Entrevista de Padre Livio a Marija con motivo del Mensaje del 25 de agosto

P. Livio: Queridos oyentes, aquí tenemos en directo a Marija que nos referirá el mensaje de la Virgen de la Paz de hoy 25 de agosto de 2017.

P. Livio: ¡Buenas tardes Marija!

Marija: Buenas tardes padre Livio y un saludo afectuoso a todos los oyentes de Radio María. Hoy día 25, como cada mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, hoy los invito a ser personas de oración. Oren hasta que la oración se convierta en alegría para ustedes y en un encuentro con el Altísimo. Él transformará su corazón y ustedes se convertirán en personas de amor y de paz. No olviden, hijitos, que Satanás es fuerte y desea alejarlos de la oración. Ustedes no olviden que la oración es la llave secreta del encuentro con Dios. Por eso estoy con ustedes, para guiarlos. ¡No desistan de la oración! ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

P. Livio: Este mensaje es una llamada a la oración. ¿Verdad, Marija?

Marija: Sí, es una invitación a la oración. Prácticamente todo el mensaje es una invitación a la oración, porque tal como ha dicho la Virgen, la oración es la llave secreta del encuentro con Dios. Nosotros vemos de manera especial que la Virgen nos está llamando, durante todos estos años, desde el principio, a la oración.

P. Livio: La oración es un camino. Marija, antes de llegar a lo que la Virgen dice: “Oren hasta que la oración se convierta en alegría”, es la meta de un largo camino hecho con mucha perseverancia.

Marija: No solamente eso. Nos dice que seamos personas de oración. Ya desde el principio, la Virgen nos decía: “No hablen, oren. Den ejemplo con su forma de vivir”. Yo creo que la Virgen vuelve a esos mensajes porque si conseguimos encontrar esa felicidad en la oración, nuestro corazón se llena de amor y de paz pudiendo así ser verdaderos testimonios.

P. Livio: De hecho, la Virgen habla de orar con el corazón.

Marija: Exactamente. Desde el principio, la Virgen dice que cada oración que se hace con el corazón es un gozo para Dios. Hoy la Virgen no ha hablado de una oración en particular, pero siempre pide que oremos con el corazón. Esto lo hemos entendido siempre, ya en sus primeras apariciones. La oración es el único encuentro con Dios, por eso nos insiste tanto: “Oren, oren, oren”, “Oren hasta que su vida se vuelva oración”.

P. Livio: Orar con el corazón, creo que también se refiere a nuestra forma de hablar con las otras personas. Una cosa es hablar distraídamente, discutir…, o bien hablar con el corazón. Lo mismo con la oración, puedo orar distraídamente con palabras o escuchar sin atención. En cambio, puedo hablar y escuchar con el corazón. ¿No te parece?

Marija: Es verdad. Yo recuerdo que muchas veces la Virgen nos decía que lo importante era que aprendiéramos a recitar el Padrenuestro y el Avemaría con el corazón. Pero es verdad que para llegar a hacerlo con el corazón, hay que hacerlo miles de veces, tal vez distraídos, pero con insistencia y buena voluntad. La Virgen lo dice: “Oren hasta que la oración se convierta en alegría”. Es decir, que al principio debemos esforzarnos porque no estamos acostumbrados a ello, pero cuando empezamos a tener ese encuentro, esa experiencia con Dios, todo es más fácil. Por eso la Virgen dice que la oración es la llave secreta del encuentro con Dios.

P. Livio: Sí, la Virgen nos habla de un encuentro con el Altísimo. Es decir, de la misma manera que ahora yo estoy hablando contigo y tú conmigo, en la oración, Dios te habla y tú le hablas. Es un encuentro de tú a tú, entre dos personas. En el fondo, no debería ser tan difícil.

Marija: Cierto. Estoy completamente de acuerdo porque en el momento en que la oración se convierte en alegría, es cuando se da ese encuentro con Dios. La Virgen nos empuja a ese encuentro a través del cual nos convertimos en personas de paz y en verdaderos testimonios de Su Amor.

P. Livio: Sí, pero creo que quiere decir mucho más, ya que si yo hablo con Dios, le pido lo que necesito, le pido milagros, le pido perdón, porque hablo con un Amor que es Omnipotente y me puede ayudar en todas mis cosas.

Marija: Yo creo profundamente que cuando una persona se acerca a Dios, empieza a vivir tal como Dios espera de nosotros; siguiendo Sus Mandamientos, Sus Mensajes. La Virgen nos insiste en que debemos poner la Sagrada Escritura en un lugar visible en nuestras casas para leerla a menudo. Recuerdo que cuando la Virgen empezó a dar sus primeros mensajes y debíamos hacer la traducción oficial, a veces encontrábamos alguna palabra que debíamos buscar en la Sagrada Escritura porque debido a los diferentes matices era difícil encontrar una traducción que en todas las lenguas se reflejara de igual modo. Para nosotros, hombres y mujeres de fe, la oración debe ser nuestra espina dorsal y cuando caminamos, no debemos olvidar que detrás hay toda una preparación, una experiencia en cada uno de nosotros. Algunos con Novenas, otros con la oraciones de santa Brígida, otros con el Rosario o con Padrenuestros, o bien con la coronilla de Jesús Misericordioso. Es decir, hay muchísimas formas de orar.

P. Livio: Sí es cierto, pero la Virgen dice que lo más importante es la Santa Misa.

Marija: Sí, efectivamente la Virgen dice que la Santa Misa es la culminación del encuentro con Dios en el momento de la Eucaristía. Sabes, una vez tuve una experiencia con un sacerdote que en una de sus catequesis decía que no somos realmente conscientes de que Dios está realmente con nosotros cuando durante la Misa dice: “El Señor esté con ustedes” y nosotros respondemos: “Y con tu Espíritu”. Es decir, si nosotros somos conscientes de que el Señor está con nosotros, deberíamos saltar de alegría. Por tanto, lo mismo debería suceder con la oración. Si somos conscientes de que la oración es la llave del encuentro con Dios, esta se convierte en una gran alegría.

P. Livio: Sí Marija. En pocas palabras, como decía santa Teresa de Ávila, cuando rezaba el Padrenuestro y pronunciaba la palabra Padre, se emocionaba tan profundamente que no conseguía continuar. Se trata de sentir las palabras con el corazón. Por ejemplo, decir: “Señor, yo te amo, te adoro”, estas palabras deberían resonar en el corazón, porque si no, son solo palabras vacías.

Marija: Es cierto. Pero muchas veces yo digo que aunque solo sean palabras, debemos repetirlas porque tarde o temprano entran en el corazón. Muchas veces una oración se vuelve automática. También la oración del peregrino ruso es repetitiva: “Señor Jesús ten piedad de mí, pecador”. Pero repitiéndola, se convierte en nuestra vida, nos concienciamos de que somos pecadores y de que sin Dios no somos más que una pequeña planta, pero con Él y con Su Espíritu adquirimos la fuerza para ser testimonios. Con esa fuerza, nos convertimos en un manantial del que brota Su Agua Viva. Con esa Agua Viva debemos dar ese frescor a tantas personas que no conocen a Dios. La Virgen nos lo dice: “Oren por todos aquellos que no han encontrado el Amor de Dios”. Pero, obviamente, lo debemos encontrar primero nosotros y una vez encontrado, debemos dar ejemplo. Como dice la Virgen: “No hablen y den ejemplo”.

P. Livio: Si una persona es de oración, se le ve.

Marija: Exactamente.

P. Livio: De todas maneras, hay un aspecto en la oración que la Virgen puso de relieve sobre todo en los primeros tiempos. Decía que en nuestras oraciones le diéramos a Ella todas nuestras preocupaciones, nuestras cruces, todas nuestras dificultades. ¿Qué quiere decir darle a Ella todas estas cosas que nos oprimen durante el día, todas esas inquietudes que nos oprimen el corazón?

Marija: La Virgen está con nosotros. La Virgen, también en el mensaje de hoy ha dicho: “Por eso estoy con ustedes, para guiaros”. Ella nos guía, nos instruye, nos dice que no estamos solos, que no estamos abandonados, que Dios está con nosotros. Muchas veces la Virgen ha dicho: “Dios me ha permitido que esté con ustedes”. Ella nos insiste siempre, nos anima, nos empuja a la oración porque es la llave que abre el corazón de Jesús. Cuando hacemos experiencia de la oración, ya no la podemos abandonar jamás.

P. Livio: De todas maneras Marija, te quería decir que por lo que se refiere a la vida cristiana, deberíamos acostumbrarnos a unos horarios, a la responsabilidad en la oración de la mañana, de la noche, del rosario en familia, de la misa al menos los domingos como norma establecida. De esa forma, puede ser más fácil que nos venga una oración espontánea durante el día.

Marija: Es verdad. Todos nosotros, debemos tener unos puntos de referencia. De forma especial empezando por la mañana, como también durante todo el día. La Virgen aquí en Medjugorje empezó con nosotros con el Credo y siete Pater, Ave, Gloria y después ya nos fue pidiendo una parte del Rosario, luego el Rosario completo. El Papa Juan Pablo II quiso que el Rosario se convirtiera en la oración bíblica, donde contemplamos y meditamos la vida de Jesús. Más adelante, la Virgen nos pidió poner la Biblia en un lugar visible para poder leerla cada día. Después dijo: “Lean la vida de los santos e imítenlos”. Y poco a poco, la Virgen nos ha ido pidiendo siempre más. Nos ha enseñado a caminar en esa escuela de oración que Ella llama “el camino de la santidad”. Todos los mensajes que la Virgen nos da, son siempre de invitación a la oración en la que Ella nos hace de guía. Por eso debemos estar seguros y tranquilos porque aquí en Medjugorje la Virgen ha querido que con la oración empecemos a encontrarnos con Dios. Ella nos ha dicho que con la oración y el ayuno incluso las guerras se pueden evitar. No solamente las guerras del mundo, también las guerras de los corazones, guerras de ideología. En aquella época había el comunismo, ahora en cambio tenemos el materialismo, consumismo y tantos ataques satánicos que quieren destruir la familia, la patria…

P. Livio: ¡Esto es el modernismo!

Marija: Sí. Y no solo esto, también quieren destruir a Dios, quieren anularlo. La Virgen ha dicho: “Sin Dios, no tienen futuro ni la vida eterna”. Es decir, hoy en día tenemos la batalla en la que Satanás quiere echar a Dios de la sociedad, del corazón de los jóvenes, de las familias, de las escuelas… de todas partes. También sucede a menudo en nuestras parroquias por no querer molestar. Pensemos en Jesús; Él que no molestó ni forzó a nadie y en cambio lo crucificaron, Él que era inocente. También nosotros que como inocentes, como cristianos, somos hombres de paz, amor y buena voluntad, tenemos el deber de testimoniar lo que somos. No debemos escondernos sino todo lo contrario manifestar esa paz, ese amor que Él nos da. Debemos ser, como dice la Virgen, esa nueva corriente de Jesús, corriente del Espíritu Santo, corriente de oración también por los que viven alejados de Dios. A veces encontramos personas que nos dicen que son ateas, pero en su ateísmo, buscan a Dios. En estos casos, es una experiencia muy bella para nosotros cuando vemos que son personas que habían pertenecido a sectas o ideologías y se sienten llamados a venir aquí a Medjugorje y encuentran esa gran positividad, esa gran fuerza de la oración.

P. Livio: Aquí en Medjugorje se siente sobre todo la paz.

Marija: Exacto. El hombre moderno de hoy, hace yoga, hace…

P. Livio: Presume de su vanidad.

Marija: Sí, en cambio la Virgen dice que aquí no hay vanidad. En esta región que es rica solo en piedras y matorrales que alcanzan hasta los dos metros. Cuando vamos a la colina de la cruz o a la colina de las apariciones, no encuentras nada que te pueda distraer de Dios y de la oración.

P. Livio: Marija, yo considero que los mensajes de Medjugorje son los más grandes poemas escritos sobre la oración. Después de haber leído tantos libros de místicos y obras de ensayo, no he encontrado en ninguno de ellos la profundidad que hay en esos mensajes en cuanto a la oración se refiere. La Virgen es realmente una maestra de oración como nunca la ha habido en el mundo, aparte de su Hijo Jesús. Lo que yo veo cada día más claro es que la Virgen verdaderamente piensa que para renovar la Iglesia, -que está viviendo una crisis de fe, ya que no debemos olvidar que hay una gran apostasía en el mundo actual, que incluye también a muchos sacerdotes-, solo la oración la podrá renovar. Esto lo he entendido muy bien y también he entendido que para mí y por la responsabilidad que tengo, la cosa más importante durante el día es el encuentro con Dios a través de la oración. Esto lo tengo muy claro y me doy cuenta de que si no se entiende muy bien esto, no conseguiremos ponernos de parte de la Virgen.

