Mirjana sobre el papa Francisco

Mirjana es una de las videntes que son portavoces desde hace 36 años de los mensajes de la Virgen en Medjugorje.

Ella, que está acostumbrada a estar mucho tiempo y de manera cotidiana en presencia de la Virgen y en oración, demuestra en muchos de sus discursos tener una gran humildad, necesaria en cualquier cristiano al que se le pide obedecer y comprender, no solamente apoyar a las personas, a las autoridades eclesiásticas que han sido bendecidas con el Espíritu Santo para poder gobernar y dirigir la Iglesia universal.

Esto es lo que dice del papa Francisco que últimamente se ve cuestionado mucho en sus discursos y su manera de hacer las cosas.

“Quiero decirles una cosa que tengo en mi corazón. Oigo decir a muchos peregrinos que el papa Juan Pablo era muy bueno, que el papa Benedicto lo era menos y que el papa Francisco no gusta.

A mí esto me duele porque el Papa es el Papa, es nuestro Papa y es nuestro deber rezar por él, por todo lo que lleva a sus espaldas y no sabemos. Solo sabemos juzgarlo, no rezamos ni le ayudamos con la oración. Creo, de todo corazón, que el Espíritu Santo nos da el Papa que necesitamos.

Cuando era necesario un Papa como Juan Pablo, él era el Papa. Cuando necesitábamos al Papa Benedicto XVI, el Papa era él. Ahora necesitamos al Papa Francisco.

Debemos rezar, no opinar como hacemos a menudo, pensando que lo sabemos todo, cuando en realidad no sabemos nada.

Y es realmente así: no sabemos absolutamente nada de los deseos de Dios en cada momento.

Y por eso nos conviene fiarnos de Él, del Señor, nuestro Dios, porque podemos entrenarnos en abandonarnos en Él, en la capacidad de rendirnos a sus medios eficaces y en su llamada en el momento justo cuando Él así establezca, no antes ni a despropósito”.

Fuente: www.lalucedimaria.it

Traducción del italiano a cargo del equipo de Virgen de Medjugorje

Ella me cambió la vida…

Me llamo Iván David Álvarez Aguilar, tengo 14 años y vivo en el estado de Querétaro, México. Vengo de una familia de campo, conformada por mi padre, mi madre, mi hermano mayor y mi tía.

Mi historia de conversión a través de las apariciones de Medjugorje, empezó desde que tengo memoria, aproximadamente desde mis 5 años.

Cuando mi abuelita materna, llamada Esperanza, aún vivía aquí en la tierra, ella me hablaba mucho sobre la famosa ‘Virgen de la Paz’ que se había aparecido en Medjugorje, por lo que recuerdo, sé que mi abuelita no sabía que Nuestra Madre seguía viniendo todos los días, ya que ella me contaba la historia de las apariciones sin mencionarme que aún hoy día continuaban, ahora, estoy seguro que ella desde el cielo, ve a Mamá María bajar de su trono en el cielo para visitar a sus hijos.

Mi abuelita era muy devota de esta advocación, ya que unas de sus amigas, habían viajado a Roma y a Medjugorje cuando las apariciones recién empezaban; cuando ellas regresaron, le narraron una experiencia tan fuerte estando en ese lugar donde el cielo se une con la tierra, trayéndole de recuerdo un cuadro de la Gospa y un libro traducido al español llamado “Mil encuentros con la Virgen” donde el Padre Janko Bubalo entrevista a la vidente Vicka sobre las revelaciones de la Reina de la Paz.

Al ver el cuadro de la Gospa, podía sentir como su mirada tan llena de amor penetraba en mis ojos, como que pidiéndome algo, para mí, estos dos obsequios son un gran tesoro, valen más que el oro y la plata.

De aquellas cosas que aún recuerdo, puedo destacar que mi abuelita me decía que la Virgen solicitaba mucho el ayuno, el Santo Rosario, la oración, pero de una manera especial la conversión. Yo, en mi mente infantil, no podía razonar estas palabras con profundidad, sin embargo, yo podía ver en mi abuelita, muchísima paz y un gran deseo de hacer oración y su ilimitado amor para las personas, aún sin haber tenido que ir a Medjugorje, ella vivía Medjugorje en nuestro hogar.

Ella fue la que me enseñó mis primeras oraciones, su preferida, era la Coronilla de la Divina Misericordia, y junto con el Padre Nuestro, el Ave María, el Gloria y el Ángel de la Guarda, esta coronilla era fundamental para mí junto con la jaculatoria: “Reina de la Paz, dale paz al mundo.” La cual, yo podía observar que mi abuelita repetía constantemente frente a su imagen de la Virgen.

Con el fin de que mi devoción a la Virgen de Medjugorje no se apagara, mi abuelita me regalaba medallas, estampitas, oraciones, y algo que es muy especial para mí y que me ayudó más adelante: una imagen grande que por el lado de enfrente, tenía la imagen de la Virgen de Medjugorje con la Oración de Consagración dictada por ella misma a Jelena, y por la parte de atrás, algunas meditaciones sobre el Papa Juan Pablo II (“El Papa de mi secreto” , según la Virgen) y una breve explicación sobre las piedritas de Medjugorje.

Yo tomaba estos temas como cualquier otro, aún no podía entender la importancia de la venida de la Madre desde hace ya tanto tiempo. Más tarde, mi abuelita falleció, me fui olvidando poco a poco de Medjugorje, pero uno como simple ser humano, no puede imaginarse lo que Dios tiene planeado hacer en su vida.

A pesar de ser menor de edad, yo no vivía tan cerca de Dios, de vez en cuando iba a Misa, pero si no iba un domingo, no tenía consciencia de que era pecado mortal, no era alguien amable, de repente rezaba la Coronilla de la Divina Misericordia cuando me surgía alguna necesidad, y con eso pensaba que ya había pasado miles de horas en oración, porque no lo hacía con el corazón, en pocas palabras, yo ya no recordaba nada sobre Medjugorje.

Un tiempo después, cuando ingresé a sexto de primaria, uno de mis amigos me invitó a la Iglesia, a una Hora Santa y acepté la invitación porque no quería quedar mal con él, pero yo no pensaba ir con el fin de tener un encuentro con Jesús, yo veía que la gente se ponía de rodillas ante él, pero no tenía muy claro como era que Nuestro Señor podía convertirse en un pequeño trozo de pan cuando él, era un Dios tan grande, lo pude comprender un poco mejor cuando hice mi primera comunión.

Llegó este día, yo estaba muy cansado, deprimido y triste, solo pensaba en llegar a casa y dormir, sin embargo, recordé mi compromiso y me encaminé para la Iglesia. Estando en la Iglesia, todos estaban en oración, había un pequeño coro de jóvenes y unos cuantos Adoradores Nocturnos, había mucho silencio, no había tanto movimiento, solo pensaba: ¡ya me quiero ir! , ¿Nunca terminará esto? , ¡Mejor no hubiera venido!

En ese instante, el coro cantó una canción muy conocida por la mayoría del pueblo católico llamada ‘Nadie te ama como yo’ mientras ellos cantaban, se me ocurrió ir reflexionando las frases, todo lo que esa canción dice, hacía un eco muy profundo y muy grande en mi corazón, jamás había sentido algo así, no pude resistir, caí de rodillas y empecé a llorar, la gente me miraba, mi amigo me preguntó si me encontraba bien, pero yo no hice caso a nada de esto, en mi interior decía: Señor, ¿cómo pude haber sido así contigo? , ¿Cómo puede ser que me ames tanto cuando yo solo me aparté de ti? Y desde ese momento, sabía que mi vida cambiaría, me animé a prestar el servicio de Monaguillo en mi Parroquia y en mi Colegio, a ser una persona diferente y a empezar a rezar el Rosario todos los días conforme al pedido de la Virgen en Fátima, para que hubiera paz en el mundo y se diera la conversión de los pecadores.

Un domingo, como cualquier otro, saliendo de Misa, me quedé parado un rato en el patio de la Iglesia, a mi lado, había un grupo de señoras que hablaban entre sí sobre las supuestas apariciones de la Virgen en Yugoslavia, no supe que hacer, en cierto modo, me quedé enojado, pensaba que todo era un chisme… ¿Cómo pueden jugar con la Virgen de este modo?…pensé; sin embargo no le presté mucha importancia.

Creo importante aclarar que yo ya sabía de varias apariciones tales como Guadalupe, la Medalla Milagrosa, la Salette, Lourdes, Garabandal, Beauraing, y Fátima, sin embargo, yo no sabía que María podía seguir apareciéndose y más aún porque no recordaba más sobre la pequeña aldea de Medjugorje, pese a esto, la Virgen me fue llamando, cada vez escuchaba más ‘la Virgen de la Paz’ , cuando iba de visita con mis primos, me llevaban a la Parroquia de “Nuestra Señora de la Paz” y al ver la imagen que estaba en el costado izquierdo del altar yo pensaba: “A ti ya te había visto” pero no lograba recordar cómo, cuándo y porqué.

En las vacaciones de Navidad de 2014, estando en mi casa, me entró un fuerte llamado interior, que yo no podía rechazar, que me decía que me informara sobre estas apariciones, traté de omitirlo pero no pude, saqué la computadora, abrí el navegador y puse ‘Virgen de Yugoslavia’ , me pareció curioso que no me aparecieran resultados de lo que busqué, sino, que solo aparecían resultados de ‘Virgen de Medjugorje’, en esos momentos, se me vinieron a la mente todos los recuerdos de cuando yo era pequeño, recordé a mi abuelita hablándome sobre Medjugorje, recordé el cuadro de la Gospa, desbordaba de alegría y podía sentir que tuve un encuentro muy hermoso con Nuestra Madre.

Decidí empezar a seguir los mensajes, escribía los mensajes y cada día al levantarme, leía uno para practicarlo y corresponder al llamado ‘Vivan mis mensajes’ más tarde conseguí un libro con los mensajes, seguir las 5 piedritas que la Virgen nos daba para vencer a nuestro Goliat, me ayudaron mucho, al principio era difícil, ya que jamás había rezado un Rosario completo (15 misterios) , no estaba acostumbrado a ayunar dos veces a la semana o a ir a Misa todos los días, pero cuando uno va haciendo las cosas con el corazón se va dando cuenta que puede vivir sin vivir en él como decía Santa Teresa, empecé a regalar estampitas de la Reina de la Paz, en la escuela, en la calle, en la Iglesia, etc…

Ahora, a pesar de mis errores y de las continuas fallas que llego a tener en el camino, procuro cada vez más mi santidad.

Yo suelo decir a los demás esto: “Cada uno de nosotros, puede ser un Medjugorje viviente. Cada uno puede poner en su corazón a la Parroquia de Medjugorje, el Monte Podbordo, el Krizevac y transmitir a los demás la paz como si fueran llevados a ese lugar.”

Que la Reina de la Paz nos bendiga a todos con su bendición maternal.

Iván David Álvarez Aguilar

ROSAS PARA LA GOSPA

«La adoración parece inútil, pero el mundo la necesita desesperadamente»: el ejemplo de Medjugorje

Uno de los aspectos centrales que se dan en Medjugorje o Lourdes, lugares de numerosas conversiones es la adoración

Cada vez son más las parroquias que han recuperado e impulsado la Adoración Eucarística mientras se van multiplicando las capillas de adoración perpetua. Los testimonios son unánimes, la adoración transforma las parroquias, barrios e incluso ciudades, provocando además numerosos milagros.

Sobre esto da fe también el fraile dominico Leon Pereira, que en estos momentos es capellán de los peregrinos de habla inglesa que acuden a Medjugorje, la pequeña localidad bosnia a la que acuden cada año millones de personas.

El mundo necestia la Adoración Eucarística
Tras ver pasar por Medjugorje tal cantidad de gente por un lugar en el que la Adoración tiene un papel central, afirma en un artículo en Catholic Herald que los milagros se producen y que aunque parezca algo inútil, el mundo necesita desesperadamente la Adoración Eucarística.

Este dominico asegura que para la mentalidad moderna la adoración eucarística es irrelevante y asegura que “no sorprende que el mundo pueda valorar las obras de caridad de los misioneros, como Santa Teresa de Calcuta, pero no da importancia a los monjes cartujos que rezan y contemplan”.

Para servir, primero hay que amar
Recuerda además el padre Pereira que en la elección entre Marta y María, entre Marta que estaba ocupada sirviendo, y María que se sentó a los pies de Cristo, estamos tentados a ponernos de parte de Marta, y desconcertados por el respaldo de Jesús a María.

En su opinión, “la Madre Teresa entendió esto claramente: todas sus obras de caridad fluyeron y se basaron en la Adoración de Jesús en el Santísimo Sacramento. Solo adorando a Cristo primero, sus hermanas pueden reconocerlo y servirlo en los más pobres y marginados”.

Tres aspectos necesarios en la Adoración y en crisis en el mundo
El fraile dominico habla de tres aspectos necesarios en la Adoración y que propician el encuentro con el Señor. Precisamente, estos tres puntos están en crisis en el mundo actual, también él sumiso en una deriva relativista.

“Primero necesitamos silencio. Cuando el Papa Benedicto XVI dirigió la Adoración en Hyde Park (Londres), cerca de 80.000 jóvenes guardaron silencio con el Papa, para la consternación de los medios de comunicación. El silencio aparentemente no sirve para una buena televisión. La televisión necesita conversaciones continuas. La adoración requiere silencio”, afirma Pereira.

En segundo lugar, la adoración necesita “atención”. Pone el ejemplo de lo “desgarrador que es ver a parejas sentadas una frente a la otra en un restaurante mientras ambas miran ávidamente las pantallas de sus teléfonos. No hace falta mucho para ver quién o qué domina esa relación. Atendemos a lo que más apreciamos. En Adoración, atendemos al Señor”.

