Testimonio de Nacho Abad

NACHO ABAD GARCÍA (UN APÓSTOL DEL AMOR DE MARÍA) – DIEZ AÑOS DE PEREGRINACIÓN

Apóstoles de mi amor, con el calor del amor de mi Hijo, sed como los rayos del sol que calientan todo en torno a sí (Mensaje a Mirjana 2/10/2018)

En mi vida, hay un antes y un después de aquel viaje, en aquel momento era un viaje, ahora es una peregrinación.

Antes yo era de los que buscaba un aprobado del Señor, iba a Misa los Sábados o los Domingos, me encantaba la Semana Santa y rezaba lo justo o incluso menos de lo justo. Ojo, cada uno es libre de hacer lo que quiera y pueda, a cada uno nos llama de una manera.

Hubo un momento en que si no recuerdo mal me pregunté: ¿para qué voy a rezar más? Para lo que sirve… Y yo creo que ese pregunta mía llego a los oídos de la Virgen y dijo: a éste hay que enseñarle que no es así, que la oración es lo más importante para que vea que la oración sirve y que la Gospa nos oye y nos quiere.

Ahora me paso el día rezando, voy por la calle y veo a alguien que me recuerda a una persona y pienso que el Señor me lo ha puesto para que me acuerde de esa persona, porque necesita que rece por él,  y así lo hago. No sé si os pasa, que cuando rezo, creo que el Señor y la Gospa sonríen. Antes buscaba sin saberlo el aprobado y… ahora sueño con la Santidad.

Yo decía que era más de Cristo (Pasión, Buena Muerte…) que de la Virgen,  y me decía: ¿para qué le voy a pedir a la Virgen si se lo puedo pedir al Señor? de hecho le sigo pidiendo al Señor, pero la perspectiva ahora ha cambiado totalmente. Al Señor tengo que agradecer estas limitaciones porque gracias a ellas empezó mi conversión, mi curación espiritual o mi milagro espiritual, como queráis llamarlo, que es lo más importante porque, si Dios quiere, estas limitaciones son las que me van a llevar al cielo; gracias a ellas y a que iba muy bien acompañado fui a Medjugorje y si no fuera por ellas y por la compañía no sé si hubiera ido.

En Medjugorje, como dice el Evangelio, la Gospa puso el granito de mostaza de la Fe en mi corazón y yo lo voy regando con las cinco piedras, ahora cuatro, porque yo allí no vi nada exterior extraordinario lo que si sentí fue mucha paz.

Este año, por fin, (soy muy lento) me he dado cuenta de lo qué es abrir el corazón, eso que tanto se dice allí. Para mí es hacer lo que la Gospa te pide, por ejemplo, las cinco piedras o, por lo menos, intentarlo y eso es lo que creo que me ha cambiado.

Gracias a Medjugorje, he conocido a personas extraordinarias. Subo a los Montes, a superar mi vergüenza de ser el último y que me miren… yo miro las piedras y vamos “palante”, a pesar de lo que me cuesta, pero aprendo mucho en los Montes.

Lo primero que aprendí es que hay que ser humilde para llegar a ver a la Gospa, el primer año yo escuché como el que no quiere la cosa, que había unos montes pero yo no le di importancia, por aquella época yo andaba mucho y recuerdo que en la cuesta de las tiendas previas a los Montes yo muy chulito andando de espaldas, pensaba: “esto lo subo yo con la gorra”, primera lección: humildad. Lo segundo que descubrí fue la confianza en la Gospa, la confianza en saber que la Gospa no va a dejar que ponga el pie donde me vaya a caer, que Ella me cuida. En tercer lugar, asimilé no ser soberbio para reconocer que necesito ayuda y aceptar la ayuda de quien sea, porque viene con todo el corazón. Y en cuarto lugar, entendí que la Gospa nunca nos va a dejar solos: siempre nos va a poner a alguien que nos va ayudar.

Quisiera agradecer a May y a Jaime, porque renunciaron a subir juntos por ayudarme a mí, gracias de todo corazón.

Así es la vida. Momentos buenos, cuando es fácil subir, momentos buenísimos cuando llegamos a la Cruz o a la Virgen y pensamos lo que dice el Evangelio en el Monte Tabor: “¡qué bien se está aquí!”, y momentos durísimos en los que piensas: “aquí me quedo”. Pero la Gospa siempre pone gente a tu alrededor que te ayuda. Eso es lo que llamo momento bajada.

Otra cosa que también he aprendido es que la Fe mueve montañas. Me impresiona ver la Cruz y pensar que voy a subir hasta allí, y más con las condiciones del terreno y las mías propias, me parece imposible, pero con Fe y mucha perseverancia, dos cosas de las que escaseo, se puede lograr. La Fe y la perseverancia hacen que la montaña desaparezca.

Allí la Gospa nos regala muchos momentos. Este año, por ejemplo, me ha enseñado lo que es orar con el corazón (ya he dicho que soy lento) este año la última noche, al pasar por la Virgen Blanca, en vez de hacer lo habitual al despedirse que suele ser pedirle volver  ( reconozco que siempre me cuesta irme de las iglesias, de todas, no solo allí, por si no he rezado bien, por si no he dicho algo o no lo he dicho bien) con las prisas de ir a cenar, me salió del corazón: ¡¡¡lo que Tú quieras!!!, y seguí andando. Desde entonces esa oración la he unido a mi oración favorita, que es como dice Jesús sin muchas palabras, pero profundamente, y que me gusta rezar cuando me voy de la iglesia: ¡¡¡Los Quiero, Gracias, Perdón!!!, y ahora le he unido, ¡¡¡lo que Ustedes quieran!!!.

Yo digo que Medjugorje es el mejor sitio para un Sacerdote, y para los enfermos como a mí que se les note la enfermedad, por ejemplo, a mí una señora me regaló un Rosario, otros me pusieron en un buen sitio en la aparición, etc… ¡gracias a todos!.

El año pasado gracias a la Gospa tuvimos la bendición de disfrutar la aparición en un sitio privilegiado y yo sentí que yo estaba allí no por méritos míos, sino porque estaba en representación de todos los enfermos, no hay nadie mejor a quien representar. Regalos y Bendiciones de la Gospa.

En Medjugorje hay grandes momentos, como es el momento Karlovacko, después de las subidas y bajadas, en la parra, enfrente de la Cruz y en los alrededores de la Parroquia.

Yo creo que tengo un papel en la peregrinación, dicho con toda la humildad del mundo, ya que no paso desapercibido (muy a mi pesar) creo que la gente ve en mi un ejemplo de superación o mi alegría a pesar de las dificultades, eso depende de cada uno. Ya que no aporto amigos a la Peregrinación aporto eso.

Como veis en mi vida hay un antes y un después de nuestro peregrinar (ya no digo viaje) a Medjugorje, y por eso os tengo que dar las gracias, por todo esto y mucho más, entre otras cosas, por contar conmigo, hacerme sentir útil, querido, respetado y por vuestro esfuerzo en entenderme literalmente.

Y para terminar decir al Señor, a la Gospa y a ustedes: los quiero, gracias, perdón, lo que quieran.

¿Y para ustedes que han supuesto estos diez años?

Fuente: www.centromedjugorje.org

Adoración al Santísimo en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Adoración al Santísimo realizada en Medjugorje el día martes 15 de enero de 2019. La Adoración fue dirigida por Fra. Perica Ostojić.

ROSAS PARA LA GOSPA

Entrevista de Padre Livio a Marija con motivo del Mensaje del 25 de diciembre de 2018

Livio: Queridos amigos, aquí tenemos en directo a Marija que nos dará el mensaje de la Reina de la Paz de hoy día 25 de diciembre 2018. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! ¡Feliz Navidad a todos, de todo corazón! Hoy, como cada 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, les traigo a mi Hijo Jesús que es el Rey de la Paz. Él les da la paz y que esta paz no sea solo para ustedes, hijitos, sino llévenla a los demás en alegría y humildad. Yo estoy con ustedes y oro por ustedes en este tiempo de gracia que Dios desea darles. Mi presencia aquí es un signo de amor, mientras estoy con ustedes, para protegerlos y guiarlos a la eternidad. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Livio: Marija, empecemos por la primera frase de la Virgen: “Les traigo a mi Hijo Jesús”, es decir, que hoy, como cada Navidad, traía el Niño consigo.

Marija: Sí, como cada 25 de diciembre, también hoy la Virgen ha venido con el Niño Jesús. Con Jesús, como bebé recién nacido, la Virgen ha hablado y nos ha dado el mensaje que acabo de leer. Es un gozo y una gracia para todos nosotros, especialmente hoy, que la Virgen no solamente me ha dado el mensaje a mí, que al inicio era para la parroquia de Medjugorje y después, también para todos aquellos que quieren poner en práctica estos mensajes en su vida, sino que hoy ha dado también un mensaje a Jakov. El 25 de diciembre de cada año, Jakov recibe la aparición extraordinaria, por lo tanto, hoy hemos tenido dos mensajes de la Virgen, es decir, hemos tenido una gracia doble.

Livio: Jesús se define como Rey de la Paz, ¿Qué crees tú Marija, que la paz es el mismo Jesús? ¿Que quien acoge a Jesús, acoge la paz?

Marija: Sí, sí. La Navidad es la paz. Yo siempre digo que no habría guerras si todos abrazásemos la paz de Jesús porque Jesús es nuestra paz. Miles de veces hemos oído hablar a sabios, santos, papas y otros tantos del día de Navidad como el día de la paz. Esperemos que, no solamente el día de Navidad sea un día de paz y de reconciliación. Al inicio de las apariciones, la Virgen se dirigió a las familias que estaban en guerra entre ellas. Medjugorje era un pequeño pueblo con terrenos delimitados y a veces uno quitaba un poco de terreno a otro y por ese motivo, algunos campesinos se hacían la guerra pegándose con violencia. Muchas veces, eran enfados que duraban años. Cuando se acercaba la Navidad, la Virgen nos preparaba para la paz. En los primeros años íbamos de una casa a otra, de una familia a otra para pedir perdón por la paz que les habíamos quitado. La Virgen, en el mensaje de hoy, creo que quiere llamarnos de nuevo a dar la paz, a pedir la paz, a trabajar y colaborar por la paz.

Livio: Cierto, pero, tal como te dijo el jueves 26 junio de 1981, en su segunda aparición, te dio el mensaje de la paz subrayando que, en primer lugar, la paz se tiene que hacer con Dios porque si primero la hacemos con Él, después la podemos llevar a nuestros hermanos. Pero si no la hacemos primero con Dios, no podremos llevarla a nuestros hermanos.

Marija: Sí, es verdad. Sobre todo, con la confesión, no solamente por Navidad, cuando muchos se acuerdan solo ese día de ir a la iglesia. La Virgen nos pide mucho más. Para estar en gracia, debemos decir sí a la gracia de Dios, para ser portadores de paz, debemos adquirir esa paz que Él nos ofrece. Debemos trabajar nuestro interior para no tener reacciones de odio o de violencia y ser, por el contrario, portadores de paz, con alegría y humildad, tal como hoy ha dicho la Virgen.

Livio: Sí Marija, como tú muy bien has dicho, en este tiempo de gracia de la Navidad, hacemos la paz con Dios sobre todo con la confesión. Es decir, con el arrepentimiento de nuestros pecados y con el propósito de una vida nueva. Una vida en la que intentemos hacer la voluntad de Dios.

Marija: Efectivamente. La cosa más bonita que veo en Navidad es acercarse al Niño Jesús. No como tantos que hablan de la fiesta, pero no hablan de Jesús. No se habla de la Sagrada Familia como un ejemplo para nosotros. Las familias en oración, en humidad, en obediencia a Dios. También nosotros debemos vivir esa humildad, esa obediencia y también esa alegría de la que habla la Virgen.

Livio: Llevar la paz con alegría. ¿Qué te parece que quiere decir? ¿Llevar la alegría que tenemos en nuestro corazón, porque esta alegría en el corazón la tenemos cuando estamos en paz con Dios?

Marija: Sí. Debemos trabajar en ello con la oración con la ayuda de la Virgen que nos quiere guiar a la eternidad, como bien nos dice en la última frase del mensaje. Si nos ponemos como meta la vida eterna, quiere decir que ya estamos en camino, ya estamos protegidos y guiados por la Virgen. Ella nos lleva a Jesús, nos lleva a la adoración. Hoy, de manera especial, nos lleva delante del pesebre, delante de ese Niño pequeño e inocente, pero, que hace algunos años nos dijo: “Yo soy su Rey”. Él nos ama y quiere guiarnos, y nosotros debemos permitirle abrir nuestro corazón y nuestra mente a esa invitación que nos hace.

Livio: Quiero seguir sobre la frase: “llevar esa paz a los demás con humildad”. He visto que también en un mensaje dado a Mirjana recientemente, la Virgen invita a dar testimonio con humildad. Es decir, es como si la Virgen nos dijera que si somos creyentes es por haber recibido un don de Dios y debemos acercarnos a los demás sin sentirnos superiores porque de lo contrario, la gente se alejará en vez de acercarse.

