«Esta pandemia nos ha tomado de improvisto y podemos ver en ella como un escaneo de nuestra sociedad. Una tomografía es reveladora. Puede indicarnos tanto un daño profundo en un órgano como su ausencia en otro. En su ternura maternal, María nos previene de ciertos males, concluyendo con un futuro positivo. Citaré algunos de ellos evocados en sus mensajes, terminando con mensajes de esperanza.

“Queridos hijos. He estado con ustedes todos estos años para conducirlos por el camino de la salvación. Regresen a mi Hijo, regresen a la oración y al ayuno. Hijitos, permitan que Dios le hable a su corazón, porque Satanás reina y quiere destruir sus vidas y la tierra por la que caminan”. (25-3-2020)

“Queridos hijos, Satanás los desvía por el materialismo, el egoísmo y el modernismo”

“Queridos hijos, los invito a que reflexionen sobre su futuro. Están creando un mundo nuevo sin Dios, solamente con sus propias fuerzas y es por eso que están insatisfechos y sin alegría en el corazón” (25-1-97)

Debe haber santidad en las familias porque, hijitos, no hay futuro para el mundo sin amor ni santidad; y es en la santidad y la alegría que ustedes se dan a Dios Creador que los ama con inmenso amor. Por eso Él me envía a ustedes.  (25-1-2020)

El santo Cura de Ars tenía un verdadero corazón de pastor y vivía en constante oración y se sacrificaba hasta el heroísmo. Con esto le arrancaba muchas almas a Satanás para devolverlas al camino de la salvación. Pero en su furor contra él, el enemigo dejó escapar esta confidencia: “Si hubiera tan sólo tres como él en Francia, ¡no podría más pisar su suelo!” Está claro. Lo que reduce el enemigo a la impotencia no son las armas de este mundo, ni los discursos políticos interminables, ni las peticiones originadas en la cólera, y la violencia; ni los planes concebidos por los “grandes” de las naciones, ni siquiera la indiferencia… Lo que nos salva de los peligros de muerte que nos amenazan hoy más que nunca antes es quien ora, ayuna y sobre todo lo hace todo por amor al Amor. ¡Porque el Amor lleva el nombre del Viviente, el Amor es Dios!

Dicho de otro modo, es claro que lo que nos salvará es la santidad vivida por aquellos que han comprendido el extraordinario destino que nos espera, ya aquí en la tierra con la paz divina en los corazones y luego junto a Dios en la eternidad. Los “grandes” y los “poderosos” son como el resto de los mortales y morirán algún día, quizás mañana, y sus planes con ellos. ¿Por qué temerles? Si otros dos santos de la altura del Cura de Ars hubieran bastado para echar a Satanás de mi país, ¡éste es el verdadero, el inmenso poder de la santidad!

Por ello María, que lo ve todo en la luz de Dios, nos previene maternalmente:

“Ustedes están listos para pecar y ponerse en manos de Satanás sin reflexionar. Los invito a cada uno de ustedes a decidirse conscientemente por Dios y contra Satanás” (25-5-87)

“Sin Jesús no tienen alegría, ni paz, ni futuro, ni vida eterna”.

No puedo ayudarlos si ustedes no viven los mandamientos de Dios, si no viven la Misa, si no abandonan el pecado” (25-10-93)

“Muchos buscan la felicidad allí donde se pierde”

Vendrán pruebas y no serán fuertes. El pecado reinará” (25-7-2019)

Es por ello que con toda su fuerza y su ternura hacia nosotros María nos llama:

Queridos hijos, los invito a cambiar radicalmente el rumbo de sus vidas” (25-3-90) (No volvamos a lo viejo porque todo ha cambiado)

“Queridos hijos, quiero invitarlos a que a partir de hoy comiencen una nueva vida. Deseo que entiendan que Dios los ha elegido a cada uno a fin de utilizarlos en Su plan de salvación para la humanidad. Ustedes no pueden comprender cuán grande es su papel en el plan de Dios. Por lo tanto, oren para que en la oración lleguen a comprender el plan de Dios. Yo estoy con ustedes a fin de que puedan realizarlo completamente” (25-1-87) (¿Quién de nosotros confía suficientemente en Ella como para estar convencido de que logrará guiarnos para realizar el plan de Dios, ya que está con nosotros?)

Sepan, queridos hijos, que Dios los pone a prueba porque los ama. Abandonen sus cargas a Dios y no se inquieten (11-10-84) (¡Qué paz sentimos cuando abandonamos nuestras cargas en Dios! ¿Por qué arrastrar valijas demasiado pesadas para nosotros?)

“Queridos hijos, a través del amor lo conseguirán todo, aun aquello que les parece imposible (28-2-85) (¿Obtenerlo todo?¡Yo quiero amar! ¡No voy a desperdiciar semejante promesa venida del Cielo!)

“Queridos hijos, ¡éste es MI tiempo!” (25-1-97) (Ya que es SU tiempo, tiene toneladas de gracias en reserva para nosotros. ¡No quiero decepcionar su amor hacia mí ni demorar la distribución de las gracias!)

“Les pido que abran sus corazones al Señor de todos los corazones. Entréguenme a mí todos sus sentimientos y todos sus problemas. Yo quiero consolarlos en sus pruebas. Deseo llenarlos con la paz, el gozo y el amor de Dios” (20-6-85) (¿Consolarme en mis pruebas? Eso me viene muy bien, no me lo voy a perder; ¡tengo tanta sed de este amor divino que no decepciona!)

“¡No teman!” Quien ora no le teme al futuro y quien ayuna no le teme al mal”.

“Queridos hijos, hoy los llamo a la santidad. Sin la santidad no pueden vivir. Por eso, con el amor triunfen sobre cualquier pecado y con el amor superen todas las dificultades que se les presenten. Queridos hijos, ¡les ruego que vivan el amor en ustedes! (10-7-86) (Tendré que decidirme a amar verdaderamente a Dios y a mi prójimo. Si María me lo pide, seguro cuento con su ayuda).

Si ustedes son míos vencerán, porque su refugio será el Corazón de mi Hijo Jesús” (2-7-19) Ella me señala un refugio seguro; acepto, porque en el mundo ya no hay más refugios).

“Queridos hijos, deseo compartir con ustedes mi gozo. En mi Corazón Inmaculado siento que son muchos los que se me han acercado y llevan de una manera especial en sus corazones la victoria del mío, al orar y convertirse. Deseo agradecerles y alentarlos para que, con el amor y la fuerza del Espíritu Santo, trabajen aún más para Dios y para su Reino. (25-8-2000) (Cuando me presentaré en el Cielo ante mi Salvador, ¡cuál será mi alegría si me dice que formo parte de aquellos que han llevado en sus corazones la victoria del Corazón de su Madre…! ¡No habré dejado de glorificarlo y lo habré hecho feliz!)

Hoy, antes de salir de nuestro confinamiento, decidamos pertenecerle plenamente a María y llevar en nuestros corazones la victoria de su Corazón Inmaculado.

Desconectemos por un momento nuestros aparatos electrónicos si no nos traen paz. Dejemos de lado toda agitación que nos haría perder la serenidad interior. Por cierto, la acción lleva siempre al cristiano a una forma de lucha, pero esta lucha consiste ante todo en el hecho de dejar que Dios actúe, a ponerse en actitud de escucha: “¡Escucha Israel!” ¡Tan sólo SU plan triunfará! Entremos en el silencio de nuestro corazón y escuchemos el clamor de Dios. Clama por su amor rechazado, clama por su deseo de vernos finalmente felices; sueña con ayudarnos y colmarnos, llora por nuestras lágrimas, sufre nuestras enfermedades y está en lo más íntimo de nosotros mismos. De alguna manera es nuestro ADN. ¡No dejemos por más tiempo que su Corazón esté despreciado y rechazado en provecho de falsas felicidades efímeras!

“Queridos hijos, ¡grande es el amor de mi Hijo! Si conocieran la grandeza de su amor, no dejarían de adorarlo y agradecerle. Él está siempre vivo con ustedes en la Eucaristía, porque la Eucaristía es su Corazón. La Eucaristía es el corazón de la fe. Él nunca los ha abandonado: aun cuando han procurado alejarse de Él” (2-8-19)

Querida Gospa, ¡contigo no tenemos miedo! Superas todas nuestras expectativas y te amamos inmensamente.»

© Children of Medjugorje del mes de mayo de 2020

Sor Emmanuel

1 comentario

  1. Nos amas tanto y con tanta Ternura madrecita Maria, a pesar de mis pecadodcque no me explico como no correspondo de la misma manera a tu amor. Ayúdame a ser agradecida contigo y a amar mucho más a tu Hijo, nuestro Salvador, quien siempre alza sus misericordiosos ojos hacia su Padre, ante cualquier petición mía y logra que su Padre baje sus ojos llenos de amor hacia mi y envia a su Espíritu Santo y siempre , siempre soluciona mis problemas de una manera prodigiosa..

Responder a Xiomara Sabbagh Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: