¡Fray Danko Perutina participará en el próximo Congreso María Reina de la Paz de Honduras!

El pasado 31 de enero, festividad de San Juan Bosco, Mons. Henryk Hoser -ante la petición del Provincial de los Franciscanos, Fr. Miljenko Šteko– autorizó a Fr. Danko Perutina para que participe en el IX Congreso Hispanoamericano María Reina de la Paz de Honduras, organizado por la Fundación Centro Medjugorje.

Desde el Congreso 2013 celebrado en Panamá, fr. Danko no viajaba al continente americano, donde ha estado en numerosas ocasiones extendiendo los mensajes de la Virgen y el proyecto de la Fundación Centro Medjugorje para los países de habla hispana, proyecto que él mismo concibió hace casi diez años, por lo que este encuentro tendrá un significado muy especial, más en estos momentos en los que Medjugorje vive una nueva e ilusionante etapa con la llegada del enviado especial del Papa Francisco, Mons. Hoser.

Fuente: www.centromedjugorje.org

 

Nuestra alegría es la eternidad

P. Livio: Me gustaría decir que en la vida se pueden vivir muchas alegrías, pero, no sé cómo decirte, son pequeñas alegrías de este mundo. Pero si se ora con el corazón, aunque por pocos minutos, en el silencio, se siente Su presencia, se siente una alegría de Paraíso. ¿Verdad Marija?

Marija: Sí, es verdad. Si tenemos a Dios en el corazón, aunque nos sacuda cualquier terremoto en nuestra vida, igualmente mantendremos la alegría, porque la nuestra es una alegría de eternidad. Creo que la Virgen, en todos estos años, ha puesto en mi corazón y en tantos otros su sombra. Yo digo que cuando la Virgen nos mira, es el Cielo que nos contempla. Ella nos mira con los ojos del Cielo, no con los de la Tierra. La Virgen posee una alegría inmensa a pesar de estar también en la Cruz, de haber vivido la Pasión de su Hijo Jesús, pero Ella, con los ojos del Cielo, lo ve todo de otra forma. La Virgen nos quiere ayudar, nos quiere impulsar a obtener esa dicha.

Fuente: Entrevista a Marija por P. Livio para comentar el Mensaje del 25 de Mayo

«Ya nada era como antes»: tras ir a Medjugorje dejó las altas finanzas y ofreció su talento a Dios

Federica, al volante en uno de los viajes a Medjugorje que ha realizado en estos años

Federica Picchi es una mujer formada, independiente y con una larga trayectoria profesional con gran éxito que la llevó a pasar por grandes compañías de la City de Londres. Sin embargo, una serie de acontecimientos en su vida como la enfermedad de su madre acabaron llevándola de peregrinación a Medjugorje, desde la cual su vida ya nunca fue la misma.

Esta italiana fundó en 2010 una productora y distribuidora de cine católico llamada Dominus Production, y así promover una cultura católica rica en valores, justo lo contrario a lo que ella veía en televisión.

“Es una locura”

Para ello dejó atrás una vida de éxito, a pesar de que se enfrentaba a un futuro incierto y con pocas posibilidades de éxito. “Cuando le conté a mi marido Emmanuele sobre el proyecto de crear Dominus reaccionó de esta manera: ‘Es una locura, cerrarás pronto’. Hoy es uno de mis seguidores más apasionados”, cuenta en una entrevista en Famiglia Cristiana.

Esta empresaria casada y sin hijos, aunque no por propia voluntad, asegura que “el mayor engaño de hoy es la mujer que sacrifica su vida completamente por el trabajo. La mujer tiene una gran misión en la sociedad: la familia y el cuidado de los hijos.

Federica estudio en la prestigiosa Universidad Bocconi en Milán y gracias a una beca estuvo en la Universidad de Georgetown de Washington. Pronto empezó a dedicarse con éxito al mundo de las altas finanzas y tras pasar por varios países acabó en Londres. “Trabajé en IBM, luego en la consultoría estratégica y luego en las finanzas internacionales (JP Morgan y Standard Bank. Durante años me dediqué totalmente al trabajo, sin vida privada. Además, viajaba mucho al extranjero y disfrutaba de un gran salario”, explica.

Contribuir al bien de la sociedad

Todos los ahorros de este tiempo los acabó invirtiendo años más tardes en esta productora católica, tras experimentar un total cambio de mentalidad. “Hoy concibo mi profesión de una manera diferente: no sólo una oportunidad para la realización personal sino como una contribución al bien de la sociedad”, afirma.

