La fuerza espiritual de Medjugorje revoluciona la Iglesia Católica

Cada año crece el número de peregrinos, que buscan encontrar los frutos de la conversión y un encuentro con Dios

MIles de peregrinos rezando frente a la Parroquia de Santiago Apostol en Medjugorje – ABC

A las seis menos veinte de la tarde, el tiempo se detiene cada día en Medjugorje. El silencio se hace aún más profundo si cabe en la explanada de la Parroquia de Santiago Apostol de este pequeño pueblo de Bosnia-Herzegovina. El rezo del Santo Rosario se interrumpe unos breves minutos para recordar la hora en la que la Virgen (la «Gospa») se apareció a «los niños»(Mirjana, Vicka, Ivan, Ivanka, Marija y Jakov), por primera vez, el 24 y el 25 de junio de 1981.

Una visión que transformó para siempre la vida de este enclave entre montañas (de ahí el nombre de Medjugorje), que nunca volvió a ser aquella aldea de la antigua Yugoslavia, cuyos habitantes cultivaban pequeñas plantaciones de tabaco y viñedos para el sustento familiar.

Sobre el terreno que ocuparon algunas estas vides se ha levantado un inmenso lugar de oración, de recogimiento, de paz. Treinta y siete años después de aquella aparición, que se repite cada tarde a la misma hora algunos de los videntes, hasta allí llegan diariamente miles de peregrinos procedentes de todo el mundo. Sobre todo entre los meses de abril y noviembre, cuando el tiempo permite las celebraciones al aire libre.

Una multitud que se multiplica cada año, y que está revolucionando la espiritualidad de la Iglesia Católica. «Desde Medjugorje hay un nuevo Pentecostés en la Iglesia Católica», comenta una peregrina que cada año viaja a esta localidad. En 2017, se llegaron a repartir 1,5 millones de comuniones y 38.856 sacerdores concelebraron misas. Hay días que se llegan a celebrar 20 eucaristías diarias en cuatro idiomas y la jornada para los jóvenes, que tiene lugar en agosto, reunió a 40.000 adolescentes.

Encuentro con Dios

Hasta diez mil personas puede acoger este espacio frente a la Parroquia de Santiago Apostol, al que la mayoría de la gente accede en silencio. Unos acariciando el Rosario, otros con paso lento, como si las cruces de muchas vidas, arruinadas por la tristeza, la desesperanza, la soledad o la búsqueda de la paz interior, fuera tan pesada, que les marcara el paso de su propio camino. También los hay escépticos y otros que buscan un efecto sobrenatural, pero que se van con las manos vacías, o, en algunos casos, renovados en su propia Fe.

Porque a Medjugorje, como dice Cristina, una joven católica bosnia que acompaña a los peregrinos, «no se viene a ver a los videntes, ni a ver el sol o una luz extraña. Lo importante es el encuentro personal con Dios y aquello que hace que cada peregrino sienta la necesidad de regresar».

La fuerza del recogimiento y el ambiente de oración es tan importante, que el centro de la actividad diaria es el programa vespertino en la gran explanada junto a la parroquia. Todas las tardes, a las cinco, se reza el Rosario, a las seis se celebra misa y a las nueve se alterna la Adoración al Santísimo, martes y sábado, con la Veneración de la Cruz, el viernes. La misa se puede seguir en todos los idiomas, a través de la radio, sintonizando la frecuencia que corresponde a cada país (104.4 en español). Al mismo tiempo, en un lateral de la explanada, se encuentra el que llaman el «confesionario del mundo», un lugar reservado para el «perdón», en el que hombres y mujeres que nunca se han confesado sienten la necesidad de recibir el Sacramento.

«Paz, paz y solo paz»

Junto a este lugar sagrado, hay otros en los que los peregrinos encuentran la presencia de Dios. El monte Podbrdo, donde se apareció la Virgen. Una escarpada subida entre piedras y arbustos hasta llegar a la cima, donde se encuentra una imagen de la «Gospa». Desde allí lanzó su primer mensaje: «Paz, paz, paz y solo paz».

En la falda de la montaña se encuentra una residencia de la Comunidad del Cenáculo. Una asociación fundada por la religiosa italiana Madre Elvira, que acoge y sana de sus adicciones a jóvenes de todo el mundo. Estos chicos dan su testimonio de cómo regresaron a la vida de la mano de Dios.

Pero Medjugorje es, para una gran mayoría, un lugar de sanación interior. «Yo he venido para buscar paz, para encontrar la luz y el perdón, para sanar las heridas de un matrimonio herido, para saber perdonar, aceptar y comprender», asegura una peregrina.

