El 25º Retiro Espiritual Internacional para Sacerdotes comenzó en Medjugorje con una oración vespertina y el programa litúrgico el 4 de julio de 2022, que reunió a más de 170 participantes de 27 países el primer día. El tema del retiro espiritual para sacerdotes de este año, así como el de todos los retiros espirituales en Medjugorje este año, es «Aprended de mí y encontraréis la paz» (Mt 11, 28-30), en la Escuela de Nuestra Señora.

En la la mañana del 5 de julio, el coordinador de los retiros espirituales en Medjugorje, el P. Marinko Šakota, dio la bienvenida a los participantes.

«Queridos hermanos sacerdotes, los saludo a todos desde el fondo de mi corazón. Después de dos años, nos reunimos nuevamente para un retiro espiritual para sacerdotes. Creo que todos ustedes están deseando que llegue este evento. No somos demasiados, porque algunos no pudieron venir, por ejemplo, los sacerdotes de Ucrania. Conectémonos con ellos, y creo que ellos estarán conectados con nosotros de alguna manera”, dijo el p. Marinko Šakota.

También se dirigió a los participantes el Visitador Apostólico con un papel especial para la parroquia de Medjugorje, Mons. Aldo Cavalli, quien habló sobre la vida del santo cura de Ars. También destacó tres puntos que el Papa Benedicto XVI resaltó en el Año de la Vida Consagrada, que se pueden aplicar en todo momento.

“Cuando celebro la Eucaristía, debo ser consciente de que en ese momento de la consagración, Jesús y yo somos uno.

Necesitamos saber que Jesús nos llama a ser mediadores. Somos siempre mediadores entre Dios y el hombre, y en esto necesitamos crecer en sabiduría, inteligencia, paciencia.

Tengo que estar con el Señor, y puedo estar con el Señor en oración para entender lo que debo hacer, cómo hacerlo, cuándo hacerlo…

Gracias por aceptar la invitación a participar en este retiro espiritual y les deseo todo lo mejor en su vida sacerdotal”, dijo el arzobispo Cavalli.

Padre Damir Pavić, profesor en este retiro espiritual para sacerdotes dijo que el deseo de convertirse en sacerdote y está profundamente conectado con el santuario de Nuestra Señora en Medjugorje, donde él viene a menudo como peregrino, pero también para participar en los programas espirituales de la parroquia. Padre Damir no ocultó su alegría por la reunión de los sacerdotes en Medjugorje para el retiro espiritual y celebró la Santa Misa la primera noche. En su homilía, habló sobre qué tipo de sacerdote debe ser en la predicación de la palabra de Dios.

«Nadie predicó más bellamente sin decir una sola palabra que nuestra Madre María, y cuánta oposición tuvo en su vida», dijo el p. Damir.

“Si alguien debiera haber estado inquieta y enojada con Dios, debería haber sido la Santísima Virgen María y habría podido decirle a su Dios: ‘Desde que me diste la tarea de ser la madre de Tu hijo, surgieron los problemas. Huir a Egipto, esconderlo, volver y justo cuando crecía, me lo quitaste y al final tuve que tenerlo muerto en mi regazo». ¿Podría haber una razón más grande para que un hombre estuviera inquieto?. Por lo tanto, echemos un vistazo a nuestra vida. Cómo nos enfadamos hoy cuando las cosas no salen como imaginamos. Perdemos nuestra paz interior. María nunca perdió su paz interior», dijo Fray Damir Pavić, quien al final se preguntó:

»¿Qué nos atrae de Medjugorje?», y luego ofreció una respuesta.

«Bueno, no nos atrae esta piedra dura de Herzegovina, no nos atrae el sabor de este maravilloso vino aquí en Herzegovina, ni el olor de las aceitunas, ni de los higos… la que nos atrae aquí es la Madre, que por tantos años dice pacientemente a sus hijos: ‘¡Regresad a mi Hijo!’ Ella nos habla a nosotros sacerdotes desde hace 41 años: ‘Que seáis imágenes vivas y oportunidades en este mundo. Id y llevad el mensaje de mi Hijo con amor y alegría’.

Por eso nadie regresa de Medjugorje con las manos vacías. Cada uno de nosotros tiene el corazón lleno porque la Madre nos habla con amor, y donde hay amor, hay paz, hay alegría, está la belleza de la vida», dijo el P. Damir Pavić en su homilía al comienzo del 25º Retiro Espiritual Internacional para Sacerdotes, que dura hasta el sábado y consiste en oración, conferencias, Adoración ante el Santísimo Sacramento y el programa de oración de la tarde en la parroquia de Medjugorje.

El jueves por la mañana a las 6 en punto los sacerdotes subieron al Cerro de las Apariciones, y el viernes rezaron el Vía Crucis en el Monte de la Cruz.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

2 comentarios

  1. Hermosa reflexión, María, Madre de Jesús y Madre nuestra, la más humilde servidora del Señor nos busca para fortalecernos en este tiempo en que la desesperanza nos agobia y nos muestra con su ejemplo de vida que aceptando nuestra pobreza espiritual Dios nunca nos abandona.

Responder a TROISI ANGEL ALBERTO Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: