Novena de Navidad

Los invitamos a rezar la novena de Navidad a María la Reina de la Paz que comienza el 16 y termina el 24 de diciembre. Recordamos que una Novena es siempre un tiempo de oración, penitencia y conversión como preparación para una gran fiesta.

Las Novenas en la Iglesia Católica se popularizaron, encontrando eco en el tiempo de oración que vivió María y los Apóstoles en el Cenáculo de Jerusalén, en la espera pentecostal del Espíritu. Por tanto, cada Novena tiene como fin: introducir a los fieles con María en el Cenáculo para actualizar la gracia de Pentecostés y, por ésta, la renovación de la fe bautismal y crismal.

Fuente: Comunidad Magnificat (Panamá)
FOTOS: “María de Nazaret”
FCM: www.centromedjugorje.org

Comienzo de las misas de Adviento en Medjugorje

Muchas parroquias viven el ambiente festivo en estos días. El domingo 2 de diciembre de 2018, se celebró el primer domingo de Adviento, se encendió la primera vela y se iniciaron las misas de 6 .am. todos los días excepto los domingos (queda suprimida durante estas semanas la misa de 7:30h.). La Iglesia de Santiago está llena hasta el último asiento en este tiempo de Adviento, durante el cual no habrá misa en idioma croata por la mañana, ya que celebraremos estas Santas Misas por las intenciones de todos y las de los difuntos. Estas Eucaristías son transmitidas en vivo por Radio Mir Medjugorje.

Que esta época del Adviento nos ayude a reflexionar de la mejor manera en nuestras vidas y a tomar decisiones que nos ayuden a mejorar aún más.

Fuente: www.centromedjugorje.org

Fue enviada por los comunistas para probar el fraude y volvió convertida

La Doctora Darinka Glamuzina fue enviada a Medjugorje por el Comité Médico de Citluk con el jefe de la clínica, el sexto día de las apariciones, 29 de junio de 1981, para estar presentes en la colina en el encuentro de los presuntos videntes con Nuestra Señora y exponerlo como un fraude. 34 años más tarde, el lunes 5 de octubre 2015, contó su increíble historia a los peregrinos en el Aula San Juan Pablo II, en Medjugorje. Habló de su interrogatorio a los videntes que le llevó a la conversión en la colina de Podbrdo.

La Dra. Darinka ahora es miembro del coro de la parroquia de Medjugorje y dijo que ella reza ahora siete rosarios al día. Les ofrecemos algunos breves extractos de su impactante testimonio:

TESTIMONIO DE LA DOCTORA: ERA 100% AGNÓSTICA

“Yo era 100% agnóstica y no creía en las apariciones. Era doctora en medicina y psiquiatría en una clínica cercana, en Citluk. Nos informaron de lo que pasaba en Medjugrje, una semana después de comenzar las apariciones y fui enviada con el Jefe de la Clínica para estar presente durante la aparición, para despreciarla y exponerla como un fraude.

Primero los habíamos llevado a nuestra clínica. Estaba segura de que de alguna manera podría separarlos o hacer que se contradijesen entre sí. Por eso seguí tratando de encontrar una manera de meterme entre ellos, para demostrar algo o romper su unidad en su historia. Pero era imposible separarlos o confundirlos. Y la madurez en sus respuestas venía de algo mucho más inteligente que el propio intelecto de su edad.

Les pregunté sobre las diferentes religiones. Dijeron: “La Gospa respondió que hay una sola fe y un solo Dios”.

Yo estaba al 99,9% convencida de que podía demostrar que todo era falso.

COMO MÉDICO ERA UN DESAFÍO: PODÍA ESTUDIAR LA “APARICIÓN” EN DIRECTO

Doctora Darinka Glamuzina 2El jefe de la clínica y yo asistimos a la aparición. Lo interesante era que podríamos asistir a la supuesta aparición (normalmente en la investigación de un hecho de estas características, desde el punto de vista médico, siempre se efectúa sobre algo que pertenece al pasado, y por eso tenemos que guiarnos por los datos y pruebas que podemos recoger). Sin embargo en este caso se anunció que la aparición se produciría a las 18:40, así que fue muy interesante para nosotros ir allí y estar presentes.

Vicka fue la más sensible y comunicativa de los videntes, por lo que me comuniqué más con ella. Le pregunté si podía hacer algunas preguntas a la supuesta Señora. La primera cosa que me sorprendió fue que, en lugar de responder inmediatamente, Vicka me dijo: “Déjame preguntarle a Nuestra Señora, y te responderé”. Esto aumentó mi interés, ya que indicó una fuente adicional de información. Sin embargo yo no estaba en lo más mínimo convencida.

“LA GOSPA DICE QUE PUEDES PREGUNTARLE LO QUE QUIERAS”

Después de preguntar Vicka se volvió hacia mí y dijo: “Nuestra Señora dice que puedes”.

La primera pregunta que hice, fue: “¿Quién eres?”.

Comencé a observar cómo reaccionaba Vicka a mi pregunta; ella la recibió, asintió con la cabeza entendiendo lo que dije, y su mirada regresó al cielo para hacer la pregunta. Luego esperó tranquila y atenta como si estuviera recibiendo una respuesta, asintió con la cabeza y se volvió hacia mí con la respuesta: “La Gospa dice: Soy la Reina de la Paz”.

Esta respuesta me confundió porque en Medjugorje y en el entorno teníamos paz. Exactamente diez años después, cuando estalló la guerra, entendimos por qué eligió este nombre. Planteé otra pregunta: “¿Cómo podemos tener paz cuando hay tantas religiones diferentes?”

Vicka inició de nuevo un proceso de volver su oído hacia mí, recibir y asentir con la cabeza mientras hablaba, y luego volverse a la Virgen, haciendo la pregunta; luego silencio mientras ella parecía recibir información y asentir con la cabeza; después otra vez se volvió a mí con una respuesta. Todo esto me impresionó, pero una vez más, de ninguna manera me convenció. Tal vez a estas alturas yo estaba aún un 90% segura de que podía demostrar que las apariciones eran un fraude.

La Gospa dijo: “No hay sino una sola fe y un solo Dios”.

ENTONCES LE PREGUNTÉ A LA VIDENTE SI PODÍA TOCAR A LA “APARICIÓN”

De acuerdo, me dije a mí misma. Entonces pregunté por qué eligió este lugar para dar un mensaje al mundo, en medio de la nada. Sería mejor un lugar como París, donde el mensaje podría hacerse famoso de inmediato en el mundo, por su posición internacional. Le pregunté a Vicka por qué la Señora había elegido venir aquí a Medjugorje. Vicka hizo el proceso de diálogo y volvió a mí con la respuesta: “Aquí las personas oran y la fe es fuerte”.

Umm… Bueno… (me dije a mí misma). Entonces le pregunté a Vicka que dijera a la supuesta Señora de la aparición si podía tocarla. No creía que la petición fuera aceptada. Entonces Vicka se volvió a mí para decirme: “La Gospa dice: sí, puedes”.

No había vuelta atrás, ya lo había pedido. Y dándome cuenta de lo que podría suceder llegué a un punto de no retorno y tuve que continuar. Me recordé a mí misma que estaba aquí en nombre de la Clínica. Le pregunté a Vicka cómo podía tocarla si no podía verla y Vicka me indicó dónde poner mi mano. Extendí mi mano hacia donde Vicka me mostró… A día de hoy no puedo describir lo que sentí en ese momento. Extendí mi mano y pude sentir que lo que había estado allí se iba. Miré a los videntes y vi sus caras que habían cambiado de una alegría extática a estar tristes y preocupados.

Le pregunté a los videntes: “Ella se ha ido, ¿no?”. Y Vicka dijo: “Sí, se ha ido”. Entonces le pregunté si la Gospa no había dicho nada y Vicka me dijo que la Virgen respondió: “Siempre habrán Judas que dudan”.

No podía creer que estas palabras fuesen atribuidas a mí. Eran tan fuertes que me confrontaron conmigo misma. Me di cuenta de que yo estaba tratando de probar que los videntes mentían, y que yo tenía la verdad. Pero de hecho ellos tenían la verdad y yo era la falsa. Era de los falsos Judas que querían traicionar a estos videntes y hacerlos aparecer como mentirosos.

ALGO GRANDE ESTÁ POR SUCEDER

Reina del CieloCuando bajé de la colina era una persona diferente. Nunca seré capaz de describir lo que sentí en ese día. Todo lo que necesitaba saber lo recibí y ya no perseguí a los videntes.

Se escuchan cosas malas de los videntes. Puedo decir que son buenas personas. Tienen que vivir en el mundo moderno, han formado una familia, reciben apariciones cotidianas y mientras tanto siguen en el mundo: ¡no es fácil! Pero les puedo asegurar que son muy buenas personas.

Después de esta experiencia he visto cómo Medjugorje ha seguido pasando las incomprensiones de los que dudan, como yo lo hice en el comienzo mismo de las apariciones. La historia se repite, pero en un modo creciente, a una escala más grande. Primero las dudas fueron a nivel local, después a nivel regional y ahora está llegando a escala mundial.  Siempre ha sido así, es como algo intermitente. Las apariciones brillan, después pasan por momentos de duda y luego la fe se hace más grande.

Ahora es a escala mundial y otra vez escuchamos al mundo lanzando sus dudas contra Medjugorje, como una vez lo hice yo. Sólo puedo decirles que cuando se producen dudas sobre Medjugorje, esta es la señal de que algo grande está por suceder. Cuanto mayores sean las dudas, mayor será la fe. Estamos al borde de algo grande que va a pasar.

Creo que estos eventos que tienen lugar en Medjugorje son los eventos más importantes en la historia de la humanidad después de la venida de Jesús”.

Fuente: Reina de la Paz TV

¡40 años de misericordia!

«Con frecuencia me hacen el comentario de que, en mis boletines mensuales, cuanto más personal soy, más mis lectores se sienten conmovidos y felices. Es por eso que hoy no dudo en compartir con ustedes una gran alegría en mi vida: el domingo 18 de noviembre celebraré en Medjugorje el 40º aniversario de mi consagración como esposa del Señor Jesús; o sea el Jubileo de mis votos definitivos en la Comunidad de las Bienaventuranzas (en aquella época denominada “Comunidad del León de Judá y del Cordero Inmolado”), a los 31 años de edad. Estoy muy lejos de haber hecho siempre buenas elecciones en mi vida, pero hay una que me colma de alegría hoy más que nunca, y es la de haberle dicho SÍ a Jesús cuando me propuso ser su esposa, algunos años antes. Cuando vuelvo a recordar el momento en que me habló al corazón, durante una adoración eucarística, tiemblo ante la idea de que bien hubiera podido decirle que no, porque me sentía totalmente libre, sin presión alguna de parte de Jesús. ¡Su humildad es fuera de serie! Fácilmente hubiera podido perderme esta gracia tan inmensa. Haberle dicho ciegamente que sí y de todo corazón fue también un regalo de parte suya.

En aquella época, no me imaginaba en qué consistiría concretamente esta aventura con Jesús, pero el hecho de que la viviría con Él me colmaba de alegría. Sólo sabía una cosa, y era que lo seguiría allí dónde me quisiera llevar. Incluso le dije: “¡hasta la China, si así lo quieres! (¡debe de haber tomado nota de ello porque efectivamente he ido muchas veces a China estos últimos años!)

