¡40 años de misericordia!

«Con frecuencia me hacen el comentario de que, en mis boletines mensuales, cuanto más personal soy, más mis lectores se sienten conmovidos y felices. Es por eso que hoy no dudo en compartir con ustedes una gran alegría en mi vida: el domingo 18 de noviembre celebraré en Medjugorje el 40º aniversario de mi consagración como esposa del Señor Jesús; o sea el Jubileo de mis votos definitivos en la Comunidad de las Bienaventuranzas (en aquella época denominada “Comunidad del León de Judá y del Cordero Inmolado”), a los 31 años de edad. Estoy muy lejos de haber hecho siempre buenas elecciones en mi vida, pero hay una que me colma de alegría hoy más que nunca, y es la de haberle dicho SÍ a Jesús cuando me propuso ser su esposa, algunos años antes. Cuando vuelvo a recordar el momento en que me habló al corazón, durante una adoración eucarística, tiemblo ante la idea de que bien hubiera podido decirle que no, porque me sentía totalmente libre, sin presión alguna de parte de Jesús. ¡Su humildad es fuera de serie! Fácilmente hubiera podido perderme esta gracia tan inmensa. Haberle dicho ciegamente que sí y de todo corazón fue también un regalo de parte suya.

En aquella época, no me imaginaba en qué consistiría concretamente esta aventura con Jesús, pero el hecho de que la viviría con Él me colmaba de alegría. Sólo sabía una cosa, y era que lo seguiría allí dónde me quisiera llevar. Incluso le dije: “¡hasta la China, si así lo quieres! (¡debe de haber tomado nota de ello porque efectivamente he ido muchas veces a China estos últimos años!)

El camino no siempre ha sido fácil; Dios nunca nos ha prometido la facilidad, pero sí la felicidad. Tuve, como todo el mundo, que pasar por purificaciones, pero su amorosa misericordia siempre ha sido la roca inquebrantable sobre la cual he podido apoyarme. ¡Y continuará siéndolo! Hoy le pido que por el resto del tiempo que me queda de vida en esta Tierra pueda glorificar su Nombre en todo, porque adhiero totalmente a lo que decía santa Teresita hacia el final de su vida. “¡Oh Dios mío, has superado cuanto esperaba!”

Les pido que oren por mí y por todos los consagrados, para que podamos devolverle a Cristo amor por amor. Él es nuestro único tesoro. Que Él no tenga nunca que lamentar la llamada divina que nos ha dirigido, sino que pueda exultar de alegría al ver que invertimos toda nuestra buena voluntad en seguirlo, todos nuestros pobres esfuerzos para realizar en su plenitud el hermoso sueño que proyectó para nosotros cuando nos llamó.

“Queridos hijos, nos dice la Madre de Dios, estoy con ustedes para ayudarlos a llevarlo a cabo en su plenitud”»

© Children of Medjugorje del mes de noviembre de 2018

Sor Emmanuel

3 pensamientos en “¡40 años de misericordia!

  1. Muchas felicidades por tu aniversario con Jesús. Que bendición es tener al mejor esposo del mundo. Yo hace 2 meses empece a leer el libro. Medjugorje el triunfo del corazón. Y gracias por escribirlo me ha ayudado a acercarme mas a Jesús y amarlo. Y también a amar a su Madre María. Me han prestado este libro y espero conseguir otros más.
    Te mando un fuerte abrazo con cariño.
    Cecilia Flores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s