Pese a provenir de una familia de fe, Federica vivió su juventud ajena a Dios. Afirma en la entrevista que “la fe no fue para mí una experiencia viva de Cristo. Al contrario: durante años viví con gran sufrimiento en mi corazón. Siempre he sido una perfeccionista y he vivido presionada por un clima interior de competitividad. Sentía una sed insaciable en mi alma, pero estaba buscando la satisfacción en metas equivocadas”.

Su inolvidable experiencia en Medjugorje

Fue entonces cuando casi por casualidad acabó en Medjugorje en el año nuevo 2004-2005 tras ser invitada por un amigo. “Debería haberlo pasado en Sankt Moritz (una conocida estación de esquí), pero mi madre tuvo un tumor ese año, unas semanas antes de Navidad. Por primera vez toqué el problema clave del hombre, es decir, su limitación. Después de darme cuenta de que no había un mundo médico capaz de cambiar la situación decidí aceptar esta singular invitación. Nos unimos in extremis en un mini-grupo que partía en autobús desde Parma. No conocíamos a nadie”, recuerda.

En esta pequeña aldea bosnia, Federica asegura que “viví el año nuevo más hermoso de mi vida y respiré una paz que no había sentido desde que era niña. Percibí claramente que confiar en alguien que realmente te ama te brinda una auténtica y profunda serenidad. Durante la misa de Año Nuevo en el momento de la consagración sentí un fuerte calor. Me puse a llorar pero no fui a tomar la Comunión porque en ese momento me di cuente de que hasta ese momento nunca había sido realmente creyente”.

Estando todavía en Medjugorje hubo un pequeño detalle que le llamó poderosamente la atención. A su lado había un grupo de jóvenes católicos polacos, que “llevaban en sus rostros una alegría indescriptible. Mirando sus ojos entendí que algo estaba mal en mí. Pensé que lo tenía todo, incluso me acababa de comprar un maravilloso apartamento en el centro de Londres, pero de repente me di cuenta de que no tenía nada: me faltaba la fuente que daba la alegría a aquellas personas”.

“Ya nada era como antes”

De regreso a Londres siguió trabajando en un banco de negocios. Pero había un problema –afirma Federica- “ya nada era como antes”. Ese viaje la había “despertado de su hibernación” así que comenzó a ir a la iglesia, y se fue acercando a distintos grupos católicos.

“Conocí la rama femenina del Opus Dei, a la que admiro por valorar el llamado a la santidad en la profesión; al mismo tiempo probé el movimiento de Renovación en el Espíritu, además asistí a algunos grupos de estudio de los escritos de Don Giussani, tanto en Londres como en Italia… Continué experimentando la variedad y la riqueza de los carismas presentes en la Iglesia. Me gusta ver las diferentes asociaciones católicas como un gran ramo de flores ofrecidas a Dios, cada una con su identidad, su color y su perfume”.

Mientras vivía todo esto en su corazón, su madre estaba en la fase terminal de la enfermedad, y además su padre había muerto pocos meses antes, por lo que decidió regresar a Italia. Ya en su país viendo un día la televisión empezó a hacer zapping y descubrió que los programas de entretenimiento eran todos malos y poco recomendables. “Disgustada por la banalidad de los contenidos, pensé: ‘¡Estamos envenenando a nuestros jóvenes!’ Debemos hacer algo. Y así fue como pensé crear Dominus”, sentencia.

Cuando finalmente creó la productora en 2010 nadie apostaba a que saliera adelante. Cristiada, la película sobre la guerra cristera, fue la primera película que distribuyó Federica en Italia. Cuenta que cuando se puso en contacto con el director de programación de Uci Cinemas sólo querían darle la sala más pequeña, pues la auguraban un fracaso estrepitoso. Sin embargo, en su primer día de estreno en Milán tuvo más de 1.500 espectadores, y finalmente logró reunir a más de 50.000.

Fuente: www.religionenlibertad.com

Adoración al Santísimo en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Adoración al Santísimo realizada en Medjugorje el día martes 5 de febrero de 2019. La Adoración fue dirigida por Fra. Zvonimir Pavičić.

ROSAS PARA LA GOSPA

© Children of Medjugorje – 18 de enero de 2019

Para ver el boletín de enero de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 18 de enero de 2019

Sor Emmanuel

Mensaje del 2 de febrero de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, el amor y la bondad del Padre Celestial dan revelaciones que hacen que la fe crezca y se comprenda, y traiga paz, seguridad y esperanza. Así también yo, hijos míos, por medio del amor misericordioso del Padre Celestial, siempre y de nuevo, les muestro el camino hacia mi Hijo, hacia la salvación eterna. Pero, lamentablemente, muchos de mis hijos no quieren escucharme, y muchos de ellos dudan. Y yo, yo siempre, en el tiempo y más allá del tiempo, he magnificado (engrandecido) al Señor por todo lo que ha hecho en mí y a través de mí. Mi Hijo se da a ustedes, parte el Pan con ustedes, les habla palabras de vida eterna para que las lleven a todos. Y ustedes, hijos míos, apóstoles de mi amor, ¿a qué temen si mi Hijo está con ustedes? Ofrézcanle sus almas para que Él pueda morar en ellas, y pueda hacer de ustedes instrumentos de la fe e instrumentos del amor. Hijos míos, vivan el Evangelio, vivan el amor misericordioso hacia el prójimo y, ante todo, vivan el amor hacia el Padre celestial. Hijos míos, no están unidos por casualidad. El Padre Celestial no une a nadie por casualidad. Mi Hijo habla a sus almas y yo les hablo a su corazón. Como Madre les digo: síganme, ámense los unos a los otros, den testimonio. Con su ejemplo, no tengan miedo de defender la verdad: la Palabra de Dios, que es eterna y nunca cambia. Hijos míos, quien obra a la luz del amor misericordioso y de la verdad, siempre recibe ayuda del cielo y no está solo. Apóstoles de mi amor, que siempre los reconozcan entre todos los demás por pasar inadvertido, por el amor y la serenidad. Yo estoy con ustedes. ¡Les doy las gracias!”.

Message February 2, 2019

“Dear children! The love and goodness of the Heavenly Father give revelations which make faith grow, for it to be interpreted, that it may bring peace, certainty and hope. In this way, I, too, my children-through the merciful love of the Heavenly Father-always, anew, am showing you the way to my Son, to eternal salvation. But, unfortunately, many of my children do not want to hear me; many of my children are of two minds. And I-I always, in time and beyond time, magnified the Lord for all that He has done in me and through me. My Son gives Himself to you and breaks the bread with you. He speaks the words of eternal life to you so that you may carry them to everyone. And you, my children, apostles of my love, what are you afraid of when my Son is with you? Offer your souls to Him so that He can be in them and that He can make you instruments of faith, instruments of love. My children, live the Gospel, live merciful love for your neighbors, and, above all, live love for the Heavenly Father. My children, you are not united by chance. The Heavenly Father does not unite anyone by chance. My Son speaks to your souls. I speak to your heart. As a mother I am saying to you: set out with me, love one another, give witness. Do not be afraid, with your example, to defend the truth-the Word of God which is eternal and never changes. My children, whoever acts in the light of merciful love and truth is always helped by Heaven and is not alone. Apostles of my love, may you always be recognized among all others by your hiddenness, love and radiance. I am with you. Thank you.”

Messaggio del 2 febbraio 2019

“Cari figli, L’amore e la bontà del Padre Celeste vi danno rivelazioni che fanno sì che la fede in voi cresca e si comprenda, e vi porti pace, sicurezza e speranza. Così anch’io, figli miei, per mezzo dell’amore misericordioso del Padre Celeste sempre e nuovamente vi mostro la strada verso mio Figlio, verso la salvezza eterna. Però, purtroppo, molti miei figli non vogliono ascoltarmi, e molti miei figli dubitano. Però io, io sempre in ogni tempo, ho magnificato il Signore per tutto ciò che ha fatto in me e per mezzo di me. Mio figlio si dona a voi, spezza il pane con voi, vi dona le parole della vita eterna, affinché le portiate a tutti. Voi, figli miei, apostoli del mio amore, di cosa avete paura quando mio Figlio è con voi? Offritegli le vostre anime affinché Egli possa dimorare in esse, e possa fare di voi strumenti della fede e strumenti dell’amore. Figli miei, vivete il Vangelo, vivete l’amore misericordioso verso il prossimo, e al di sopra di tutto vivete l’amore verso il Padre Celeste. Figli miei, non siete insieme per caso, il Padre Celeste non unisce nessuno per caso. Mio Figlio parla alle vostre anime e io parlo al vostro cuore. Come madre vi dico incamminatevi con me, amatevi gli uni gli altri, testimoniate. Non abbiate paura, con il vostro esempio, di difendere la verità, la Parola di Dio che è eterna e non cambia mai. Figli miei, chi opera nella luce dell’amore misericordioso e nella verità è sempre aiutato dal Cielo e non è mai solo. Apostoli dl mio amore, che vi riconoscano sempre, in mezzo a tutti gli altri, per il vostro nascondimento, il vostro amore e la vostra serenità. Io sono con voi. Vi ringrazio.”

