera. Con Cristo en el centro de mi vida, estoy feliz de poder testimoniar ante vosotros y de haber dicho: ¡Sí! Y yo digo: Sí, como María en la Anunciación”, dijo Sebastien Briere.

El programa de la tarde y la noche continúa a partir de las 17:00 horas con los testimonios de los jóvenes de la comunidad Cenáculo, seguido del programa vespertino de oración.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

MONS. PETAR PALIC, OBISPO DE LA DIÓCESIS DE MOSTAR-DUVNO: «ESTOY AQUÍ PARA QUE ESCUCHEMOS JUNTOS LO QUE JESÚS QUIERE DECIRNOS»

Comenzaría mi reflexión con las palabras del Papa Francisco refiriéndose a los obispos. En la carta apostólica «Evangelii gaudium» dice que el obispo a veces estará delante para indicar el camino y cuidar la esperanza del pueblo, otras veces simplemente estará en medio de todos con su cercanía sencilla y misericordiosa y en ocasiones deberá caminar detrás del pueblo para ayudar a los rezagados, y sobre todo porque el rebaño mismo tiene su olfato para encontrar nuevos caminos. Como obispo de esta diócesis, hoy estoy aquí en medio de vosotros con esa «cercanía sencilla y misericordiosa» para que, como los Apóstoles reunidos en torno a María, escuchemos juntos lo que Jesús quiere decirnos».

En la homilía de la santa Misa del cuarto día del 33° Festival de Jóvenes en Medjugorje, 4° de agosto de 2022, día de san Juan María Vianney.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

HERMANA VIKTORIA Y HERMANA TANIA (UCRANIA) – SIERVAS DEL ESPÍRITU SANTO

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

MENSAJE DEL SANTO PADRE A LOS PARTICIPANTES DEL 33 FESTIVAL DE JÓVENES EN MEDJUGORJE

Compartimos de manera íntegra el mensaje que el Papa Francisco ha enviado a los participantes del 33º Festival de Jóvenes en Medjugorje que se está realizando del 1 al 6 de agosto de 2022 y que ha sido leído momentos antes de la celebración de la santa Misa inaugural.

Fecha: 01.08.2022

¡Queridísimos!

En aquel tiempo, como nos dice el evangelista Mateo, Jesús, dirigiéndose a todos, dijo: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré.  Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón y encontraréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera» (Mt 11,28-30). Igual que en aquel tiempo, así también hoy, Jesús os habla a todos vosotros, queridos jóvenes, y a través del lema del Festival de este año, inspirado por el Evangelio recién mencionado, os dirige su invitación: «Aprended de mí y encontraréis la paz».

El Señor dirige estas palabras no sólo a los apóstoles o a algunos de sus amigos, sino a todos los que están cansados y agobiados. Él sabe lo difícil que puede ser la vida y que hay una multitud de cosas que nos oprimen el corazón: las muchas decepciones, heridas del pasado, las cargas que llevamos, las injusticias que soportamos, y las numerosas incertidumbres y preocupaciones. Frente a todo esto está Jesús, quien nos llama: «Venid a mí y aprended de mí». Esta llamada requiere ponerse en marcha y confiar, y no nos permite quedarnos en el mismo lugar, tiesos y asustados ante los desafíos de la vida.  Suena fácil, pero en los momentos oscuros simplemente nos encerramos en nosotros mismos. Y es precisamente de esta soledad, de donde Jesús quiere sacarnos, y por eso nos dice: «Ven».

La salida está en la relación con el Señor, mirando a Aquel que nos ama verdaderamente. Pero, no solo basta con salir de uno mismo, sino que es necesario saber en qué dirección ir, dado que hay tantas ofertas seductoras que prometen un futuro mejor, sin embargo, nos dejan una y otra vez en la soledad. Por esta razón, el Señor nos dice hacia dónde ir: «Venid a mí».

Queridos amigos, id a Él con un corazón abierto, tomad Su yugo y aprended de Él. Id al Maestro a fin de que podáis convertiros en Sus discípulos y herederos de Su paz. Cargad con Su yugo con el que descubriréis la voluntad de Dios y os convertiréis en participes del misterio de su cruz y su resurrección. El «yugo» del que habla Cristo es la ley del amor, es el mandamiento que dejó a sus discípulos: amaos los unos a los otros como yo os he amado (Jn 15,12). Porque el verdadero remedio para las heridas del hombre es una vida basada en el amor fraterno, que encuentra su fuente en el amor de Dios.

Caminando junto con Él y siguiéndole a Él, aprenderéis de Él. Él es el Señor que no impone a los demás una carga que él mismo no lleve.  Se dirige a los humildes, pequeños y pobres porque él mismo se ha hecho pobre y humilde.  Si realmente queremos aprender, es necesario humillarnos y reconocer nuestra propia ignorancia y soberbia, aquellos momentos en los que pensamos que podemos lograrlo todo nosotros mismos y con nuestras propias fuerzas, y sobre todo tener el oído abierto para las palabras del Maestro. De esta manera vamos conociendo su corazón, su amor, su forma de pensar, ver y actuar. Pero, estar cerca del Señor e imitarle a Él requiere coraje.

Queridísimos, no tengáis miedo, id a Él con todo lo que lleváis en el corazón. Él es el único Señor que nos conforta y nos ofrece la verdadera paz.  Seguid el ejemplo de María, Su Madre y nuestra Madre, que os llevará a Él. Confiaos a ella, que es la Estrella del Mar, el signo de esperanza en el mar revuelto, que nos conduce al puerto de paz.  Ella, que conoce su Hijo, os ayudará a imitarlo en vuestra relación con Dios Padre, en compasión por nuestros prójimos y en la conciencia a lo que estamos llamados: a ser hijos de Dios. En este momento, en pleno verano, el Señor os invita a ir de vacaciones con Él, al lugar más especial que hay, y este es tu propio corazón.

Queridos jóvenes, mientras descansáis en Jesucristo estos días, os encomiendo a todos a la Bienaventurada Virgen María, nuestra Madre celestial, para que por su intercesión y ejemplo podáis tomar sobre vosotros la dulce y fácil carga de la imitación de Cristo. Que os acompañe la mirada de Dios Padre que os ama, para que en el encuentro con los demás seáis testigos de la paz, que a su vez recibiréis como don.  Oro por esta intención y os bendigo, y también me encomiendo en vuestras oraciones.

En Roma, en San Juan de Letrán, en la memoria de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, a 16 de julio de 2022.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

EL CARDENAL OMELLA SUBIÓ LA COLINA DE LAS APARICIONES JUNTO A NUMEROSAS FAMILIAS DE CATALUÑA

En la mañana del domingo 31 de julio de 2022, sobre las 8 horas, el Cardenal de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Mons. Juan José Omella, ha subido la Colina de las Apariciones junto a más de 200 peregrinos, de los cuales 80 eran niños y adolescentes, además de numerosos jóvenes.

Estas familias que han venido a Medjugorje para participar del 33º Festival de Jóvenes, viajaron durante dos días en automóvil desde España. Mons. Omella disfrutó el rezo del rosario en su subida al Podbrdo por primera vez y, como en cada ocasión desde que ha llegado a Medjugorje, lo ha acompañado su secretario personal.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

HOMILÍA DE MONS. OMELLA EN LA MISA INAUGURAL DEL FESTIVAL DE LA JUVENTUD, 1 DE AGOSTO DE 2022

Queridos jóvenes y familias, queridos hermanos y hermanas:

Estoy profundamente feliz y muy agradecido a Dios por poder estar con todos vosotros celebrando esta Eucaristía en esta tierra de María, en esta parroquia de Medjugorje, en esta inauguración del 33 festival de la juventud.

Agradezco a Mons. Aldo Cavalli la invitación y a los padres franciscanos su afectuosa acogida.

Os saludo a todos y a cada uno de vosotros con profundo afecto, que Dios os bendiga, os acompañe y os conceda la paz.

¡Bendito y alabado sea Dios que tanto nos ama!

Vengo de un país mariano

Yo vengo de España, un país profundamente mariano. San Juan Pablo II, en el año 1982, despidiéndose de su viaje pastoral dijo: “Adiós, España tierra de María santísima”.

Nací en un pueblecito de Aragón, una región donde la Virgen María ha tenido y tiene una presencia muy especial. Mi pueblo pertenece a la diócesis de Zaragoza. En la ciudad de Zaragoza hay una enorme y preciosa basílica dedicada a la Virgen María, bajo la advocación del Pilar. En dicha basílica se conmemora que, en torno al año 40 dC, tuvo lugar la primera aparición de la Virgen María reconocida por la Iglesia. Siempre digo que no hay ninguna como esta, ya que, como dice la tradición, la Virgen María se apareció en carne mortal al apóstol Santiago. Gracias a esta inesperada visita, el apóstol Santiago, según dice esa misma tradición, recuperó las fuerzas para proseguir su camino de evangelización.

Calanda, otro pueblo de la diócesis de Zaragoza, donde fui párroco, es conocido por un impresionante milagro. Fue en marzo de 1640 y está recogido por los notarios civiles y eclesiásticos del momento. Allí vivía un joven, que desde hacía casi tres años le había sido amputada una pierna. Se llamaba Miguel Pellicer. Una noche, mientras soñaba que venía la Virgen del Pilar y le reponía la pierna, fue bruscamente despertado por sus padres impresionados al ver que su hijo había recuperado la misma pierna. Me encantaría explicaros muchas cosas más sobre este extraordinario milagro, pero no me puedo alargar más. Os animo a buscar más información por internet.

Queridos jóvenes, ¡Es impresionante todo lo que santa María está dispuesta a hacer para llevarnos al encuentro con su Hijo y hermano nuestro Jesucristo!

Empieza una semana única, dejaos llevar….

Cada uno de nosotros se puede preguntar ¿Por qué he venido a este rincón de Europa? ¿Qué estoy haciendo aquí? Muchos de vosotros, como yo, estáis aquí por primera vez. A lo mejor os hacéis estas preguntas u otras parecidas. A lo mejor algunos familiares y amigos os han empujado a venir hasta aquí. Si estáis aquí es porque Jesús y María lo han querido. Empieza una semana única, dejaos llevar y guiar por Santa María, nuestra madre.

La vida es preciosa y merece ser vivida con toda su intensidad. Durante la vida vamos librando sucesivos combates y, en ocasiones, el mal a veces nos gana la partida y se apodera de parcelas de nuestra existencia. Sí, el mal va dominando y subyugando aspectos de nuestra vida. Nuestra vida es un camino de conversión continua para, con la ayuda de Jesús y de María, identificar y vencer aquellos parásitos que nos están robando la vida.

¿Cuáles son los yugos y ataduras con los que venimos y que nos roban la paz y la alegría?

  • ¿La imagen, el prestigio, la búsqueda de honores…?
  • ¿El afán de poder, de dinero, de tener o poseer?
  • ¿La redes sociales, el tik tok, el YouTube…? ¿La pornografía…?
  • ¿La felicidad confundida con una acumulación ilimitada de placeres?

Iniciamos una semana en la que la oración, la confesión, la escucha de la Palabra de Dios, el ayuno y sobre todo la Eucaristía, si nos ponemos en manos de Dios y de la Virgen, nos irán liberando de los yugos que nos oprimen y que nos apartan del camino de autenticidad y libertad que nos propone Jesucristo. Jesús desea recibirte en el sacramento de la confesión y mostrarte su profundo amor y misericordia por ti.

Como hemos escuchado en la primera lectura de esta celebración, Dios es el único que puede liberarnos de los pesos y problemas que nos oprimen. No caigamos en las garras de los que nos ofrecen soluciones fáciles y rápidas a situaciones complejas. Dios es el único que puede salvarnos, pero lo hará según su cronómetro y no según nuestras prisas ni urgencias. Los tiempos de Dios no son los nuestros. Él piensa en nuestra salvación eterna. Aprovecha esta semana para reconciliarte con Dios en este confesionario del mundo que es Medjugorje.

¿Sabéis? No hay ningún yugo o atadura que nos haya dominado que escandalice a Dios. Tenéis que reconocerlo y decir: Jesús, tengo este yugo, esta carga, libérame… No hay yugo alguno que pueda resistirse al poder de Dios. Recordad que por más que ruja el mal, la Virgen María lo mantiene a raya, lo pisa con su pie.

Nuestra bandera no es el temor, sino que lo son el amor y la alegría. Cuando estamos cerca de Dios, nuestro corazón se entusiasma, pierde el miedo y aflora la alegría serena y el deseo de trabajar para anunciar el Evangelio y edificar un mundo más humano y fraterno.

Esta es la verdad que contiene el lema escogido para el Festival de Jóvenes que hoy iniciamos: “Aprended de mí y encontraréis vuestra paz” (cf. Mt 11, 28-30). Sí, Jesús nos lo dice a cada uno de nosotros, nos lo dice en voz alta. Escuchad con atención el mensaje de Jesús recogido en el Evangelio de Mateo:

«Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os proporcionaré descanso. Tomad sobre vosotros mi yugo, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es suave y mi carga ligera.» (Mt 11, 28-30).

No tengas miedo. Descansa de tu peso y preocupaciones; de tu pecado y tus dudas… en el Señor. Aprende de Él a vivir la mansedumbre y la humildad.

¿Estáis muy cansados? ¿no? qué bien, qué bien, pues sigo.

Necesitamos retirarnos y tomar distancia del mundanal ruido 

Esta va a ser una semana única. No la dejéis pasar. Habéis decidido tomar distancia del ruido, las distracciones y los quehaceres habituales para venir aquí, a encontraros con el Señor. Vais a vivir una especial semana de ejercicios espirituales en compañía de María, la Madre de la Iglesia.

Precisamente, acabamos de escuchar en el Evangelio que Jesús también necesitaba momentos para retirarse del alboroto de la gente, de la acción misionera. Como Jesús, necesitamos parar, recogernos en la presencia amorosa de Dios, como estamos haciendo ahora.

Durante estos días habrá tiempo para todo. Pero por favor aprovechad intensamente los momentos de oración personal y comunitaria que os serán propuestos. Si os cuesta, pedid a los guías de las peregrinaciones y a los sacerdotes y religiosos que os acompañan, que os enseñen a rezar, compartid experiencias de lo que os ayuda con el resto de los peregrinos. No tengáis miedo de compartir el interior de vuestro corazón.

Todo lo que vamos a ver, escuchar, compartir y vivir aquí son mediaciones de las que se va a servir Dios para tratar de llegar al fondo de nuestro corazón. Jesús quiere que le dejemos entrar en nuestras vidas. Quiere decirnos una y mil veces, atentos, nos lo dice y nos lo repetirá Jesús: Te amo y te necesito. Tú eres mi hijo amado. Por ti y para ti he creado el mundo; por ti y para ti he muerto en la cruz.

El Señor nos dice…

  • Te amo con un inmenso amor, capaz de dar la vida por ti, de transformar el odio y la violencia en amor, de derribar la muerte con la resurrección y la vida eterna. Deseo regalarte este amor, ¿aceptas ese regalo, lo quieres de verdad?
  • Te necesito para llevar este amor a todos los confines del mundo. Necesito que seas mi voz, mis manos, mis brazos, mi rostro en medio del mundo. ¿Te atreves tú a vivir esa gran aventura que Dios te propone a pesar de tu fragilidad y tu pobreza porque cuenta con tu apoyo y con tu amor?

La Eucaristía es la fuente de este amor y la fuerza para la misión

Providencialmente, el Evangelio que acabamos de escuchar recoge el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. Jesús anticipa el misterio de la Eucaristía. La Eucaristía que estamos celebrando es la más grande manifestación del inmenso Amor de Dios por cada uno de nosotros. Un amor que hemos conocido gracias a Jesucristo. Esta es la gran e impresionante novedad que nos comunica Jesús: Dios nos ama y nos acoge como hijos. A Dios no hemos de temerle, sino simplemente amarle y dejarnos amar por Él.

Aquí y ahora, Cristo resucitado se hace presente entre nosotros y nos regala el alimento de su Palabra, el alimento de su Vida y de su Amor que recibimos en la comunión de la Eucaristía. Cristo, como nos recuerda el papa Francisco citando a los Padres de la Iglesia: «La Eucaristía […] no es un premio para los perfectos, sino un generoso remedio y alimento para los débiles»(Evangelii gaudium,47). Nosotros somos hoy, como se recoge en el Evangelio que acaba de ser proclamado, la gran multitud de hombres y mujeres sencillos, enfermos, pecadores y profundamente hambrientos de Jesús, el pan de vida.

El papa san Pablo VI nos recordaba que la gran familia de la Iglesia existe para evangelizar. Y el papa san Juan Pablo II nos invitaba a una nueva evangelización. El papa Francisco nos llama insistentemente a la misión, a salir al mundo para anunciar el evangelio con alegría, con alegría. Ahora bien, no podemos olvidar el sabio consejo que nos daba el papa Benedicto XVI para evitar caer en el desánimo y el cansancio evangelizador «que emerge precisamente cuando solo hemos pensado en las acciones externas y casi hemos olvidado que toda esa acción debe alimentarse de un centro más profundo, que es la Eucaristía.»

