«La Iglesia festeja la Natividad de la Virgen María el 8 de septiembre (fecha litúrgica). Pero en 1984, la Virgen misma comentó a las videntes Vicka, Marija y Jelena que la fecha real de su nacimiento era el 5 de agosto y que aquel día cumpliría 2000 años. ¡Qué aniversario excepcional! Y agregó: “Los sacerdotes que confiesen aquel día recibirán grandes alegrías”. Durante los tres días previos a este aniversario los lugareños se prepararon para el acontecimiento ayunando y orando en forma continuada.

El 4 de agosto por la noche, la “vidente del corazón”, Jelena Vasilj (ver PS 2), animaba la velada habitual de su grupo de oración, y en la mitad de un Padrenuestro fue interrumpida por un fenómeno singular que se produjo en su garganta, como si alguien quisiera impedirle que siguiera rezando. Tuvo entonces la visión de Satanás que se revolcaba furiosamente por el piso. Lleno de ira le pidió a Jelena que le dijera a la Virgen que no bendijera al mundo al día siguiente. Jelena, ya bien entrenada en el combate espiritual contra el enemigo y sobre todo muy atenta a no entrar en diálogo con él, simplemente ignoró su pedido y Satanás terminó retirándose. Jelena continuó su oración con mucha paz.

Fue entonces cuando tuvo la visión de la Santísima Virgen, más radiante que nunca que, sonriendo, le dijo: “¡Satanás sabe por qué te pide esto! Sabe que el Altísimo me ha permitido que mañana (5 de agosto) bendiga al mundo con mi bendición solemne, y sabe que ese día estará atado y no podrá actuar”.

¡Llegó el día D! Según algunos testigos presenciales a quienes conozco, hubo alrededor de unos 70 sacerdotes en la aldea aquel día y miles de personas entre peregrinos y habitantes de la región. Sin ningún comentario, como si hubieran quedado mudos por una fuerza interior irresistible, todos se pusieron en fila para confesarse. En aquel tiempo los sacerdotes se sentaban en sillas dispuestas en el gran parque que rodea la iglesia y los penitentes se arrodillaban frente a ellos en la hierba. Los sacerdotes confesaron ininterrumpidamente y hubo muchas conversiones. Lo impactante no sólo fue que se hayan dispuesto en filas para confesarse, sino que también todos lloraban. ¡Algo nunca visto! Lloraban por sus pecados, por cierto, pero las lágrimas les brotaban al experimentar en su corazón el amor infinito que Jesús tenía para cada uno de ellos. ¡Lágrimas de amor y verdadera contrición! Lágrimas de felicidad por saberse tan amados y tan profundamente perdonados. También los sacerdotes lloraban, al punto que uno de ellos me expresó: “Nuestras estolas estaban empapadas en lágrimas y mezclábamos nuestras propias lágrimas con las de los penitentes. ¡La acción de la gracia era tan tangible!” Uno de mis amigos italianos que estaba presente aquel día me dijo: “¡No puedes imaginarte la paz que venía del Cielo y nos envolvía; parecía como si la pudiéramos tocar! Nunca había experimentado nada igual, ¡era como si el Cielo estuviera en la Tierra!” Algunos turistas, que estaban de vacaciones en la costa adriática se sintieron interiormente movidos a ir a Medjugorje y lo primero que hicieron al llegar allí fue aumentar las filas de espera delante de los sacerdotes. Entre ellos muchos habían abandonado la práctica sacramental desde hacía mucho tiempo. 

¡Imaginemos la alegría del Padre Celestial de poder darle a su Hija María aquella bella cosecha de almas como regalo de cumpleaños! María viene a acercarnos al Corazón de Dios y a ayudarnos a reconciliarnos con Él. Ese día vio a miles de sus hijos acudiendo presurosos al abrazo del Padre y exultó de gozo con tantas conversiones…

Aquella tarde, durante la aparición de las 18:40, la Virgen se expresó con estas palabras conmovedoras: “Queridos hijos, ¡nunca en mi vida he llorado de dolor como hoy he llorado de alegría! ¡Gracias! Continúen orando y ayunando”. Después agregó: “Pero no olviden, queridos hijos, que mañana Satanás estará nuevamente liberado de sus cadenas”.

Este episodio, totalmente único en la historia de Medjugorje, es significativo y profético. Es interesante ver lo que ocurre cuando el enemigo se encuentra imposibilitado de actuar… Entonces toda la misericordia de Dios puede derramarse a torrentes sobre sus hijos muy queridos, sin los obstáculos que el enemigo se complace en poner en nuestras mentes y en nuestros corazones. Dios desea el amor y la paz, pero Satanás quiere el odio y la guerra, tal como la Virgen María nos lo dice con claridad. Detesta la misericordia y nos inocula su veneno de mil y una maneras para impedir que nos arrojemos en los brazos de Dios donde experimentaremos la verdadera paz. 

El hecho de que Satanás haya estado atado durante 24 horas sin poder actuar es un gran signo de los tiempos en que vivimos. Si el Cielo lo ha permitido, ¡esto realmente nos infunde ánimos! En efecto, llegará un día cuando nuestro enemigo, actualmente tan activo, será vencido, y vencido por una Mujer, la Virgen María, y por su descendencia (Ap. 22). Podemos considerar este episodio como un ensayo general antes de la llegada del “Tiempo Nuevo” que el Cielo nos está preparando, “¡tiempo de paz que mi corazón espera con impaciencia!”, nos dice María.

– Si Vicka afirma que “el triunfo del Corazón Inmaculado de María está cercano”,
– Si Marija afirma “que ya ha comenzado” (estamos viendo los signos precursores aquí y allá en el mundo).
– Si Ivan ha declarado que “cuando los secretos de Medjugorje sean revelados, retornaremos a la fe de nuestros mayores”,
es que se está acercando a grandes pasos el día en que Satanás será encadenado, ¡y no sólo por 24 horas! Es tarea nuestra el apresurar esta victoria de María mediante nuestras oraciones, nuestros ayunos y nuestras renuncias como Ella nos lo pide en este mensaje de enero 2021. Será entonces el momento del Nuevo Pentecostés de amor en el mundo entero. ¡No podemos siquiera imaginar la belleza de lo que nos espera!

Mientras esperamos el Triunfo del Corazón Inmaculado de María, clamemos al Cielo para que Dios nos ayude a atravesar el tiempo de prueba en el que se encuentra el mundo entero. Estamos inmersos en una guerra donde el miedo y la desesperación quieren imponerse. Empuñemos entonces las armas adecuadas que María nos da y nos vuelve a dar desde hace 40 años.

Esta Cuaresma es una ocasión privilegiada para decidirnos nuevamente por Dios y en contra de Satanás. Elijamos colocar a Dios en el primer lugar en nuestras vidas y no cejemos ante el miedo como si fuéramos huérfanos desprovistos de ayuda y sin porvenir. Nuestro Buen Pastor apacienta su rebaño y está dispuesto a realizar grandes milagros en su favor, de tamaño proporcional a la prueba que se está transitando. Está disponible para todos, las 24 horas y sin toque de queda; no nos engaña con discursos mentirosos, ama y respeta a los ancianos, y cada vida es importante para él; tiene para nosotros un plan de salvación personal e individual y está pendiente de cada uno como si fuera la niña de sus ojos… Nunca nos prometió la facilidad; pero sí la felicidad, sin fecha de vencimiento, sicaminamos junto a Él.

Señor Jesús, me abandono a ti, con una infinita confianza; pongo mi porvenir en tus manos y confío en tu plan de amor para mi vida.»

© Children of Medjugorje del mes de febrero de 2021

Sor Emmanuel

4 comentarios

  1. Bendita Nluestra Madre, que mos ayuda, acompaña y cuida, Ella es nuestra guía, por el camino de esta vida, Bendita mi Madre del Cielo . ________________________________

  2. Hermoso.mensaje de la madre Emmanuel que Dios siempre nos ilumine y misericordia para la humanidad que nos a arrepentidos de nuestros pecados y te pido perdón señor y Madre santísima por todo lo que cometido pero ahora cuando rezó el Rosario siento una paz .AMÉN

  3. Dios bendiga a los videntes, cristianos privilegiados que nos alientan a no perder nunca la fe por mas difícil que sea el camino. Gracias Madre purísima por estos mensajes alentadores en momentos tan difíciles que vive la humanidad

  4. Que hermoso mensaje el de la virgen para todos nosotros y muy especialmente para nuestros sacerdotes.
    Cómo feligresía oramos por todos los sacerdotes del mundo entero y le pedimos a nuestra madre del cielo que los cubra con su precioso manto.
    Y nosotros pobres pecadores te pedimos por nuestra conversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: