© Children of Medjugorje – 15 de julio de 2019

Para ver el boletín de julio de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 15 de julio de 2019

Sor Emmanuel

Entrevista a Marija por el P. Livio con motivo del mensaje del 25 de junio de 2019

P. Livio: Queridos amigos, tenemos ahora en línea telefónica a Marija, de Medjugorje, que nos transmite el mensaje de la Reina de la Paz del 25 de junio de 2019. ¡Hola Marija!

Marija: ¡Hola Padre Livio! Un fuerte abrazo desde Medjugorje para todos los oyentes. Esta noche hemos celebrado el 38 aniversario de las apariciones de la Reina de la Paz. La Virgen nos ha dejado el siguiente mensaje:

“¡Queridos hijos! Le doy gracias a Dios por cada uno de ustedes. De manera particular, hijitos, ¡gracias por haber respondido a mi llamado! Los estoy preparando para nuevos tiempos, para que sean firmes en la fe y perseverantes en la oración, para que el Espíritu Santo obre a través de ustedes y renueve la faz de la tierra. Oro con ustedes por la paz, que es el don más precioso, aunque Satanás quiere la guerra y el odio. Ustedes, hijitos, sean mis manos extendidas y caminen orgullosos con Dios. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

P. Livio: Marija, entonces hoy la Virgen se mostró feliz.

Marija: La Virgen se mostró seria y feliz. Yo acabo de volver ahora mismo, ya que en la iglesia están todavía celebrando la fiesta, alrededor del altar. Había 277 sacerdotes en el altar y  otros muchos sacerdotes alrededor de la iglesia que estaban confesando. Esta noche, como también ayer por la noche, habrá adoración eucarística, como agradecimiento a Dios por la presencia de la Virgen entre nosotros.

P. Livio: Marija, por el contenido del mensaje parece que la Virgen está satisfecha por las personas que han respondido a la llamada.

Marija: Sí, a decir verdad acabo de leer ahora mismo con vosotros por primera vez el mensaje en italiano, ya que como sabéis el mensaje lo recibo siempre en croata. Sí, la Virgen se mostró seria pero a la vez feliz, feliz de vernos a tantos responder a su llamada, y también feliz porque durante estos días aquí se ha rezado mucho, con las novenas, rezadas en el monte de las apariciones o en el monte de la Cruz, en la iglesia y alrededor de ella, y también por las muchas confesiones, y el hecho de que Medjugorje sea digna de acoger a la Virgen en el día del aniversario de su primera aparición.

P. Livio: Ya, pero la Virgen también mira hacia adelante y nos ofrece esta bellísima expresión: «Os estoy preparando para nuevos tiempos.» ¿Qué son estos nuevos tiempos?

Marija: Podemos observar que la Virgen nos va preparando para su triunfo, el triunfo de su corazón inmaculado; yo creo que en los tiempos presentes, la Virgen, con su presencia, nos está preparando para ser cada vez más firmes en la fe, como dice ella misma. Para los nuevos tiempos. También por su presencia, ya que su presencia entre nosotros es como un soplo del Espíritu Santo, no solo para la parroquia sino para todo el mundo, con tantas vocaciones nacidas aquí y que en estos días vuelven con motivo del aniversario. La semana que viene, con la ayuda de Dios, empieza el retiro para sacerdotes. De esta manera en Medjugorje estamos en pleno fervor y alegría por avanzar juntos con la Virgen.

P. Livio: Pero, Marija, especialmente en los mensajes del 25 de mayo y en el de Mirjana, sobre todo en estos últimos años, sigue repitiendo que es necesario mantenerse firmes en la fe. ¿Por qué? ¿Tal vez porque hoy en día hay muchas desbandadas en la fe? Esto lo podemos observar constantemente alrededor nuestro, por lo tanto nosotros también debemos tener cuidado, e ir contracorriente.

Marija: Padre Livio, yo creo que a menudo nos encontramos con el peligro de confiar exclusivamente en la razón olvidándonos del corazón. Aquí en Medjugorje las razones del corazón son muy fuertes: esta noche, con los cantos en la iglesia, íbamos alabando a Dios y a la Virgen – yo estaba en medio de los peregrinos y de los parroquianos – y se sentía una profunda fe, un gran amor a la Virgen. Muchos llegaron ayer, hoy, después de andar 70 kilómetros o más, incluso muchos de ellos andando descalzos, rezando por el camino. Ayer ya estábamos de celebración, en el día de San Juan, que es realmente el día en que se apareció por primera vez, pero ella misma nos dijo que tenemos que celebrar el aniversario de las apariciones el 25 de junio, ya que el día anterior nosotros los videntes no nos acercamos a la Virgen. Se trata de una caminata que hacen desde un convento hasta Medjugorje, gracias a un peregrino alemán que cuando aún formábamos parte de Yugoslavia empezó a recorrer este camino rezando por la paz en los Balcanes y también en todo el mundo. Así se ha convertido en una tradición, y la interminable procesión ha llegado esta mañana, con la cruz, con tantos y tantos rosarios, tantas personas que han ido caminando y rezando por la paz en el mundo, procedentes de todas partes: China, América, Argentina, etc. Es magnifico de ver y sobre todo de vivirlo, aquí en Medjugorje, donde se aprecia que la Iglesia no es débil, no debe esconderse, sino que es fuerte, aquí donde el comunismo intentó destruir la fe. Ahora la Virgen nos está llamando a ser portadores de paz, a rezar por la paz. Y esta noche incluso nos lo ha agradecido, ha dicho “gracias por haber respondido a mi llamada”.  ¡Todo esto es muy bello!

P. Livio: Marija, el 26 de junio de 1981, tercer día de las apariciones, tú has recibido el mensaje de la paz. Este mensaje de la paz debe entenderse tal y como Dios lo entiende. O sea que la paz debe establecerse en primer lugar entre los hombres y Dios. Hoy en día me parece que la Virgen afirma que Satanás quiere incitar a toda la humanidad en contra de Dios; quiere que la humanidad se rebele contra Dios, que luche en contra de Dios. Así que si la Virgen habla de paz, en primer lugar esta reconciliación de la humanidad con Jesucristo y por lo tanto con Dios, el arrepentimiento de los pecados, la aceptación de la presencia de Dios en la propia vida, todo ello es indispensable para que luego se pueda establecer la paz entre los hombres.

Marija: Así es, Padre Livio. La Virgen nos está preparando, nos está llamando y nos dice que Satanás utiliza todos sus medios. Nos utiliza, si nos dejamos guiar por Satanás, por el modernismo, por el consumismo, por el egoísmo, por todas estas actitudes, por la ideología comunista, hoy por la ideología de género, ideologías que están intentando destruir a Dios y sus mandamientos. Por esto la Virgen nos está animando a ser fuertes en la fe y, de forma especial, a ser perseverantes en la oración.

P. Livio: Marija, quisiera subrayar esta expresión: perseverantes en la oración. Es que se trata de la actitud que la Virgen nos repite prácticamente en cada mensaje del día 25 del mes. La oración es lo más importante. Después de tantos años, yo mismo empiezo a entender que es la cosa más importante. Tenemos que entender que tenemos que rezar, y rezar todos los días, ya que solo en la oración podemos encontrarnos con Dios, solo en la oración podemos encontrarnos con Jesucristo. Si no rezamos con el corazón, perdemos la fe.

Marija: Exactamente, Padre Livio. Yo creo que ya no es el tiempo de hablar sino de actuar, y de actuar con la oración. En efecto, aquí en Medjugorje, esta noche, por ponerte un ejemplo, yo he dormido tres horas y media, ya que primero fuimos a la adoración, luego subimos al monte, etc. Es verdad que el cuerpo sufre el cansancio, pero la alegría… no sé si se siente también en Radio María, pero tenemos la alegría plena en el corazón. Y esto es el fruto de la oración, como dice la Virgen: firmes en la fe, perseverantes en la oración y que el Espíritu Santo obre a través de vosotros y renueve la faz de la tierra. La Virgen, con su presencia, nos llama a rezar, rezar y rezar. Nosotros aquí aprendemos desde el principio muchas oraciones: la oración del Espíritu Santo, etc. Entonces, pienso en cómo podemos consagrarnos, cómo podemos entender al Espíritu Santo y Su poder si no rezamos. Por esto la Virgen nos está invitando a rezar para que nuestra vida se convierta en oración. Con esto no quiero decir que no tenemos que hacer nada más, ya que la oración también se convierte en hacer, actuar, y de esta manera nos convertimos en enamorados de Dios. Esto es lo que quiere la Virgen. Durante este tiempo la Virgen nos ha hablado siempre con gran amor, respeto de Dios. Ella dice: Dios me ha permitido estar con vosotros. Ella es un don de Dios para nosotros. Y esto es extraordinario.

P. Livio: Escucha Marija, quisiera resaltar esta bellísima expresión: la paz es el don más preciado. Estoy profundamente convencido de ello: cuando uno guarda la paz en el corazón, es una persona feliz. Por esto rezamos por la paz, y rezamos por nuestra propia paz. Para reconciliarnos con Dios, para estar en paz con Dios, para entablar una amistad con Dios. Entonces, con esta paz podemos difundir la paz en el mundo.

Marija: Padre Livio, aquí llegan muchos “guerreros” contra Dios, contra la Virgen, contra la vida, que son personas tristes. Hace pocos días escuché un bellísimo testimonio de una médico abortista, una persona que se sentía perfecta. Vino a Medjugorje para seguir un retiro por la vida, y dijo que quería entender de qué se hablaba, ya que se sentía a sí misma como una científica omnipotente. Cuando llegó a Medjugorje, le dijeron que lo primero que tenían que hacer era subir al monte de las apariciones, para consagrarse a la Virgen. Ella entró en crisis, ya que subiendo el monte de las apariciones, subiendo entre las piedras, se quedó “de piedra” ya que tuvo una visión mística en la que vio como si estuviera andando sobre las caras de todos los niños que había abortado. Se espantó mucho y ya no podía moverse. Después de unos años desde ese gran signo que había recibido, esa experiencia, esa visión, ahora se ha convertido plenamente, ahora es una persona que protege la vida, que ama la vida, y ahora ha cortado completamente con su vida anterior y se ha encaminado hacia la santidad. Ha entendido, en Medjugorje, que la vida es un don de Dios desde la concepción y hasta la muerte. Y como ella, muchísimas personas más. Se trata da una magnífica gracias, ya que Jesús, a través de la Virgen, toca muchos corazones.

P. Livio: Ya… cuando los adversarios se convierten, la victoria es garantizada.

Marija: Así es.

P. Livio: Marija, otra frase que me ha gustado mucho es esa expresión: «caminad orgullosos con Dios.» Por lo tanto no debemos tener miedo de ser los servidores de la Virgen. Debemos tener el santo orgullo de servir a la Virgen, de ser sus apóstoles, de poner nuestra vida a su servicio. No podemos decirnos cristianos si no escuchamos los signos de la fe, así que estar al servicio de la Virgen es un enorme honor y no hay nada mejor en el mundo. Así que estamos orgullosos de estar a su servicio, ya que somos sus manos, sus instrumentos, así que nuestras manos y nuestra boca, nuestra sonrisa y nuestros ojos son la prolongación de la Virgen, y no hay nada más agradable que vivir de esta manera.

Marija: Es bellísimo. Esta noche, cada palabra de este mensaje tiene algo muy profundo que comunicarnos. Yo le agradezco mucho a la Virgen su presencia, ya que muchísimas personas, y nosotros mismos también, hemos empezado a enamorarnos cada vez más de Jesús gracias a Ella. Y nuestra vida ha cambiado, va cambiando, y ese orgullo, que durante el comunismo intentaron arrancarnos, la Virgen lo ha introducido en nuestros corazones, en nuestras mentes y en nuestras actuaciones ya que empezamos a dar testimonio. Yo rezo y me pregunto por qué el Señor actuó de tal forma en mi vida que me casé en Italia y mi vida quedó vinculada a este país que amo profundamente, a pesar de que en mi corazón soy croata, pero una parte de mi corazón también es italiana. Y muchas veces, cuando rezo por Italia, digo “Señor, ten misericordia de nosotros”, porque no tenemos este orgullo, no tenemos esta santa actitud de ser preciosos, porque Italia es tierra de santos, tierra de mártires, es el territorio donde está instalado el Vaticano, la Sede de Pedro, y parece que las generaciones jóvenes, y también las mayores, hayan olvidado todo esto. A menudo quisiera decirles que despierten y recen, que vuelvan a Dios como pide la Virgen. Porque, como la Virgen afirma en muchos mensajes, sin Dios no tenéis ni futuro ni vida eterna. Y entiendo también un futuro económico, un futuro cultural, ya que si no volvemos a Dios lo perderemos todo. Por esto, recemos juntos, para que la Reina de la Paz reine en nuestros corazones, en nuestras familias y sobre todo en nuestros pueblos.

P. Livio: Marija, también hay que decir que los italianos han llevado Radio María a todo el mundo.

Marija: Gracias a Dios, porque Radio María es obra de la Virgen, no lo olvidémoslo Padre Livio.

P. Livio: Por supuesto.

Marija: Los italianos tienen este gran don, y yo espero y rezo para que continúen con su generosidad y su creatividad y fantasía que asombra al resto del mundo y que actualmente parece que se vayan apagando en sus actuaciones, y yo rezo para que el Espíritu Santo ilumine y ayude a Italia y a los italianos.

P. Livio: Gracias Marija por este estímulo que nos empuja a volver a tener ese orgullo de ser una nación mariana.

Marija: Una vez estuvimos en Siracusa, Sicilia, e hicimos una consagración a la Virgen durante la aparición, y ella dijo – y yo simplemente lo repito – que por ese acto de consagración tendréis beneficios vosotros y vuestros hijos y los hijos de vuestros hijos. Todo esto me conmovió y me infundió una profunda alegría, ya que Ella aseguró que tres generaciones gozarían de su protección. Tenemos que rezar, pedirle a la Virgen que nos guarde bajo su manto, no solo nuestras vidas sino también nuestros bienes, nuestras casas y nuestro país.

P. Livio: ¡Te lo agradezco de corazón, Marija! Y ahora concluimos con nuestra oración.

Marija: Siempre unidos en la oración.

Traducción: Equipo de Amor de Déu

Reflexión del padre Verar a los mensajes del 25 de junio y 2 de julio de 2019

El Padre Francisco Verar comparte con nosotros la reflexión de los ultimos mensajes de la Santísima Virgen María desde Medjugorje:

Mensaje del 25 de junio de 2019

“¡Queridos hijos! Le doy gracias a Dios por cada uno de ustedes. De manera particular, hijitos, ¡gracias por haber respondido a mi llamado! Los estoy preparando para nuevos tiempos, para que sean firmes en la fe y perseverantes en la oración, para que el Espíritu Santo obre a través de ustedes y renueve la faz de la tierra. Oro con ustedes por la paz, que es el don más precioso, aunque Satanás quiere la guerra y el odio. Ustedes, hijitos, sean mis manos extendidas y caminen orgullosos con Dios. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Mensaje del 2 de julio de 2019

“Queridos hijos, por voluntad del Padre misericordioso, les he dado y aún les continuaré dando signos evidentes de mi presencia maternal. Hijos míos, es el deseo maternal por la curación de las almas. Es el deseo de que cada hijo mío tenga una fe auténtica, de que viva experiencias prodigiosas bebiendo de la fuente de las palabras de mi Hijo, palabras de vida. Hijos míos, con Su amor y sacrificio, mi Hijo ha traido al mundo la luz de la fe y les ha mostrado el camino de la fe. Porque, hijos míos, la fe enaltece el dolor y el sufrimiento. La fe auténtica hace la oración más sensible, hace obras de misericordia: una conversación, una ofrenda. Esos hijos míos que tienen fe, fe auténtica, son felices a pesar de todo, porque viven el comienzo de la felicidad celestial en la tierra. Por eso, hijos míos, apóstoles de mi amor, los invito a dar ejemplo de fe auténtica, a llevar luz donde hay oscuridad, a vivir a mi Hijo. Hijos míos, como Madre les digo: no pueden andar por el camino de la fe y seguir a mi Hijo sin sus pastores. Oren para que tengan la fuerza y el amor de guiarlos. Que sus oraciones estén siempre con ellos. Les doy las gracias.”

Fuente: InfoMedjugorje TV

P. Ljubo Kurtović en la víspera de las apariciones: Međugorje sigue dando buenos frutos

En la víspera del aniverasio de las Apariciones de la Reina de la Paz en Medjugorje, la fiesta de San Juan Bautista, el 24 de junio, el P. Ljubo Kurtovic fue el celebrante principal de la Santa Misa vespertina con 196 sacerdotes concelebrantes y muchos fieles que llegaron para esta ocasión.

El pasado 24-de junio se celebró el aniversario de las apariciones de Nuestra Señora. Este día y a esa hora, hace 38 años, la Virgen con el Niño Jesús en brazos se apareció a los videntes en el Pobrdro. Estas apariciones continúan hoy por hoy pero el hecho de que la Virgen se apareció sin decir nada es muy significativo. Era el día de San Juan, heraldo, quien preparó el camino hacia el Señor, quien lo señaló como el Cordero de Dios que quita nuestros pecados, cargas, ansiedades y culpas. Esto es lo que ha estado haciendo la Gospa con variadas formas de gracias: preparando el camino y guiándonos hacia Jesús.

Este primer día contiene la importancia de las apariciones de Medjugorje en presencia de Nuestra Señora. No hay nada tan importante, nada necesitamos tanto como a Dios, al que ella nos da y hacia el que nos guía. Esto es lo que en todos estos años muchos han testimoniado con sus vidas transformadas, sus conversiones y el despertar de la muerte espiritual. Es imposible contar todas aquellas almas y corazones que han sido tocados con la vecindad del Cielo y de las gracias vertidas aquí. Medjugorje sigue dando buenos frutos, a pesar de todo lo que han dicho sus opositores.

Aquí, la Gospa está viva, está presente y persevera en su invitación a que todo corazón sea cambiado. Esta conversión y cambio es algo que necesitamos cada día. Sabemos que es fácil entusiasmarse al principio, pero permanecer así durante 38 años es imposible en términos humanos. La Gospa nunca nos ha dicho que viniera aquí para ser vista, nos habla de una manera más exigente y nos va diciendo lo que tenemos que hacer para poder abrirnos a la presencia viva de nuestro Señor.

Además, después de todos estos años, la Iglesia ha reconocido los buenos frutos que se producen en Medjugorje, dijo el P. Ljubo Kurtovic, enfatizando el elemento evangélico de “por sus frutos los reconoceréis”. El árbol es reconocido por sus frutos, y aunque no podemos ver las raíces, sí los frutos. Lo mismo sucede aquí. Los frutos aquí tienen su raíz, un comienzo que tuvo su inicio hace 38 años con oración, ayuno, conversión, Santa Misa con el corazón, Adoración de Jesús en el Santísimo Sacramento, la Palabra de Dios, confesión y reconciliación con nosotros mismos y nuestros vecinos.

P. Ljubo es el párroco en Humac, donde comenzó la Marcha por la Paz con la bendición de los peregrinos y la oración en el exterior del santuario de San Antonio. Esta marcha llegó a Medjugorje alrededor de las 10 am. El P. Marinko Sakota dirigió las oraciones durante la tradicional caminata.

El deseo de la Gospa es que oremos por la paz y estamos aquí para lograrlo. La oración obra y abre caminos a Dios. La oración es lo que más necesita este mundo de hoy, dijo el P. Marinko, quien agregó que muchos peregrinos de todo el mundo han venido para tomar parte en estos eventos.

La bendición final fue dada por el P. Zvonimir Pavicic y Hubert Liebherr, peregrinos alemanes que iniciaron esta marcha en 1992, tras el estallido de la guerra; y quienes dijeron: “Hoy estoy muy agradecido. Aunque no hemos podido caminar durante los últimos dos años, estamos tan conmovidos por cómo la parroquia ha continuado con nuestra iniciativa, que además nos une en la oración por la paz».

En el Aniversario de las Apariciones de Nuestra Señora se celebró una eucaristía a las 7 pm, seguida de la Adoración del Santísimo Sacramento hasta las 7 am, pues es lo que se hace cada 25 de mes.

Fuente: http://www.centromedjugorje.com

Con María, Reina de la Paz, al Seminario (I Parte)

Han pasado ya 38 años de la presencia maternal de la Santísima Virgen María, Reina de la Paz, entre nosotros en Medjugorje y 5 meses desde que inicie mi formación como seminarista para la Arquidiócesis de San Antonio, Texas, EUA, en el Seminario de la Asunción (Assumption Seminary). El viaje que me condujo hasta aquí comenzó desde mucho antes, más atrás incluso de mis propios recuerdos, los cuales hoy Mi historia es solo un testimonio entre cientos que han recibido su vocación a raíz de los acontecimientos y espiritualidad de Medjugorje, pero al narrarlo y compartirlo, deseo glorificar la misericordia de Dios para conmigo en invitarme a seguirlo en esta vocación, y dar gracias a la “Gospa” por  su amor incondicional que no me ha dejado en ningún instante. Al mirar hacia atrás, veo en mis recuerdos, con asombro y gratitud, la amorosa mano de Dios y la presencia maternal de la Santísima Virgen María, Reina de la Paz, quien me ha conducido con ternura hasta su Hijo, el Señor Jesús.

Desde mi infancia en la Ciudad de México, en donde nací un 14 de Febrero de 1993 y viví hasta el 2005, me acompañó la presencia y la espiritualidad de la Reina de la Paz. Mi primer párroco, perteneciente en ese tiempo a la congregación de los Amigos de Jesús, trajo consigo a nuestra comunidad la imagen de María, Reina de la Paz, advocación patrona de su congregación religiosa, de la cual me enamoré por su belleza y ternura. Parte de su apostolado consistía en difundir los mensajes dados por Nuestra Señora en Medjugorje, los cuales vivíamos fervientemente en la comunidad, y los cuales fueron formando mi espiritualidad desde esa temprana edad. Gracias a la fe que me transmitieron tanto él como mi Mamá en casa, aprendí a amar desde pequeño a la Santísima Virgen, relacionándome con ella con ternura de hijo, teniendo una devoción especial por el Santo Rosario y fiestas marianas. Me fascinaba, además, leer los libros sobre sus diferentes apariciones y mensajes, pero Medjugorje siempre ocupó un lugar especial. Leyendo los libros y viendo los documentales en VHS generaron en mí el sueño de ir a esa pequeña aldea de Bosnia-Herzegovina donde se aparecía la Reina de la Paz, de estar en la parroquia de Santiago Apóstol, rezar en el Monte de las Apariciones y el Monte Krizevac, y estar con los videntes en una aparición. Poco sabía que Dios me permitiría, muchos años más tarde, cumplir ese sueño, pero superando todo lo que alguna vez pude haber imaginado.

En el año 2005, después del divorcio de mis padres, me mudé junto con mi Mamá a la ciudad de San Antonio, Texas, en donde residía su familia. Uno de los grandes sacrificios de ese viaje fue decirle adiós a la imagen de la Reina de la Paz que me había acompañado toda mi vida. Sin embargo, ella no me dejaría en ningún momento, y se haría presente de una manera muy especial. Debido a que nuestra residencia legal en el país estaba en proceso de aprobación, no podía yo continuar mis estudios en una escuela pública. Por lo tanto, mi Mamá me inscribió en una escuela católica, que para mi sorpresa se llamaba “Nuestra Señora de la Paz.” Al entrar a la oficina para inscribirme, no podía creer al ver un hermoso cuadro de la Virgen en la pared, tal y como la ven los videntes, además de otro cuadro más pequeño de ella junto con los seis videntes frente a la parroquia de Medjugorje. Una vez más, la Virgen me mostraba su cercanía y su protección bajo la advocación de Reina de la Paz. Continúe estando al pendiente, a través del internet, sobre los acontecimientos y mensajes mensuales de Nuestra Señora en Medjugorje, los cuales me esforzaba por vivir y difundir en la medida de mis posibilidades.

Mi primer viaje a Medjugorje se dio en el 2016, a mis 23 años de edad. En ese entonces, mi deseo de peregrinar a éste santuario había adquirido una mayor fuerza, ya que me encontraba en un proceso de discernimiento vocacional, y debía tomar una decisión de ingresar al seminario o no, pues mi graduación de la universidad ocurriría ese mismo año. Fui descubriendo mi vocación desde pequeño gracias al ejemplo que me fue dado por mi primer párroco. Desde niño jugaba a celebrar la Santa Misa en las fiestas marianas, y deseaba ser un gran sacerdote como mi párroco. Con el paso del tiempo, al entrar a mi adolescencia, dejé a un lado la idea del sacerdocio por varios años, regresando a la edad de 16, pero yéndose nuevamente a los 18. Finalmente, en mis años en la universidad, tras hacer grandes amistades con los seminaristas con quienes estudiaba mi carrera en Ministerio Pastoral, la llamada volvió a despertarse. Lo que yo sentía interiormente solo se confirmaba con los acontecimientos exteriores, haciéndome pensar seriamente en la idea de ingresar al seminario. Mientras tanto, trataba de vivir mi espiritualidad siguiendo los mensajes de la Reina de la Paz, dejándome guiar por ella hasta Jesús y su voluntad para mí. Después de muchos años de espera, de soñarlo e imaginarlo, finalmente me vi en Medjugorje en Marzo del 2016, decidido a saber cuál era la voluntad de Dios para mi vida. En la primera Adoración Eucarística en la parroquia de Santiago Apóstol, un Jueves, viendo directamente a Jesús en la custodia, le dije con firmeza estas palabras: “Tú me trajiste aquí, me has preparado toda mi vida para estar aquí, así que quiero que me digas que es lo que quieres y que tiene que ver Medjugorje con todo esto.” La respuesta no se hizo esperar mucho.

A la mañana siguiente, fuimos como grupo al Castillo de Nancy y Patrick a escuchar su testimonio de conversión. Había oído hablar de ellos, pero nunca había escuchado su historia. Cuando Patrick contaba cómo experimentó la misericordia de Dios a través del sacerdote, después de muchos años de no acercarse al sacramento de la Confesión, llamó a pasar enfrente a todos los sacerdotes presentes. Entonces dijo Patrick: “No hay nada más grande en este mundo que lo que hace un sacerdote.” En ese momento, al escuchar esas palabras, mi alma se llenó de luz y claridad, pues había encontrado la respuesta que tanto buscaba. En mi discernimiento vocacional, yo intuía que Dios me llamaba a hacer algo grande, maravilloso, pero no me quedaba claro que era exactamente. En ese momento, interiormente, le di el “si” al Señor a la invitación que me hacía para seguirlo en la vocación sacerdotal y decidí a entrar al seminario. De vuelta en San Antonio, comencé el proceso de admisión, y mi entrada seria en Enero del 2017.

Fuente: www.centromedjugorje.com

Revista especial sobre el enviado del Papa a Medjugorje

DESCARGA LA REVISTA 
Mons. Henryk Hoser, el Enviado Especial del Papa en Medjugorje

  Nos complace hacerles llegar una nueva revista en pdf de la Fundación Centro Medjugorje, cuyo boceto tuvimos la oportunidad de presentar en el pasado Congreso de Honduras 2019.

En esta publicación se hayan las declaraciones del Enviado Especial del Papa en Medjugorje, Mons. Henryk Hoser desde el inicio de su misión, a través de las cuales es fácil comprender el significado de su labor y el futuro de Medjugorje.

Como siempre, les pedimos que en la medida de sus posibilidades, procuren la mayor difusión de esta revista entre sacerdotes, obispos y miembros de los Grupos de oración y Centros de Paz, para que con ello contribuyamos a ser portadores de paz y de respeto hacia el Papa y la Iglesia.

FUNDACIÓN CENTRO MEDJUGORJE

www.centromedjugorje.org

Mensaje extraordinario dado por la Virgen a Iván el 5 de julio de 2019 en Medjugorje

“Queridos hijos, en este tiempo deseo, particularmente, invitarlos a que se decidan por Dios. ¡Pongan a Dios en su vida y en sus familias en el primer lugar!  Dejen la transitoriedad de este mundo, el materialismo, todo eso que los aleja de mi Hijo. Decídanse firmemente, ¡vivan mis mensajes! Deseo continuar guiándolos, guiándolos a mi Hijo, para que en Él encuentren la paz verdadera y auténtica; y el amor. ¡Gracias queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamado!”