Estos días, en Medjugorje, la Eucaristía va a ser el lugar central para el encuentro con Dios Padre, con Jesucristo y el Espíritu Santo; para el encuentro con santa María, san José, los ángeles y todos los santos; para el encuentro con nuestros hermanos y hermanas vivos y difuntos. Todo lo que vivamos esta semana nos va a ayudar a recentrar toda nuestra existencia en el encuentro con la Santísima Trinidad en la celebración de la Eucaristía. En ella hemos de encontrar la fuente y la luz de todas nuestras acciones. Nosotros, como decían los mártires de Abitinia, ojalá lo podamos decir hoy nosotros, no podemos vivir sin la eucaristía, sin el domingo, sin el día del Señor.

Tras estos ritos, signos, gestos y palabras, Jesucristo resucitado y el Espíritu Santo se hacen presentes. Ellos quieren entrar en nuestras vidas, quieren llenarnos con su Amor, transformar nuestros corazones de piedra en corazones de carne que promuevan la comunión y la paz, que cuiden de los más necesitados, y que anuncien que Cristo ha resucitado, que Dios nos ama y nos ha adoptado como hijos, que necesita de nosotros para anunciar la vida eterna, y para transformar el mundo a la luz del Evangelio ….

Hoy, que la Iglesia celebra la memoria de san Alfonso María de Ligorio, un gran apóstol del confesionario y de la dirección espiritual, querría recordar unas palabras que él dirige a Jesucristo en su oración personal:

«Muchos en su lecho de muerte entregan a sus amigos, como legado y en señal de afecto, una prenda de vestir o un anillo. Mas tú, Jesús, en el momento de abandonar este mundo, ¿cuál fue el detalle de amor que nos dejaste? No una prenda de vestir o un anillo, sino tu cuerpo, tu sangre, tu alma, tu divinidad, tu ser entero»  (Práctica del amor a Jesucristo, cap. 2, par. 1). ¡Qué maravilla!

Queridos jóvenes, Jesús está ahora y aquí entre nosotros. Es impresionante. No lo vemos y la gran mayoría no lo sentimos, pero Él está aquí, nos escucha y nos dice: “Mira, estoy de pie a la puerta de tu corazón y llamo. Si alguien escucha mi voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo” (Ap 3,20) ¡Qué impresionantes palabras!

Gracias por vuestra paciencia y por vuestra bondad al escucharme. ¡Gracias! Y ahora para recogernos,  cierra los ojos y deja que Dios te mire con ternura, deja que se acerque a tu alma….

Pídele al Espíritu Santo que abra las puertas de tu corazón y que Jesucristo, el Hijo de Dios, entre y te transforme.

No tengas miedo de decirle al Señor, aquí estoy, Señor, entra y quédate en mi corazón.

Dile también, haz que mi vida sea camino de santidad y cuenta conmigo para hacer el bien y ayudar a transformar el mundo.

Y le decimos todos desde el fondo de nuestro corazón: Santa María, Reina de la Paz, ruega por nosotros y por el mundo entero.

Amén.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

FR. MARINKO SAKOTA ANUNCIÓ EL 33 FESTIVAL DE LA JUVENTUD, LUGAR DE CONMOVEDORES ENCUENTROS DE LOS JÓVENES CON DIOS

El Festival de la Juventud ha reunido en Medjugorje estos días pasados a más de 80.000 personas / Fotos- Centro Medjugorje

«Tengo muchas ganas de que llegue el Festival de la Juventud, porque siempre ha sido para mí un tiempo de renovación espiritual, como unos ejercicios espirituales desde que fuera dirigido por el Fr. Slavko Barbarić en los inicios. Además, el Festival de la Juventud me deja una fuerte impresión por las siguientes razones: ¡Qué conmovedores son los encuentros de los jóvenes con Dios en esos días!, estando todos tan llenos de alegría y de gracia. incluso aquellos que nunca habían venido antes. Es un encuentro en la apertura del corazón, donde no hay locales ni extranjeros, todos son «un solo corazón y una sola alma», dijo Fr. Marinko Šakota, párroco de Medjugorje, al anunciar el evento de este año.

Bajo el lema «Aprended de mí y encontraréis la paz» (Mt 11, 28-30), este año se celebra la 33ª edición el Festival Internacional de Oración Juvenil, desde el 1 al 6 de agosto. Este año, de nuevo, miles de los jóvenes escucharán catequesis y testimonios, rezarán, participarán en el programa de oración de la tarde. Fr. Marinko nos dijo que se celebrarán Santas Misas y se realizarán catequesis, entre otros, por el obispo de Mostar-Duvno, Mons. Petar Palić; el General de la Orden Franciscana,  Fr. Massimo Fusarelli y el Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina, Fr. Jozo Grbeš, entre otros.

Para muchos, el Festival de la Juventud es un momento especial en el que muchos han descubierto, despertado o aceptado su vocación espiritual durante esos días. Hablando de los frutos del Festival de la Juventud, el Fr. Marinko dijo que «Mladifest en Medjugorje es realmente especial, una experiencia de fe y oración realmente maravillosa».

Todo lo que sucede en esa reunión de oración -comenzando con la presentación de las naciones, el rezo del rosario en el Cerro de las Apariciones, las oraciones de la mañana, la catequesis, los testimonios, el coro y la orquesta, los voluntarios, el programa de oración de la tarde, el Rosario, la Eucaristía, Adoración del Santísimo Sacramento, oración con velas, procesión con la imagen de Nuestra Señora, actuaciones de la comunidad Cenáculo, misiones y despedidas, y al final la Santa Misa en el Monte de la Cruz a las 5 de la mañana-  todos estos eventos son de tal naturaleza que elevan y miman el alma, la alimentan con sano alimento espiritual, la llenan de una paz especial y de una alegría especial, y dan ánimo y un fuerte incentivo para seguir viviendo la fe y la oración, caminando con Nuestra Señora y con Jesús en nuestra vida diaria, dijo Fr. Marinko.

La parte matutina de este año del programa en el Festival de la Juventud comenzará a las nueve en punto, una hora antes que el año pasado, tal como era antes del coronavirus, por lo que cada día comenzará con la oración matutina a las nueve en punto, y luego seguirán la catequesis y otros programas.

Muchos de los dignatarios de la iglesia que estuvieron en el Festival de la Juventud nos dijeron que estaban encantados porque los jóvenes los escuchaban, seguían sus catequesis, las Santas Misas…

Al final, le preguntamos a Fr. Marinko: ¿En qué piensan ustedes los sacerdotes cuando ven a decenas de miles de jóvenes desde el altar, que no se mueven ante el sol fuerte, ni por la temperatura alta, ni por la lluvia, que madrugan para estar presentes por la mañana, y se quedan aún durante la noche?.

“Es verdaderamente milagroso observar desde el altar cómo la vida despierta en tantos jóvenes durante la Fiesta de la Juventud, brotes de amor y bondad, brotes de alegría y cómo una misteriosa paz entra en sus corazones. Es un sentimiento indescriptible cuando miras los rostros de los jóvenes y observar cómo se sienten amados y acogidos y cómo ellos también aman a Dios, a Jesús, a María, a la oración, a la Eucaristía, a la confesión, a la Adoración… Es difícil expresar con palabras la tensión positiva que se respira en el aire ¡Esa anticipación, esa escucha que reina en el espacio de oración frente al altar exterior!, y lo más hermoso y maravilloso es ver cómo los jóvenes del Festival de la Juventud aman a la Iglesia, cuánto aman a los sacerdotes y cómo los sacerdotes se sienten amados… y aceptados!

El Festival de la Juventud es un encuentro de personas en la sencillez y la apertura de corazones. Sin alcohol, sin drogas, ¡pero con tanta alegría, gracia, amor, gozo y paz! ¡Y una felicidad indescriptible! ¡Tantos venidos de todo el mundo, y nadie se siente como un extraño! ¡Tantos desconocidos, pero todos queridos para nosotros! ¡Ninguno es el centro de atención, pero todos tienen la sensación de ser aceptados y amados! Catequesis, testimonios, sermones… ¡y nadie se aburre! Los programas duran mucho tiempo, pero no se hace largo; por el contrario, todavía queda entusiasmo para cantar y bailar con alegría», dijo Fr. Marinko Šakota.

Os invitamos a ser parte de este evento que tendrá lugar en los primeros días de agosto.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

INAUGURAN EL PUENTE EN CROACIA QUE HACE MUCHO MÁS FACIL LA LLEGADA DE PEREGRINOS A MEDJUGORJE

Esta noche quedó oficialmente inaugurado el Puente Pelješac que, después de 304 años, volvió a unir el extremo sur de Croacia con el resto del país. Recordemos que, sobre la costa del Adriático, en una longitud de 21 kilómetros, Bosnia y Herzegovina tiene su salida al mar, lo que hace que Croacia geográficamente esté dividida en dos.

Esta es una gran noticia, no solo para el pueblo croata, sino también para los miles de peregrinos que cada año vienen a Medjugorje a través de Dubrovnik. Ya no va a ser necesario cruzar tres fronteras para llegar a este pedazo de Cielo en la tierra. Esto va a facilitar mucho el flujo vehicular, y acortar los tiempos de viaje y las largas esperas en cada paso fronterizo cuando había mucho tráfico. El viaje desde Medjugorje hasta el aeropuerto de Dubrovnik, que solía durar entre 3 y 5 horas, se verá notablemente reducido, lo cual será beneficioso para los peregrinos. Además, quienes viajen a la isla de Badija a los retiros del P. Jozo, llegarán allí en menos de tres horas.

En la ceremonia de apertura ha estado presente toda la cúpula del gobierno croata. El presidente del gobierno, Andrej Plenković, dijo que “se había realizado el sueño croata” y los medios de comunicación titularon que era un “día histórico para Croacia”.

Este puente es uno de los proyectos más grandes de la Unión Europea. Tiene una longitud de 2.404 metros, con dos carriles de tránsito y sus respectivas dársenas para emergencias y 32.5 kilómetros de carreteras de acceso. Este monumental proyecto costó 420 millones de euros, de los cuales la UE aportó 330 millones y se estuvo construyendo durante 4 años, un total de 1.277 días. Tiene 12 pilotes que lo sostienen y un ancho de 23 metros y, desde el fondo del mar hasta la superficie del puente hay 56 metros. Pesa 5 veces más que la famosa Torre Eiffel y se utilizaron en su construcción más de 65.000 toneladas de acero, unos 70.000 metros cúbicos de cemento, más de 19.000 toneladas de armadura y un rosario. Sí, han leído bien: un rosario. El rosario fue incrustado en uno de los pilotes que sostienen el puente. Signo claro de la fe católica del pueblo croata, y de poner en las manos de nuestra Madre, la Virgen María, a todos los que vayan a circular por el Puente Pelješac, llamado así por la península a la que une con el resto del país.

La celebración comenzó a las 20.30 horas para culminar una hora y media después con los fuegos artificiales, al mismo tiempo que se escuchaba la “Oda a la Alegría”, el himno oficial de la UE, y sonaban las campanas de todas las iglesias de la diócesis de Dubrovnik. Minutos antes de la inauguración del puente, sobre las 22 horas, el obispo de la diócesis, Mons. Glasnović bendijo esta obra magnífica de ingeniería.

El Puente Pelješac abre para el tráfico regular a la medianoche de hoy, 26 de julio de 2022. El primer vehículo en cruzar el puente ha sido una Rimac Nevera. Es el primer automóvil diseñado, desarrollado y producido en Croacia. Este Nevera es el primer hipercoche eléctrico del mundo llevado a la producción en serie.

El puente de Pelješac une el cantón de Dubrovnik con el resto de la geografía croata y tiene un rosario en su estructura. Que también nosotros seamos puentes de unión con nuestro prójimo, teniendo el rosario en nuestra mano y rezándolo con el corazón, como nos pide y enseña nuestra Madre, la Reina de la Paz.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO AL MENSAJE DEL 25 DE JULIO DE 2022

A continuación compartimos la reflexión del Padre Marcelo Marciano al mensaje del 25 de julio de 2022 dado por la Virgen en Medjugorje.

Fuente: Un Cura En Las Redes

MENSAJE DEL 25 DE JULIO DE 2022 EN MEDJUGORJE, BOSNIA-HERZEGOVINA

«¡Queridos hijos! Estoy con ustedes para guiarlos por el camino de la conversión porque, hijitos, con sus vidas pueden acercar muchas almas a mi Hijo. Sean testigos gozosos de la Palabra y del amor de Dios, con la esperanza en el corazón que vence todo mal. Perdonen a los que les hacen mal y caminen por la senda de la santidad. Los conduzco a mi Hijo para que Él sea para ustedes Camino, Verdad y Vida. Gracias por haber respondido a mi llamado».

Message 25 July 2022

“Dear children! I am with you to lead you on the way of conversion, because, little children, with your lives you can draw many souls closer to my Son. You be joyful witnesses of God’s word and love, and with hope in the heart which conquers every evil. Forgive those who inflict evil on you, and go on the way of holiness. I am leading you to my Son, for Him to be the way, the truth and the life for you. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 luglio 2022

»Cari figli! Sono con voi per guidarvi sulla via della conversione perché, figlioli, con le vostre vite potete avvicinare tante anime a mio Figlio. Siate testimoni gioiosi della Parola di Dio e dell’amore, con la speranza nel cuore che vince ogni male. Perdonate coloro che vi fanno del male e camminate sulla via della santità. Io vi guido a mio Figlio affinché Lui sia per voi via, verità e vita. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.»

Botschaft 25 Juli 2022

„Liebe Kinder! Ich bin bei euch, um euch auf dem Weg der Bekehrung zu führen, weil ihr, meine lieben Kinder, mit euren Leben viele Seelen meinem Sohn näherbringen könnt. Seid frohe Zeugen des Wortes und der Liebe Gottes und mit Hoffnung im Herzen, die alles Böse besiegt. Vergebt denen, die euch Böses zufügen und geht den Weg der Heiligkeit. Ich führe euch zu meinem Sohn, damit Er euer Weg, die Wahrheit und das Leben sei. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid!“

Message 25 juillet 2022

«Chers enfants! je suis avec vous pour vous conduire sur le chemin de la conversion car, petits enfants, par vos vies, vous pouvez rapprocher de mon Fils beaucoup d’âmes. Soyez de joyeux témoins de la Parole et de l’amour de Dieu, avec dans le cœur l’espérance qui triomphe de tout mal. Pardonnez à ceux qui vous infligent du mal et marchez sur le chemin de la sainteté. Je vous guide vers mon Fils, qu’il soit pour vous le Chemin, la Vérité et la Vie. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 srpanj 2022

„Draga djeco! S vama sam, da vas vodim na putu obraćenja jer, dječice, vašim životima možete približiti mnoge duše mom Sinu. Vi budite radosni svjedoci Božje riječi i ljubavi i s nadom u srcu koja pobjeđuje svako zlo. Oprostite onima koji vam nanose zlo i idite putem svetosti. Ja vas vodim mom Sinu da vam on bude put, istina i život. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

¡SIEMPRE ES BELÉN EN MEDJUGORJE!

«Como de costumbre, di una pequeña catequesis a unos peregrinos los invité a que hicieran un minuto de silencio para ofrecerle a Jesús un sufrimiento, una herida todavía dolorosa que tuvieran en su corazón (PS 1). Una señora del grupo se sintió fuertemente interpelada por esta invitación. El dolor que llevaba en su corazón se reavivó intensamente: a lo largo de muchos años de matrimonio no había podido ser madre; además, su marido la había abandonado. Esta herida le parecía incurable y el dolor nunca la dejaba. Clamó en su interior a Dios en aquel momento de silencio, ofreciéndole su herida y suplicándole que viniera en su ayuda. Un tiempo después el grupo visitó el “Pequeño Belén” que tenemos en nuestro jardín donde la Sagrada Familia está en tamaño natural. Observé que ni bien entró en el establo, aquella señora cayó de rodillas ante el pesebre donde descansa el Niño Jesús. Parecía que le presentaba a Dios todo su dolor en el silencio de su oración. Esto duró muy poco tiempo; de repente giró hacia mí y exclamó, radiante de alegría: “’¡El Niño Jesús acaba de hablar a mi corazón! Comprendí en el alma que me decía: “¡Tu Hijo soy Yo!”

Conmovida ante semejante gracia, tomó de inmediato al Niño en sus brazos y lo cubrió de besos, llorando de alegría: ¡el Niño Dios había venido en persona para sanarla en respuesta a la ofrenda de su herida! Él quiso colmar ese vacío materno tan doloroso. En los días subsiguientes, la señora hablaba del Niño a cuantos se le acercaban.»

© Children of Medjugorje – 16 de julio de 2022

Sor Emmanuel

8 NOVICIOS VISTEN EL HÁBITO FRANCISCANO EN MOSTAR

El sábado 9 de julio, en la Iglesia Franciscana de San Pedro y San Pablo en Mostar, durante la santa misa de las 18 h, ocho postulantes se vistieron con el hábito franciscano y entraron en el noviciado de la provincia franciscana de Herzegovina. Pasarán su noviciado en el monasterio de Humac. Los nuevos novicios son: Petar Bunoza (Parroquia de San Antonio, Humac), Bože Dodig (Parroquia de Ascensión BDM, Seonica), Stipe Iličić (Parroquia de San Juan Bautista , Ružići), Josip Pavlović (Parroquia de Santiago, Medjugorje), Karlo Šakota (Parroquia de Cristo Rey, Čitluk), Frano Šego (Parroquia de BZ BDM, Posušje), Andrija-Ante Vasilj (Parroquia de Santiago, Medjugorje ), Franjo Vasilj (Parroquia de Santiago, Medjugorje)

La celebración de la misa y la ceremonia de vestimenta estuvo presidida por el P. Jozo Grbeš, Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina, con la presencia de numerosos sacerdotes que vinieron de todo el mundo donde opera la Provincia Franciscana de Herzegovina para magnificar esta solemne celebración de la misa. En la oportuna homilía, el hermano Jozo señalaba a los ocho novicios que a partir de ese momento pasarán a formar parte de algo más grande que ellos mismos.

«Hoy es el día en que os vestís con algo nuevo. Al adquirir un hábito, os revestís de personas nuevas. Simplemente os digo hoy: Vístanse de luz y constancia, de paz y bondad, de ternura y fortaleza. Nuestro hábito franciscano es marrón, el color de la tierra y el color del polvo, el color de lo humilde y el color de lo insignificante, el color de lo desconocido y el color de lo misterioso. Para nosotros también, este color es siempre un llamado a nutrir y humillar nuestro corazón, y posteriormente nuestra vida”, dijo el padre Jozo, y agregó que cuando una persona se inclina hasta el suelo frente a otra persona, frente al sufrimiento humano, ante la gracia de Dios, se inclina hasta el suelo, un espíritu humilde que está dispuesto a olvidarse de sí mismo, y deja todo el espacio solo para Cristo.

«Ese simple hábito franciscano ha sobrevivido a los siglos, no por su estilo, calidad o color, sino por su valor. Él existe, en este país de Herzegovina y en todos los países de la gran Tierra. Seguirá viviendo durante siglos. Mientras vivamos humildemente según él, mientras sepamos que somos llamados y enviados para estar entre los últimos. La señal del voto de pobreza, pureza y obediencia está simbolizada en esos tres nudos de este cordón alrededor de nuestra cintura. Estos simples nudos de votos simples protegen a las personas sencillas de su propia arrogancia», dijo el P. Jozo Grbeš, y los invitó: «comenzad hoy, deshaceros del hombre viejo, los pensamientos y los hábitos viejos, los pecados viejos, las personas viejas, las mentalidades viejas e iniciar un nuevo camino».

«Lo que da forma a nuestras acciones es lo que da forma a nuestro anhelo. Ese anhelo nos hace actuar. La espiritualidad es, en última instancia, un camino que trata con el anhelo. Ser uno con Dios para que podamos ayudar al hombre. Que vuestro anhelo moldeado por el espíritu franciscano sea siempre un anhelo de dones superiores. En mí no sólo tendréis un provincial, sino un hermano. Tendréis hermanos en nuestros hermanos. Y en nosotros aquí hoy y en los que vendrán después de nosotros. Porque lo que es más grande que nosotros permanece incluso cuando nos hemos ido. Y será bueno para ti, y será bueno para vosotros, y cuando sea difícil para ti, será bueno para ti de nuevo”, concluyó el P. Jozo Grbeš.

Después de la santa misa, continuó la reunión de novicios, sacerdotes, familiares, parientes y amigos en el claustro del monasterio.

Texto y foto: Mateo Ivanković

Fuente: Radio Medjugorje

CHILDREN OF MEDJUGORJE – 16 DE JULIO DE 2022

Para ver el boletín de julio de 2022 de  © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 16 de julio de 2022  

Sor Emmanuel

41 ANIVERSARIO EN MEDJUGORJE: «HIJITOS, NO OLVIDEN QUE SON IMPORTANTES EN MI PLAN DE SALVACIÓN»

Este 25 de junio que pasó nos regaló, además de los festejos y celebraciones por el 41º Aniversario de las apariciones en Medjugorje, la Fiesta del Inmaculado Corazón de María. Ese Inmaculado Corazón que -como Ella misma nos ha dicho- triunfará. La Virgen cuenta con nosotros. Dios tiene un plan de amor para realizar en cada uno y, a través nuestro, en los demás. Es por eso que, en el mensaje de este 25 de junio en el 41º Aniversario, la Madre de Dios nos ha vuelto a agradecer: “¡Queridos hijos! Me regocijo con ustedes y les agradezco por cada sacrificio y oración que han ofrecido por mis intenciones”. María cuenta con nuestras oraciones y sacrificios. No solo eso, sino que nos dice que se regocija con nosotros. ¡Qué fuerte es esto! Y debiera movilizarnos interiormente a responder a su invitación y dejar que Dios sea Dios en nuestras vidas.

Ella es toda de Dios, y todo lo que hace es en respuesta a lo que Jesús le ha dicho al pie de la cruz: “He aquí a tu hijo” (Jn 19,26). Juan te representa a vos y a mí, Juan nos representa a todos. Ella es toda para Jesús, es decir, todo lo hace en función de acercarnos a Él, no se guarda nada para sí, eso lo han vivido y expresado muchos santos a lo largo de la historia de la Iglesia. María ha tomado muy en serio estas palabras de su Hijo. Y en los últimos 2000 años todo lo que hizo fue recorrer el mundo en busca de los hijos perdidos. En su Diccionario de las “apariciones” de la Virgen María, el reconocido mariólogo René Laurentin (1917-2017), recoge más de 2.400 lugares de apariciones en el mundo.

La Fiesta del Sagrado Corazón de Jesús la celebramos en esta ocasión el 24 de junio, tan importante es para el pueblo fiel, que la festividad de San Juan Bautista se realizó el día anterior. El 24 de junio, se cumplieron 41 años de la primera aparición de la Reina de la Paz en Medjugorje. Ese día de la primera aparición la Virgen María dio un mensaje, pero sin palabras, sonreía, hacía el gesto con su mano de que se acercaran a Ella, y en sus brazos tenía al Niño Jesús. Esto es la síntesis de todo lo que María es, y de todo lo que hace. María ese día -testimonian los videntes- no habló. Y tampoco hacía falta que lo hiciera. El mensaje más importante que podía darnos lo ha dado en silencio. Y en esa ocasión, en la Colina de las apariciones, lo trajo a Jesús hasta nosotros. Eso es lo que hace desde su sí a Dios en la Anunciación (Lc 1,38), dónde Lucas nos cuenta en el versículo siguiente que: «En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá” (Lc 1,39). Se pone en camino y va a visitar a su prima Isabel. María no va sola, llevaba a Jesús en su seno. También a nosotros viene a traernos a Jesús. Es que, aunque no lo traiga en sus brazos, podemos encontrar a su Hijo en sus mensajes, tal vez ese es el motivo por el que nos ha invitado tantas veces a vivirlos. Viviéndolos estamos viviendo también el Evangelio. Nos volvemos a Dios, abrimos nuestro corazón en la oración, nos disponemos de mejor manera para ayunar, para la Eucaristía, para rezar y contemplar los misterios del rosario, para dejarnos llenar del amor de Dios y de su paz, y así poder dar amor y paz a nuestro prójimo. Viviéndolos nos abrimos a la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas, nuestro corazón se dispone diferente, buscando obrar según Dios. Es por eso que, en el mensaje del 25 de junio pasado, también dice: “Hijitos, no olviden que son importantes en mi plan de salvación de la humanidad. Regresen a Dios y a la oración para que el Espíritu Santo obre en ustedes y a través de ustedes”.

Es bueno festejar, y es doblemente bueno cuando celebramos a la Madre de Dios. La misma que acogió a Juan como su hijo, y a la que Juan llevó a su casa como su madre (Jn 19,27). Esa mujer llena de gracia (Lc 1,28), como la saludó el ángel y dijo que sí al plan de Dios para Ella y, a través suyo, al plan de Dios para todos sus hijos. Por eso es muy bueno llevar a María a nuestro hogar, a nuestra familia, a nuestro trabajo, a toda nuestra vida. Porque con Ella a nuestro lado, el plan de amor de Dios se realizará en nosotros y, a su vez, podremos ayudar a la Virgen a realizar su “plan de salvación de la humanidad”, como nos dijo en su último mensaje. Vivamos sus mensajes, así podremos estar preparados para responderle a Dios en lo que nos pida, como lo hizo Ella: “Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).

¡Gracias Madre por estos 41 años de gracia con tu presencia en medio nuestro! Por eso te decimos, como buenos hijos tuyos, uniendo nuestros corazones en la oración: Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Pablo Pedretti

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

PROGRAMA DEL FESTIVAL DE LA JUVENTUD 2022

33º FESTIVAL DE JÓVENES
MLADIFEST
MEDJUGORJE, 1. 8. – 6. 8. 2022

Venid a mí y Yo os daré descanso
Cf. Mt 11, 28-30

LUNES, 1. 8. 2022
18.00 Santo Rosario
19.00 INAUGURACIÓN SOLEMNE DEL FESTIVAL
Santa Misa
21.00 – 22.00 Adoración Eucarística

MARTES, 2. 8. 2022
06.00 – 06.40 Rosario en el Podbrdo junto a la imagen de la Virgen
(Misterios Gozosos)
09.00 Oración al Espíritu Santo
09.30 Catequesis
10.30 Testimonios
12.00 Ángelus
DESCANSO
17.00 Testimonios
18.00 Santo Rosario
19.00 Santa Misa
20.30 – 21.30 Procesión con la imagen de la Virgen y Adoración Eucarística

MIÉRCOLES, 3. 8. 2022
09.00 Oración al Espíritu Santo
09.30 Catequesis
10.30 Testimonios
12.00 Ángelus
DESCANSO
17.00 Testimonios
18.00 Santo Rosario
19.00 Santa Misa
20.30 – 21.30 Meditación con velas y la Oración ante la Cruz

JUEVES, 4. 8. 2022
09.00 Oración al Espíritu Santo
09.30 Catequesis
10.30 Testimonios
12.00 Ángelus
DESCANSO
17.00 Testimonios
18.00 Santo Rosario
19.00 Santa Misa
21. 15 Presentación de teatro
de la Comunidad Cenáculo

VIERNES, 5. 8. 2022
09.00 Oración al Espíritu Santo
09.30 Catequesis
10.30 Testimonios
12.00 Ángelus
DESCANSO
17.00 Testimonios
18.00 Santo Rosario
19.00 Santa Misa
20.30 – 21.30 Adoración Eucarística
21.30 – 22.30 MISIÓN
Fiesta de despedida

SÁBADO, 6. 8. 2022
Subida al Monte de la Cruz (particular)
05.00 Santa Misa en el Križevac

ADVERTENCIAS
-Traer auriculares y una pequeña radio con frecuencia FM, la Santa Biblia, paraguas.
-Rogamos a los grupos que participen en el encuentro de oración, no planear otras actividades durante el encuentro de jóvenes.
-Durante el encuentro de jóvenes (excepto el domingo) no habrá Santa Misa por la mañana para los peregrinos. Por tanto, todos los peregrinos celebrarán la Santa Misa por la tarde junto con los jóvenes.
-Durante todo el Mladifest habrá traducción simultánea.

FRAY ZVONIMIR PAVICIC ES EL NUEVO PÁRROCO DE MEDJUGORJE

En la diócesis de Mostar-Duvno, por decisión del obispo Mons. Petar Palić, a la propuesta de fray Jozo Grbeš, Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina, se hizo el nombramiento, cese y traslado de sacerdotes y religiosos en algunas parroquias de la diócesis de Mostar-Duvno, que transcribimos íntegramente:

Fray Miljenko Šteko fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Pedro y Pablo en Mostar.

Fray Marinko Šakota fue relevado de sus funciones como párroco de la Parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje.

Fray Zvonimir Pavičić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje y fue nombrado párroco de la misma parroquia.

-Nota de la redacción: El año pasado la Fundación Centro Medjugorje tuvo la oportunidad de entrevistar al recientemente nombrado párroco de Medjugorje. La entrevista se tituló: Testimonio de una vocación: Fr. Zvonimir Pavičić “…al tomar la decisión todas las dudas y miedos desaparecieron”. Fray Zvonimir nos compartió sobre su vida, su familia, la juventud franciscana, su vocación al sacerdocio, su amor por la música litúrgica. En ella podremos conocer un poco más en profundidad al nuevo párroco de Medjugorje.

Fray Dario Dodig fue cesado del cargo de vicario parroquial y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Iko Skoko fue cesado del cargo de vicario parroquial de la Parroquia de San Pedro y San Pablo en Mostar y fue nombrado vicario parroquial de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Petar Ljubičić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de Vitina y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Mladen Herceg fue cesado del cargo de vicario parroquial de la Parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje y fue nombrado vicario parroquial de la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Iván Landeka, Jr. fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de la Asunción en Široki Brijeg y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Dario Galić fue cesado del cargo de vicario parroquial de la Parroquia de la Ascensión en Široki Brijeg y fue nombrado vicario parroquial de la Parroquia de San Miguel Arcángel en Drinovci.

Fray Marin Karačić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac y fue nombrado párroco de la Parroquia de San San Esteban el primer mártir en Gorica.

Fray Goran Ćorluka fue cesado de sus funciones como administrador de la Parroquia de San Elías el profeta en Veljaci y nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Esteban el primer mártir en Gorica.

Fray Ante Kurtović fue cesado del cargo de párroco en la Parroquia de Santa Ana en Ljuto Doc y fue nombrado párroco en la Parroquia de San Sello.

Fray Ljubo Kurtović fue cesado de sus funciones como párroco de la parroquia de San Antonio de Padua en Humac y fue nombrado párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción en Tihaljina.

Fray Željko Grubišić fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de San Pascual en Vitina y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Elías el profeta en Veljaci.

Fray Branimir Musa fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de la Inmaculada Concepción en Tihaljina y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Elías el profeta en Veljaci.

Fray Stanko Mabić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Antonio de Padua en Humac y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Pascual en Vitina.

Fray Ivan Boras fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de San Elías el profeta en Veljaci y fue nombrado vicario parroquial de la Parroquia de San Pascual en Vitina.

Fray Drago Vujević fue nombrado párroco de la parroquia de San Juan el Bautista en Konjic.

Fray Danko Perutina fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de San Pedro y Pablo en Mostar y fue nombrado párroco de la misma parroquia.

Fray Svetozar Kraljević fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Pedro y Pablo en Mostar.

Fray Robert Jolić fue cesado de sus funciones como administrador parroquial de la Parroquia de San Marcos en Klobuk y fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Pedro y Pablo en Mostar.

Fray Velimir Bagavac fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Miguel Arcángel en Drinovci y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Esteban el primer mártir en Čerin.

Fray Tomislav Sablje fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac y fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Esteban el primer mártir en Čerin.

Fray Stjepan Neimarević fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Esteban el primer mártir en Čerin.

Fray Ivan Marić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de la Ascensión en Široki Brijeg y nombrado párroco de la misma parroquia.

Fray Vlatko Soldo fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de San Juan Bautista en Konjic y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de la Ascensión en Široki Brijeg.

Fray Ignacije Alerić fue cesado del cargo de párroco en la Parroquia de San Francisco de Asís en Rasno y fue nombrado párroco de la Parroquia de Santa Ana en Ljuto Doc.

Fray Petar Drmić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de San Francisco de Asís en Bukovica y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Francisco de Asís en Posuški Graz.

Fray Valentin Vukoja fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de San Francisco de Asís en Posuški Grac y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Juan el Bautista en Rakitno.

Fray Stipe Biško fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de la Ascensión BDM en Široki Brijeg y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Francisco de Asís en Rasno.

Fray Hrvoje Miletić fue cesado de sus funciones como párroco de la parroquia de San Esteban el primer mártir en Čerin y fue nombrado párroco de la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Bože Milić fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de San Pedro y San Pablo en Mostar y fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Stjepan Martinović fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Kongora y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Vinko Kurevija fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de la Ascensión en Seonica y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Nikola Jurišić fue cesado de sus funciones como vicario parroquial de la Parroquia de San Antonio de Padua en Humac y fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Stipe Marković fue cesado de sus funciones como párroco de la parroquia de San Esteban el primer mártir en Gorica y fue nombrado párroco de la parroquia de San Francisco de Asís en Bukovica.

Fray Jozo Radoš fue cesado de sus funciones como administrador parroquial de la Parroquia de San Juan Bautista en Roški Polje y fue nombrado vicario parroquial en la Parroquia de San Francisco de Asís en Bukovica.

Fray Mario Ostojić fue cesado de sus funciones como vicario parroquial de la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno y fue nombrado párroco de la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús en Kongora.

Fray Mladen Rozić fue cesado de sus funciones como párroco de la Parroquia de San Francisco de Asís en Bukovica y fue nombrado párroco de la Parroquia de San Juan Bautista en Roški Polje.

Fray Sretan Ćurčić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno y fue nombrado párroco de la Parroquia de la Ascensión en Seonica.

Fray Jure Barišić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Esteban el primer mártir en Čerin y fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje.

Fray Franjo Markić, joven monje, fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de San Antonio de Padua en Humac.

Fray Franjo Ćorić, joven monje, fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de la Asunción en Široki Brijeg.

Fray Ivan Slišković, joven monje, fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de Cristo Rey en Čitluk.

Fray Ivan Hrkać, joven monje, fue nombrado vicario parroquial en la parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje.

Fray Slaven Brekalo fue cesado del cargo de administrador parroquial de la Parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Stipe Rotim fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de San Miguel Arcángel en Duvno.

Fray Goran Azinović fue cesado del cargo de vicario parroquial en la parroquia de Cristo Rey en Čitluk.

