Novena de Navidad – Día #3 (18 de diciembre)

Después de haber orado, María dijo: “¡José, mira: allá abajo hay un establo! En verdad allí no duerme ninguno. Seguramente está abandonado”. Y de esta manera se dirigieron hacia allá.  Adentro hay un asno y llevan también el suyo delante del pesebre.  Entonces, José recoge un poco de leña para encender el fuego.  Luego coloca un poco de paja; pero el fuego se apaga inmediatamente, porque tanto la leña como la paja estaban sumamente húmedas.  Mientras tanto, María, busca como calentarse cerca de los asnos.

 TEMA PARA MEDITAR TODO ESTE DÍA:

          “Purifíquense para la Navidad.”

 Mensaje de María Reina de la Paz, 18 de diciembre.

 “Queridos hijos: deseo que cada uno de ustedes prepare en su corazón el pesebre para Jesús”.

Oración de cada día:

La Coronilla de las llagas de Jesús (Rosario de la Paz). Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias. (En Medjugorje es muy común esta oración)

Fuente: www.comunidadmagnificat.org

© Children of Medjugorje – 12 de diciembre de 2017

Para ver el boletín de diciembre de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 12 de diciembre de 2017 

Sor Emmanuel

Novena de Navidad – Día #2 (17 de diciembre)

Al acercarse a la primera casa, José llamó a la puerta. Alguien le abrió, pero apenas vio a José y María, cerró inmediatamente la puerta. Esta escena se repitió varias veces. Y en algún caso, para incitarle a María y a José que no llamaran a las puertas mientras se dirigían hacia sus casas, llegaron hasta a apagar las luces interiores.  Ambos estaban muy tristes, y José particularmente estaba muy adolorido, confundido y turbado por todos estos rechazos. María en medio de su tristeza lo animó diciéndole: “¡José: conserva la paz!, ¡el día de la alegría ha llegado! ¡Sin embargo, ahora deseo orar contigo porque hay mucha gente que no le permite a Jesús nacer!”.

 TEMA PARA MEDITAR TODO ESTE DÍA:

“Acojan la Navidad con alegría.”

 Mensaje de María Reina de la Paz.

“Queridos hijos, los invito de manera especial a orar en este tiempo, de modo que puedan experimentar el gozo del encuentro con Jesús recién nacido. Queridos hijos, deseo que ustedes vivan estos días como yo los vivo, con gozo. Los quiero guiar con alegría, y mostrarles el gozo al cual los conduzco. Por eso, queridos hijos oren y abandónense totalmente a mí. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”.

Oración de cada día:

La Coronilla de las llagas de Jesús (Rosario de la Paz). Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias. (En Medjugorje es muy común esta oración)

Fuente: www.comunidadmagnificat.org

Novena de Navidad – Día #1 (16 de diciembre)

La Virgen me había prometido el 22 de diciembre, que el 25 me iba a mostrar cómo vivió la Navidad; y tuve la siguiente visión:

Al inicio vi un ángel, que luego desapareció. De inmediato todo se volvió oscuridad y de la oscuridad, poco a poco, apareció un cielo estrellado.  En el horizonte vi a alguien que se acercaba, era san José con un bastón en la mano. Caminaba sobre una calle empedrada y en el fondo, hacia donde se dirigía, vi varias casitas iluminadas.  Al lado suyo, vi un asno, y sobre él, vi a la Virgen muy triste, mientras le decía José: “Estoy muy cansada.  Mucho desearía que alguien nos hospedara esta noche”.  Y José contestó: “Allí hay casas. Pediremos allí”.

TEMA PARA MEDITAR TODO ESTE DÍA:

“Abran sus corazones, porque Jesús quiere habitar en ellos después de Navidad”.

Mensaje de María Reina de la Paz, 16 de diciembre.

“¡Queridos hijos: procuren que de la iglesia emane la fragancia de Navidad! ¡Y que la Navidad esté ya en los escalones de su casa! Purifiquen sus corazones, de manera que estén listos para recibir a Jesús en Navidad.  ¡No permitan que las cosas materiales tomen la delantera sobre la Navidad de Jesús! Queridos hijos, Jesús nace: ¡recíbanlo con un corazón alegre!”

Oración de cada día:

La Coronilla de las llagas de Jesús (Rosario de la Paz). Credo, 7 Padrenuestros, 7 Avemarías y 7 Glorias. (En Medjugorje es muy común esta oración)

Reflexión

Con estos mensajes y la sugestiva visión de Jelena Vasilj, contamos con elementos suficientes para preparar cada año una hermosa Navidad. Sin embargo, no se debe pasar por alto, que el primer punto de referencia de preparación espiritual, lo presenta la Divina Liturgia y la Sagrada Escritura. Frente a ambos horizontes, estos temas que la Madre propone para lo Novena de Navidad aprovechan entonces para profundizarán el sentido que la misma liturgia formula cada año. Por lo tanto, la mejor preparación para la Navidad será siempre asistir cada día de la Novena a la santa Misa, meditar las lecturas bíblicas del día, hacer una buena Confesión y rezar cada día el santo Rosario con el corazón. También, se deben conservan en cada país, las tradiciones que embellecen con especiales colores la memorable fiesta del Nacimiento del Redentor, entre ellas: las pastorelas, posadas, villancicos, representaciones teatrales, aguinaldos y los adornos principalmente del Belén para orar en familia frente a él.

Fuente: www.comunidadmagnificat.org

Veneración a la Santa Cruz en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Veneración a la Santa Cruz realizada en Medjugorje el día viernes 15 de diciembre de 2017.

ROSAS PARA LA GOSPA

La oración en tiempos cruciales

“Queridos hijos, como en otros lugares donde he venido, también aquí los llamo a la oración. Oren por aquellos que no conocen a mi Hijo, por aquellos que no han conocido el amor de Dios; contra el pecado; por los consagrados: por aquellos que mi Hijo ha llamado a tener amor y espíritu de fortaleza para ustedes y para la Iglesia. Oren a mi Hijo, y el amor que experimentan por Su cercanía, les dará fuerza y los dispondrá para las obras de amor que ustedes harán en su Nombre. Hijos míos, estén preparados: ¡este tiempo es un momento crucial! Por eso yo los llamo nuevamente a la fe y a la esperanza. Les muestro el camino a seguir: el de las palabras del Evangelio. Apóstoles de mi amor, el mundo tiene mucha necesidad de sus manos alzadas al Cielo, hacia mi Hijo y hacia el Padre Celestial. Es necesaria mucha humildad y pureza de corazón. Confíen en mi Hijo y sepan ustedes que siempre pueden ser mejores. Mi Corazón materno desea que ustedes, apóstoles de mi amor, sean pequeñas luces del mundo; que iluminen allí donde las tinieblas desean reinar: que con su oración y amor muestren el camino correcto, y salven almas. Yo estoy con ustedes. ¡Les doy las gracias!”  (Mensaje del 2 de junio del 2017)

La oración es la actitud constante de María Santísima. Su vivir consiste en estar en continua unión con Dios, en la búsqueda de su voluntad Divina. El Fiat único y constante de la Reina de la Paz, es la causa de su alegría y el impulso de sus acciones e intenciones, porque siendo preservada de las carencias, vacíos y confusiones que deja el pecado, es inundada de la presencia de Dios que la lleva a vivir de la abundancia de gracia, que fluye del amor Redentor de Cristo. Esta maravillosa  comunicación de gracias que recibe del Espíritu Santo, es la que nos hace cercana la presencia del Inmaculado Corazón, a nuestras almas y en toda nuestra vida.

Elevados al cielo, los Corazones de los apóstoles del amor de María, van siendo un oasis de la acción Divina en medio de un mundo árido y estéril por el pecado y la indiferencia.

Siendo testigos del poder de la virtud de la humildad y la pureza del corazón, que Dios ha mirado en “la humillación de su sierva” (Lc. 1, 41), podemos reconocer en los momentos más oscuros, la eficacia de la oración de un corazón que le pertenece a María, así como también le pertenece a Ella, el Corazón de su Hijo Jesús:  “Oren a mi Hijo, y el amor que experimentan por Su cercanía, les dará fuerza y los dispondrá para las obras de amor que ustedes harán en su Nombre.”

“Apóstoles de mi amor, el mundo tiene mucha necesidad de vuestras manos alzadas al Cielo”. Con la actitud interior y corporal de súplica, confianza y entrega, nos presentamos ante Dios y ante los hermanos, como criaturas frágiles pero en un completo abandono a la misericordia del Señor.  Entonces somos transformados en “pequeñas luces del mundo; que iluminen allí donde las tinieblas desean reinar”.

Con nuestro ejemplo de piedad, recogimiento y humildad, podemos mostrar el camino correcto, y salvar almas.

Con alegría y generosidad reconozcamos la llamada de nuestra Madre, para adherirnos en la construcción del Reino del Corazón de su Hijo. Estamos en tiempos cruciales y tenemos que estar preparados. Debemos fortalecernos en la Fe y la Esperanza. El camino es el de las palabras del Evangelio, que deben alimentar nuestra oración, nutriéndola de los sentimientos de Jesús, haciendo nuestros los anhelos del Corazón de Cristo y de la Reina de la Paz.

Autor: Padre Patricio Romero

Fuente: www.centromedjugorje.org

¿Cómo conservar la pureza de corazón?

«Las críticas o las palabras hirientes que recibimos pueden compararse a una encrespada ola que se aproxima a la costa. Puede estrellarse contra una roca y redoblar su violencia, cosa que ocurre cuando contestamos, nos justificamos o que difundimos esas palabras a nuestro alrededor; o puede también terminar su curso en la arena perdiendo toda su fuerza hasta finalmente desaparecer: esto es lo que ocurre cuando oponemos nuestro silencio ante la crítica, la maledicencia y el odio, tal como lo ha hecho Jesús durante su Pasión. Así, la violencia se enfrenta con nuestro silencio y desaparece. “No discutan nunca, dice la Sma. Virgen” Por ejemplo, si alguien en su familia profiere una blasfemia, hagan como si no la hubieran oído. No reaccionen; pero en su corazón, bendigan al Señor, multipliquen las bendiciones. Su bendición anulará el efecto de la blasfemia y Dios será glorificado.

Los tres tamices: El filósofo Sócrates nos da un muy buen consejo. Cuando escuchamos un comentario inapropiado y estamos tentados de divulgarlo, primero sometámoslo a la prueba de los “tres tamices”: a. ¿Tengo la certeza de que es verdadero? b. ¿Es bueno? c. ¿Es útil darlo a conocer? Si no es verdadero, ni bueno, ni útil… entonces callémonos y olvidémoslo.

Se aproxima el tiempo de Adviento: es el tiempo del silencio de María que lleva al Niño Jesús en el secreto de su corazón. Ella no ha proclamado a voz en cuello: “¡¡¡Adivinen la noticia: lo máximo de lo máximo!!!”»

© Children of Medjugorje del mes de noviembre de 2017

Sor Emmanuel