En este lugar se han unido matrimonios, sacerdotes han reconducido su vocación herida, familias rotas han comenza a reconstruirse. A nadie deja indiferente, porque en Medjugorje, como dice un sacerdote español, «nadie está por casualidad, sino que la Virgen te llama a venir aquí».

«La única droga más fuerte que la cocaína y la heroína es Jesús»

La historia del matrimonio formado por Níkola, un joven serbio de la localidad de Novi Sad que estuvo enganchado a las drogas, e Irene, una joven canaria, ingeniera de Telecomunicaciones, que fue de peregrinación a Medjugorje, es uno de esos regalos que la Virgen hace a aquellos que recorren muchos kilómetros para vivir la espiritualidad de esta pequeña localidad. Fue un encuentro casual, un cruce de miradas, mientras él daba su testimonio de conversión, lo que los unió para siempre.

Hoy son una familia con dos hijos, que dedican su vida a organizar peregrinaciones a Medjugorje. Níkola, que con 23 años «no quería vivir», enganchado a las drogas, un día se postró ante una Iglesia y, desesperado, le pidió a Dios: «Si existes, ayúdame». Salió del infierno en Medjugorje, porque «la única droga más fuerte que la cocaína es Jesús» y su vocación no es «llevar clientes a Medjugorje, sino peregrinos» y devolver a Dios y a la Virgen «lo que me ha dado».

«Empecé a rezar y llené el vacío que tenía en mi vida»

Petra tiene 35 años y desde hace tres y medio reside en la Comunidad Cenáculo de Medjugorje. Llegó roto por la droga. «No veía nada bueno en mi vida», recuerda emocionado en la capilla de esta residencia, donde se respira amor y paz. «Empecé a rezar y empezaron a llenarse los vacíos que tenía en mi vida».

Nunca había conocido a Dios, ni él, ni su familia. Después de dos años ingresado en esta residencia, regresó a su casa y, por primera vez, «me reuní con mi familia y rezamos el Rosario. No puedo explicar la emoción que viví. Nos cogimos de la mano, y lloramos». A Petra, el Dios que conoció en Medjugorje, «me cambió la vida, y no solo a mí, sino a mi familia». Cada día que vives en la Comunidad «pienso que puedo ser mejor persona. Los chicos me han ayudado a vencer los miedos».

Fuente: www.abc.es

Catequesis del Obispo de Medjugorje, Mons. Henryk Hoser

Compartimos la catequesis del Obispo de Medjugorje, Mons. Henryk Hoser, a los peregrinos.

ROSAS PARA LA GOSPA

Fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el 2 de noviembre de 2018

Compartimos con ustedes algunas fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el pasado 2 de noviembre de 2018.

Recordemos que el día 2 de cada mes la vidente Mirjana reza con la Virgen por los no creyentes. El día 2 de noviembre Mirjana tuvo la aparición de la Virgen ante miles de peregrinos que se hicieron presente en Medjugorje y luego le dio el siguiente mensaje:

Mensaje del 2 de noviembre de 2018 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, mi Corazón materno sufre mientras miro a mis hijos que no aman la verdad, que la esconden; mientras miro a mis hijos que no oran con sentimientos y con obras. Estoy muy triste mientras le hablo a mi Hijo, que muchos hijos míos ya no tienen fe, que a Él no lo conocen, a mi Hijo. Por eso los invito a ustedes, apóstoles de mi amor: procuren mirar en los corazones de los hombres hasta el fondo, y allí encontrarán, con seguridad, un pequeño tesoro escondido. Mirar así es misericordia del Padre Celestial. Buscar el bien, incluso donde se encuentra el mal más grande, tratar de comprenderse los unos a los otros y no juzgar, es lo que mi Hijo pide de ustedes; y yo, como Madre, los invito a escucharlo. Hijos míos, el espíritu es más poderoso que el cuerpo, y llevado por el amor y las obras supera todos los obstáculos. No olviden: mi Hijo los ha amado y los ama. Su amor está con ustedes y en ustedes cuando son uno con Él. Él es la luz del mundo, y nadie ni nada logrará detenerlo en la Gloria final. Por eso, apóstoles de mi amor, no tengan miedo de dar testimonio de la verdad. Testimónienla con entusiasmo, con obras, con amor, con su sacrificio y, sobre todo, con humildad. Testimonien la verdad a todos aquellos que no han conocido a mi Hijo. Yo estaré a su lado, yo los alentaré. Testimonien el amor que no cesa nunca, porque proviene del Padre Celestial que es eterno y ofrece la eternidad a todos mis hijos. El Espíritu de mi Hijo estará a su lado. Nuevamente los invito, hijos míos: oren por sus pastores, oren para que puedan ser guiados por el amor de mi Hijo. ¡Les doy las gracias!”

Fotos: Đani

ROSAS PARA LA GOSPA

© Children of Medjugorje – 20 de octubre de 2018

Para ver el boletín de octubre de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 20 de octubre de 2018

Sor Emmanuel

El Papa dice a Chiara Amirante: “Tengo a Medjugorje en el corazón, muy en el corazón”

Esta noche recibimos buenas noticias sobre Medjugorje, y son de parte de Chiara Amirante. Esta es una aclaración muy importante. Lástima que el audio del vídeo que está circulando en Facebook sea difícil de transcribir. El vídeo está cortado y comienza desde el punto en que Chiara Amirante está hablando sobre el Papa y su opinión sobre Medjugorje…

«” … e incluso él [el papa] entonces dijo: “sí, pero los frutos están ahí, y son muchos”. Yo Permanecía con el dolor por lo que había dicho acerca de Nuestra Señora: “Esta Virgen no es la Madre de Jesús”. No sé por qué, pero por gracia de Dios fui nominada por Juan Pablo II como consultora para la Oficina de Atención Pastoral de los Emigrantes; luego para la Nueva Evangelización del Papa Benedicto; y ahora en el sínodo. Esto me dio la oportunidad de hablar con el Papa Francisco. En realidad, después de su primera afirmación, tuve la oportunidad de hablar con él durante una hora, incluso sobre Medjugorje. En otra ocasión recientemente también tuve la oportunidad de hablar con él sobre Medjugorje. Y él me dijo: “Esta vez, Chiara, si puedes decirlo”, (porque otras veces tenia el secreto por el cargo). Y así, tengo la bendición del Papa para decirlo.

Fui a hablar con el Papa porque me di cuenta que las voces que rondaban por Vaticano sobre Medjugorje estaban fuera de lugar. Así que llegaron a él rumores de que habría 76.000 mensajes, un rumor que gira no se desde cuando; e hizo que el papa Francisco pensara que era verdad que Nuestra Señora daba diferentes citas todos los días, a diferentes videntes y para decir cosas diferentes. “No – le he dicho – Padre, no es realmente así, en el sentido de que en realidad los mensajes son 682 hasta hoy”. Ahí está el del 25 y luego el del día 2. Por eso, comprendo que si le informan que Nuestra Señora le da a cada minuto un mensaje aquí y allí, esto puede dar un poco de incertidumbre.

Luego me dijo estas cosas positivas [sobre Medjugorje]. Ya va un año en lo que hemos escuchado sobre los malentendidos que existen sobre Medjugorje. Así pues, ya se todo lo que él había hecho. Pero él me dijo: “Chiara, mira que soy yo quien salvó a Medjugorje, porque la Comisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe, sobre la base de tantas noticias falsas, ya había dicho que Medjugorje es todo falso. Así que salvé a Medjugorje, tengo a Medjugorje en el corazón, soy yo quien envió a Hoser porque creo, lo que también dije en la conferencia de prensa, que los frutos son muchos y son inequívocos.

Se puede decir que tengo a Medjugorje en el corazón, y que no me di cuenta que la afirmación que dije a titulo personal – que también provino de una información incorrecta – llegara con tanta fuerza. Así que puedes decir que si me importa Medjugorje, de corazón. Y que me mudo con mi delegado para mantener todo lo hermoso que hay en Medjugorje […] “.

N.B: La transcripción fue difícil por las razones ya mencionadas con respecto al audio. Pero el centro de la noticia es todo lo que hay. Chiara dice que el Papa le dijo: “Soy yo quien salvó Medjugorje”. Espero que alguien pueda transcribir el discurso de Chiara Amirante con mayor precisión; y corrígeme si es necesario. ¡Que el triunfo del Corazón Inmaculado de María llegue pronto!

Fuente: www.infomedjugorje.org

Adoración al Santísimo en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Adoración al Santísimo realizada en Medjugorje el día sábado 10 de noviembre de 2018. La Adoración fue dirigida por Fra. Marinko Šakota.

ROSAS PARA LA GOSPA

Entrevista a Marija por el P. Livio con motivo del mensaje del 25 de octubre de 2018

P.Livio: Queridos amigos, aquí tenemos en directo a Marija que nos transmitirá el mensaje de la Reina de la Paz de hoy, 25 de octubre 2018. ¡Hola Marija!

Marija: ¡Hola padre Livio! Saludo a todos los radioyentes de Radio María con mucha alegría y hoy, como cada 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, ustedes tienen la gran gracia de ser llamados a una vida nueva a través de los mensajes que les doy. Hijitos, este es un tiempo de gracia, un tiempo y un llamado a la conversión, para ustedes y las generaciones futuras. Por eso los invito, hijitos, oren más y abran su corazón a mi Hijo Jesús. Yo estoy con ustedes, los amo a todos y los bendigo con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

P. Livio: Marija, ¿puedes decirnos cuál es el sentido de este mensaje? ¿Te parece una nueva invitación a la conversión?

Marija: Me parece que últimamente la Virgen nos está llamando continuamente a la conversión, a una continua renovación, a dedicar más tiempo a la oración. La última vez dijo: “Orad más y hablad menos”. Creo que la Virgen nos está llamando de un modo más concreto hacia el camino de la conversión.

P. Livio: Es decir, la conversión es el hecho más importante de Medjugorje, pero también para aquellos que han respondido a la llamada, la conversión es un camino cotidiano que no termina nunca.

Marija: Exactamente. Es precisamente esto lo que la Virgen está diciendo en todos estos años, que nos acerquemos siempre más a su Hijo Jesús. Nuestro camino es, seguramente, una llamada constante a vivir siempre más profundamente y con alegría. Yo creo que la Virgen nos pide que no seamos cristianos tristes, el cristiano debe ser alegre y estar orgulloso de ser cristiano, dando testimonio con valentía, con alegría, con amor y con decisión. Así pues, la Virgen está preparando un pueblo de personas que responden de modo radical, bello y profundo.

P. Livio: Marija, me ha sorprendido mucho esta expresión de la Virgen: “Una llamada a la conversión, para ustedes y las generaciones futuras”. ¿Qué puede significar esto?

Marija: Para mí, es lo que he dicho antes. La Virgen quiere que nos volvamos levadura, sal y luz para los demás. Ella desea que seamos concretos. Yo pienso que la Virgen está un poco cansada de repetirnos siempre que nos convirtamos, pero igualmente, nos sigue llamando.

P. Livio: ¿Te parece que esto pueda indicar el hecho de que personas que deberían transmitir la fe a los más pequeños, es decir que deberían instruir en la fe a los hijos, los padres, lo hayan descuidado?

Marija: Yo me acuerdo de que, al principio, las personas que se convertían en Medjugorje, cuando volvían a sus casas sentían una gran necesidad de involucrar a otras personas y volvían con ellas para que redescubrieran la fe y el amor por la Virgen. Creo que es precisamente esto lo que la Virgen nos quiere dar a entender. Nosotros debemos ser esa levadura para las generaciones futuras, con nuestra oración, con nuestro ejemplo y también con nuestro testimonio.

P. Livio: Sí, es verdad. Dime Marija, también hay esta expresión que es muy bonita: “Vosotros tenéis la gran gracia de ser llamados a una vida nueva”. Es decir, la conversión es un verdadero cambio de vida, un cambio en la forma de pensar y de vivir. Una vida nueva en el sentido sobrenatural, pero también en el sentido natural.

Marija: Ahora vamos ya de cara al invierno, es decir, a un tiempo de más intimidad, nos acercamos al tiempo de Adviento y a la Navidad, por esto creo que la Virgen nos está preparando a esta conversión, a esa vida nueva. Ella quiere que vivamos ese tiempo nuevo y nosotros podemos hacerlo. El Señor nos ha creado y nunca moriremos. Morirá nuestro cuerpo, pero jamás morirá nuestra alma. Esto es lo que la Virgen nos quiere transmitir. Es un tiempo nuevo porque empieza a contar con Dios y en Dios y empieza cuando tu vida da el ejemplo.

P. Livio: Sí Marija, es muy bonito lo que acabas de decir. También se prepara para esta semana que viene la fiesta de Todos los Santos y también de todos los fieles difuntos. Esto es una invitación a mirar la meta de la vida y de la eternidad.

Marija: ¿Qué es lo que la Virgen quiere de nosotros? Que seamos uno, nosotros los de la tierra, pobres pecadores, y los santos. La Virgen pide que nos unamos por medio de la oración y pidamos a nuestros santos, santos que no son nombrados como san Juan Pablo II, que era “Totus tuus”, y otros muchos santos que no estarán nunca en los altares. Esta renovación empieza en ti, en mí, en nosotros: un padre santo, una madre santa, una familia santa. Esto es lo que la Virgen pide, una familia unida en la oración.

P. Livio: Marija, muchas veces la Virgen ha dicho que el primer paso para la conversión es la confesión y más ahora, que en la fiesta de Todos los Santos era tradición hacer una confesión general, ya que la santidad empieza precisamente con una vida de gracia, sin pecado mortal.