Fray Renato Galić fue cesado del cargo de vicario parroquial en la Parroquia de Santiago Apóstol en Medjugorje.

Fuente: Radio Medjugorje

HA TENIDO LUGAR EL RETIRO DE SACERDOTES EN MEDJUGORJE

El 25º Retiro Espiritual Internacional para Sacerdotes comenzó en Medjugorje con una oración vespertina y el programa litúrgico el 4 de julio de 2022, que reunió a más de 170 participantes de 27 países el primer día. El tema del retiro espiritual para sacerdotes de este año, así como el de todos los retiros espirituales en Medjugorje este año, es «Aprended de mí y encontraréis la paz» (Mt 11, 28-30), en la Escuela de Nuestra Señora.

En la la mañana del 5 de julio, el coordinador de los retiros espirituales en Medjugorje, el P. Marinko Šakota, dio la bienvenida a los participantes.

«Queridos hermanos sacerdotes, los saludo a todos desde el fondo de mi corazón. Después de dos años, nos reunimos nuevamente para un retiro espiritual para sacerdotes. Creo que todos ustedes están deseando que llegue este evento. No somos demasiados, porque algunos no pudieron venir, por ejemplo, los sacerdotes de Ucrania. Conectémonos con ellos, y creo que ellos estarán conectados con nosotros de alguna manera”, dijo el p. Marinko Šakota.

También se dirigió a los participantes el Visitador Apostólico con un papel especial para la parroquia de Medjugorje, Mons. Aldo Cavalli, quien habló sobre la vida del santo cura de Ars. También destacó tres puntos que el Papa Benedicto XVI resaltó en el Año de la Vida Consagrada, que se pueden aplicar en todo momento.

“Cuando celebro la Eucaristía, debo ser consciente de que en ese momento de la consagración, Jesús y yo somos uno.

Necesitamos saber que Jesús nos llama a ser mediadores. Somos siempre mediadores entre Dios y el hombre, y en esto necesitamos crecer en sabiduría, inteligencia, paciencia.

Tengo que estar con el Señor, y puedo estar con el Señor en oración para entender lo que debo hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo…

Gracias por aceptar la invitación a participar en este retiro espiritual y les deseo todo lo mejor en su vida sacerdotal”, dijo el arzobispo Cavalli.

Padre Damir Pavić, profesor en este retiro espiritual para sacerdotes dijo que el deseo de convertirse en sacerdote y está profundamente conectado con el santuario de Nuestra Señora en Medjugorje, donde él viene a menudo como peregrino, pero también para participar en los programas espirituales de la parroquia. Padre Damir no ocultó su alegría por la reunión de los sacerdotes en Medjugorje para el retiro espiritual y celebró la Santa Misa la primera noche. En su homilía, habló sobre qué tipo de sacerdote debe ser en la predicación de la palabra de Dios.

«Nadie predicó más bellamente sin decir una sola palabra que nuestra Madre María, y cuánta oposición tuvo en su vida», dijo el p. Damir.

“Si alguien debiera haber estado inquieta y enojada con Dios, debería haber sido la Santísima Virgen María y habría podido decirle a su Dios: ‘Desde que me diste la tarea de ser la madre de Tu hijo, surgieron los problemas. Huir a Egipto, esconderlo, volver y justo cuando crecía, me lo quitaste y al final tuve que tenerlo muerto en mi regazo». ¿Podría haber una razón más grande para que un hombre estuviera inquieto?. Por lo tanto, echemos un vistazo a nuestra vida. Cómo nos enfadamos hoy cuando las cosas no salen como imaginamos. Perdemos nuestra paz interior. María nunca perdió su paz interior», dijo Fray Damir Pavić, quien al final se preguntó:

»¿Qué nos atrae de Medjugorje?», y luego ofreció una respuesta.

«Bueno, no nos atrae esta piedra dura de Herzegovina, no nos atrae el sabor de este maravilloso vino aquí en Herzegovina, ni el olor de las aceitunas, ni de los higos… la que nos atrae aquí es la Madre, que por tantos años dice pacientemente a sus hijos: ‘¡Regresad a mi Hijo!’ Ella nos habla a nosotros sacerdotes desde hace 41 años: ‘Que seáis imágenes vivas y oportunidades en este mundo. Id y llevad el mensaje de mi Hijo con amor y alegría’.

Por eso nadie regresa de Medjugorje con las manos vacías. Cada uno de nosotros tiene el corazón lleno porque la Madre nos habla con amor, y donde hay amor, hay paz, hay alegría, está la belleza de la vida», dijo el P. Damir Pavić en su homilía al comienzo del 25º Retiro Espiritual Internacional para Sacerdotes, que dura hasta el sábado y consiste en oración, conferencias, Adoración ante el Santísimo Sacramento y el programa de oración de la tarde en la parroquia de Medjugorje.

El jueves por la mañana a las 6 en punto los sacerdotes subieron al Cerro de las Apariciones, y el viernes rezaron el Vía Crucis en el Monte de la Cruz.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

EL KRIZEVAC

No sé exactamente cuántos grados tiene la pendiente del Krícevac, ni sus metros de altura,  ni la enorme dimensión de alguna de sus rocas, pero lo que si sé es que el padre Slavko la subía a menudo, y que un viernes, 24 de noviembre del año 2000, sobre las 15:30 pm, entregó allí su alma al Padre Celestial.

Por mi parte, muchas veces me he visto avasallado por una cierta pereza a la hora de contemplar la idea de subirlo. Pero un día que estaba en Medjugorje de visita, y cometí un pecado que prefiero no recordar, me sobrevino un fuerte impulso de hacer reparación. Le dije a Dios entonces: “Señor, te ofrezco un Krícevac en reparación de mis culpas”.

Pero hay otra clase de Krícevacs que no son tan llevaderos como este. El de Joaquín por ejemplo, un compañero de la guardería de mi hija, que curiosamente cumple los años el mismo día que yo, el 12 de agosto; y que vive pegado a una silla de ruedas, no puede hablar, y se alimenta a través de un tubo de plástico que tiene conectado al cuerpo. Tampoco puede mover ninguno de sus miembros; su diagnóstico es más grave cuando consideramos que se trata de un niño sin infancia.

El papa Francisco, una vez, en un evento oficial de no sé dónde, recibió una de esas preguntas demoledoras que suelen hacer los niños algunas veces. Le preguntaron algo así como que por qué si Dios es todopoderoso no quita de una vez todo el mal que hay en el mundo, todas las enfermedades, todas las guerras, todo el hambre. Después de pensarlo unos instantes respondió: “es un misterio”. Y pienso que este Krícevac de Medjugorje que nos recuerda el calvario del Señor y, todos los calvarios de nuestras vidas, es un misterio que reclama nuestra confianza en Dios. Hay cosas que sólo entenderemos bien cuando, si Dios quiere, lleguemos allá, con los santos, a la Jerusalén Celestial.

Hasta entonces hemos de tener presente que la cruz que es el instrumento con el que el mal nos da la muerte, es, gracias a Cristo, el instrumento de nuestra liberación, la llave del paraíso, la puerta del Reino. Es ese cáliz que derrama la sangre del Cordero sobre el mundo; la misma sangre que nos alcanza la absolución de los confesionarios, los sacramentos de la Iglesia, la salvación de los hombres. Si no hubiera habido cruz, la sangre del Cordero no se hubiera derramado, y si esta no se hubiera derramado, nadie podría pagar nada al Padre por nuestros pecados. Hubiéramos quedado entonces atrapados en este mundo caído, sin posibilidad alguna de regresar al Paraíso.

El padre Slavko murió en lo alto del Krícevac como un altar viviente que ofrece a Dios su vida, unió sus sufrimientos a la pasión de Cristo por nosotros; San Oscar Romero lo hizo por medio de aquel disparo que recibió en el tórax aquel fatídico día de 1980, en su última misa; Joaquín lo sigue haciendo desde su silla de ruedas en Medellín; nosotros, en nuestros propios personales Krícevacs de cada día, en nuestras oficinas, en nuestros desempleos, en nuestras enfermedades, siempre alegres.

Antonio Martín de las Mulas

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

DAVIDE, EL CONOCIDO CURA QUE EN MEDJUGORJE ENCONTRÓ UNA RESPUESTA CLARA TRAS UN TUMULTUOSO CAMINO

«Allí poco a poco María trabajó con fuerza en mi corazón»

Davide Banzato certificó en Medjugorje su llamada al sacerdocio.

Medjugorje es un lugar mariano conocido mundialmente por las conversiones y sanaciones espirituales que se dan especialmente gracias a la confesión, sacramento muy vinculado a este lugar en el que se habría aparecido la Virgen. Pero Medjugorje no se queda ahí, sino que es un lugar propicio también para discernir la vocación, ya sea al sacerdocio, a la vida religiosa o al matrimonio.

La evidencia es el gran número de sacerdotes, por ejemplo, que han confesado que en este lugar recibieron la llamada definitiva para entregar su vida a Dios a través de este ministerio.

Uno de ellos es el conocido sacerdote italiano Davide Banzato, asistente espiritual del movimiento italiano Nuevos Horizontes, presentador de programas en Radio María, en la televisión italiana, escritor… Es un rostro muy conocido en el catolicismo italiano.

Cuando comenzaron las supuestas apariciones en Medjugorje en junio de 1981, Davide era apenas un bebé de cuatro meses. En una entrevista con Il Messaggero confiesa que desde niño sentía una llamada al sacerdocio, aunque distintas situaciones le llegarían a alejar mucho de esta vocación.

«Mi mito desde niño era Indiana Jones, y quería ser egiptólogo. Somos cuatro hermanos, yo era el que daba más problemas. El encuentro con Dios tuvo lugar cuando yo tenía nueve años. Estuve en un campamento scout y nunca había tenido una experiencia personal con Dios, de hecho, también era un fanfarrón con algunos compañeros. Sin embargo, al final de la Misa sentí que me detenía y escuché mi nombre pronunciado por una presencia femenina. Entré en pánico, no había nadie, era una voz interior, que mi compañero explorador Stefano también escuchó. No sabía si contar este episodio o no, porque me cambió mucho. Ayuné y me castigaron, porque no quería decir la razón y hasta renuncié al tiramisú…”, comenta.

Davide acabó entrando en el seminario menor. “En el seminario tuve buenas experiencias,pero también otras que me marcaron negativamente. Seguramente las novatadas que tuve que soportar, el desapego de la familia, la privación de libertad y un constreñimiento que choca con mi alma libre y rebelde”, enumera.

A los 15 años explotó y se fue del seminario menor teniendo clara una cosa: “seré cualquier cosa menos sacerdote”.

Con la salida del seminario pasó de un extremo al otro. “Tenía cocaína frente a mí, en fiestas de amigos, pero gracias a Dios nunca la toqué. Algunos amigos han terminado en la calle por culpa de la heroína. Esto pasó después de dejar el seminario, lo tenía todo, pero por dentro estaba muerto. Hasta en dos ocasiones pensé en el suicidio”, relataba en aquella entrevista.

Pero entonces conoció a Chiara Amirante, fundadora de la comunidad Nuevos Horizontes, una nueva realidad eclesial nacida en 1991 y centrada en el anuncio del Evangelio a los más marginados. Más tarde abrió una casa para acogerlos.

Esto impresionó sobremanera al joven Davide. Esta apuesta radical por Dios le cautivó y a los 18 años se incorporó a Nuevos Horizontes. En ese momento tenía novia, pero terminó la relación y en esta profunda relación que iba teniendo con Dios volvía a resonar de nuevo esta llamada al sacerdocio.

 Era el año 2000 y cuenta a Famiglia Cristiana que “tenía un asiento libre en el autobús a Medjugorje, pero era un poco escéptico y me negué: podía rezar a la Virgen en cualquier lugar”.

Pero un mes después otra peregrinación llamó a su puerta y accedió a ir una semana a los Balcanes. “Por primera vez escuché la historia de las apariciones, en un lugar extraordinario para el silencio y la oración, lleno de jóvenes de todo el mundo y con muchas historias de conversión”, relata.

Para Davide el balance de aquella peregrinación fue muy positivo: “Los ‘videntes’ eran gente muy sencilla y se dedicaban a tiempo completo a los peregrinos; cuando eran niños habían sufrido una década de persecución bajo el régimen comunista, arriesgando sus vidas para defender su testimonio de fe”.

En el autobús Davide conoció a una chica y entabló un intenso diálogo, momentos de oración compartida y una profunda comunión que acabó en un enamoramiento. Al regresar a Italia, ella le confesó que está casada pero ahora separada, en buena medida porque no pudieron tener hijos.

Sin embargo, Davide decidió terminar toda relación con ella mientras el discernimiento lo iba llevando al sacerdocio.

Después de unos meses regresó a Medjugorje: “Poco a poco María trabajaba con fuerza en mi corazón, como si una mano invisible hubiera comenzado a remover con suavidad y delicadeza algunos obstáculos que me imposibilitaban aceptar la idea de convertirme en sacerdote. Al final pude decir un sí incondicional: confié en Jesús gracias a María”.

Seis años después, el 22 de septiembre de 2006, precisamente un día antes de su ordenación sacerdotal aquella mujer que conoció en el autobús le llamó para decirle que no sólo el matrimonio había renacido «gracias a un camino de fe en Medjugorje», sino que también habían recibido la gracia de un hija, llamada Miriam en honor a la Virgen.

“El día en el que me convertí en sacerdote una parte de mí murió, pero nació una alegría que no me abandona. No me arrepiento de nada y lo haría todo de nuevo, pero no es una vida sencilla. Cada elección es una vocación que debéis confirmar todos los días, incluso para ser padre, madre o marido. Hay que luchar todos los días. Incluso mis padres no aceptaron de inmediato mi vocación, pero al final se emocionaron, se alegraron y siempre me ayudaron”, relata.

Desde ese primer viaje, en la colina de las apariciones y la Cruz Azul, Don Davide ha regresado casi todos los años a Medjugorje, también para confesar a miles de peregrinos en la parroquia de Santiago y para echar una mano en la Ciudadela del Cielo «Horizontes de paz», que desde el año 2000, por iniciativa de Chiara Amirante, ha comenzado a desarrollarse para acoger a jóvenes en dificultad y apoyar a unas 220 familias de la zona con alimentos, ropa y servicios sanitarios.

Fuente: Religión En Libertad

SU PRINCIPAL MENSAJE: LA PAZ

En Medjugorje, la Bienaventurada Virgen María se presenta como Reina de la Paz. En su primer Mensaje, el 26 de junio de 1981 dirige una invitación apremiante a la paz: “Paz, paz, paz. Reconciliaos. Reconciliaos con Dios y entre vosotros. Y para ello es necesario creer, rezar, ayunar y confesarse”.

Ella dice: “Yo soy la Reina de la Paz” (26.06.1981) porque es la Madre del Príncipe de la Paz. La paz que viene a traer y pedir la Madre de Dios no es la paz del mundo sino la paz de Cristo, aquella que nos prometió en la Última Cena y que es fruto de su Pascua. Este es el saludo del Resucitado: “Shalom, alejem”, La Paz con vosotros.

La Gospa nos llama a la Paz, a reconciliarnos, en primer lugar, con Dios, porque si el hombre no está reconciliado con Dios, no lo está con el otro ni consigo mismo, y la guerra estalla entonces primero en su corazón. La urgencia de esta llamada a la paz se desveló exactamente diez años después cuando comenzó la guerra en los Balcanes.

Todas las divisiones, los conflictos y las guerras empiezan en el corazón de los hombres: “Queridos hijos, hoy gozo y oro con vosotros por la paz: paz en vuestros corazones, paz en vuestras familias, paz en vuestros deseos y paz en todo el mundo. Que hoy el Rey de la Paz os bendiga y os dé la paz” (25.12.1994).

La Paz de la que habla la Gospa y que “cambia” a tantos peregrinos es la paz interior, inicio de toda paz. La paz interior (del corazón) no se aprende, no se compra, no se hereda y no se enseña: sólo se recibe, a través de la oración. Por eso la llamada a la oración es Su Mensaje más repetido. Porque, aunque la Paz es un don de Dios, no hay paz en el corazón sin oración, sin conversión, sin reconciliación: hemos de estar dispuestos a perdonar siempre y a todos, antes de nada, a nuestros familiares y a quienes nos han herido profundamente“debéis perdonar a vuestro prójimo -nos dice la Virgen. Encontrad en vuestros corazones a vuestros enemigos y orad por ellos al Padre” (08.07.1981).

El Mensaje de la Reina de la Paz de Medjugorje es, ante todo, una apremiante y definitiva llamada de conversión“He venido a llamar al mundo a la conversión por última vez, luego ya no apareceré más. Estas son las últimas apariciones en la tierra”(23.06.1982).

La Virgen a través de Sus Mensajes nos ofrece una preciosa catequesis para alcanzar la conversión y la paz del corazón. Se resume en las famosas “cinco piedras” de Medjugorje:

– 1ª) La oración con el corazón, especialmente el Santo Rosario.
– 2ª) La centralidad de la Eucaristía: la Santa Misa y la Adoración del Santísimo
Sacramento.
– 3ª) La confesión frecuente, mensual, especialmente el primer sábado, que nos reconcilia con Dios. Dice la Gospa que no hay nadie en el mundo que no necesite confesar al menos una vez al mes. Y añade: “La confesión mensual será el remedio para la Iglesia de Occidente. Este mensaje deber ser transmitido a Occidente” (06.08.1981).
– 4ª) La lectura y meditación de las Sagradas Escrituras.
– 5ª) El ayuno a pan y agua dos veces a la semana: miércoles y viernes.