El camino no siempre ha sido fácil; Dios nunca nos ha prometido la facilidad, pero sí la felicidad. Tuve, como todo el mundo, que pasar por purificaciones, pero su amorosa misericordia siempre ha sido la roca inquebrantable sobre la cual he podido apoyarme. ¡Y continuará siéndolo! Hoy le pido que por el resto del tiempo que me queda de vida en esta Tierra pueda glorificar su Nombre en todo, porque adhiero totalmente a lo que decía santa Teresita hacia el final de su vida. “¡Oh Dios mío, has superado cuanto esperaba!”

Les pido que oren por mí y por todos los consagrados, para que podamos devolverle a Cristo amor por amor. Él es nuestro único tesoro. Que Él no tenga nunca que lamentar la llamada divina que nos ha dirigido, sino que pueda exultar de alegría al ver que invertimos toda nuestra buena voluntad en seguirlo, todos nuestros pobres esfuerzos para realizar en su plenitud el hermoso sueño que proyectó para nosotros cuando nos llamó.

“Queridos hijos, nos dice la Madre de Dios, estoy con ustedes para ayudarlos a llevarlo a cabo en su plenitud”»

© Children of Medjugorje del mes de noviembre de 2018

Sor Emmanuel

¡Feliz día de la Inmaculada Concepción de María!

¡Les deseamos a todos un muy feliz día de la Inmaculada Concepción!

La Inmaculada Concepción de María es el dogma de fe que declara que por una gracia singular de Dios, María fue preservada de todo pecado, desde su concepción.

La Concepción: Es el momento en el cual Dios crea el alma y la infunde en la materia orgánica procedente de los padres. La concepción es el momento en que comienza la vida humana.

Cuando hablamos del dogma de la Inmaculada Concepción no nos referimos a la concepción de Jesús quién, claro está, también fue concebido sin pecado. El dogma declara que María quedó preservada de toda carencia de gracia santificante desde que fue concebida en el vientre de su madre Santa Ana. Es decir María es la “llena de gracia” desde su concepción.

El equipo de ROSAS PARA LA GOSPA

Entrevista a Marija por el P. Livio con motivo del mensaje del 25 de noviembre de 2018

P. Livio: Queridos amigos, aquí tenemos en directo a Marija que nos comunicará el mensaje de la Virgen de la Paz del día de hoy 25 de noviembre de 2018. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! Un saludo a todos los oyentes de Radio María. El bellísimo mensaje, que nos ha dado la Virgen esta tarde, es el siguiente:

“Queridos hijos, este es un tiempo de gracia y de oración, un tiempo de espera y de donación. Dios se da a ustedes para que lo amen por encima de todo. Por eso, hijitos, abran sus corazones y sus familias para hacer que esta espera se convierta en oración y amor, y especialmente en donación. Yo estoy con ustedes, hijitos, y los exhorto a no renunciar al bien, porque los frutos se ven y se escuchan a lo lejos. Por eso el enemigo está enojado y utiliza todo para alejarlos de la oración. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

P. Livio: Marija, este mensaje me parece muy apropiado para el tiempo de Adviento, es decir, un mensaje que nos quiere preparar para la Navidad.

Marija: Sí, un mensaje muy bonito para este tiempo de Adviento, porque es tiempo de gracia, tiempo de espera, tiempo de oración y también de donación, como dice la Virgen. Así como empieza este mensaje, me parece justamente, el mensaje de Adviento.

P. Livio: Sí, realmente, Adviento es tiempo de gracia y también es tiempo de espera. Es decir, que la Navidad no es simplemente un recuerdo, sino un acontecimiento que debe vivirse en nuestro corazón.

Marija: Sí, en nuestro corazón, pero, además, como dice la Virgen, también en nuestras familias. La Virgen dice que es tiempo de donación y debemos aprovecharlo.

P. Livio: Marija, ¿qué te parece, crees que la oración debería estar en primer lugar, sobre todo, cuando se habla de familia? Aunque son tantas las cosas que ayudan a preparar la Navidad, que ayudan a recordar este acontecimiento central de la Redención. Por lo tanto, reencontrar todas nuestras tradiciones de la Navidad de antaño y no la Navidad consumista que se vive ahora.