Marija: Yo veo que hoy en día hay mucha confusión. No sabemos quienes somos ni de donde venimos. La Virgen es muy clara. Ella nos está llamando. Jesús nos está llamando y nos dice que la presencia de la Virgen es fruto del amor de Dios para con nosotros. Es decir, la presencia de la Virgen entre nosotros es una invitación a la conversión. Durante todos estos años, la Virgen nos repite que sin Dios no tenemos ni futuro ni vida eterna. Por esto, debemos volver a Dios, volver a los Sacramentos. Hay confusión en el mundo, una confusión que se puede apreciar sobre todo durante estos días aquí en Italia de impaciencia, de odio, de rabia. No me deja de sorprender esa actitud de pasotismo. Quizá es porque Medjugorje es un lugar especial, privilegiado, protegido, no sé… Cuando llega a ese lugar gente pagana, dice que se respira un aire diferente, una positividad tal que algunos dicen incluso de tocarse para recibir esa positividad. A veces me los miro y pienso cuánta confusión hay en ellos. Pero en el fondo, llega esta pobre gente en busca de sí mismos, en busca de Dios, aunque en muchas ocasiones, con estas nuevas ideologías “new age”, con la positividad y negatividad y muchas otras cosas. Pero yo digo que debemos ser cristianos de verdad. La persona cristiana es alegre, una persona de encuentro, respetando a cada uno de nosotros. Puede ser un enfermo, un negro, un blanco, un chino… no importa su procedencia, respetando nuestras tradiciones, nuestra forma de vivir, pero amándonos. Es muy bonito ver que en Medjugorje no se pregunta de donde se viene, se llega con un mismo objetivo: amar y aprender a amar a Dios siempre un poco más. Este es el respeto recíproco: amar a todos con el amor de Dios. Puede ser un anciano de un geriátrico, puede ser un enfermo en un hospital. Son muestras de amor con un pequeño gesto que a menudo, por falta de paciencia, no hacemos. A veces, ni siquiera tenemos paciencia de testimoniar. La Virgen, también hoy, nos pide ser testimonios.

Livio: La Virgen dice: “Yo estoy con ustedes y oro por ustedes en este tiempo de gracia”. Ciertamente, este tiempo de las apariciones, es un tiempo de gracia, un don muy grande de Dios. Marija, ¿llegará el día en que finalizará este tiempo de gracia?

Marija: Para nosotros, este es un tiempo muy especial. Cuando finalizaron las apariciones cotidianas a Jakov, estaba realmente desesperado porque no sabía cómo debería actuar. Después lo fue entendiendo y reconociendo que esto es una gracia. Hoy, estamos viviendo, no solamente nosotros los videntes, sino todos, como si la presencia de la Virgen entre nosotros fuera algo normal. No somos conscientes de la gracia que Dios nos está dando enviándonos a su madre. Tal como le dijo a Juan a los pies de la cruz, Jesús nos la da también a todos nosotros.

Livio: Yo me pregunto ¿Cómo haremos cuando no haya más mensajes?

Marija: Yo creo que, siendo una gracia, la tenemos que aprovechar día a día con alegría. Mientras tengamos a la Virgen entre nosotros, debemos vivirlo con esperanza.

Livio: Obviamente, tenemos la Sagrada Escritura, pero la Virgen nos ayuda a profundizarla. Es la lectura del Evangelio la que nos nutre tanto.

Marija: Sí, la Virgen nos dijo que pusiéramos la Sagrada Escritura en un lugar visible de nuestra casa y la leyéramos cada día. No debemos solo leer los mensajes de la Virgen, sino que, tal como Ella dice, debemos leer la Sagrada Escritura y también la vida de los santos e imitarlos. La Virgen nos dice también que nos acerquemos más a los Sacramentos, a Dios, a sus Mandamientos. Además, la Virgen nos llevó desde la montaña de las apariciones a la Iglesia. Es decir, que somos miembros de la Iglesia, unidos en un solo cuerpo. La Virgen nos quiere ayudar a mejorar para llegar a la santidad.

Livio: De hecho, su presencia aquí es el signo de que Dios nos ama. Es un don extraordinario.

Marija: Sí, es una gracia. Yo siempre digo que no somos conscientes de la gracia que estamos viviendo. Una gracia de Dios. La Virgen nos repite que Dios le ha permitido estar con nosotros. Porque, aunque la Virgen quisiera estar con nosotros, si Dios no se lo permitiera, Ella no podría hacerlo. En cambio, Jesús ha permitido a la Virgen venir aquí para guiarnos. Nosotros, al principio, pensábamos que probablemente las apariciones iban a durar poco tiempo, como en Lourdes, o Fátima. Lo comparábamos con esos lugares cuando la gente venía y nos lo contaba, pero aquí no ha sido así. Por esto, es un tiempo de gracia. En estos días me han mandado una descripción del milagro de Guadalupe a través de esa tela con la imagen de la Virgen, que han estudiado unos científicos, y dicen que bajo esa pintura de una mujer embarazada se siente el latido de un corazón de niño. Dios nos sorprende continuamente, a pesar de que nosotros no somos conscientes de ello plenamente. Dios quiere que volvamos a Él, porque sin Dios no tenemos ni futuro ni vida eterna. Nosotros, en cambio, estamos siempre en la duda. ¿Dios me ama, no me ama? Parece un juego de niños. Pero ahora tenemos la presencia real de la Virgen, además Ella siempre ha hablado muy claramente diciendo que debemos volver a Dios y convertirnos. Estamos llamados a ser gente nueva que abraza a Dios, que abraza la santidad, que abraza un camino nuevo en la paz y ser portadores de ella. Pidamos al Espíritu Santo que nos ayude, que nos guie.

Livio: Sí, además, la Virgen una vez nos dijo que había venido a decirnos que Dios existe.

Marija: Sí.

Livio: Marija, como última pregunta te quería decir que cuando la Virgen dice que está aquí para protegernos y guiarnos hacia la eternidad, esto está muy claro, pero el hecho de que el Cielo se abra cada día para descender a la Tierra, ello nos indica que la eternidad existe, que el Paraíso existe, es precisamente su presencia la que nos asegura la eternidad. Hoy en día, muchos dicen que con la muerte todo se acaba, en cambio, la presencia de la Virgen nos dice que el Paraíso existe. ¡Yo encuentro que este es un mensaje extraordinario!

Marija: Es verdad, este es el mensaje más importante. La Virgen después de que nos enamoráramos de Ella, nos llevó a su Hijo Jesús y nos dijo que no debíamos ser áridos, no debíamos ser tibios. La Virgen, con su presencia aquí en Medjugorje, hizo que, incluso nosotros siendo niños, tuviéramos la fuerza de gritar. Para nosotros era como Pentecostés. Su presencia entre nosotros era una oración continua, sobre todo los primeros años. Aunque también hoy, cuando llegan los peregrinos sienten aquella frescura de la belleza, lo extraordinario de la cotidianidad de una pequeña parroquia. Se palpa la presencia de la Virgen, sobre todo en momentos como en la Adoración delante del Santísimo. Puedes sentir que Jesús da calor a todo lo que es gélido, que endereza todo aquello que está torcido, que clarifica lo confuso, Tantas familias salvadas, tantas personas que han vuelto a Dios, a la oración, que han visto con claridad y han vuelvo a sus casas con corazón renovado sabiendo lo que deben hacer. Jesús llega a lo más íntimo de los corazones.

Livio: Sí, claro. Es Jesús el que convierte. Es el Espíritu Santo el que convierte. Nosotros somos pobres instrumentos.

Marija: Pero debemos decir que la Virgen es quien da un empujoncito a Jesús con todo su corazón. Ella ve nuestra pobreza, ve nuestra confusión, ve nuestras imperfecciones, y al mismo tiempo, es Ella quien nos consuela, quien nos ama, quien nos guía a su Hijo Jesús para poder llegar a ser beatos.

Livio: La Virgen, en su mensaje, nos dice que está aquí para protegernos. ¿De qué te parece que deba protegernos? ¿Cuáles son los peligros más graves en la actualidad, según tu parecer?

Marija: Yo creo que el mayor peligro es perder el alma. Piensa en quien tiene 90 años de tribulaciones y luego pierde el alma. Por esto creo que el cometido más importante de la Virgen es el de llevar las almas a Jesús. Si la Virgen está aquí es para ayudarnos. Ella no nos necesita, pero siente un gran amor por nosotros y sabe que existe Satanás, que el mal existe y se inmiscuye con el egoísmo, la prepotencia, el modernismo (nosotros teníamos el comunismo), todas las distintas ideologías que no hacen más que confundirnos: si somos un hombre, si somos una mujer, si somos niños, si somos adultos ya que tantos adultos se comportan como adolescentes, se van de la familia buscando otros amores y hoy te amo, mañana no te amo, igual que niños sin responsabilidad. La Virgen ve que estamos viviendo en una gran confusión y quiere y nos dice que volvamos a Dios y así obtendremos la claridad y con ello el premio eterno.

Livio: También hay el grave peligro, para los cristianos católicos, de perder la fe.

Marija: Por ello, la Virgen nos quiere llevar a la perfección. La perfección significa tener como huésped en nuestro interior al Espíritu Santo (que es Dios) a través de la confesión, la comunión, asistiendo a misa cada día (siempre que sea posible) y así, Jesús estará con nosotros. Y… ¿Quién estará contra nosotros, si Jesús está con nosotros? ¡Él nos ayudará! Yo veo que las personas que han abrazado la santidad, son personas sensibles, bellas, claras. Yendo a los monasterios de clausura te das cuenta de lo bellas que son esas monjas. Como Madre Teresa de Calcuta, a pesar de haber vivido muchas tribulaciones, tenía su mirada fija en Jesús. Pero Ella, junto con sus hermanas, oraban durante horas por la mañana muy temprano antes de ir a la misión. Nosotros deberíamos también tener más tiempo para Jesús, para estar con Él, para conocerlo mejor, como nos dice la Virgen.

Livio: Bien Marija, gracias de todo corazón por este testimonio tan bello.

Marija: Especialmente ahora que tenemos tantos pesebres en nuestras casas, me gustaría decirles que busquen tiempo para estar con sus familias, que enciendan una vela, oren delante del Niño Jesús y le pidan que les dé la paz, no solo para sus familias sino para el mundo entero y que también los haga instrumentos de esa paz.

Livio: Gracias Marija, y como de costumbre te encomiendo a todas las personas de Radio María.

Marija: Siempre los tengo presentes en mis oraciones y yo también les pido que recen por nosotros. Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo. Que Dios los bendiga.

Traducción del italiano a cargo del equipo de Virgen de Medjugorje

Fuente: Radio María Italia.

Reflexión del padre Verar al mensaje del 25 de diciembre de 2018 y 2 de enero de 2019

El Padre Francisco Verar reflexiona con nosotros los últimos mensajes que la Santísima Virgen María a dado en este tiempo de navidad:

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 25 de diciembre de 2018 desde Medjugorje; Bosnia Herzegovina. Mensaje Anual por medio de Jakov Colo:

“Queridos hijos, en este día de gracia los invito al amor. Hijitos, Dios los ama inmensamente y por eso, hijitos, llenos de confianza, sin mirar hacia atrás y sin temor, entréguenle completamente sus corazones para que Dios los colme de Su amor. No tengan temor de creer en Su amor y misericordia porque Su amor es más fuerte que cualquier debilidad y temor de ustedes. Por eso hijos míos, llenos de amor en sus corazones, confíen en Jesús y exprésenle su sí porque es el único camino que los conduce al Padre eterno. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 25 de diciembre de 2018 desde Medjugorje; Bosnia Herzegovina. Mensaje Mensual por medio de Marija:

“Queridos hijos, les traigo a mi Hijo Jesús que es el Rey de la Paz. Él les da la paz y que esta paz no sea solo para ustedes, hijitos, sino llévenla a los demás en alegría y humildad. Yo estoy con ustedes y oro por ustedes en este tiempo de gracia que Dios desea darles. Mi presencia aquí es un signo de amor, mientras estoy con ustedes, para protegerlos y guiarlos a la eternidad. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 2 de enero de 2019; Medjugorje por medio de Mirjana:

“Queridos hijos, lamentablemente entre ustedes, mis hijos, hay mucha lucha, odio, intereses personales y egoísmo. Hijos míos, ¡cuán fácilmente olvidan a mi Hijo, sus palabras, su amor! La fe se extingue en muchas almas y los corazones están siendo atrapados por las cosas materiales del mundo. Pero mi Corazón maternal sabe que aún hay quienes creen y aman, que intentan acercarse lo más posible a mi Hijo, que incansablemente buscan a mi Hijo y, de esta manera, me buscan a mí. Son los humildes y los mansos que sobre llevan sus dolores y sufrimientos en silencio, con sus esperanzas y sobre todo con su fe. Son los apóstoles de mi amor.  Hijos míos, apóstoles de mi amor, les enseño que mi Hijo no solo pide oraciones continuas, sino también obras y sentimientos; pide que crean, que oren, que con sus oraciones personales crezcan en la fe, crezcan en el amor. Amarse unos a otros es lo que Él pide: este es el camino a la vida eterna. Hijos míos, no olviden que mi Hijo trajo la luz a este mundo y la trajo a quienes quisieron verla y recibirla. Sean ustedes de esos; porque es la luz de la verdad, de la paz y del amor. Los conduzco maternalmente a adorar a mi Hijo, a amar conmigo a mi Hijo; a que sus pensamientos, palabras y obras se orienten hacia Mi Hijo y que estos sean en Su nombre. Solo entonces mi Corazón estará colmado. ¡Les doy las gracias!

Fuente: www.infomedjugorje.org

¡En estos días está nevando en Medjugorje!

Compartimos algunas fotos de Medjugorje cubierto de nieve.

