Miles de jóvenes han estado en Medjugorje para el 33º Festival de la Juventud, que comenzó el lunes y terminó anoche. Numerosos cardenales, arzobispos y obispos expresaron su cercanía a los jóvenes, entre ellos el obispo de Mostar-Duvno, Petar Palic.

“Pensé que como obispo en cuya diócesis está ocurriendo en evento como este, yo, como pastor de esta diócesis, debería estar aquí también estos días”.

Celebrando la misa vespertina, en el cuarto día del Festival de Jóvenes, Mons. Palić comenzó su sermón con las palabras del Papa Francisco, en las que reflexiona sobre los obispos en su exhortación apostólica Evangelii Gaudium. El Papa Francisco dice que el obispo «unas veces irá adelante para mostrar el camino y mantener viva la esperanza en el pueblo, otras veces simplemente estará entre su pueblo con su cercanía sencilla y misericordiosa, y en algunas ocasiones tendrá que ir tras su personas, para ayudar a los que se quedan atrás y, sobre todo, porque el rebaño tiene su propio sentido de encontrar nuevos caminos».

Es la primera vez que un obispo local viene al Mladifest, quien después de la misa recibió un gran aplauso de los fieles reunidos, y al comienzo de la entrevista para la emisora ​​de radio Mir Medjugorje, también se refirió a la exhortación apostólica del Papa.

Dije al principio, el Papa Francisco en su exhortación apostólica Evagelii Gaudium realmente pone un énfasis especial en la vida de la Iglesia, pero también en aquellos que tienen tareas especiales en la Iglesia, y en la vida de los creyentes. Para mí, lo que dice sobre los obispos y los pastores es definitivamente un hito. Lo dijo simbólicamente, simplemente comparando nuestro servicio con el servicio pastoral. Así como todo pastor a veces tiene que ir delante del rebaño para indicarle el camino, a veces en medio del rebaño para que el rebaño se sienta seguro cuando está el pastor, a veces detrás para empujarles un poco y animar a estos otros, que van rezagados, a caminar un poco más rápido. Estuve allí hoy como uno que estaba entre los creyentes. Entre ellos, como dije en la homilía, que están buscando, y todos estamos en el camino de la búsqueda. Pensé que como obispo en cuya diócesis está ocurriendo un evento como este, yo, como pastor de esta diócesis, debería estar aquí también estos días. Considerando que el visitador apostólico Mons. Cavalli, me invitó hace unos meses y acordamos que hoy, en el día de la memoria de San Juan María Vianney, yo esté aquí y celebre la Eucarística.

Ha celebrado la santa Misa junto con más de 500 sacerdotes, la vista desde el altar es realmente magnífica, tantos creyentes celebrando la Eucaristía… ¿Cómo lo vivió todo?

Por supuesto, cuando una persona ve que hay muchos a su alrededor que comparten la misma fe, que comparten la misma alegría por Cristo Resucitado -donde hay dos o tres de ellos, yo estoy en medio, hoy Jesús estaba entre nosotros- Él ‘lo toma’. No en el sentido de algún tipo de romanticismo o algún sentimiento vago, sino que estamos todos aquí juntos en este camino de fe, que queremos animarnos unos a otros. Fue especialmente interesante y agradable ver a estos ancianos sacerdotes, que también están allí. Espero y creo que el motivo de su venida sea que ellos también disfruten del entusiasmo de estos jóvenes que están aquí. Esto es especialmente importante para estos jóvenes, porque cuando ven que hay otros que viven los mismos valores que todos nosotros en el mundo de hoy, nos esforzamos por vivir.

Lo especial de estos días en Medjugorje son los jóvenes que se acercan al sacramento de la Confesión. Día y noche, cientos de sacerdotes están a su disposición.

Tuve noticias de los peregrinos, y también me visitó el cardenal Omella, quien me dijo que se había confesado aquí. Dije en la homilía que sólo podemos encontrarnos a nosotros mismos si encontramos a Cristo, y de hecho no hay ningún lugar mejor para encontrar al Señor, para encontrar su mirada misericordiosa, para encontrar su hombro y ser consolado, que en el sacramento de la reconciliación, en el sacramento de la confesión. Y me alegro de que esté sucediendo aquí.

El programa de la mañana dura desde las nueve hasta el mediodía. Una gran multitud ya está a las nueve en punto en el área frente al altar exterior. Es interesante observar la alegría y la paz en sus rostros, ni siquiera les importa este fuerte sol de Herzegovina, disfrutan la catequesis, el testimonio, la música… Muchos jóvenes con los que nos encontramos estos días señalan que la parte vespertina de la Eucaristía y la adoración es el punto culminante de todo. ¿Consiguió seguir algo de esto?

Parcialmente. No todo. Hoy, mientras conducía, escuché un testimonio de la comunidad Cenacolo. Desafortunadamente, no logré seguir todo. Por lo que puedo sacar de los medios, sí: la homilía del cardenal Omella, parte de la catequesis de nuestro provincial y parte de la homilía del general de la orden franciscana . Creo y espero que todo lo que escucharon sea de beneficio espiritual para todos estos jóvenes. Creo y espero que les ayude a responder esta pregunta que hemos estado pensando hoy: ¿Qué es lo que realmente dicen acerca de quién es realmente Cristo en su vida?

Muchos vienen aquí y buscan a Dios. Están buscando el sentido de sus vidas. Eventos como esta y lo que el Festival ofrece a los jóvenes de hoy, ¿es esta la fuerza del mundo de hoy y de la Iglesia católica?

Necesitamos ayudar a los jóvenes a encontrar realmente al Señor, a confiar realmente en sus palabras y luego, animados de esta manera, puedan dar testimonio de Cristo en este mundo y cambiar el mundo, porque si no logramos ayudar a estos jóvenes, entonces creo que todo nuestro trabajo es en vano. Pero todos sabemos que solo sembramos, y el Señorhace crecer, y creo que realmente da gracias abundantes.

¿Cuál sería su mensaje paterno, especialmente para los jóvenes?

No tengo otros mensajes, excepto lo que dije hoy. También me gustaría agradecer a fray Marinko Šakota por todo lo que ha hecho al servir en esta parroquia y esta diócesis nuestra, ya que probablemente dejará la diócesis. Recé hoy, y también pido a todos que apoyen al nuevo párroco, fray Zvonimir, con sus oraciones y su apertura a la cooperación, y avancemos todos juntos con valentía, con la conciencia de que el Señor está realmente con nosotros, en nuestra vida.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: