Nuestra Señora permanece fiel a las promesas hechas a los videntes. Dijo que se les aparecerá hasta el final de sus vidas, es decir, ya no se les aparece a todos, todos los días, sino a algunos todos los días y a otros una vez al año. Obviamente, la Virgen quiere permanecer en contacto directo, y esto es en todo caso un gran regalo para los videntes y también para todos nosotros.

El ritmo de las apariciones   

Al principio empezó a darnos los mensajes a intervalos muy cortos; luego, a partir del 1 de marzo de 1984, todos los jueves. Luego el ritmo cambió y, desde el 1 de enero de 1987 hasta hoy, da el mensaje cada 25 del mes. Cuando cesaron las apariciones diarias a Mirjana, Ivanka y Jakov, surgió una nueva estructura, una nueva escuela y un nuevo ritmo; debemos reconocerlo y aceptarlo como tal.

El sentido de los secretos               

He hablado con teólogos y muchos expertos en apariciones, pero personalmente no he encontrado ninguna explicación teológica de por qué hay secretos. Alguien dijo una vez que tal vez Nuestra Señora quiera decirnos que no lo sabemos todo, que debemos ser humildes. Entonces, ¿por qué los secretos y cuál es la explicación correcta?

A menudo me he preguntado personalmente: ¿Qué sentido tiene saber, por ejemplo, que hay tres secretos en Fátima, de los que se habla mucho? Y además, ¿qué tiene de bueno saber que la Virgen dijo algo a los videntes de Medjugorje que yo no sé? ¡Para mí y para nosotros lo más importante es saber lo que ya sabemos sobre todo lo que ella dijo!

Para mí lo más importante es que ella ha dicho: “¡Dios está con nosotros! Oren, conviértanse, Dios les dará la paz”. Al contrario, sólo Dios sabe cómo será el fin del mundo y los hombres no debemos preocuparnos ni crearnos problemas. Hay personas que, tan pronto como se enteran de las apariciones, recuerdan inmediatamente las catástrofes. Pero esto significaría que María es solamente la que anuncia las catástrofes. Esta es una mala interpretación, un malentendido. La Madre María viene a sus hijos cuando sabe que es necesario para ellos.

Al aceptar los secretos, he notado que en muchas personas hay una cierta curiosidad que les ayuda a acoger el camino con María, y en ese momento los secretos se olvidan. Cada vez se preguntan menos qué son los secretos. Tan pronto como te pones en marcha, lo único importante es el camino a seguir.

Pedagogía materna

Para mí es la pedagogía materna que surgió con las apariciones lo que puedo aceptar más que cualquier otra cosa. Por ejemplo, toda madre podría decirle a su hijo: si eres bueno durante la semana, habrá una sorpresa para ti el domingo. Todos los niños son curiosos y les gustaría conocer la sorpresa de la madre de inmediato. Pero la madre quiere que su hijo sea bueno y obediente primero, y por eso le da un cierto tiempo después del cual le recompensará. Si el niño no es bueno, entonces no habrá sorpresa y el niño probablemente dirá que la madre mintió. Pero la madre sólo quería señalar un camino y los que esperan sólo la sorpresa, pero no aceptan el camino, nunca entenderán que todo era verdad.

En cuanto a los secretos que la Virgen ha confiado a los videntes de Medjugorje, puede suceder que no tengamos que conocer su contenido al 100%. En la Biblia, el profeta Ezequiel habla de un gran banquete que Dios prepara para todo el pueblo de Sión: todos vendrán y podrán tomarlo sin pagar.

Si alguien hubiera tenido la oportunidad de preguntarle al profeta Ezequiel si se trataba de esa Sión que conocían, seguramente habría dicho que se trataba de eso. Pero Sión sigue siendo un desierto incluso hoy en día. La profecía era correcta, pero vemos que no hay ningún banquete allí, pero Jesús en el Tabernáculo es esta nueva Sión. La Eucaristía en todo el mundo es la Sión donde los hombres vienen a participar en el banquete que Dios ha preparado para todos nosotros.

La preparación adecuada

Sobre  los secretos, es mejor no querer adivinar nada, porque no se gana nada con ello. Es mejor recitar un Rosario extra que hablar de los secretos. Esperando con ansiedad la revelación de los secretos – de si podemos prepararnos o si nos llegarán – debemos tener en cuenta que no es una cuestión de nuestro egoísmo. Todos los días hay catástrofes, inundaciones, terremotos, guerras, pero hasta que no me involucre personalmente en ellas, el problema para mí no es una catástrofe. Sólo cuando una catástrofe me ocurre personalmente, entonces digo: ¿Qué me pasa?

Esperar a que algo suceda o a que yo esté listo, es la pregunta que el estudiante se hace constantemente: ¿Cuándo es el examen, en qué día? ¿Cuándo será mi turno? ¿El profesor estará dispuesto? Es como si el estudiante no estudiara y no se preparara para el examen, aunque sea inminente, sino que siempre se centra sólo en los “secretos” desconocidos para él.

Así que nosotros también debemos hacer lo que podemos y los secretos no serán un problema para nosotros.

Fr. Slavko Barbarič +

Fuente: www.centromedjugorje.org

1 comentario

  1. Gracias por el el servicio de está paguina que nos mantiene conectados a los que vivimos muy lejos. solo me gustaría preguntar a los administradores si no es posible agregar la opción de comportar por wasup cada ya está Facebook tweter pero no wasup.desde ya muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: