El poder de la oración del Santo Rosario

Gospa con Rosario«En una oportunidad una hermana de mi comunidad (de las Bienaventuranzas) vino a buscarme al aeropuerto de Split. Habíamos decidido rezar el Rosario en el trayecto hacia Medjugorje. Aquel invierno era muy frío y la ruta estaba resbaladiza, con placas de hielo. Era de noche y no íbamos a mucha velocidad. Justo acabábamos de esquivar un precipicio a la derecha cuando de repente el automóvil derrapó hacia las piedras que se encontraban del lado izquierdo de la ruta. ¡Hubiéramos podido estrellarnos contra las rocas, pero providencialmente había allí un pequeño parapeto curvo de unos 20 centímetros de ancho. Era como una valla de contención, del tipo de las que se colocan en los autódromos. Sin impactar contra las rocas, nuestro vehículo se deslizó sobre este montículo y terminó colocado en el buen sentido, ni que se produjera accidente alguno. ¡De lo que nos salvamos!

Atribuimos esta protección a la Virgen María a quien le estábamos orando y a los numerosos ángeles de quienes es la Reina. ¡Se los agradecimos de viva voz! Lo más sorprendente de la historia nos fue revelado algunos días más tarde cuando tuve que retomar la misma ruta en sentido inverso. Como sabía perfectamente bien dónde había ocurrido el incidente, examiné cuidadosamente el lugar porque nunca había visto aquella protección curva, a no ser en las películas de carreras automovilísticas. ¡Para mi gran sorpresa no encontré rastro alguno de ella! ¡Nunca había existido! En efecto, a lo largo de las piedras había tan sólo una pequeña pared bien clásica en ángulo recto con la ruta, como las que existen por doquier en la región. ¡Comprendí que aquella noche, María había actuado poderosamente! ¡No solamente nos había protegido de una caída libre en el precipicio de la derecha o de quedar incrustadas en las rocas de la izquierda, sino que había colocado provisoriamente aquel parapeto curvo sobre nuestra ruta para que pudiéramos llegar sanas y salvas a casa y en un automóvil sin abolladuras! ¡Gracias María, gracias por el poder del Rosario! Espero que muchos de tus hijos lo adopten para sus trayectos en auto; ¡y no sólo allí!»

© Children of Medjugorje del mes de enero de 2017

Sor Emmanuel

2 pensamientos en “El poder de la oración del Santo Rosario

  1. NTRA.madre es maravillosa, siempre nos asiste, yo observó en pequeños detalles cada día,y siempre hago el rosario en mis viajes.gracias por compartir así crece más nuestra fe.bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s