Marija: Sí padre Livio, estoy completamente de acuerdo contigo. Recuerdo que en los primeros años, un jueves que el mensaje era para la parroquia, la Virgen nos sorprendió mucho cuando nos dijo: “yo llamaré a la puerta de todas las casas”. Nosotros, en aquel momento pensamos que aquello que decía era una cosa increíble pero vemos que la Virgen está llamando al corazón de cada uno de nosotros. Al corazón de los paganos, de los que sufren crisis de fe, como ha sucedido con algunos sacerdotes o religiosas que se han aferrado a las cosas materiales, a las acciones. Somos demasiado activos y hacemos poca oración, por eso la Virgen desea que se retome la oración, la parte espiritual. Ella insiste, insiste continuamente. Yo creo profundamente en la fuerza de la oración. Recordemos una vez más que la Virgen dijo que con la oración y el ayuno incluso las guerras se pueden evitar. Hace poco tiempo estuve en Líbano y me dijeron que tenían un problema que era la falta de un presidente. Me dijeron que no había nadie que pudiera ocupar ese cargo, tenía que ser un maronita porque en esos momentos no había otra persona. Yo les dije: “Oremos, ahora que estamos aquí con la Virgen”. Hemos rezado mucho y después de dos semanas, tenían presidente. Un hombre de oración, un buen hombre. Así hemos visto por enésima vez que Dios escucha nuestras oraciones. ¿Por qué no rezar por nuestros políticos, por nuestros médicos, por nuestros profesores que guían a tantos jóvenes hacia una vida nueva en sus profesiones? Hace poco ha venido de Honduras el rector de una escuela en la que hay 18.000 jóvenes. Esta escuela se llama Reina de la Paz y para ingresar en ella, es obligatorio asistir primero a un retiro donde piden la oración de efusión del Espíritu Santo sobre ellos. Es una universidad donde se enseña ingeniería, economía, medicina y otras carreras. Lo más importante es el testimonio que ha dado estando aquí. Ha dicho que son 18.000 jóvenes que cada día en el campus central tenemos adoración 24 horas sobre 24 , y en los otros 7 campus tenemos adoración uno el lunes, otro el martes, otro el miércoles, y así hasta llegar a cubrir todos los días de la semana día y noche. Me han dicho que cuando decidieron hacerlo así, pensaron que a muchos padres no les gustaría porque sus hijos no iban a estar a gusto, por lo tanto preveían una bajada en el número de estudiantes. En cambio, no fue así. Después de haber ayudado a los estudiantes con el retiro, el número de jóvenes aumentó y ahora cada año además del retiro para los jóvenes, hay también para los padres. Otra cosa a destacar es que todos los empresarios de Latinoamérica quieren dar trabajo a nuestros jóvenes, porque son personas de oración, personas honestas, personas trabajadoras con voluntad y que han aprendido que son inteligentes porque se han tomado muy en serio la escuela.

P. Livio: Y son gente de confianza en el trabajo.

Marija: Sí. Este es un testimonio que me ha tocado mucho. Este rector me ha dicho que habían puesto la confianza en la Virgen (como hicieron ustedes con Radio María) y Ella ha guiado este proyecto. También ahora tienen un hospital porque tienen los médicos y tienen el propósito de hacer 8 campus y un hospital en cada campus. Es decir, el Señor obra si nosotros nos dejamos guiar por Él.

P. Livio: Sí. Son los milagros de la Virgen de la Paz. Se ve que la Virgen es muy decidida porqué a ti te ha dicho de no desistir de la oración. A través de ti y de Mirjana nos ha dicho: “oren operando, oren dando, oren con amor, oren con las obras y con el pensamiento”. La Virgen nos dice que este es el momento de orar y no de dormir.

Marija: Exactamente.

P. Livio: Bien Marija, con esto terminamos rezando nosotros.

Marija: Como siempre, desde Medjugorje, antes quiero recordar a todas esas personas ancianas que antes venían aquí y ahora no pueden. Muchas personas nos han dicho que gracias a Radio María pueden seguir los mensajes y los comentarios. Es una buena ocasión para decir que la oración es unión, unión de los corazones con Dios y la Virgen. La oración no tiene límites, no tiene muros ni fronteras. Yo pediría sobre todo a los ancianos, que tienen más tiempo para ello, orar mucho, que hagan de su vida oración.

P. Livio: Gracias Marija.

Fuente: Radio Maria Italia

Traducción del italiano a cargo del equipo de traductores de Virgen de Medjugorje

3 pensamientos en “Entrevista de Padre Livio a Marija con motivo del Mensaje del 25 de agosto

  1. Pingback: La vidente Marija dice: “recuerdo cuando la Virgen nos sorprendió…” – ROSAS PARA LA GOSPA

  2. Pingback: Que la oración se convierta en alegría – ROSAS PARA LA GOSPA

  3. Pingback: “Sin Dios, no tienen futuro ni la vida eterna” – ROSAS PARA LA GOSPA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s