“La familia está herida, el sentido de la familia ya no existe y muchas veces, incluso la Iglesia se rinde”

P. Livio: Yo diría que Medjugorje es todavía un lugar donde se vive la espiritualidad y la unión de los Sacramentos, pero en nuestro mundo, también aquí en Italia, muchos no saben lo que son los Mandamientos, no participan de los Sacramentos ni de la Santa Misa. Los fundamentos de la vida cristiana son prácticamente abandonados por parte de un pueblo que había sido muy cristiano. Debemos volver a los Sacramentos, debemos insistir en las parroquias en que hay que empezar por esto.

Marija: Es verdad. Yo me acuerdo que en los primeros años, recuperamos muchas cosas. Por ejemplo, había personas que no habían sido bautizadas, otras que celebraban su cumpleaños, pero que no se acordaban de la fecha de su bautizo, Primera Comunión o Confirmación. Muchas veces no nos acordamos de estos Sacramentos que son parte de nuestra vida. Por esto, yo creo que hoy, la Virgen, de modo muy especial, nos pide vivir en primer lugar los diez Mandamientos y después los Sacramentos ya que están completamente unidos entre sí. La Virgen quiere la salvación para todos. Dios quiere la salvación de todos, dentro de la libertad de cada uno, desea nuestra salvación, solo depende de nosotros.

P. Livio: Sí, aunque desafortunadamente muchas personas lo han olvidado. Muchos dicen: “soy creyente, pero no practicante”, pero no ser practicante significa no seguir los Mandamientos ni recibir los Sacramentos. Es necesario que, sobre todo nosotros los sacerdotes, insistamos en que sin la confesión, sin la Santa Misa, sin la Comunión, no somos verdaderos cristianos. Sin olvidar el sacramento del matrimonio, que hoy en día se ha abandonado. Aparte del bautismo, casi todos los demás sacramentos se han abandonado.

Marija: Esto es porque el mundo de hoy está viviendo un paganismo total. La familia está herida, el sentido de la familia ya no existe y muchas veces, incluso la Iglesia se rinde. Es por esto que la Virgen nos llama a la oración, al testimonio. Hoy también de forma especial, nos pide ser valientes. También el Santo Padre últimamente, nos pide que demos buen testimonio, no solo en la iglesia, sino fuera de ella. Hoy en día, el rebaño es pequeño y además son pocas las personas que tienen el valor de testimoniar.

Fragmento de la nota realizada por el P. Livio a la vidente Marija

2 pensamientos en ““La familia está herida, el sentido de la familia ya no existe y muchas veces, incluso la Iglesia se rinde”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s