Marija: Sí padre Livio. En nuestro país, tenemos la tradición de una misa que se llama la misa de Adviento que se celebra muy temprano por la mañana con velas, ya que no se encendía la luz eléctrica. Esta misa es a las 5 de la mañana y es muy frecuentada. Yo cuando estoy en Medjugorje en el tiempo de Adviento, me gusta mucho porque veo que las madres llevan el pijama debajo del abrigo, para volver a la cama cuando regresen a casa, o bien tomar el café con calma y después despertar a los niños. A veces ves también a niños que vienen con los padres. Esta es una tradición croata. No sé si existe en Italia, quizá existía antiguamente.

P. Livio: El peligro de nuestro tiempo y también de nuestras familias cristianas es que el tiempo de Adviento transcurre en medio del consumo. Es verdad que también hay cosas bonitas, pero ¡ay de nosotros si nos falta la oración personal y familiar! Es muy bonito hacer el belén, pero de tal manera que pueda ser recordado y celebrado como el día en que nació Jesús.

Marija: Es verdad, ahora hay mucho consumismo, por eso la Virgen nos dice que es un tiempo de espera, de oración, un tiempo de gracia. También un tiempo de amor, un tiempo de Dios ya que nos pide poner a Dios ante todo.

P. Livio: Sí, también la palabra “donación” es probablemente para indicar cómo Dios se nos da, como dice la Virgen: “Dios se da a ustedes para que lo amen por encima de todo.” Esta donación que la Virgen espera de nosotros, es justamente el don de nuestro corazón. La primera donación debe ser para Jesús el día de Navidad.

Marija: ¿Te acuerdas, que ya en los primeros años, la Virgen pidió a nuestro grupo de oración, ofrecer al Niño Jesús en el pesebre, una flor como señal de la donación de nuestro corazón? Yo me acuerdo de aquellos tiempos con una nostalgia y alegría muy grandes porque éramos muy jóvenes y la Virgen infundía entusiasmo en nuestros corazones. Además, en Medjugorje todo se vive con un espíritu diferente, aquí reina la Virgen, esta es la tierra de la Virgen. Aquí, cuando la Virgen habla, se escucha de manera especial. Yo creo que aquí todo se vuelve celestial, incluso las cosas cotidianas, es como si aquí en Medjugorje todo lo viéramos con los ojos del Cielo. Todo lo que la Virgen nos decía, lo cumplíamos porque Ella lo pedía y ello nos proporcionaba una alegría inmensa. Me acuerdo de aquella vez en que cada uno de nosotros buscaba una flor para ofrecer al Niño Jesús. Aquí en Medjugorje, con el comunismo, no había tantas flores, bueno había claveles rojos porque era la flor oficial del comunismo y se encontraban en cualquier lugar. Pero nosotros fuimos hasta Mostar, Čitluk… bien lejos de aquí porque no había ninguna floristería. Queríamos tener una flor para cada miembro de nuestras familias y esto se volvió un reto para nosotros. Pensar en ir a buscar flores a Mostar, que dista 28 km. de aquí, para ofrecer a Jesús, era para nosotros muy emocionante y este recuerdo me llena de una alegría enorme.

P. Livio: Aquí en Medjugorje me parece que hay la bonita tradición del pesebre viviente que, por otra parte, deberíamos hacer también, en pequeño, en nuestras familias.

Marija: No solamente en las familias, yo creo que también delante de nuestras casas. En el periodo comunista estaba prohibido, pero ahora que podemos, hagamos el pesebre donde se pueda: delante de la casa, en el balcón, en las ventanas… Debemos mostrar que para nosotros el pesebre es importante. A veces voy a la librería a comprar postales de Navidad y me dan postales con papá Noel o un árbol, y cuando yo les digo que esas no son postales de Navidad, me miran sorprendidos y me aseguran que sí lo son. Entonces, les tengo que dar la explicación de que las de Navidad solo son esas en las que aparece el pesebre. El pesebre es la Navidad. Estas son también muestras de nuestra fe. No pongamos árboles, muñecos o tantas otras cosas que se suele poner, ¡pongamos el pesebre! Hagamos esa pequeña publicidad, por así decir, que cada uno de nosotros podemos hacer.

P. Livio: Claro que sí. Pongamos al menos al Niño Jesús, ya que Él es el homenajeado. Se celebra una gran fiesta para Navidad, pero hay mucha gente que no sabe lo que realmente se celebra.

Marija: La verdad es que así es. Hoy en día se vive con mucha confusión, por esta razón, nosotros debemos ser muy claros y testimoniar. Yo no digo que no pongamos un árbol, pero si lo hacemos, pongamos debajo del árbol el pesebre.

P. Livio: En este tiempo de Adviento, deberíamos también rezar el rosario en familia porque no hay otra manera mejor para preparar la Navidad.

Marija: Sí, es un reto muy bonito. Es también una manera de empezar y después, poco a poco, se vuelve algo cotidiano. Es precisamente esto lo que la Virgen nos pedía desde el principio. Primero nos pedía rezar la coronilla de los 7 Padrenuestros, Avemarías, Glorias y el Credo, después siempre un poco más, y así hasta que nuestra vida se volviese oración. Esto no significa que nosotros debamos rezar las 24 horas del día, pero sí debe hacerlo nuestro corazón. Esto es lo que la Virgen desea.

P. Livio: Marija, me ha impresionado mucho una frase del mensaje de hoy que también dijo en el mensaje de Mirjana en el mes de octubre. La Virgen decía en aquel mensaje que, incluso el más pequeño gesto de bondad, puede frenar la ola amenazante del mal. En el de hoy, dice la misma cosa, pero de manera más contundente. Dice así: “Exhorto a no renunciar al bien, porque los frutos se ven y se escuchan a lo lejos. Es decir, que quizás no nos damos cuenta de que el bien, la verdad, el amor, las cosas buenas, tienen una importancia fundamental para vencer el mal en el mundo.

Marija: Sí, así es. La Virgen es siempre positiva, por eso nos dice que el bien llega lejos, ya que los frutos del bien se ven, se sienten y se extienden.

P. Livio: Sí, a pesar de no hacer mucho ruido, como bien dice el proverbio: “Hace más ruido un árbol que cae, que un bosque que crece.” La verdad, es que la frase: “los frutos se ven, se escuchan y van lejos”, me impresiona. Creo que no somos conscientes de lo importante que puede ser para nosotros si durante el día rezamos una oración, tenemos unas buenas palabras con alguien, damos un buen testimonio, hacemos una obra buena…

Marija: Sí, es verdad. Yo lo veo en muchos peregrinos, sobre todo al principio, cuando llegaban a sus casas con tanto entusiasmo y regresaban a Medjugorje con otros peregrinos, a los que habían animado con sus testimonios. Yo veo que cuando se siente el bien, se comunica. En nuestros días, parece que se sobrepone el pesimismo, el encerrarse en uno mismo. Por esto, la Virgen nos pide tener una vida de amor, de oración, de entrega a los demás.

P. Livio: Sí, sin la necesidad de hacer propaganda, digamos, sin tener que anunciarlo con un trombón; silenciosamente, pero de modo irrefrenable, algo que nos debe animar a hacerlo.

Marija: Por esto, la Virgen dice que el enemigo está enojado y utiliza todo lo que puede para alejarnos de la oración. Porque una persona que reza, es una persona positiva, una persona que tiene mucho que dar y compartir con los demás. Por eso la Virgen insiste tanto en la conversión. Todos necesitamos la conversión, todos necesitamos de Dios.

P. Livio: La clave de la conversión, es la confesión. Me acuerdo que años atrás, había unas filas enormes para la confesión y de imprevisto, hubo una caída notable de esta buena costumbre. Sin embargo, ahora parece que se está retomando, gracias a la Reina de la Paz. Es decir, debemos saber que no podemos acoger a Jesús en nuestro corazón, si estamos en pecado mortal.

Marija: La Virgen dice que tenemos necesidad de la gracia, pero si estamos en pecado, no podemos recibirla. Por lo tanto, confiésate y empieza un camino con Dios y entonces recibirás la gracia porque Dios te escuchará. Di sí a los Mandamientos de Dios, di sí a la gracia de Dios. Por esto, en el tiempo de Pascua, en el tiempo de Navidad, es decir, antes de cada fiesta importante, la Virgen nos pide hacer alguna renuncia, algunas oraciones especiales como las novenas… y con estas pequeñas cosas, ya vivimos un tiempo en la gracia. Es como una novia que antes de casarse, debe preparar el vestido, ir a tomar medidas, probárselo, etc. Pues así debemos hacer también nosotros, prepararnos para este tiempo que viene. La Virgen dice que debemos abrir nuestro corazón, abrirlo a nuestras familias, abrirlo a la oración, ya que este es un tiempo de espera, un tiempo de entrega y, sobre todo, un tiempo de encuentro con Dios.

P. Livio: Deberíamos hacer de nuestro corazón una cuna donde poder poner al Niño Jesús. Una cuna rebosante de amor y de paz.

Marija: Exactamente. Donde la paz es Dios en oración. Donde no hay oración, no está Dios.

P. Livio: Una frase dice que el enemigo está enojado, pero nosotros debemos enojarlo, porque es cuando hacemos el bien y rezando cuando él se enoja, aunque después nos quiera molestar o quiera vengarse de nosotros, ¿no Marija?

Marija: La Virgen nos dijo que el diablo está atado a la cadena y nosotros no debemos querer nada con él. Nosotros hacemos nuestro camino siguiendo los Mandamientos de Dios e intentando hacerlo lo mejor posible. Obviamente, nadie es perfecto, nadie está completamente convertido, pero estamos en ese camino y tenemos mucho que hacer, empezando de nuevo cada día intentando mejorar esto y aquello. Yo creo que hoy en día, en los cristianos, lo que más sorprende es, tantas veces, la tristeza, la falta de entusiasmo de ser cristianos. Hay tantas personas en el mundo que están muriendo por Jesús, dispuestas al sacrificio, y en cambio nosotros, que vivimos en una Europa opulenta, somos tan insignificantes.

P. Livio: Sí, es verdad. Somos tibios como dice el Apocalipsis.

Marija: Yo diría que más que tibios, es que no interesa en absoluto. Muchas veces, empiezo a hablar y parece que no interesa. Una vez, estaba hablando con una mamá y me dijo que ella no creía y que no le interesaba. ¿Cómo podemos, pues, hablar de conversión a alguien a quien no le interesa?

P. Livio: Sí, pero cuando llegará el momento de los secretos, entonces se interesarán todos.

Marija: Yo creo que lo mejor es dar buen testimonio, es mostrar cómo Dios nos da esta fuerza de ser testimonios con entusiasmo. Esto es lo que yo estoy intentando con mi vida, aunque no siempre lo consiga. Hace unos días vino una mamá y me dijo: “Sabes Marija, mi hijo de 14 años se encontró contigo y ahora está tan feliz, que, cada vez que se acuerda de vuestro encuentro, habla con mucho entusiasmo de ti.” Y yo dije: “Gracias a Dios”. Me siento muy feliz cuando con nuestra vida, con nuestro entusiasmo, con nuestro testimonio, logramos impresionar a los demás. Ayer era el aniversario de la muerte del Padre Slavko y, ¿te acuerdas padre Livio que la Virgen había dicho en un mensaje que Padre Slavko había nacido en el Cielo?

P. Livio: Sí. ¡Un mensaje muy bonito!

Marija: Padre Slavko con su entusiasmo, con la vida de conversión que vivió, cuando vino aquí a Medjugorje, porque él era psicólogo y debía estar cerca de nosotros, se enamoró de la Virgen, se enamoró de sus mensajes, haciendo de ellos su vida. Hablaba siempre con una alegría inmensa. Me acuerdo que cuando venía a nuestras casas, era cosa de unos 10 o 15 minutos, pero parecía que fuese una hora por cómo nos contaba las cosas y los niños esperaban felizmente su visita. Era, en verdad, un hombre feliz.

P. Livio: Padre Slavko se tomó muy en serio la misión que la Virgen le dio, entregándose enteramente a ello.

Marija: Sí, me acuerdo que cuando hubo varios enfermos psíquicos que madre Elvira no podía acoger, padre Slavko dijo que debían quedarse en Medjugorje, porque si nosotros no les dábamos esperanza aquí donde hay el Cielo, ¿quién se la habría podido dar? Yo creo que no somos conscientes de esta esperanza que Dios nos está dando a través de la Virgen.

P: Livio: Sí, creo que este es un pecado de nuestro tiempo, ya que hay muchas personas que no lo toman ni siquiera en consideración, como Ella misma ha dicho.

Marija: Lo más hermoso es que la Virgen continúa con su proyecto poco a poco, con serenidad y gozo. Yo tantas veces, cuando veo que la gente no escucha sus mensajes, me digo que sí yo fuese la Virgen, me enfadaría, en cambio Ella es siempre positiva, mantiene la esperanza, siempre con el deseo de llevarnos a todos al Paraíso.

P. Livio: Gracias de todo corazón Marija por esta introducción al Adviento y a la alegría de la Navidad y te encomiendo a toda la familia de Radio María.

Marija: Por supuesto padre Livio. Aquí en Medjugorje, ahora, hay pocos peregrinos, pero mucha felicidad y viviendo el tiempo de gracia, tal y como dice la Virgen. Nos unimos en la oración, especialmente con los enfermos y con las personas que se sienten solas. Pido a las personas que sufren, que ofrezcan sus sufrimientos a la Virgen para que Ella los lleve a Jesús para una Navidad llena de paz. ¡Que Dios os bendiga a todos!

Traducción: Equipo Asociación Amor de Déu

Vídeo de la aparición del 2 de diciembre de 2018 de la Virgen a Mirjana

Compartimos el vídeo de la aparición del día 2 de diciembre de 2018 de la Virgen a Mirjana en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina.

Mensaje del 2 de diciembre de 2018 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos Hijos, cuando vienen a mí, como a una madre, con un corazón puro y abierto, sepan que los escucho, los aliento, los consuelo y, sobre todo, intercedo por ustedes ante mi Hijo. Sé que desean tener una fe fuerte y manifestarla de la manera correcta. Lo que mi Hijo les pide es una fe sincera, fuerte y profunda; en consecuencia, de cualquier manera que la manifiesten es válida. La fe es un secreto maravilloso que se guarda en el corazón. Ella se halla entre el Padre Celestial y todos sus hijos, se reconoce por los frutos y por el amor que se tiene hacia todas las criaturas de Dios. Apóstoles de mi amor, hijos míos, confíen en mi Hijo. Ayuden a todos mis hijos a que conozcan Su amor. Ustedes son mi esperanza, ustedes que intentan amar sinceramente a mi Hijo. En el nombre del amor, por la salvación de ustedes, según la voluntad del Padre Celestial y por mi Hijo, estoy aquí entre ustedes. Apóstoles de mi amor, que sus corazones, con la oración y el sacrificio, sean iluminados por el amor y la luz de mi Hijo. Que esa luz y ese amor iluminen a todos los que encuentran, y los haga regresar a Mi Hijo. Yo estoy con ustedes. De manera especial, estoy con sus pastores. Los ilumino y los animo con mi amor maternal para que, con sus manos bendecidas por mi Hijo, bendigan al mundo entero. ¡Les doy las gracias!”

ROSAS PARA LA GOSPA