Marija: Sí, es verdad, porque la Virgen nos pide continuamente, no solamente orar, sino también prepararnos espiritualmente, sobre todo antes de las fiestas con la confesión, con las novenas… La Virgen nos dice que estamos viviendo en estos momentos un tiempo de gracia y si nosotros queremos recibir esta gracia, vivir en la gracia, debemos prepararnos para recibirla. La Virgen, ya desde el principio se sirvió de la parroquia de Medjugorje, de nuestras familias y después poco a poco con sus mensajes ha invitado al mundo entero, a todos aquellos que quieren abrazar el camino de la conversión, la escuela de la plegaria. La Virgen nos está llamando al camino de la oración, al camino de la conversión, al camino de la santidad de manera concreta.

P. Livio: Dime Marija, son ya dos veces seguidas que la Virgen, nos dice que hay que orar más. ¿Se trata de la cantidad de las oraciones, o bien de la calidad de estas oraciones, es decir, de las oraciones que se hacen con el corazón?

Marija: Sí padre Livio, la Virgen nos llama a orar de manera especial por nuestros difuntos, por quienes a veces nos olvidamos de rezar. Ofrecer misas, asistir a ellas y pagarlas. Yo me acuerdo que mi padre, cuando la Virgen nos pidió rezar por los difuntos, él que era de una familia pobre, siempre daba dinero para las santas misas de nuestros difuntos. Debemos estar presentes en estas misas y rezar por nuestros difuntos y este es especialmente un tiempo dedicado a ellos.

P. Livio: De hecho, rezar por los difuntos es un gran acto de caridad porque las almas del purgatorio no pueden acortar el purgatorio por su cuenta, en cambio nosotros, con nuestras oraciones, sí podemos hacerlo.

Marija: La Virgen pide que recemos por ellos.

P. Livio: Lo más importante es la misa. ¿Verdad Marija?

Marija: Exactamente, porque si nosotros volvemos a la Santa Misa, a Dios, a los sacramentos, poco a poco vamos sintiendo más necesidad de ello, de rezar más, de cambiar de vida, de asistir a la Adoración, de leer la Santa Biblia, de hacer ayuno… es decir, que una cosa va unida a la otra. Por esto, cuando alguien empieza el camino de conversión, todo eso es como el pan de cada día, sintiendo a la vez la necesidad de hacer siempre más.

P. Livio: Sí, y además como tú bien decías, al principio puede que la oración sea más bien una obligación, pero así que se va rezando, la oración se va conviertiendo en gozo.

Marija: Exactamente, y llega el momento en que sin la oración no podemos vivir. Ya no se trata de rezar una hora, veinte minutos… La oración ocupa en nosotros las veinticuatro horas del día. La Virgen desea que la oración sea vida para nosotros, porque la persona que reza y bendice, es bendición para los demás. La Virgen nos llama a ser ese frescor que, en estos tiempos, tanta falta hace en nuestras iglesias.

P. Livio: Marija, te hago una última pregunta. Es verdad que muchas personas pierden la fe, pero ¿no te parece que son muchas más las que se convierten?

Marija: Sí, son muchas las personas que se convierten. Nosotros hemos visto últimamente personas, desafortunadamente en Europa no, pero en Asia, China, Mongolia, digamos en los países más pobres, que cuando vienen a Medjugorje empiezan grupos de oración en conexión con Medjugorje y hacen muy buenos trabajos. Esto es una gracia muy grande.

P. Livio: Pero yo creo que también hay conversiones en Europa.

Marija: Sí, gracias a Dios, sí las hay, pero mucho menos y dan menos testimonio que los de otros lugares del mundo. Allí hay muchísimos grupos de oración con mucha fuerza, son verdaderos apóstoles de la Virgen y de Jesús.

P. Livio: Gracias Marija por estas bellas palabras que nos has dicho y terminamos con la oración.

Marija: Sí, terminemos invitando a todos los santos que vengan en nuestra ayuda esperando el día de su fiesta y la de los difuntos.

P. Livio: Gracias de nuevo Marija, te encomiendo a todas las personas de Radio María y debo decirte que el encuentro que tuvimos fue muy bien. La Reina de la Paz ha sembrado en todo el mundo.

Marija: Hemos rezado mucho padre Livio, os hemos ayudado con nuestra oración unidos a todos los oyentes. ¡Qué Dios os bendiga y sigáis adelante con alegría en el corazón!

Fuente: Radio Maria Italia

Traducción: Amor de Déu