Mons. Henryk Hoser: Este es el momento y el lugar de conversión. Aquí es donde vivimos la nueva evangelización

El Visitador Apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje, el Arzobispo Henryk Hoser, visitó Radio Mir Medjugorje y se reunió con todos los que trabajan allí. Tuvo una entrevista muy interesante con el editor en jefe Sanja Pehar y compartió la experiencia de las dos décadas que pasó en la misión en África, comparó el santuario mariano africano de Kibeho con el de Medjugorje, habló sobre los frutos de Medjugorje,  y sobre la paz y la Navidad y, antes de nada, expresó su alegría por ser un invitado en esta estación de radio.

Le hacemos saber que todos los feligreses están muy contentos y agradecidos de que haya sido enviado a Medjugorje debido a la misión que el Santo Padre le ha confiado. ¿Cómo se siente aquí, en Medjugorje?

Respondo a esto con la misma alegría, estoy realmente muy feliz y ésta es la segunda vez que estoy aquí. El año pasado, estuve aquí como el Enviado Especial del Santo Padre para este lugar, ahora como Visitador Apostólico permanente, y estas dos misiones se distinguen mucho, porque estoy aquí ahora y necesito conocer no solo la situación, sino los problemas de este lugar y encontrar soluciones para ellos junto con mis colaboradores.

La Navidad está cerca ¿cómo sugeriría que nos preparemos, principalmente en su aspecto espiritual?

La mejor manera de prepararse es viviendo la liturgia del Adviento. Espiritualmente, este es seguramente un momento muy rico y está compuesto de dos partes, los días de preparación hasta el 17 de diciembre y la preparación inmediata desde ese día hasta la Navidad. Aquí en la parroquia nos preparamos con las primeras misas y estas misas introducen a todo el pueblo de Dios en el misterio de la Navidad.

¿Cuál es el mensaje de Navidad?

Este es un mensaje notablemente rico y quisiera enfatizar el mensaje de Paz. Los ángeles que anunciaron el nacimiento del Señor a los pastores dijeron que estaban trayendo paz a todas las personas de buena voluntad.

Jesús vino entre nosotros como niño en la familia de María y José. A lo largo de la historia, la familia siempre ha sido atacada, particularmente hoy. ¿Cómo protegemos a la familia actualmente y cómo puede el ejemplo de la Sagrada Familia ayudarnos en eso?

Primero de todo, necesitamos saber que el hombre fue creado dentro del marco familiar desde el principio. La pareja de hombres y mujeres fue bendecida por su fertilidad. La familia es la imagen de la Santísima Trinidad en la tierra y la familia está para construir la sociedad. Para que el espíritu de la familia sea preservado, cosa que en los tiempos actuales es algo muy difícil, debemos enfatizar la misión de la familia en el mundo: ser la fuente y el camino del desarrollo de la persona humana.

Arzobispo, usted es médico, sacerdote palotino, misionero, seguramente todo esto ha marcado su vida. También pasó 21 años en África. ¿Puede, por favor, compartir hoy esa experiencia de las misiones con nosotros y nuestros oyentes?

Es difícil expresarlo en tan solo unas pocas líneas. Sobre todo, ha sido la experiencia de las diversas culturas que he encontrado en África, Europa y en otros países. La mayor parte de mi vida religiosa la pasé fuera de mi hogar y de mi país. Podría expresar dos conclusiones al respecto. La primera es que la naturaleza humana es la misma en todas partes. Como seres humanos, todos somos muy parecidos, la diferencia entre nosotros es la cultura en el sentido positivo y negativo. Cada cultura tiene elementos positivos y constructivos que sirven para el desarrollo del ser humano, pero también puede contener los elementos que están destruyendo al hombre. ¡Por lo tanto, vivamos en plenitud nuestra naturaleza humana junto con todas las características positivas de nuestra cultura!

Usted también fue designado como Visitador Apostólico para Ruanda, ¿podría, por favor, comparar el santuario de Kibeho con el de Medjugorje?

Sí, hay muchos elementos similares, los eventos allí comenzaron en 1981, y Nuestra Señora en Kibeho quiso advertir a la gente de los eventos futuros, que demostraron ser el genocidio. Esta fue la misión de la Reina de la Paz, y es una cierta continuación de las apariciones en Fátima. Kibeho es un santuario reconocido, se está desarrollando y es el único sitio de apariciones oficialmente reconocido en África. Las apariciones en Medjugorje comenzaron también en 1981, unos meses antes de Kibeho, y también demostraron tener importancia con respecto a la posterior guerra en la antigua Yugoslavia. La devoción a la Reina de la Paz se está desarrollando aquí en Medjugorje y encontramos muchas similitudes con las apariciones en Fátima. La invocación de  “Reina de la Paz”, fue presentada a las Letanías de Loreto por el Papa Benedicto XV, en 1917, en el año de las apariciones en Fátima, durante la Primera Guerra Mundial y la Revolución Soviética. Podemos ver a Dios como está siempre presente en la historia humana y como Él nos envía a Nuestra Señora para estar cerca de nosotros en todo momento.

La realidad de los santuarios es muy importante en el mundo de hoy y es por eso que el Santo Padre Francisco transfirió la competencia para los santuarios de la Congregación para el Clero al Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. ¿Tiene lugar esa nueva evangelización en Medjugorje?

No hay duda sobre eso. Vivimos aquí la nueva evangelización, ya que la devoción mariana que se está desarrollando aquí es muy dinámica. Este es el tiempo y el lugar de conversión. Aquí, uno descubre la existencia de Dios en su propia vida y el deseo de Dios de estar presente en el corazón humano en la sociedad que vive como si Dios no existiera. Todos los santuarios marianos están haciendo eso.

Después de varios meses de vivir aquí, ¿cuáles considera que son los frutos más importantes de Medjugorje?

Esos son los frutos de una profunda conversión. Creo que el fruto más maduro y más importante es el fenómeno de la conversión a través de las confesiones, la paz y la reconciliación. De todo lo que ocurre aquí, este es el elemento más importante.

El Papa Francisco le nombró el 31 de mayo como el Visitador Apostólico para la parroquia de Medjugorje. Este es principalmente un servicio pastoral que desea garantizar una guía permanente y sólida para la comunidad parroquial y los fieles que vienen aquí. ¿Cómo siente la vida pastoral de Medjugorje?

La vida pastoral está todavía por alcanzar su pleno desarrollo. La calidad a la hora de aceptar peregrinos no se refiere solo a la forma material relacionada con el alojamiento y las necesidades básicas. Esto existe y funciona aquí. Por encima de todo, se debe ajustar la vida pastoral adecuada al número de peregrinos que vienen aquí. Me gustaría enfatizar dos obstáculos que he notado. A veces, cuando aumenta el número de peregrinos, no hay suficientes confesores para ciertos grupos idiomáticos. Los peregrinos vienen aquí de 80 países diferentes. El otro obstáculo es la falta de instalaciones para la celebración de las Misas en diferentes idiomas. Necesitamos garantizar instalaciones para la celebración de las Santas Misas en diferentes idiomas, sobre todo necesitamos poder tener la Adoración perpetua del Santísimo Sacramento.

Usted es polaco y sabemos que los polacos tienen especial devoción hacia la Santísima Virgen María. ¿Cuál es el papel de la Virgen en su vida?

El papel de María es realmente grande. La devoción mariana polaca es desde siempre, no olvidemos que la Madre de Dios fue declarada como la Reina de Polonia a mediados del siglo XVII. Este gesto fue también confirmado políticamente por el rey y el parlamento de aquellos días. Encontrará la imagen de la Santísima Virgen María en todas las casas cristianas de Polonia. La canción religiosa más antigua en polaco derivada de la época medieval fue compuesta en honor de la Santísima Virgen María, mientras que todos los caballeros polacos tenían el anagrama de la Santísima Virgen María en sus escudos.

La paz es algo de lo que el hombre de hoy carece, paz en el corazón, paz entre las personas, paz en el mundo. ¿Cuál es el papel de Medjugorje?  ya que sabemos que muchos peregrinos que vienen son testigos de la paz que sienten aquí, que no pueden experimentarla en ningún otro lugar.

Jesucristo vino a nosotros tomando nuestro cuerpo humano como el Rey de la Paz. Dios nos trae la paz que tanto necesitamos en diferentes niveles y “la escuela de paz” que tenemos aquí parece ayudar mucho, ya que muchos extienden la paz que sienten aquí, tanto en las áreas de silencio y oración, tanto como en otros lugares donde pueden reunirse. Todos estos elementos unidos  son los que nos llevan a la paz con Dios y con otras personas.

¿Hay algo que le gustaría decir a nuestros oyentes al final de esta entrevista?

Deseo felicitarles la Navidad a todos ustedes con las palabras que los ángeles dijeron: Paz a aquellos en quienes se apoya su favor. La Gospa nos dice que Dios nos ama a todos. Uno de los fundamentos de nuestra fe es la voluntad de Dios de salvar a todas las personas, sin excepción, y si eso no sucede, es debido a nosotros. Estamos, por lo tanto, en camino hacia un futuro brillante.

Fuente: www.centromedjugorje.org