Con estos 5 medios, se logra el fruto de conversión y se obtiene esa Paz del corazón de la que tanto nos habla en Sus Mensajes. A lo largo de estos cuarenta años, ha repetido muchas veces: “os traigo la paz, soy vuestra Madre y la Reina de la Paz” (25.07.1988). “Queridos hijos, hoy os invito a la paz. He venido aquí como Reina de la Paz y deseo enriqueceros con mi paz maternal. Queridos hijos, os amo y deseo guiaros a todos hacia la paz que solo Dios da y que enriquece cada corazón. Os invito a ser portadores y testigos de mi paz en este mundo sin paz” (25.07.1990).

María a través de su “escuela” de Medjugorje ha establecido para la humanidad todo un programa espiritual que conducirá finalmente al triunfo de Su Corazón Inmaculado y al consiguiente tiempo de paz profetizado en Fátima, y en el cap.20 del Apocalipsis. El amanecer de una nueva civilización, una tierra renovada: la civilización del amor, de la paz.

Ella nos repite en Medjugorje que nos necesita para triunfar, que la ayudemos, que recemos por Sus intenciones y seamos Sus apóstoles de paz y de amor.

Una paz que es mucho más que ausencia de conflictos y tensiones. Porque la Paz que Ella anuncia y viene a traer es la de Su Hijo, la que brota de Su Misericordia y que contiene todo bien espiritual y don del Espíritu: plenitud y perfección de vida cristiana. Lo contrario de la Paz no es la guerra, sino el vacío.

El 25 de diciembre de 2012 la vidente Marija no recibió de la Gospa el habitual Mensaje mensual. Como en cada Navidad vino con el Niño Jesús en brazos. Ella sólo sonreía, pero el Niño Jesús comenzó a hablar y dijo: “Yo soy vuestra Paz, vivid mis Mandamientos”.

San Pablo en la carta a los Gálatas afirma que la Paz es uno de los frutos del Espíritu (5,22). Para obtenerla, hemos de abandonar definitivamente -como nos pide tantas veces Nuestra Madre en Medjugorje- nuestra vida de pecado y decidirnos por la santidad, viviendo una vida nueva, en la que Dios esté siempre en el primer lugar.

Nada más llegar a Medjugorje se respira una paz profunda, inefable, divina: es la paz del cielo, la paz de Mamá María, Reina de la Paz. Por eso Medjugorje es la nueva Jerusalén, “ciudad de la paz”, hacía la que peregrinan todas las naciones de la tierra. Donde podemos vivir las primicias de aquel tiempo de Paz que seguirá a los últimos tiempos, cuando se realicen y cumplan los 10 Secretos que la Gospa ha confiado a los videntes, y que serán revelados en su momento.

Fco. José Cortes Blasco

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

COMENTARIO DE MARIJA PAVLOVIC SOBRE EL MENSAJE DEL 25 DE JUNIO DE 2022

P. Livio: Queridos amigos, tenemos a Marija en directo desde Medjugorje que nos comunicará el mensaje de la Virgen de la Paz de hoy día 25 de junio de 2022, día del 41º aniversario. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio!  Un saludo a todos los oyentes de Radio María. Hoy 25 de junio de 2022, como cada 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“¡Queridos hijos! Me regocijo con vosotros y os agradezco por cada sacrificio y oración que habéis ofrecido por mis intenciones. Hijos míos, no olvidéis que sois importantes en mi plan de salvación de la humanidad. Regresad a Dios y a la oración para que el Espíritu Santo obre en vosotros y a través de vosotros. Hijos míos, yo estoy con vosotros en estos días en que Satanás lucha por fomentar la guerra y el odio. La división es fuerte y el mal actúa en el hombre como nunca antes. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”.

P. Livio: Marija, antes de hacer los comentarios acerca del mensaje, quiero preguntarte ¿como habéis vivido este 41º aniversario en Medjugorje?

Marija: Gracias al Cielo, Medjugorje ha vuelto a ser el pueblo de Dios con gran felicidad por parte de todos. En estos días lo hemos visto no solo con el aumento de personas que han ido llegando, sino sobre todo, con las oraciones y la felicidad de volver a Medjugorje después de todo el tiempo del Covid. Al mismo tiempo, esta vuelta ha sido con un nuevo espíritu que se siente por el amor tan grande hacia la Virgen, hacia Dios. Como si hubiera empezado a tomar otro aire, un aire más de humildad en la oración. Estos días he visto mucha gente con lágrimas en los ojos de felicidad en las colinas, en la Cruz Azul, alrededor de la iglesia. Parecía un nuevo encuentro, un nuevo volver a Medjugorje, que siempre ha sido un lugar de oración y de alegría, pero que, en estos días, he descubierto un sentido de humildad en ese formar parte de este proyecto que estamos experimentando en tantos corazones ya sea desde el grupo de oración, dentro de la familia, en el lugar de trabajo dando testimonio y llevando consigo a tantas personas como fruto de esas acciones. Hay ejemplos muy bonitos, muy fuertes y ves que, como en los primeros años, las personas han empezado a testimoniar, a atraer a otras personas a los mensajes de la Virgen y a la oración. Esto me ha sorprendido favorablemente en este tiempo.

P. Livio: Quizá sea debido a todo ese tiempo sin poder venir que hemos sufrido por causa del Covid y de otras dificultades. Digamos que es como un volver a casa después de una larga ausencia.

Marija: Es cierto. Además, aquí se puede sentir que el Paraíso está cerca. Se siente también la felicidad de las personas que han venido, con espíritu de servicio, un servicio hacía los que llegan por primera vez. En estos días hay muchísima gente, creo que más que nunca.  Ayer se hizo una marcha por la paz en la que éramos más de 15.000 personas. Han venido muchísimos croatas y gente de los alrededores. Piensa que esta tarde en el altar había 279 sacerdotes y creo que en los alrededores y que ya hubieran dicho misa había más de 300. Es decir, que Medjugorje estaba radiante y vivo gracias a Dios. Es muy bello ver la alegría de esas personas que han vuelto y que han traído con ellas a otras por primera vez. Ayer por la tarde, el sacerdote que predicó la homilía pidió que alzaran la mano los que estaban aquí por primera vez y de toda la explanada la levantó una gran parte. Es decir, la Virgen sigue y nosotros respondemos.

P. Livio: Muy bonito. Dime Marija, La Virgen ha empezado su mensaje diciendo: “Me regocijo”. Entonces, ¿estaba feliz la Virgen, o todavía tenía el rostro preocupado?

Marija: La Virgen estaba feliz. Ha llegado con el vestido dorado y con Ella no solo se sentía la fiesta, sino también ese perfume de Paraíso. Su vestimenta era muy bella, muy elegante como cada vez que es fiesta y así también era su expresión. Ella ha dicho esas palabras sonriendo y así también cuando nos ha dado las gracias por todos los sacrificios y oraciones que hemos ofrecido por sus intenciones. Yo, cada mañana cuando me levantaba a las 4.30 para salir a las 5 para ofrecer mis oraciones por la paz y tantas otras intenciones, le decía que no era necesario nombrarlas todas porque Ella ya las conoce, porque Ella ya sabe donde hay más necesidad. Esta tarde cuando he oído que la Virgen nos daba las gracias he pensado que yo también había hecho mi pequeña, pequeña parte. Me he alegrado mucho, pero al mismo tiempo, la segunda parte del mensaje me ha preocupado, aunque la Virgen dice que no nos olvidemos de que somos una parte importante en el proyecto de salvación de la humanidad y eso me tranquiliza.  Es decir, que la Virgen cuenta siempre con nosotros y nos ama.

P. Livio: Marija, ¿Qué te parece que podemos hacer para ayudarla?

MEDJUGORJE;MV01

Marija: Ella dice que somos importantes, que podemos testimoniar, que podemos orar. Yo creo que lo más importante es la oración y lo segundo el testimonio. No debemos pensar que podemos herir la sensibilidad de alguien con nuestro testimonio, debemos vivir intensamente nuestra fe ya que la Virgen nos dice que estamos llamados a ser ejemplo con nuestra vida y nuestras acciones. Yo creo que hoy, más que nunca, necesitamos de ese testimonio. El sacerdote que hoy ha celebrado la Santa Misa, había estado 30 años en América y le pidieron volver a su país para ejercer como provincial. Él, con gran alegría, ha dicho en su homilía que quería agradecer al buen Dios que, después de haber hecho manifestaciones y orado delante de tantos hospitales contra el aborto, finalmente la corte suprema de América ha abolido esta ley. Estas son acciones concretas que el mal, el diablo, no podrá cambiar. Es el no a la muerte y el sí a la vida. Hay un canto tradicional que dice: “Queremos a Dios en nuestra vida, en nuestras familias y en nuestra Patria». Oremos pues para que Dios vuelva a nuestros hogares, a nuestro corazón, a nuestras familias y a nuestra patria.

P. Livio: Ciertamente, la sentencia de la Corte Suprema tiene una importancia moral enorme para todo el mundo, pero ha llegado coincidiendo con el 41º aniversario. Yo lo considero un regalo de la Virgen.

Marija: Yo espero que el pueblo americano mantenga esta fuerza y que el resto del mundo empiece a razonar y los políticos no calienten las sillas por intereses sino por el bien de la humanidad.

P. Livio: Marija, la Virgen nos dice: “No olvidéis que sois importantes en mi plan de salvación de la humanidad.” Bien, nosotros sabemos que Satanás quiere destruir nuestras vidas, pero este plan de salvación de la humanidad, ¿se refiere solo a nuestras almas, o también al futuro de la humanidad?

Marija: No lo sé padre Livio, porque la Virgen no lo ha dicho, pero yo creo profundamente que se refiere a ambos. Yo veo que en nuestra humanidad hay tantas almas perdidas y lo vemos por las diferentes ideologías como el yoga, el gurú y tantos otros tipos de gimnasia, que todos buscan la paz, en cambio olvidan que la verdadera paz, como dice la Virgen, llega solo de Dios a través de la oración, con ese encuentro personal con Dios. Por esto la Virgen nos dice: “Regresad a Dios”. Yo creo profundamente que somos importantes y por esto debemos orar y vivir nuestra cristiandad con alegría. Yo cada día soy consciente de mi gratitud hacia mis padres, que ya no están, por haberme bautizado. Esta es la gracia más grande que me dieron y también el haberme llevado por ese camino de salvación hacia la vida eterna. Además, la Virgen repite siempre: “Sin Dios no tenéis futuro”. Es decir, sin Dios tenemos destrucción y muerte. El Santo Padre dijo hace algún tiempo que también destruimos el planeta rompiendo su equilibrio y que el hombre rico explota al pobre y esto no es de Dios. Por eso debemos volver a Dios, a la oración para que el Espíritu Santo obre en nosotros y a través de nosotros, como dice la Virgen.

P. Livio: Marija, ahora afrontaremos el pasaje más difícil. Todas estas cosas que ha dicho la Virgen ya las había dicho todas menos una. Es decir, la Virgen ha dicho que Ella está con nosotros también en estos días en que Satanás lucha por fomentar la guerra y el odio. Lo dijo también durante la guerra de Bosnia, pero lo que nunca había dicho es que “la división es fuerte y el mal actúa en el hombre como nunca antes”. Hablemos pues del significado. ¿Qué quiere decir con “la división es fuerte? ¿Se refiere entre aquellos en los que actúa el Espíritu Santo y en los que actúa el mal?

Marija: Sí, creo que sí. El mal quiere división. Piensa solo en el Covid, la división que ha provocado en los pro-vacunas y los anti-vacunas. ¡Cuantas familias separadas solo por esto! ¡¿Dime si no es el diablo!?

P. Livio: Sí, sí.

Marija: Mira en Ucrania. Aquí han llegado estos días mil peregrinos de Ucrania y mañana estaremos juntos con la Virgen para orar por la paz. Imagínate, cruz contra cruz, católicos y ortodoxos, ortodoxos y católicos de la otra parte, cristianos contra cristianos en guerra, hermanos contra hermanos. Cuando lo pienso, no encuentro palabras para describirlo. Cuando veo que tantos países gastan tanto dinero y no para los hambrientos, los enfermos o para la prosperidad, sino en armas para podernos destruir. Es terrible.

P. Livio: De hecho, no sé si te acuerdas del mensaje del 25 de mayo, la Virgen dijo que debemos orar para que todo espíritu impuro de división y de guerra fuera silenciado. Es decir, que existe verdaderamente este espíritu de división que nos pone a unos contra otros continuamente en todo.

Marija: Sí, en todo. Es como si el hombre no fuera importante. En cambio, sí lo es. La Virgen nos dice que somos todos importantes para su plan de salvación. Entonces, sigamos adelante con valentía.

P. Livio: Marija, sé que debes estar muy cansada porque hoy no has parado desde las 4 de mañana, pero quería que hablásemos de la siguiente frase del mensaje.

Marija: Querido padre Livio, no solo por haberme levantado a las 4 sino porque nos acostamos muy tarde y solo he dormido dos horas (dice riendo). Volvimos tarde de la Adoración y esta mañana a las 4 he vuelto a la iglesia y estaba llena a rebosar de peregrinos que oraban, gracias a Dios.  Esta noche también habrá Adoración y continuaremos la oración, porque creemos en la fuerza de la oración.

P. Livio: Pero también en los primeros tiempos se oraba mucho, ¿te acuerdas?

Marija: Sí, gracias al Cielo.

P. Livio: Marija, te quería decir que la frase que no había dicho antes la Virgen es: “el mal actúa en el hombre como nunca antes”. Es una frase que da miedo. ¿Qué quiere decir?

Marija: Que el diablo se ha enfurecido de mil maneras, se ha desencadenado. La Virgen ya dijo en el año jubilar que el diablo estaba suelto de sus cadenas. Si la Virgen no estuviera ahora con nosotros, no sé cómo sería porque hay muchas personas enfurecidas, el mal ha entrado en ellas y las está usando a través del dinero, a través de esas ideologías que están contra Dios. Últimamente estamos viendo a muchos jóvenes confundidos, no saben si son hombres o mujeres, viven en una confusión total. Si no sabemos reconocer nuestra identidad, dentro de poco seremos como animales. ¿Dónde está nuestro intelecto? Yo digo que oremos al Espíritu Santo, como ha dicho la Virgen esta tarde. Creo que es un mensaje increíble. El Señor nos está hablando también a través del Papa que ha dicho últimamente que estamos al borde del precipicio. Debo decir que nos sorprendió porque usó palabras muy fuertes, pero realmente creo que ahora es el momento de usar palabras fuertes. Es decir, sí, sí o no, no. Sí a la oración, sí a Dios, sí a la vida, sí a la conversión, sí a la santidad porque, si nosotros que nos decimos cristianos no caminamos por ese camino, si los sacerdotes que son consagrados no viven su vocación, empieza la confusión. Me hace pensar en esas personas que viven con fijaciones, veo que tantas mujeres por no encontrarse bien consigo mismas, empiezan a ponerse Botox y todas esas cosas pensando que así arreglarán su situación. Sin embargo, si la situación de su corazón no está arreglada, no les va a servir de nada. No existe otro modo para estar bien. De otra forma, se vuelven infelices, arrogantes, enfermos y sin futuro. La Virgen nos dice que volvamos a la oración, y si volvemos a la oración, volvemos a la paz, volvemos al amor, y el amor vencerá. ¿Por qué la Virgen está tanto tiempo aquí en Medjugorje? Porque nos ama, porque nos quiere ayudar con un gran amor.

P. Livio: Quiero hacerte una pregunta que siempre se me olvida. Tú recibiste el encargo de la Virgen de orar por los sacerdotes. Yo, por la experiencia que tengo de los santuarios marianos, al menos en Europa ya que los he visitado casi todos, es que en ningún santuario hay tal cantidad de sacerdotes como en Medjugorje. Se calcula que cada año, antes de la pandemia, pasaron por Medjugorje unos 35.000. Es decir, que durante todos estos años desde que empezó Medjugorje, han venido centenares de millares de sacerdotes. Según tú, ¿esto forma parte del plan de la Virgen?

Marija: La Virgen quiso arreglar también las cosas dentro de la Iglesia. Yo creo profundamente que tantos sacerdotes que estaban perdidos por varias razones, viniendo a Medjugorje han vuelto a su vocación sacerdotal, han vuelto a amar el sacerdocio. Esta tarde, yo estaba en la sacristía cerca del altar y viendo a todos esos jóvenes novicios que llevaban las velas, el incensario, etc., todos tan guapos y contentos, tan bien arreglados, pensé que ellos son la esperanza de Dios. Pensamos que ahora ya no hay vocaciones, que los sacerdotes ya son todos viejos, en cambio no es así. La verdad es que ver a tantos de estos jóvenes que preparaban todo para la Santa Misa, me dio una gran alegría porque gracias a Dios tenemos nuevas vocaciones. Debemos agradecer a la Virgen también porque aquí en la parroquia de Medjugorje hay muchos jóvenes que han dicho sí a la vida consagrada, este año hay cinco jóvenes. Esta tarde era muy bonito también el coro, era verdaderamente espectacular, unos cantos magníficos. La verdad es que quien canta, ora dos veces y ellos lo han hecho con tanto amor hacia la Virgen y a Jesús que parecía que el techo redondo del altar se levantaba.

P. Livio: De todas formas, la Virgen, visto que adoptó la parroquia, porque Ella eligió la parroquia, ha vitalizado las parroquias de todo el mundo. Podemos decir pues que Medjugorje ha dado una gran fuerza, una gran renovación a la Iglesia que lo necesitaba tanto aquí en Occidente.

Marija: Sí, gracias al Cielo, también para las vocaciones. No sé cuantas vocaciones puede haber habido, pero hablando con un sacerdote americano que estuvo aquí, mientras me contaba que su vocación nació en Medjugorje, le pregunté si se había inscrito en la rectoría ya que tenemos un programa en internet para la inscripción de todos aquellos cuya vocación ha nacido aquí, pero él me respondió que no lo sabía y que nadie se lo había dicho. Por lo tanto, sabemos de las que están inscritas, pero quién sabe cuantas más debe haber. Este es un sacerdote joven, guapo, con una vocación muy bella, muy enamorado de Dios y de la Virgen y que sirve con un espíritu nuevo. Qué bonito es ver a esos sacerdotes que no se cansan, que no se aburren, que no se escapan de la gente sino que aman encontrarse con la gente y confesar. Esto, aquí en Medjugorje, ocurre como en ningún otro lugar en el mundo.

P. Livio: Bien Marija, no quiero entretenerte más porque se que estás muy cansada. Te pido que te acuerdes de nosotros, de la gran familia de Radio María que muchos están yendo a Medjugorje y otros muchos que ya han estado.

Marija: Gracias a Dios, padre Livio, por cada persona que la Virgen ha llamado y ha puesto su semilla de santidad en su corazón. Lo vemos por todos los frutos que ya estamos recogiendo. Gracias también a monseñor Aldo Cavalli que, desde que llegó aquí, está cada día en el altar y con gran alegría está frecuentando todos los testimonios y viendo los frutos. También agradecemos a Dios por su presencia aquí en Medjugorje como obispo enviado a nuestra parroquia y por su catequesis con la cual nos está guiando. Es decir, Medjugorje está en la Iglesia, está con la Iglesia. El Señor nos llama y nosotros respondemos con todo el corazón. En estos días todos los videntes están en oración, pero nos hemos encontrado, hemos hablado y dicho que nunca nos hubiéramos imaginado que Dios pudiera darnos este gran don y todavía hoy nos emocionamos pensando que el Señor nos ha tomado y nos guía a través de su Madre. Daremos gracias durante toda la eternidad por tantas almas que han venido a Medjugorje, que se han convertido, que han acogido los mensajes de la Virgen y se han acercado a Dios. Damos gracias a la Virgen por su presencia, gracias por habernos elegido y que en todos estos años hayamos podido responder, de todo corazón, con nuestro sí.

P. Livio: Gracias Marija por transmitirnos la alegría de este día. Esperemos poder celebrar el doble de este aniversario y después, que suceda lo que deba suceder.

Marija: Estamos preparados padre Livio. Que sea lo que Dios quiera. Vivamos cada día como si fuera el último de nuestra vida, con alegría, sirviendo a Dios, amando a Dios, orando a Dios. Adelante pues con la esperanza de que nuestra vida es el camino hacia la eternidad.

P. Livio: De nuevo, gracias Marija y ahora terminamos con la oración.

Traducción: Cortesía del equipo de voluntarios de Amor de Déu para FCM

REFLEXIÓN DEL PADRE VERAR AL MENSAJE DEL 25 DE JUNIO DE 2022

El Padre Francisco Verar nos comparte como cada mes, la reflexión del mensaje de la Santísima Virgen María Reina de la Paz del 25 de junio de 2022

«¡Queridos hijos Me regocijo con ustedes y les agradezco por cada sacrificio y oración que han ofrecido por mis intenciones. Hijitos, no olviden que son importantes en mi plan de salvación de la humanidad. Regresen a Dios y a la oración para que el Espíritu Santo obre en ustedes y a través de ustedes. Hijitos, yo estoy con ustedes en estos días en que Satanás lucha por fomentar la guerra y el odio. La división es fuerte y el mal actúa en el hombre como nunca antes. Gracias por haber respondido a mi llamado”.

Fuente: www.infomedjugorje.org

FRAY JOZO GRBES EN EL 41 ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES: «MEDJUGORJE ES MARÍA, MARÍA ES AMOR Y EL AMOR ES DIOS».

El 25 de junio de 2022, se celebró solemnemente en Medjugorje el 41° Aniversario de las Apariciones de la Virgen.La Santa Misa, con una multitud de fieles y la concelebración de 268 sacerdotes, fue presidida por fray Jozo Grbeš, el nuevo Provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina.

Entre los concelebrantes estuvo el párroco de Medjugorje, fray Marinko Šakota, el Vicario Provincial de Medjugorje, fray Miro Šego, el ex provincial de la Provincia Franciscana de Herzegovina, fray Miljenko Šteko y fray Miro Relota.

Al inicio de la Santa Misa fray  Jozo Grbeš dijo que “mientras celebramos la Eucaristía, somos lo que verdaderamente somos”.

«Somos conscientes de que somos una parte importante de algo más grande que nosotros y que estamos conectados con todo el mundo en este momento, porque es cierto que cada hora, cada minuto, cada día, en algún lugar del mundo, se celebra la Santa Eucaristía y nosotros somos parte de eso”.

En su homilía, fray  Jozo Grbeš habló del amor que todos necesitamos, subrayando que «cree que este amor nos ha traído hasta aquí: el amor de la Madre, que nos invita constantemente y el amor de Cristo, que es el objetivo principal de todos».

«Tal vez entendimos todo en la vida, tal vez tenemos mucho conocimiento, tal vez tenemos mucha inteligencia, mucha educación, muchos títulos detrás de nuestros nombres, tal vez recorrimos el mundo, tal vez nuestro rostro está en las primeras planas de los periódicos, tal vez todos nos conocen, puede que hayamos conquistado el mundo…, pero si no entendimos el amor, ¡no entendimos nada!

Tanto amor se une al nombre de Medjugorje. Tanto amor descendió de esa colina en Bijakovići. Tanto amor se esparce por todo el mundo con el nombre de Medjugorje. Tanto amor ha sanado cuerpos, almas, tantas heridas curadas, ha levantado personas, reconciliado y restaurado familias. Acaso no conocéis magnífico mensaje, os lo recuerdo: «¡Si supierais cuánto os amo, lloraríais de alegría!»

Si supiéramos lo bueno que es perdonar, nunca viviríamos en la disputa. Si supiéramos el tesoro que es tener paz, nunca buscaríamos el conflicto. Si supiéramos cuán grande es la gracia en el arrepentimiento, nunca seríamos arrogantes. Si supiéramos lo divino que es ser simple, nunca le complicaríamos la vida a nadie. Si supiéramos cuánto poder hay en la humildad, nunca lucharíamos por los primeros lugares. Si supiéramos cuánto poder hay en el desinterés, viviríamos una vida de amor. Si supiéramos cuán dichoso y recto es decir la verdad, nunca nos venderíamos a nadie. Si conociéramos a María, sabríamos que Cristo es el único Salvador del mundo”, dijo fray Jozo, agregando que “ha entrado mucha paz en el corazón de las personas, de las familias y del mundo por medio de Medjugorje”.

Medjugorje es María, María es amor y el amor es Dios. ¡Ese vínculo es tan claro! Seamos conscientes de ello. No la olviden ni la abandonen. Tanto María como el amor conducen siempre al Dios del amor, ¡Cristo Salvador!

Por lo tanto, te digo a ti y a mí mismo: no nos vayamos a casa igual esta noche. ¡No seamos los mismos! Demos un paso adelante. Estamos llamados a ser mejores, más perfectos, más auténticos, más sencillos, más humildes. ¡También depende de nosotros! ¡Siempre depende de nosotros! ¡Y solo depende de nosotros! ¡Esta oportunidad hoy y esta noche, es una clara expresión de misericordia!”, dijo fray Jozo Grbeš en su homilía en el 41° Aniversario de las Apariciones de la Virgen en Medjugorje, invocando al final a «María, Nuestra Señora del Amor, la Reina de la Paz» para que nos dé su paz.

Antes de la Santa Misa, se llevó a cabo una procesión, por segundo año consecutivo, desde la Colina de las Apariciones hasta la Iglesia de Santiago Apóstol, y en ella participaron muchos peregrinos de todo el mundo, feligreses de Medjugorje y lugares aledaños.

Estos días en Medjugorje, había peregrinos de todos los continentes, de una treintena de países del mundo. Los feligreses se prepararon para la celebración con una Novena, y durante esos días, a las 4 de la tarde rezaron los misterios gozosos y dolorosos del rosario de la Virgen en la Colina de las Apariciones y rezaron el Rosario en el altar exterior de la iglesia parroquial durante el programa vespertino de oración.

En la víspera del 41° aniversario de las apariciones de la Virgen, se llevó a cabo la 31° Marcha por la Paz, desde Humac a Medjugorje y la peregrinación votiva a la Reina de la Paz, desde Čitluk a Medjugorje, mientras que la Misa central vespertina fue celebrada por el párroco de Humac, fray Ljubo Kurtovic.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

REFLEXIÓN DEL PADRE MARCELO MARCIANO AL MENSAJE DEL 25 DE JUNIO DE 2022 EN MEDJUGORJE

A continuación compartimos la reflexión del Padre Marcelo Marciano al mensaje del 25 de junio de 2022 dado por la Virgen en Medjugorje en el 41º aniversario de las apariciones.

Fuente: Un Cura En Las Redes

MENSAJE DEL 25 DE JUNIO DE 2022 EN MEDJUGORJE, BOSNIA-HERZEGOVINA, CON MOTIVO DEL 41 ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES DE LA VIRGEN

«¡Queridos hijos Me regocijo con ustedes y les agradezco por cada sacrificio y oración que han ofrecido por mis intenciones. Hijitos, no olviden que son importantes en mi plan de salvación de la humanidad. Regresen a Dios y a la oración para que el Espíritu Santo obre en ustedes y a través de ustedes. Hijitos, yo estoy con ustedes en estos días en que Satanás lucha por fomentar la guerra y el odio. La división es fuerte y el mal actúa en el hombre como nunca antes. Gracias por haber respondido a mi llamado”.

Message 25 June 2022

“Dear children I rejoice with you and thank you for every sacrifice and prayer which you have offered for my intentions. Little children, do not forget that you are important in my plan of salvation of mankind. Return to God and prayer that the Holy Spirit may work in you and through you. Little children, I am with you also in these days when Satan is fighting for war and hatred. Division is strong and evil is at work in man as never before. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 giugno 2022

«Cari figli! Gioisco con voi e vi ringrazio per ogni sacrificio e preghiera che avete offerto per le mie intenzioni. Figlioli, non dimenticate che siete importanti nel mio piano di salvezza dell’umanità. Ritornate a Dio ed alla preghiera affinché lo Spirito Santo operi in voi ed attraverso di voi. Figlioli, Io sono con voi anche in questi giorni quando satana lotta per la guerra e per l’odio. La divisione è forte ed il male opera nell’uomo come mai fin’ora. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.”

Botschaft 25 Juni 2022

«Liebe Kinder! Ich freue mich mit euch und danke euch für jedes Opfer und Gebet, das ihr in meinen Anliegen dargebracht habt. Meine lieben Kinder, vergesst nicht, dass ihr wichtig seid in meinem Plan des Heils der Menschheit. Kehrt zu Gott und dem Gebet zurück, damit der Heilige Geist in euch und durch euch wirke. Meine lieben Kinder, auch in diesen Tagen bin ich mit euch, wenn Satan für Krieg und Hass kämpft. Die Spaltung ist stark und das Böse wirkt im Menschen wie nie zuvor. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid!“

Message 25 juin 2022

«Chers enfants Chers enfants, je me réjouis avec vous et je vous remercie pour chaque sacrifice et prière que vous avez offerts à mes intentions. Petits enfants, n’oubliez pas que vous êtes importants dans mon plan de salut pour l’humanité. Revenez à Dieu et à la prière afin que l’Esprit Saint agisse en vous et à travers vous. Petits enfants, je suis avec vous aussi en ces jours où Satan se bat pour la guerre et la haine. La division est forte et le mal agit dans l’homme comme jamais encore auparavant. Merci d’avoir répondu à mon appel. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 lipanj 2022

„Draga djeco! Radujem se s vama i zahvaljujem vam na svakoj žrtvi i molitvi koju ste prikazali na moje nakane. Dječice, ne zaboravite da ste važni u mom planu spasenja čovječanstva. Vratite se Bogu i molitvi da bi Duh Sveti djelovao u vama i preko vas. Dječice, ja sam s vama i u ovim danima kad se sotona bori za rat i mržnju. Podjela je jaka i zlo djeluje u čovjeku kao nikada do sada. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

APARICIÓN ANUAL DE LA VIRGEN A LA VIDENTE IVANKA EL 25 DE JUNIO DE 2022

La vidente Ivanka Ivankovic-Elez tuvo su aparición anual regular el día 25 de junio del 2022. Según el testimonio de los videntes, Vicka, Marija, Ivan todavía tienen apariciones cotidianas, mientras que Mirjana, Ivanka y Jakov tienen apariciones una vez al año.

Con ocasión de la última aparición cotidiana a Ivanka, el día 7 de mayo de 1985, la Virgen, después de confiarle el último y décimo secreto, le dijo a ella que durante todo el resto de su vida tendría apariciones una vez al año, en el aniversario de las apariciones.

Ivanka tuvo la aparición en su casa, y estuvo presente solo su familia. La aparición duró 5 minutos (18:34 – 18:39 horas). Después de la aparición, la vidente dijo: “La Virgen dio el siguiente mensaje: `Hijitos: oren, oren, oren.´ La Virgen nos bendijo a todos”.

MARÍA, REINA DE LOS PROFETAS: NOVENO DÍA DE LA NOVENA (24 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

NOVENO DIA (16)

MARÍA, REINA DE LOS PROFETAS

El día que la Virgen escogió para aparecer en Medjugorie por primera vez, fue el día de la Solemnidad del Nacimiento de San Juan Bautista, el más grande de los profetas. Tal día conmemoramos el alumbramiento de santa Isabel, pariente cercana de la Madre de Dios. Y María, como la tradición indica, asistió la venida al mundo del Precursor (Cf. Lc 1,56). Entonces, la Solemnidad del nacimiento de Juan el Bautista tiene, además, una clara dimensión mariana. María es la Reina de los Profetas y Ella nos invita ahora a construir la paz en el día del nacimiento del más grande de los profetas; a quien Ella asistió en su nacimiento.

La paz que la Virgen espera que construyamos, no tiene nada que ver con negociaciones políticas sino con la conversión, la oración y el ayuno. La Reina de los Profetas como Precursora hoy nos muestra el camino seguro para la reconciliación, la armonía y la paz entre los hombres.

La Virgen recuerda, que ha venido, “a invitarnos a alguna renuncia.., para que, con nuestra ayuda se cumpla todo lo que quiere realizar según los secretos que comenzó en Fátima.” (Cf. 25-8-9 1). Por tanto, las apariciones actuales de Medjugorie: son la continuidad y la conclusión de las de Fátima. Afirma. además, que “son las últimas apariciones suyas para la humanidad”. Quizá por ello, son tan largas y continuas.

Como en Fátima, el mensaje de María en Medjugorie, construye la paz del mundo. La Virgen ha prometido: “que cuando se realicen los 10 secretos que les ha confiado a los videntes, la vida del mundo cambiará y la humanidad volverá a Dios”. “Muchos – sostiene- se tirarán hasta de los cabellos y maldecirán los días que vivieron sin Dios”. Sin embargo, cabe destacar, que, su presencia prolongada intenta anticipar en cierta manera, el Triunfo final de su Corazón Inmaculado. Por tal razón, continúa invitándonos a la conversión, a fin de conquistar para Dios cuántos más corazones sea posible. El mensaje, más relevante, por tanto, no es otro que: la presencia prolongada de Nuestra Señora. Si acogemos de corazón su invitación, podremos esperar para el futuro “un jardín”. De lo contrario, como advertiría Juan Pablo II, en el acto de Consagración a María del Nuevo Milenio, en el año del Gran Jubileo: “la humanidad podrá perecer en un cúmulo de escombros.” Por eso, a María, aurora de la salvación, confiemos nuestro camino en elnuevo milenio, para que bajo su guía todos los hombres descubran a Cristo, Luz del mundo y único Salvador, que reina con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos”.

Ella nos dice: “¡Queridos hijos!: Hoy los invito a que se hagan misioneros de los mensajes que les doy aquí, a través de este lugar tan querido por mí. Dios me ha permitido permanecer de esta manera por tanto tiempo con ustedes. Y por eso hijitos, los invito a vivir con amor los mensajes que les doy y a transmitirlos en todo el mundo; para que así un río de amor fluya entre la gente llena de odio y sin paz. Los invito, hijitos, a que sean paz donde no hay paz, y luz donde hay tinieblas; de manera que cada corazón acepte la luz y el camino de la salvación. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-2-95.

