Entrevista a Marija por el P. Livio con motivo del mensaje del 25 de octubre de 2018

P.Livio: Queridos amigos, aquí tenemos en directo a Marija que nos transmitirá el mensaje de la Reina de la Paz de hoy, 25 de octubre 2018. ¡Hola Marija!

Marija: ¡Hola padre Livio! Saludo a todos los radioyentes de Radio María con mucha alegría y hoy, como cada 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, ustedes tienen la gran gracia de ser llamados a una vida nueva a través de los mensajes que les doy. Hijitos, este es un tiempo de gracia, un tiempo y un llamado a la conversión, para ustedes y las generaciones futuras. Por eso los invito, hijitos, oren más y abran su corazón a mi Hijo Jesús. Yo estoy con ustedes, los amo a todos y los bendigo con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

P. Livio: Marija, ¿puedes decirnos cuál es el sentido de este mensaje? ¿Te parece una nueva invitación a la conversión?

Marija: Me parece que últimamente la Virgen nos está llamando continuamente a la conversión, a una continua renovación, a dedicar más tiempo a la oración. La última vez dijo: “Orad más y hablad menos”. Creo que la Virgen nos está llamando de un modo más concreto hacia el camino de la conversión.

P. Livio: Es decir, la conversión es el hecho más importante de Medjugorje, pero también para aquellos que han respondido a la llamada, la conversión es un camino cotidiano que no termina nunca.

Marija: Exactamente. Es precisamente esto lo que la Virgen está diciendo en todos estos años, que nos acerquemos siempre más a su Hijo Jesús. Nuestro camino es, seguramente, una llamada constante a vivir siempre más profundamente y con alegría. Yo creo que la Virgen nos pide que no seamos cristianos tristes, el cristiano debe ser alegre y estar orgulloso de ser cristiano, dando testimonio con valentía, con alegría, con amor y con decisión. Así pues, la Virgen está preparando un pueblo de personas que responden de modo radical, bello y profundo.

P. Livio: Marija, me ha sorprendido mucho esta expresión de la Virgen: “Una llamada a la conversión, para ustedes y las generaciones futuras”. ¿Qué puede significar esto?

Marija: Para mí, es lo que he dicho antes. La Virgen quiere que nos volvamos levadura, sal y luz para los demás. Ella desea que seamos concretos. Yo pienso que la Virgen está un poco cansada de repetirnos siempre que nos convirtamos, pero igualmente, nos sigue llamando.

P. Livio: ¿Te parece que esto pueda indicar el hecho de que personas que deberían transmitir la fe a los más pequeños, es decir que deberían instruir en la fe a los hijos, los padres, lo hayan descuidado?

Marija: Yo me acuerdo de que, al principio, las personas que se convertían en Medjugorje, cuando volvían a sus casas sentían una gran necesidad de involucrar a otras personas y volvían con ellas para que redescubrieran la fe y el amor por la Virgen. Creo que es precisamente esto lo que la Virgen nos quiere dar a entender. Nosotros debemos ser esa levadura para las generaciones futuras, con nuestra oración, con nuestro ejemplo y también con nuestro testimonio.

P. Livio: Sí, es verdad. Dime Marija, también hay esta expresión que es muy bonita: “Vosotros tenéis la gran gracia de ser llamados a una vida nueva”. Es decir, la conversión es un verdadero cambio de vida, un cambio en la forma de pensar y de vivir. Una vida nueva en el sentido sobrenatural, pero también en el sentido natural.

Marija: Ahora vamos ya de cara al invierno, es decir, a un tiempo de más intimidad, nos acercamos al tiempo de Adviento y a la Navidad, por esto creo que la Virgen nos está preparando a esta conversión, a esa vida nueva. Ella quiere que vivamos ese tiempo nuevo y nosotros podemos hacerlo. El Señor nos ha creado y nunca moriremos. Morirá nuestro cuerpo, pero jamás morirá nuestra alma. Esto es lo que la Virgen nos quiere transmitir. Es un tiempo nuevo porque empieza a contar con Dios y en Dios y empieza cuando tu vida da el ejemplo.

P. Livio: Sí Marija, es muy bonito lo que acabas de decir. También se prepara para esta semana que viene la fiesta de Todos los Santos y también de todos los fieles difuntos. Esto es una invitación a mirar la meta de la vida y de la eternidad.

Marija: ¿Qué es lo que la Virgen quiere de nosotros? Que seamos uno, nosotros los de la tierra, pobres pecadores, y los santos. La Virgen pide que nos unamos por medio de la oración y pidamos a nuestros santos, santos que no son nombrados como san Juan Pablo II, que era “Totus tuus”, y otros muchos santos que no estarán nunca en los altares. Esta renovación empieza en ti, en mí, en nosotros: un padre santo, una madre santa, una familia santa. Esto es lo que la Virgen pide, una familia unida en la oración.

P. Livio: Marija, muchas veces la Virgen ha dicho que el primer paso para la conversión es la confesión y más ahora, que en la fiesta de Todos los Santos era tradición hacer una confesión general, ya que la santidad empieza precisamente con una vida de gracia, sin pecado mortal.

Marija: Sí, es verdad, porque la Virgen nos pide continuamente, no solamente orar, sino también prepararnos espiritualmente, sobre todo antes de las fiestas con la confesión, con las novenas… La Virgen nos dice que estamos viviendo en estos momentos un tiempo de gracia y si nosotros queremos recibir esta gracia, vivir en la gracia, debemos prepararnos para recibirla. La Virgen, ya desde el principio se sirvió de la parroquia de Medjugorje, de nuestras familias y después poco a poco con sus mensajes ha invitado al mundo entero, a todos aquellos que quieren abrazar el camino de la conversión, la escuela de la plegaria. La Virgen nos está llamando al camino de la oración, al camino de la conversión, al camino de la santidad de manera concreta.

P. Livio: Dime Marija, son ya dos veces seguidas que la Virgen, nos dice que hay que orar más. ¿Se trata de la cantidad de las oraciones, o bien de la calidad de estas oraciones, es decir, de las oraciones que se hacen con el corazón?

Marija: Sí padre Livio, la Virgen nos llama a orar de manera especial por nuestros difuntos, por quienes a veces nos olvidamos de rezar. Ofrecer misas, asistir a ellas y pagarlas. Yo me acuerdo que mi padre, cuando la Virgen nos pidió rezar por los difuntos, él que era de una familia pobre, siempre daba dinero para las santas misas de nuestros difuntos. Debemos estar presentes en estas misas y rezar por nuestros difuntos y este es especialmente un tiempo dedicado a ellos.

P. Livio: De hecho, rezar por los difuntos es un gran acto de caridad porque las almas del purgatorio no pueden acortar el purgatorio por su cuenta, en cambio nosotros, con nuestras oraciones, sí podemos hacerlo.

Marija: La Virgen pide que recemos por ellos.

P. Livio: Lo más importante es la misa. ¿Verdad Marija?

Marija: Exactamente, porque si nosotros volvemos a la Santa Misa, a Dios, a los sacramentos, poco a poco vamos sintiendo más necesidad de ello, de rezar más, de cambiar de vida, de asistir a la Adoración, de leer la Santa Biblia, de hacer ayuno… es decir, que una cosa va unida a la otra. Por esto, cuando alguien empieza el camino de conversión, todo eso es como el pan de cada día, sintiendo a la vez la necesidad de hacer siempre más.

P. Livio: Sí, y además como tú bien decías, al principio puede que la oración sea más bien una obligación, pero así que se va rezando, la oración se va conviertiendo en gozo.

Marija: Exactamente, y llega el momento en que sin la oración no podemos vivir. Ya no se trata de rezar una hora, veinte minutos… La oración ocupa en nosotros las veinticuatro horas del día. La Virgen desea que la oración sea vida para nosotros, porque la persona que reza y bendice, es bendición para los demás. La Virgen nos llama a ser ese frescor que, en estos tiempos, tanta falta hace en nuestras iglesias.

P. Livio: Marija, te hago una última pregunta. Es verdad que muchas personas pierden la fe, pero ¿no te parece que son muchas más las que se convierten?

Marija: Sí, son muchas las personas que se convierten. Nosotros hemos visto últimamente personas, desafortunadamente en Europa no, pero en Asia, China, Mongolia, digamos en los países más pobres, que cuando vienen a Medjugorje empiezan grupos de oración en conexión con Medjugorje y hacen muy buenos trabajos. Esto es una gracia muy grande.

P. Livio: Pero yo creo que también hay conversiones en Europa.

Marija: Sí, gracias a Dios, sí las hay, pero mucho menos y dan menos testimonio que los de otros lugares del mundo. Allí hay muchísimos grupos de oración con mucha fuerza, son verdaderos apóstoles de la Virgen y de Jesús.

P. Livio: Gracias Marija por estas bellas palabras que nos has dicho y terminamos con la oración.

Marija: Sí, terminemos invitando a todos los santos que vengan en nuestra ayuda esperando el día de su fiesta y la de los difuntos.

P. Livio: Gracias de nuevo Marija, te encomiendo a todas las personas de Radio María y debo decirte que el encuentro que tuvimos fue muy bien. La Reina de la Paz ha sembrado en todo el mundo.

Marija: Hemos rezado mucho padre Livio, os hemos ayudado con nuestra oración unidos a todos los oyentes. ¡Qué Dios os bendiga y sigáis adelante con alegría en el corazón!

Fuente: Radio Maria Italia

Traducción: Amor de Déu

Un pensamiento en “Entrevista a Marija por el P. Livio con motivo del mensaje del 25 de octubre de 2018

  1. Gracias, me han ayudado a entender detalladamente el mensaje de nuestra madre santisima y continuar con la oracion mas con el corazon y la conversion, ser testimonio es lo que mas me cuesta, ayudame madre mia a no alejarme de tu hijo y de su Amor de madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s