Fotos: Đani

ROSAS PARA LA GOSPA

“Un Medjugorje nuevo”

“UN MEDJUGORJE NUEVO”
Entrevista con Mons. Hoser sobre el futuro de Medjugorje

“¡Hemos contratado arquitectos, estamos construyendo un Medjugorje nuevo!”

De este modo, el Enviado Especial del Papa Francisco para Medjugorje resaltaba uno de los cambios que se producirán en Medjugorje como resultado de su misión, en la entrevista mantenida con Darko Pavičić para el diario bosnio Večernji list, en el segundo día del año que acaba de empezar.

Señaló, una vez más, que su presencia en Medjugorje obedece a una decisión del Santo Padre, quien lo “envió como visitador apostólico con un papel específico para la parroquia de Medjugorje, enfatizando de este modo la importancia de Medjugorje y su significado”. En otro momento de la entrevista añadió que “la atención del Santo Padre por el desarrollo pastoral que tiene lugar en Medjugorje es muy importante”. Las estadísticas demuestran que aumenta el número de peregrinos que vienen de todo el mundo y que después de su regreso a casa hacen todo lo posible para seguir viviendo en el espíritu y la devoción que encontraron en Medjugorje.

Pavičić resaltó el hecho tan “interesante de que el Nuncio Apostólico en Bosnia-Herzegovina, Monseñor Luigi Pezzuto, eligiera precisamente Medjugorje para enviar un mensaje de paz del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Paz diciendo que estamos en un lugar santo donde veneramos a María como la Reina de la Paz”. Para Mons. Hoser éste es un hecho más que demuestra la preocupación del Santo Padre por el desarrollo de la pastoral […] al comprobar el carácter internacional de Medjugorje y la presencia de numerosos peregrinos que vienen aquí para celebrar el Año Nuevo. “Es una llamada a la paz porque el primer día del Año Nuevo no solo es una importante celebración mariana sino también es el Día Mundial de la Paz, por lo que el Nuncio presentó el contenido del mensaje del Papa Francisco enviado a todo el mundo”.

En su segunda estancia en Medjugorje, que aprovecha para seguir familiarizándome con esta realidad compleja y rica, destacó dos aspectos de su misión: por una parte, el plano espiritual que aquí alcanza una gran profundidad y el segundo punto es el desarrollo material: “la infraestructura actualmente disponible es muy sencilla en comparación con la cantidad de peregrinos no sólo venidos de Bosnia-Herzegovina, Croacia y otros países balcánicos, sino procedentes de todas partes del mundo”.

Ante la pregunta sobre si tiene autoridad de gestión, Mons. Hoser respondió de forma clara que sí tiene “autoridad para actuar aquí, por ejemplo, en relación con las nuevas comunidades en Medjugorje cuya posición aún no se ha institucionalizado y cuya situación no está formalizada. La Santa Sede me ha dado plena autoridad no solo para conocer su situación, sino para actuar o posiblemente aprobar su presencia, siempre que estén en consonancia con las normas de la ley eclesiástica”. Además, señaló la importancia y competencia para fomentar un número suficiente de confesores, establecer un número mínimo de confesores fijos y, por otra, proponer unas bases para los sacerdotes que acompañan a los peregrinos durante la peregrinación.

En cuanto a su relación con el obispo local Mons. Ratko Peric quien, como es sabido está contra el fenómeno de Medjugorje, se supo que antes de Navidad, le había visitado en Medjugorje. Mons. Hoser señaló que su misión “es complementaria […] hay áreas reservadas para el obispo local y otras que competen a mi autoridad y que debo llevar a cabo de acuerdo con el mandato que recibí”.

Por otra parte, señaló la buena colaboración con los hermanos franciscanos que sirven a la parroquia de Medjugorje, valorando su gran experiencia en la guía de santuarios “yo diría que tenemos una cooperación sincera y fructífera”.

Ensalzó el desarrollo de la liturgia y de otras formas de devoción llevada a cabo por los franciscanos que son todas ellas “correctas desde el punto de vista de las enseñanzas de la Iglesia y de los reglamentos litúrgicos”.  Como mejoras a nivel espiritual señaló seguir trabajando en la formación de las catequesis a los peregrinos, congresos, seminarios, retiros, renovaciones espirituales para los sacerdotes, frailes, etc. Y en cuanto a mejoras estructurales dijo que “ya hay un grupo de arquitectos preparando proyectos para cubrir el altar exterior y la construcción de la capilla de Adoración perpetua”. Se trata de desarrollar un espacio para las celebraciones litúrgicas que se cubrirá para preservar a los peregrinos de las condiciones climáticas, el calor en verano y el frío en invierno.

En cuanto a los videntes, afirmó no haberse encontrado con ellos desde la primera de las visitas a Medjugorje, el próximo “encuentro será en un futuro. Hablé con algunos videntes durante la primera visita. Mi función especial no es investigar las apariciones ni el aspecto dogmático de estas apariciones  sino solo la atención pastoral”.

Preguntado por el informe del cardenal Camillo Ruini sobre Medjugorje dijo que no está publicado oficialmente […] así que no puedo comentar el informe. En cambio el informe elaborado por él, enviado el año pasado, fue “un gran informe y fue positivo. Y ahora estoy en condiciones de confirmar el informe del año pasado y ampliarlo con los cambios que he encontrado, los nuevos elementos que he visto y que no había comentado en el último informe”.

Mons. Hoser fue también muy explícito al referirse a la fe del pueblo croata: “La fe es una parte muy poderosa de la identidad del hombre y de la sociedad de los croatas. Para los croatas, la fe católica es un aspecto muy poderoso que ha salvado la existencia de su sociedad durante los últimos siglos que fueron muy difíciles, por ejemplo durante la ocupación turca. Creo que el número de croatas que vienen aquí confirma su apego a la fe católica, tienen una fe profunda y llena de entusiasmo. Esta es la identidad de los croatas, y no solo de Bosnia y Herzegovina, sino también de la República de Croacia y de otros países vecinos, porque los idiomas son similares en Serbia, Eslovenia, etc. Y esa es su denominación común”.

Sobre las similitudes de las apariciones de Medjugorje con las de Ruanda, donde estuvo destinado durante años, afirmó que, “según los videntes en ambos sitios las apariciones comenzaron en 1981; en Medjugorje en junio y en Ruanda en noviembre de ese mismo año. En ambos sitios faltaba la paz. La guerra en los Balcanes fue dura y difícil, y en Ruanda fue una guerra civil, un genocidio, que duró cuatro años y que también tuvo sus trágicas consecuencias”.

Finalmente, el periodista señaló el simbolismo del alojamiento destinado para Mons. Hoser, la antigua oficina parroquial donde el padre Jozo Zovko escondió a los niños y donde también tuvieron lugar diversas apariciones.

Mons. Henryk Hoser concluyó la entrevista con el siguiente mensaje:  “Oremos juntos por la decisión final sobre estos acontecimientos y para que se tome una decisión definitiva mientras nosotros vivamos”.

Fuente: www.vecernji.hr  02/01/2019
Autor: Darko Pavičić
Traducción: Diana Délic

Fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el 2 de enero de 2019

Compartimos con ustedes algunas fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el pasado 2 de enero de 2019.

Recordemos que el día 2 de cada mes la vidente Mirjana reza con la Virgen por los no creyentes. El día 2 de enero Mirjana tuvo la aparición de la Virgen ante miles de peregrinos que se hicieron presente en Medjugorje y luego le dio el siguiente mensaje:

Mensaje del 2 de enero de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, lamentablemente entre ustedes, mis hijos, hay mucha lucha, odio, intereses personales y egoísmo. Hijos míos, ¡cuán fácilmente olvidan a mi Hijo, sus palabras, su amor! La fe se extingue en muchas almas y los corazones están siendo atrapados por las cosas materiales del mundo. Pero mi Corazón maternal sabe que aún hay quienes creen y aman, que intentan acercarse lo más posible a mi Hijo, que incansablemente buscan a mi Hijo y, de esta manera, me buscan a mí. Son los humildes y los mansos que sobre llevan sus dolores y sufrimientos en silencio, con sus esperanzas y sobre todo con su fe. Son los apóstoles de mi amor. Hijos míos, apóstoles de mi amor, les enseño que mi Hijo no solo pide oraciones continuas, sino también obras y sentimientos; pide que crean, que oren, que con sus oraciones personales crezcan en la fe, crezcan en el amor. Amarse unos a otros es lo que Él pide: este es el camino a la vida eterna. Hijos míos, no olviden que mi Hijo trajo la luz a este mundo y la trajo a quienes quisieron verla y recibirla. Sean ustedes de esos; porque es la luz de la verdad, de la paz y del amor. Los conduzco maternalmente a adorar a mi Hijo, a amar conmigo a mi Hijo; a que sus pensamientos, palabras y obras se orienten hacia Mi Hijo y que estos sean en Su nombre. Solo entonces mi Corazón estará colmado. ¡Les doy las gracias!”

Fotos: Đani

ROSAS PARA LA GOSPA