Fr. Marinko fue recibido por el Papa durante el Encuentro de Rectores de Santuarios Marianos

El día 27 de noviembre, se celebró en el Vaticano y durante tres días la primera conferencia internacional sobre el tema “El Santuario está abierto para la nueva evangelización”. En este contexto el rector de la Parroquia de Medjugorje, fray Marinko Sakota, fue recibido por el Papa Francisco en un breve y cordial encuentro junto con otros rectores y colaboradores de santuarios del mundo.

El Papa Francisco establece una escala de prioridades para su servicio. En primer lugar, existe la “importancia de la hospitalidad reservada para los peregrinos” (…) “No puede suceder, advirtió Bergoglio, que se preste mayor atención a las necesidades materiales y financieras, olvidando que la realidad más importante son los peregrinos. Ellos son los que cuentan, el pan viene después».

Para el Papa “es triste” que en los Santuarios, sea cada vez más “un destino no de grupos organizados, sino de peregrinos individuales o grupos autónomos que se proponen llegar a estos lugares sagrados”, no hay “nadie que les dé un recibimiento, un cordial saludo y darles la bienvenida como peregrinos que han realizado un viaje, a menudo largo, para llegar al Santuario».

Aún más feo “es cuando la puerta está cerrada”, considerando la importancia que los santuarios tienen para la fe de la gente. “Son insustituibles porque mantienen viva la piedad popular” y “la piedad popular”, una expresión acuñada por San Pablo VI en el número 48 de Evangelii nuntiandi en sustitución de la “religiosidad popular” representa “el sistema inmunológico de la Iglesia”, dice Francesco, citando la frase de un obispo italiano.

“Es muy importante mantener viva la piedad popular y no olvidar esa pieza de joyería”, dijo Francesco. También es importante crear este “clima de amistad” que es “una semilla fértil que nuestros santuarios pueden arrojar al suelo de los peregrinos, permitiéndoles redescubrir esa confianza en la Iglesia que a veces puede haber sido decepcionada por la indiferencia recibida”.

“Debemos tener cuidado y hacer que cada uno de ellos se sienta” en casa “, como una familia muy esperada que finalmente llegó”, dijo el Papa. “Debemos considerar, agregó, que mucha gente también visita el santuario porque pertenece a la tradición local; a veces porque sus obras de arte son una atracción; o porque se encuentra en un entorno natural de gran belleza y encanto. Cuando son recibidos, estas personas se abren más a abrir sus corazones y permiten que sea moldeado por la gracia».

En resumen, “nadie en nuestros santuarios debe sentirse como un extraño, especialmente cuando viene con el peso de su propio pecado”, el santuario “es un lugar privilegiado para experimentar la misericordia que no conoce límites”. “Ésta -añadió- es una de las razones que me llevaron a querer abrir la Puerta de la misericordia” también en los Santuarios durante el Jubileo.

También se refirió al sacramento de la Reconciliación “que tan a menudo se celebra en los Santuarios” que “necesita sacerdotes bien entrenados, misericordiosos y capaces que puedan hacer que el verdadero encuentro con el Señor que perdona” se haga realidad “. Por esta razón, la figura del “Misionero de la Misericordia” nunca debe faltar en los diversos lugares sagrados.

Fuente: www.vaticannews.va

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s