En tercer lugar, agrega el fraile dominico, la adoración necesita “receptividad”. “En nuestro silencio y atención, recibimos de Dios. Nos despojamos de la ilusión de que podemos hacer cualquier favor a Dios. Anhela derrocharse sobre nosotros. Él tiene sed de tener sed; Él anhela ser anhelado. Él nos guiará y nos enseñará, pero solo si lo dejamos. En Adoración recibimos de Dios la verdad acerca de Dios y acerca de nosotros mismos”, agrega.

Uno de los grandes signos de Medjugorje
Pereira cuenta que “aquí en Medjugore, donde soy capellán de los peregrinos de habla inglesa recibimos Adoración todos los días en la capilla y veneración pública del Santísimo Sacramento cuatro días a la semana. Es uno de los grandes signos de Medjugorje: entre siete mil y diez mil personas, arrodilladas en silencio, adorando al Señor. Aquí muchos laicos y sacerdotes aprenden a amar la Adoración. Ellos prueban y ven la bondad del Señor. La adoración es el corazón de Medjugorje, porque Jesús es el corazón de esta parroquia, como debe ser en cada parroquia”.

Medjugorje es conocida por las supuestas apariciones de la Virgen pero sobre todo, y como consecuencia, por la enorme cantidad de conversiones que se han producido allí durante estas últimas décadas gracias a la Adoración y la Confesión.

El poder de la adoración, la conversión y los milagros
“En mi propia experiencia, es poderoso”, asegura el capellán sobre la adoración en este centro de peregrinación. “Jesús nos espera con ansia ansiosa. Y anhela derrocharse en nosotros. Es como una torre hecha de copas de champán, y cuando el vaso superior se llena, se desborda y llena los vasos de abajo. En la Adoración, cuando estamos abiertos a recibir, Dios agranda nuestros corazones para amar, y ese amor se desborda para los demás, al igual que la torre de champán”.

Además, agrega “si estamos cerrados, si guardamos nuestras heridas y todo lo que nos rodea oculto del Señor, entonces muy poco puede cambiar. Entonces, la adoración se experimentará como una carga que debe evitarse. Pero cuando estamos abiertos al Señor, es muy poderoso. Dios tiene muchas gracias que quiere darnos, y nos guía en oración a través de la adoración. A veces nos mantenemos en vigilia con el Señor durante la Adoración, y hacemos actos de reparación y amor, porque el mundo lo necesita tanto”.

Pereira explica que “en Lourdes, la mayoría de los milagros ocurren durante la Adoración del Santísimo Sacramento. Medjugorje no es diferente. Aunque tanto poder y gracia irradian del Santísimo Sacramento durante la Adoración sincera, al final no se trata de obtener ‘algo’.

Fuente: www.religionenlibertad.com

Orar todos los días por las almas del Purgatorio

El pasado día 2 de noviembre hemos celebrado la Conmemoración de Todos los Fieles Difuntos. En este día la Iglesia nos llama especialmente a orar por las almas de los difuntos que aún no han alcanzado el Cielo.

En noviembre de 1986 la Reina de la Paz dio un mensaje en el que nos invitaba a orar todos los días por las almas del Purgatorio. Nuestra Madre nos decía: “Toda alma necesita la oración y la gracia para llegar a Dios y al amor de Dios”.  Ella nos explicaba la gracia que recibimos también al orar por estas almas: “Obtendrán nuevos intercesores que los ayudarán en la vida a comprender que las cosas de la tierra no son importantes, sino que solo el Cielo es la meta a la que deben tender”.

Tal y como nos pide la Reina de la Paz, no cesemos de orar por las almas que se encuentran en el Purgatorio, “a quienes estas oraciones llenarán de alegría”.

Fuente: Reina de la Paz TV

Misión de Sor Emmanuel en América Latina

«Los frutos de nuestras próximas misiones en Argentina, Uruguay y Chile dependerán mucho de la intercesión de cada uno de ustedes. En el PS 1 encontrarán detalles concernientes a los diferentes encuentros. Se agradece su difusión.

Querida Gospa, queremos apresurar tu triunfo y preparar contigo la venida de Jesús… Tú le has dicho a Santa Faustina, “Tu vida debe ser similar a la mía, silenciosa y escondida; debes unirte continuamente a Dios, rogar por la humanidad y preparar al mundo para la segunda venida de Dios” (Diario § 625). ¡Protégenos y guíanos, Madre!!»

Sor Emmanuel

A continuación día y horarios de las distintas conferencias en los distintos países:

Veneración a la Santa Cruz en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Veneración a la Santa Cruz realizada en Medjugorje el día viernes 17 de noviembre de 2017.

ROSAS PARA LA GOSPA

© Children of Medjugorje – 5 de noviembre de 2017

Para ver el boletín de septiembre de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 5 de noviembre de 2017 

Sor Emmanuel