PRECES

Oremos, hermanos, al que hizo obras grandes en María, y pidámosle que haga también proezas con su brazo realizando nuestras peticiones:

  1. Para que el Señor que quiso que la perfección de la Iglesia se prefigurara y culminara en la Madre de su Hijo, conceda a todos los fieles ser reflejo de la santidad que brilla en María. Roguemos al Señor.
  2. Para que el Todopoderoso, que en su reino ha colmado a María de felicidad, ponga sus ojos en la familia humana y le conceda la esperanza de aquella vida eternamente feliz por la que, aun sin saberlo, suspiran todos los hombres. Roguemos al Señor.
  3. Para que el Padre del cielo, que dispuso que en la realeza de María se anunciara en la Iglesia un signo seguro de la felicidad de los bienaventurados, se compadezca de quienes lloran y miran este mundo únicamente como un valle de lágrimas. Roguemos al Señor.
  4. Para que el Rey de la gloria, que hizo de María la Virgen fidelísima, otorgue a los que hoy recordamos a la Madre de su Hijo ser plenamente fieles a la vocación a la que hemos sido llamados. Roguemos al Señor.

Oración

Por la gloria de tu nombre y por la intercesión de Santa María Reina de todos los Santos, compadécete, Señor, de nosotros y concédenos lo que te hemos pedido. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LA EUCARISTÍA: OCTAVO DÍA DE LA NOVENA (23 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

OCTAVO DIA (23)

LA EUCARISTÍA

La Eucaristía siempre ha sido el centro de la espiritualidad en Medjugorie. La Virgen desde el inicio introdujo a los videntes y a la parroquia en una profunda espiritualidad eucarística. A tal punto, que su aparición diaria ocurre, precisamente, veinte minutos antes de la gran concelebración eucarística; con todos los sacerdotes y peregrinos que llegan al Santuario. De esta manera, la aparición de la “Gospa” viene a ser una preparación para un encuentro más significativo de los fieles: el de la presencia de Jesús en el Altar. En Medjugorie todos entienden que la Eucaristía es lo primero. La misma Virgen recomienda que “es mejor para los fieles permanecer en la iglesia preparándose para la Eucaristía, que estar con los videntes en el momento de la aparición”. Y a ellos les ha enseñado que “comulgar vale más que ser vidente”. También les ha dicho que: “Si tienen que escoger entre ir a Misa y encontrarse conmigo en la aparición prefieran la Eucaristía porque en ella está presente mi Hijo y en la aparición estoy yo”.

La Madre de Dios también se lamenta porque muchos católicos no entienden lo que es la Eucaristía. Un día apareció llorando, y al preguntarle: “por qué lo hacía” respondió: “Porque muchos no saben el valor que tiene la Eucaristía” Fue entonces cuando pidió que antes de participar en Misa los fieles se prepararan, al menos, con 15 minutos de oración y al finalizar hicieran otro tanto “para agradecer a Dios por los múltiples beneficios recibidos”. Por tal razón en Medjugorie, antes de iniciar cada día la Misa vespertina, se rezan 10 misterios del Rosario y al concluir el Credo, siete Padrenuestros, siete Avemarías y siete Glorias; para dar paso después a la tercera parte del Rosario. La Virgen ha mencionado, además, que “el momento más solemne de la Eucaristía y donde más gracias se pueden recibir, es durante la Consagración”.

Y en relación al culto de la Eucaristía fuera de Misa la “Gospa” recomienda: “Que se Adore sin interrupción el Santísimo Sacramento del Altar. Yo estoy siempre presente cuando los fieles están en Adoración. En ese momento se obtienen gracias particulares”. Es incomprensible, pues, el mensaje de Medjugorie sin la referencia explícita a la Eucaristía. La Virgen pide a los fieles “de ser posible asistir a Misa todos los días”. Y ha dicho “que la Eucaristía es la mejor y mas completa de todas las oraciones”

El 25 de abril de 1988 dió el siguiente mensaje que nos enseñará a valorar el gran tesoro que tenemos los católicos en nuestras iglesias:

“¡Queridos hijos!: Dios desea hacerlos santos y por eso a través de mí los invita al abandono total. ¡Que la Santa Misa sea para ustedes la vida! Trabajen para comprender que la iglesia es la casa de Dios; el lugar donde yo los reúno y deseo mostrarles el camino que los conduce a Dios. ¡Vengan y oren! No estén fijándose en las demás y no los critiquen. Que su vida sea, por el contrario, un testimonio en el camino de la santidad. Las iglesias son dignas de respeto y consagradas, porque Dios que se hizo hombre permanece en ellas día y noche. Por lo tanto, hijitos, crean y oren, para que el Padre les acreciente la fe, y luego, pidan lo más conveniente. Yo estoy con ustedes y me alegro por su conversión. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-4-88

PRECES

Celebrando la memoria de la que es bienaventurada por todas las generaciones, presentemos nuestras voces suplicantes al Padre, que la llenó de gracia.

  1. Por la Iglesia: para que, a ejemplo de María, acoja con fe la Palabra de Dios la proclame con fuerza y la distribuya a todos los fieles como pan de vida. Roguemos al Señor.
  2. Por todas las almas consagradas: para que, a ejemplo de María, presenten cada día a Dios Padre las necesidades de todos los hombres e intercedan por la salvación del mundo. Roguemos al Señor
  3. Por los hombres de buena voluntad: para que la honestidad y la bondad de sus vidas sean semilla de esperanza en Cristo salvador. Roguemos al Señor.
  4. Por los enfermos y por todos los que sufren: para que, unidos a Cristo y a María, ofrezcan sus dolores por la reconciliación de todos los hombres. Roguemos al Señor.
  5. Por nuestra comunidad, reunida para celebrar el culto divino: para que aprenda de María a amar la Eucaristía y hacer de la propia vida una ofrenda agradable a Dios y del culto un compromiso de vida. Roguemos al Señor.

Oración

Dios todopoderoso y eterno, que acogiste complacido la disponibilidad de la Virgen María para ser Madre de tu Hijo, ayúdanos a ser como Ella, creyente y modelo del culto divino, en todos los momentos de nuestra vida. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LA CONFESIÓN: SÉPTIMO DÍA DE LA NOVENA (22 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

SÉPTIMO DIA (22)

LA CONFESIÓN 

La Confesión es otro de los mensajes principales de La Virgen. Ella ha dicho que los fieles deben acudir a la Santa Confesión cada mes, y siempre que se tenga conciencia de haber pecado gravemente. También ha dicho: “No se confiesen por rutina para continuar siendo los mismos. No, así no está bien. La Confesión debe darles un nuevo impulso a su vida de fe. Debe estimularlos y acercarlos a Jesús. Si para ustedes la Confesión no significa nada, en verdad, difícilmente se convertirán.” 7-11-83 “La Confesión mensual será remedio eficaz para la Iglesia de Occidente. Porciones enteras de la Iglesia podrán sanarse si los fieles se confiesan una vez al mes” 12-83 “Cuando acudan a confesarse, no se preparen con cinco minutos antes, sino durante toda la jornada; aprovechen el momento de la Confesión para pedir del sacerdote un consejo práctico para su vida espiritual.” El 2 de agosto de 1981, los videntes narran la siguiente anécdota que nos hará reconocer cuán grave es el pecado ante Dios y la necesidad que todos tenemos de confesarnos frecuentemente: La Virgen se le apareció a la vidente María Pavlovic en su habitación y le dijo: “Vayan todos juntos a la llanura de Gumno, pues, se está llevando a cabo una gran batalla, Una batalla entre mi Hijo y Satanás; la puesta en juego son las almas.”

Ese día, siguieron a los videntes unas cuarenta personas a la llanura indicada, unos 200 metros de la casa de Vicka. Antes que la Virgen apareciera, algunos fieles dijeron a los videntes: “ya que no podemos verla, pregúntenle si la podemos tocar.” Cuando la Virgen apareció le remitieron la inquietud y contestó”: “Siempre hay incrédulos. Díganles que me pueden tocar.” Entonces, los muchachos alargaron la mano de cada uno de ellos, hacia el sitio donde veían suspendida la aparición. Cuando ésta terminó la mayoría afirmó: “haber sentido algo extraño al tocar los vestidos de la Virgen”. Unos, una especie de corriente, otros, un calor o algo parecido a una tela de vestir. Los videntes luego se retiraron mientras María Pavlovic permanecía llorando sentada en una piedra. Cuando le preguntaron: “¿por qué lloraba?” Respondió: Porque ustedes han manchado el vestido de la Virgen. Mientras imponían las manos sobre sus vestidos, vimos aparecer unas manchas negras. Le preguntamos “¿por qué aparecían esas manchas?” y nos dijo: “Porque me han tocado en pecado. Díganles que se confiesen.” Entonces, todos se fueron a confesar. Algunos tenían muchos años sin hacerlo. Para la Virgen, era obvio, más importante que tocarla a Ella era la Confesión. La batalla en curso que se libraba era que el demonio hacía ver a muchos que no era necesario confesarse. Sin embargo, Cristo venció valiéndose de la curiosidad humana a través de María. Recordemos que la Confesión es el sacramento más importante después del Bautismo el único que anticipa en cierta manera, el juicio a que será sometido el fiel al fin de su vida terrena.

Menciona el Catecismo de la Iglesia Católica: “Porque es ahora, en esta vida, cuando nos es ofrecida la elección entre la vida y la muerte, y sólo por el camino de la conversión podemos entrar en el Reino del que el pecado grave nos aparta” CIC 1470. La Virgen dice: “¡Queridos hijos!: Los invito a abrir la puerta de su corazón a Jesús, como una flor se abre al sol. Jesús desea colmar sus corazones de paz y de alegría. No podrán, hijitos, realizar la paz si no están en paz con Jesús. Por eso, los invito a la Confesión, para que Jesús sea su verdad y su paz. Por lo tanto, hijitos, oren para tener la fuerza de realizar lo que les digo. Yo estoy con ustedes y los amo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-1-95

PRECES

Oremos, hermanos, al Señor, que ha querido ensalzar a la Virgen María por encima de los coros de ángeles y de los santos, y pidámosle que escuche nuestra oración:

  1. Para que los hijos de la Iglesia, unidos a la gloriosa y santa María, Madre de Dios proclamen la grandeza del Señor y se alegren en Dios, su salvador. Roguemos al Señor.
  2. Para que la misericordia del Señor llegue a sus fieles de generación en generación, y todos los pueblos feliciten a Aquella en la cual Dios ha hecho obras grandes. Roguemos al Señor.
  3. Para que el Señor, con las proezas de su brazo, enaltezca a los humildes, colme de bienes a los pobres y auxilie a Israel, como lo había prometido a los antiguos padres. Roguemos al Señor.
  4. Para que Cristo, el rey que ha coronado a María Reina de la Paz, cuando entregue la creación al Padre, nos conceda, como a María, la posesión del reino preparado desde la creación del mundo. Roguemos al Señor.

Oración

Dios nuestro, que constituiste a la Madre de tu Hijo Madre y Reina nuestra; escucha nuestra oración y haz que, ayudados por la intercesión de María, participamos un día de la felicidad eterna. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LA BIBLIA: SEXTO DÍA DE LA NOVENA (21 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

SEXTO DIA (21)

LA BIBLIA

La Virgen propone a las familias que tengan en su hogar, un espacio reservado a la oración, denominado, en la tradición cristiana: “altar familiar.” Al centro del mismo un Crucifijo y delante de él la Biblia abierta, a fin de estimular a todos a la lectura y meditación. También puede incluir la imagen de la Virgen, agua bendita y el Santo Rosario. El altar familiar es un lugar privilegiado para el encuentro de oración diario o semanal. En él se reza el Rosario y se medita la Sagrada Escritura de acuerdo al calendario litúrgico. La Virgen hablando de la importancia de la meditación diaria de la Palabra de Dios dijo: “¡Queridos hijos!: Les revelo un secreto espiritual: si quieren estar más fuertes contra el mal, háganse una conciencia activa. Para esto, oren mucho en la mañana y lean un texto del Evangelio. Graben la Palabra divina en su corazón y vívanla durante la jornada, sobre todo en las pruebas y en la noche estarán más fuertes” 3-8-84

La Madre de Dios espera también, que los padres enseñen a sus hijos a leer y meditar la Biblia. Que oren con ellos y le den buenos consejos. Advierte, además, que “la televisión es un peligro moral para las familias”: Por culpa de la televisión, muchos ya no saben orar. Sería muy bueno renunciar a la televisión, porque después de haber visto los programas están distraídos y no logran entrar en oración. Pueden renunciar al alcohol, al cigarrillo y a otros placeres. Cada uno de ustedes sabe a qué pueden renunciar. 8-12-81

Cuando le abrimos el corazón a María es fácil renunciar a los placeres y encontrar el tiempo para orar en familia. También el Papa ha dicho: “La familia que reza unida, permanece unida”. El Santo Rosario, por antigua tradición, es una oración que se presta particularmente para reunir a la familia. Contemplando a Jesús, cada uno de sus miembros recupera también la capacidad de volverse a mirar a los ojos, para comunicar, solidarizarse, perdonarse recíprocamente y comenzar de nuevo con un pacto de amor renovado por el Espíritu de Dios. Muchos problemas de las familias contemporáneas, especialmente en las sociedades económicamente más desarrolladas, derivan de una creciente dificultad para comunicarse. No se consigue estar juntos y a veces los raros momentos de reunión quedan absorbidos por las imágenes de un televisor. Volver a rezar el Rosario en familia significa introducir en la vida cotidiana otras imágenes muy distintas, las del misterio que salva: la imagen del Redentor, la imagen de su Madre santísima”. RVM 41

La Biblia y el Rosario, pues, son medios apropiados para que la familia cristiana recupere su vocación al amor y esté más abierta a la voluntad de Dios. Ya Jesús había indicado: “Todo el que oiga estas palabras mías y las ponga en práctica, será como el hombre prudente que edificó su casa sobre roca: cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos, y embistieron contra aquella casa; pero ella no cayó porque estaba cimentada sobre roca.” Mt 7,24-26 La Virgen en Medjugorie recuerda que la Palabra de Dios y la oración son “roca” del hogar. En un mensaje dijo: “¡Queridos hijos!: Escuchen: Yo deseo hablarles e invitarlos a tener más fe y confianza en Dios que los ama sin medida. Hijitos, ustedes no saben vivir en la gracia de Dios. Por eso, nuevamente los llamo a todos a llevar la Palabra de Dios en el corazón y en sus pensamientos. Hijitos: Pongan la Biblia en un lugar visible en sus familias; léanla y vívanla. Instruyan a sus hijos, porque si ustedes no son ejemplo para ellos se encaminarán por el ateísmo. Reflexionen y oren; entonces Dios nacerá en sus corazones y sus corazones estarán alegres. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-8-96.

 PRECES

Dios ha querido que la Madre de su Hijo fuese Santísima, llena de gracia y de bendición. Oremos para que haga partícipe a la Iglesia y a la humanidad de esta misma riqueza.

  1. Por la Iglesia, peregrina en el mundo: para que medite, como María, la Palabra de Dios y conforme su vida al mensaje que anuncia. Roguemos al Señor.
  2. Por los discípulos del Señor: para que aprendan a valorar la pobreza y la riqueza con la sabiduría del “Magníficat”. Roguemos al Señor.
  3. Por los cristianos que viven en la incertidumbre para que, a ejemplo de la Virgen María, se fíen totalmente del Señor, Roguemos al Señor.
  4. Por los que de manera particular están viviendo el misterio del dolor: para que, en comunión con la Virgen María, saquen consuelo y esperanza de las fuentes del Salvador. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros: para que, como María, la mujer fuerte, seamos adultos en la fe y cooperemos al misterio de la redención, Roguemos al Señor.

Oración

Dios de la salvación, que en María has escuchado las expectativas y súplicas de la humanidad; haz que esta generación nuestra, libre de toda forma de orgullo y violencia, construya con la fuerza de tu Espíritu la nueva civilización del amor. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

EL AYUNO: QUINTO DÍA DE LA NOVENA (20 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

QUINTO DIA (20)

EL AYUNO

Desde el tercer día de las apariciones la “Gospa” mencionó que era necesario ayunar para obtener la paz. Cuando le preguntaron, “¿cómo debía hacerse?” respondió: “El mejor ayuno es el ayuno a pan y agua”. Y en la vigilia de su Asunción el 14 de agosto de 1984, pidió que se hiciera dos veces por semana; los miércoles y los viernes. No para que de los dos días se eligiera uno, sino para que de los siete días de la semana se eligieran siempre los miércoles y los viernes para ayunar. ¿Por qué los miércoles y los viernes? La respuesta es simple: Porque originalmente eran los días de ayuno de la Iglesia. Los primeros cristianos sustituyeron los días habituales de ayuno de los judíos (lunes y jueves) por el de los miércoles y los viernes. Así consta en la “Doctrina de los Doce Apóstoles”. Una especie de catecismo de los Padres Apostólicos redactado en Siria a finales del siglo II. El primer día de ayuno se hacia por la conversión de los pecadores porque ese día la iglesia recordaba la traición de Judas. El segundo, en unión al sacrificio de Cristo en la cruz. Es un error pensar que dos días de ayuno a la semana es demasiado, o bien, pueden afectar la salud corporal. De ser así, habría que concluir que: “la Virgen viene a enfermarnos”. Y en realidad es lo contrario. Hoy es sabido que muchas enfermedades aparecen por desórdenes alimenticios. Cuando una persona visita un naturista, por lo general, le recomienda ayunar y nadie le rebate. Cuando muchos suben de peso y tienen problemas de salud comienzan a practicar ejercicios. La Virgen, sin embargo, nos invita a ayunar dos veces por semana a pan y agua, y muchos piensan que se ha equivocado. O bien, que no es necesario para su vida espiritual.

La Virgen ha dicho que: “Con el ayuno y las oraciones se pueden detener las guerras y hasta suspender las leyes de la naturaleza. La caridad no puede sustituir el ayuno. Aquellos que no pueden ayunar pueden ofrecer la oración, la caridad y una Confesión. Todos, sin embargo, excepto los enfermos, deben ayunar.” 21-7-81. “El ayuno que muchos hacen comiendo pescado, en lugar de carne, no es ayuno, sino abstinencia. El verdadero ayuno consiste en renunciar a todos los pecados. Pero es necesario al renunciarlos, hacer participar también al cuerpo.” 12-81. “El ayuno ha sido olvidado en el último cuarto de siglo en el seno de la Iglesia Católica” 5 -84.

Es preciso recordar, que cuando la Virgen pide ayunar, no está pidiendo pasar hambre, sino sustituir las tres comidas habituales por sólo pan y agua. Los entendidos aseguran, que si durante el día se come suficiente pan y se bebe suficiente agua, se pueden obtener hasta 1200 calorías necesarias para desempeñar las labores cotidianas. No es recomendable, por otro lado, acompañar el ayuno con otras bebidas (por ejemplo café, te, gaseosas) porque pueden afectar el estómago. Cabe destacar, además, que la jornada de ayuno que la Virgen recomienda, concluye con la primera comida del día siguiente. En el idioma español, la raíz etimológica de “desayuno” significa, precisamente, terminar el ayuno (desayuno); comer después del ayuno.

El ayuno del cuerpo libera al hombre de las pasiones, de los miedos, de las inseguridades, etc, para proveer al espíritu de alegría, paz y amor. La Madre de Dios recuerda, además, que, “para poder orar con el corazón es necesario ayunar”. Quien ayuna con frecuencia tendrá menos problemas con las distracciones en la oración y estará más abierto a la voluntad de Dios.

El ayuno por consiguiente, es uno de los principales mensajes de la “Gospa”, y quizás el más práctico por haberse descuidado en la Iglesia. De sus mensajes leemos: “¡Queridos hijos!: También hoy los invito a orar y ayunar por la paz. Como ya les he dicho, se los repito también ahora:”Hijitos, sólo con la oración y el ayuno también las guerras pueden ser detenidas”.

La paz es un don precioso de Dios. Busquen, oren y la recibirán. Hablen de la paz y lleven la paz en sus corazones. Cuídenla como una flor que necesita paz agua, ternura y luz. Sean ustedes quienes lleven la paz a los demás. Yo estoy con ustedes e intercedo por todos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado” 26-2-03

PRECES

Unidos fraternalmente, como hijos de un mismo Padre, Dios y de una misma Madre, María, elevemos nuestras súplicas para que sean escuchadas por intercesión de la que es Madre de Dios y Madre nuestra:

  1. Por la santa Iglesia de Dios: para que, en su compromiso de anunciar el Evangelio, anuncie también que María es Madre de Dios. Roguemos al Señor.
  2. Por todos los hijos de la Iglesia: para que todos nos sintamos hijos de María y recurramos a ella en todas las situaciones de nuestra vida como Madre tierna y cariñosa. Roguemos al Señor.
  3. Por todos los que sufren desamparo en sus cuerpos o en sus almas: para que sientan el consuelo y la protección de María. Roguemos al Señor.
  4. Por todos los que nos encontramos aquí reunidos: para que sintamos con dicha y entusiasmo la maternidad de María sobre nosotros. Roguemos al Señor.

Oración

Te pedimos, Señor, que escuches la oración de tu pueblo, a quien has entregado a tu Hijo Jesús a través de María, Madre de Cristo y Madre nuestra. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LA ORACIÓN: CUARTO DÍA DE LA NOVENA (19 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

CUARTO DIA (19)

LA ORACIÓN

Si la conversión es el mensaje más importante, la oración es el más persistente de María. Prácticamente, en todos sus mensajes, llama a la oración. Cuando comenzaron las apariciones, recomendó: “recen todos los días el Credo, siete Padrenuestros, Avemarías y Glorias en honor de las cinco llagas de Jesús, por las intenciones del Papa y para pedir el Espíritu Santo”. Luego pidió rezar diariamente una parte del Rosario; y en ocasión de la Vigilia de su Asunción a los Cielos, el 14 de agosto de 1984, las tres partes todos los días. Más adelante, invitó a las familias a orar una media hora antes de iniciar las labores y media hora, como acción de gracias al finalizar el trabajo del día. También recomendó la Adoración a Jesús Sacramentado, el Vía Crucis y la Veneración a la Cruz. Para pedir después, que durante la jornada cotidiana, se llenarán hasta los espacios más pequeños con jaculatorias. Después en el año 2000 pidió formar grupos de oración, y dijo: “¡Queridos hijos: que la oración sea la vida!” La oración, por consiguiente, es la vida del cristiano. A través de sus mensajes la Virgen desarrolla una auténtica pedagogía de la oración cristiana. No con formas o expresiones novedosas, sino adaptándose a las ya conocidas y avaladas por el Magisterio de la Iglesia. La oración no debe ser jamás una actividad paralela a las demás, sino la vida misma del creyente. La Virgen ha superado la antigua oposición y dialéctica entre contemplación y acción. Nos hace descubrir con sus mensajes que el hombre esta llamado hacerse oración y la oración hombre. Ella espera que los fieles en el tiempo presente y con sus agitados ritmos de vida, retomen la vida de oración continua. A la pregunta del por qué pide tantas oraciones?” Responde: “Miren a su alrededor y dense cuenta cuán grande es el pecado que domina en el mundo. Por tanto, oren para que triunfe Jesús” 13-9-84.

Otro aspecto de la vida de oración que la Virgen desea suscitar en sus hijos, es que ésta se debe desarrollar “con el corazón.” Se trata, sobre todo, de asociar siempre, -evitando las distracciones- la mente y los sentidos a la oración interior del amor; en serenidad, paz y afecto. La oración con el corazón es uno de los aspectos relevantes de la espiritualidad de Medjugorie: “oración necesaria para los tiempos que se viven -dice María- y       para adquirir la auténtica conversión.” En uno de sus mensajes dijo:

“¡Queridos hijos!: También hoy los invito o todos a la oración. Sepan, queridos hijitos, que Dios concede gracias especiales en la oración; por lo tanto, busquen y oren, para que puedan comprender todo lo que les ofrezco aquí. Yo los invito, queridos hijos, a la oración con el corazón; sepan que sin la oración no pueden comprender todo lo que Dios programa a través de ustedes. Por lo tanto, oren. Deseo que a través de cada uno se realicen los designios de Dios. Que pueda crecer y madurar cuanto Dios les ha otorgado en el corazón. Por lo tanto oren para que la bendición de Dios los pueda proteger de todo el mal que los amenaza. Yo los bendigo, queridos hijos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-4-87

PRECES

Unidos a María, figura e imagen de la Iglesia que un día será glorificada, presentemos nuestras oraciones a Dios Padre en favor de todos los hombres.

  1. Por la Iglesia, pueblo de los creyentes: para que en todos sus miembros sea llamada dichosa por haber creído que la Palabra de Dios se cumplirá. Roguemos al Señor.
  2. Por todos los que lo han dejado todo para seguir a Cristo: para que sepan, como María, escoger la mejor parte y entregarse totalmente a lo único necesario. Roguemos al Señor.
  3. Por los jóvenes y los adolescentes: para que aspiren siempre a realizar en su vida ideales de pureza y caridad, imitando a la siempre Virgen María. Roguemos al Señor.
  4. Por los que han perdido a los que aman: para que encuentren en María el afecto y la protección de una madre que recibió esta misión de su Hijo en la cruz. Roguemos al Señor.
  5. Por los matrimonios y las familias cristianas: para que sean escuelas de amor y de aprecio a la vida frente a quienes quieren la muerte de los inocentes que todavía no han nacido. Roguemos al Señor.
  6. Por todos nosotros: para que sepamos conservar todo lo referente a Cristo y al Reino de Dios, meditándolo en nuestro corazón por medio de la oración. Roguemos al Señor.

Oración

Padre de bondad, que estos deseos que te presentamos encuentren eco en tu amor generoso, y que nos ayude la intercesión poderosa de la Madre de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.


El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

CHILDREN OF MEDJUGORJE – 14 DE JUNIO DE 2022

Para ver el boletín de junio de 2022 de  © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 14 de junio de 2022  

Sor Emmanuel

LA CONVERSIÓN: TERCER DÍA DE LA NOVENA (18 DE JUNIO)

Invocación al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo,

y envía desde el cielo un

rayo de tu luz.

Ven, Padre de los pobres,

ven, dador de los dones,

ven, luz de los corazones.

Consolador magnífico,

dulce huésped del alma,

suave alivio.

Descanso en la fatiga,

brisa en el ardiente estío,

consuelo en el llanto.

¡Oh, luz santísima,

llena lo más íntimo

de los corazones de tus fieles!

Sin tu ayuda

nada hay en el hombre,

nada que sea bueno.

Lava lo que está sucio,

riega lo que está seco,

sana lo que está enfermo.

Doblega lo que está rígido,

calienta lo que está frío,

endereza lo que está desviado.

Concede a tus fieles

que en Ti confían,

Tus sagrados dones.

Dales el premio de la virtud,

dales el puerto de la salvación,

dales la felicidad eterna.

Amén. Aleluya, Aleluya.

V. Envía Tu Espíritu Señor y será Una nueva creación.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos

Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz de tu Espíritu Santo, concédenos por este mismo Espíritu, gozar siempre de su consuelo. Por Cristo Nuestro Señor. Amén

TERCER DIA (18)

LA CONVERSIÓN

La Virgen ha dicho que el mensaje más importante que trae a la humanidad es la conversión. Todo lo demás se resume a ello. Y la conversión era el centro de la predicación de Jesús: “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; conviértanse y crean en la Buena Nueva” Mc 1,15. María nos quiere introducir, entonces, en el Reino de su Hijo, y quiere que éste llegue a todos por la conversión. Si el corazón del hombre no cambia, no abandona el pecado y vuelve a Dios, difícilmente se podrá salvar. Todos, para María, estamos igualmente urgidos a la conversión. Ha dicho: “hay muchos creyentes que viven como verdaderos paganos; su nombre sólo aparece en los archivos parroquiales y no viven de acuerdo al cristianismo”. Para convertirse “hay que empezar a orar y tener una firme voluntad”. Exhorta: “Conviértanse antes de que sea demasiado tarde, entreguen sus corazones a Dios”. “Ustedes no saben lo que Dios enviará al mundo si no se convierten”. “Este tiempo mientras estoy con ustedes es el periodo de gracia y conversión.”

Tengamos presente, que la conversión es un proceso que abarca toda la vida y todas las dimensiones del ser humano. El hombre sólo terminará de convertirse cuando Dios lo llame a su presencia. La vida cristiana es toda conversión; conversión frente a las huestes del maligno, el mundo y la carne. Quien salga victorioso de la batalla “heredará la corona que no se marchita”.

1 Cor 9,25. María está con nosotros para ayudamos a cambiar de vida. Si desaprovechamos esta extraordinaria gracia, podríamos salir perjudicados. Ella quiere que su Hijo triunfe en medio de las tinieblas y de tantos desaciertos de la humanidad. Los tiempos presentes urgen una verdadera renovación de la fe que comienza con la conversión del corazón.

¿Qué pasos se deben dar para vivir continuamente la conversión? Primero: el reconocimiento del pecado. Quien no reconoce el pecado no podrá convenirse. Muchos piensan que están bien con Dios, y sin embargo, viven en pecado. En realidad, la conversión es una gracia: reconocer y pedir perdón por las faltas que a diario se cometen. El segundo: el arrepentimiento con el dolor por   haber ofendido a Dios y al prójimo. El tercero: la reconciliación con Dios, particularmente por medio del sacramento de la Confesión. El cuarto: la satisfacción. Muchos pecados causan daño al prójimo, y es preciso, hacer lo posible para repararlos; pero además, el pecado hiere y debilita al pecador mismo, así como sus relaciones con Dios y con el prójimo. Enseña el Catecismo de la Iglesia Católica que: “la absolución quita el pecado, pero no remedia todos los desórdenes que el pecado causó. Liberado del pecado, el pecador debe todavía recobrar la plena salud espiritual. Por tanto, debe hacer algo más para reparar sus pecados: debe “satisfacer” de manera apropiada o “expiar sus pecados”. CIC 1459.

Recordemos las palabras de la Madre: “¡Queridos hijos! Hoy los invito a la conversión: Este es el mensaje más importante que yo les doy aquí. Hijitos, deseo que cada uno de ustedes sea portador de mis mensajes. Los invito, hijitos, a vivir los mensajes que les he dado durante todos estos años. Este tiempo es tiempo de gracia, especialmente ahora que la Iglesia los invita a la oración y a la conversión. También yo los invito, hijitos, a vivir los mensajes que les he dado en todo el tiempo que aparezco aquí. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-2-96.

PRECES

Oremos al Señor, que en María ha empezado el buen trabajo de la santificación de los hombres, y pidámosle que lo haga progresar hasta el día de la manifestación de su Hijo, Jesucristo, nuestro Señor:

  1. Para que el Señor, que quiso prefigurar y culminar en María la plenitud de la gracia, conceda a todos los miembros de la Iglesia ser reflejo de la hermosura inmaculada de la Madre de Jesucristo. Roguemos al Señor.
  2. Para que el Espíritu Santo, que engendró en las entrañas de María al Verbo eterno del Padre, impregne al mundo con su fuerza y haga nacer en todos los hombres un vivo deseo de la venida del Reino de Dios. Roguemos al Señor.
  3. Para que quienes se han alejado del camino del bien, con la intercesión de María, refugio de pecadores, se conviertan de sus malos pasos y obtengan el perdón de sus culpas. Roguemos al Señor
  4. Para que todos nosotros, fija nuestra mirada en María, nos preparemos como Elia a recibir a Jesucristo y nos dispongamos a dar testimonio de fe y de amor. Roguemos al Señor.

Oración

Señor Dios nuestro, que has hecho resplandecer la aurora de la salvación en la Concepción Inmaculada de Santa María Virgen, escucha nuestra oración y haz fecunda la acción santificadora de la Iglesia, para que todos los hombres, una vez alcanzado el perdón de sus pecados, sean regenerados en tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor.

El Magníficat

Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. El hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de su misericordia, como lo había prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y su descendencia por siempre.

Lc 1:46-55.

(Gloria al Padre)

Consagración al Corazón Inmaculado de María

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad, muéstranos tu amor. Que la llama de tu Corazón, María, descienda sobre todos los hombres. Nosotros te amamos inmensamente. Imprime en nuestro corazón el verdadero amor, así tendremos un deseo continuo por Ti. Oh María, dulce y humilde de Corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en pecado, Tú sabes que todos los hombres pecan. Concédenos por medio de tu Corazón Inmaculado, ser curados de toda enfermedad espiritual. Haz que siempre podamos contemplar la bondad de tu Corazón maternal y por medio de la llama de tu Corazón haz que nos convirtamos. Amén.

Instrumento de Paz

Señor, haz de mí un instrumento de tu paz: Donde haya odio, lleve yo tu amor, donde haya ofensa, lleve yo el perdón; donde haya discordia, lleve yo la unión; donde haya error lleve yo la verdad; donde haya duda, lleve yo la fe; donde haya desesperación, lleve yo la esperanza; donde haya tinieblas, lleve yo la luz; donde haya tristeza, lleve yo la alegría.

Oh Maestro, haz que yo no busque: Ser consolado, sino consolar; ser comprendido, sino comprender; ser amado, sino amar. Porque, dando, se recibe, perdonando, se es perdonado; muriendo, se resucita a la vida eterna. Amén.

Invocaciones a María Reina de la Paz (Para todos los días)

María Santísima, que al recibir el anuncio del Ángel Gabriel concebiste en tu seno virginal a Jesucristo “Rey de la Paz”, concédenos bajo tu protección y auxilio, ser en el mundo auténticos instrumentos de paz:

Para que la paz reine en el corazón de todos los hombres, especialmente, en quienes procuran la violencia,

R/. María Reina de la Paz, Ruega por nosotros.

Para que la paz reine en todos aquellos que no han experimentado en sus vidas el amor de Dios, R/

Para que la paz reine en todas las familias, R/

Para que la paz reine siempre en la Iglesia de Cristo y se empeñe en difundirla, R/

Para que la paz reine en las parroquias y comunidades cristianas, R/

Para que la paz reine en nuestros planteles educativos y lugares de trabajo, R/

Para que la paz reine siempre en nuestro país, R/

Para que la paz reine en todo el universo. R/

Oración

Concédenos, Señor, a tu hijos el don de tu gracia, para que cuantos hemos recibido las primicias de la salvación por la poderosa intercesión de la Virgen María, consigamos aumentar tu paz en nuestros corazones, nuestras familias y en el mundo entero. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

A %d blogueros les gusta esto: