Explicación de las apariciones y mensajes a Ivan

En una ocasión los videntes preguntaron a la Reina de la Paz: “¿Por qué nos has elegido a nosotros?”. Ella les respondió: “Los necesito a cada uno tal y como son”.

La Reina de la Paz nos necesita a cada uno tal y como somos. No solo a ellos seis, sino cada uno de nosotros. Cada uno es necesario y especial para Ella.

En las apariciones y los mensajes a los seis videntes hay cosas que son comunes, hay cosas que son siempre iguales en los seis. Por ejemplo, el lenguaje y el estilo de los mensajes es siempre el mismo, aunque tiene matices diversos con cada uno de los videntes. Como una madre, que es siempre la misma y tiene siempre el mismo lenguaje, pero adapta su manera de hablar un poco dependiendo de si habla con uno de sus hijos o con otro.

Con cada uno de los videntes María tiene una relación especial, una relación diferente y única, de la misma manera que tiene una relación única con cada uno de nosotros. Cada uno es especial para Ella.

Hoy vamos a hablar de las apariciones y los mensajes que recibe el vidente Ivan. Aprenderemos muchas cosas importantes para nosotros, ya que Ivan pertenece a un grupo de oración, igual que nosotros. Vamos a ver que eso es muy importante en el caso de los mensajes que él recibe.

1.- Ivan pertenece a un grupo de oración y recibe los mensajes cuando se reúne para orar con su grupo.

Ivan ve a la Reina de la Paz todos los días a las 17:40 (18:40) pero en sus apariciones diarias no recibe mensajes para los peregrinos.

Algunas veces Iván recibe apariciones extraordinarias, es decir, apariciones diferentes a las que recibe a diario. Las recibe a otra hora del día y en estas apariciones extraordinarias en algunas ocasiones la Reina de la Paz le da un mensaje.

Las apariciones extraordinarias de Iván se producen durante los encuentros de oración con su grupo de oración.

Iván ha dicho en bastantes ocasiones que para él su grupo de oración es muy importante. Se reúnen dos veces en semana, los lunes y los viernes, y oran juntos durante un tiempo prolongado. Principalmente oran el Rosario, también oran con cantos, y con momentos de silencio. Oran con la palabra de Dios.  Como para nosotros, también para Iván, los momentos de encuentros de oración con su grupo de oración le fortalecen espiritualmente y le ayudan mucho a vivir su fe.

Los mensajes que recibe Iván, los leén con frecuencia en Reina de la Paz TV, siempre se producen durante estos encuentros con su grupo de oración. Es muy importante tener esto en cuenta para comprender bien los mensajes que recibe el vidente y lo que quiere enseñarnos la Reina de la Paz a través de ellos.

2.- Los mensajes de la Reina de la Paz a Iván son una escuela para los grupos de oración.

Cuando la Reina de la Paz da mensajes a Iván, Ella está pensando en los grupos de oración. Los mensajes que le da son mensajes dirigidos principalmente a las personas que tienen una vida habitual de oración, y que pertenecen a un grupo de oración. Por eso, podemos decir que a través de los mensajes a Iván la Reina de la Paz quiere educar a las personas que viven una vida de oración y también a los grupos de oración.

Hay personas que se sorprenden de algunas características especiales de las apariciones que recibe Iván, así como de los mensajes que transmite. Pero si tenemos en cuenta lo que hemos dicho antes, que estos mensajes están especialmente destinados a los grupos de oración, comprenderemos estas características especiales de las apariciones y mensajes a Iván.

3.- ¿Por qué la Reina de la Paz se aparece siempre a Iván contenta y feliz?

Desde hace ya mucho tiempo el vidente Ivan comienza describiendo la aparición del siguiente modo: “También hoy la Reina de la Paz ha venido a nosotros alegre y feliz”.

A algunos les sorprende y desconcierta que Ivan diga que ha visto siempre a la Virgen alegre y feliz. Se preguntan cómo puede estar siempre la Virgen alegre y feliz con todas las cosas que están ocurriendo en el mundo. También se preguntan cómo es posible que la Virgen esté alegre y feliz cuando se aparece a Iván y en otras apariciones a otros videntes, que se producen tal vez incluso en el mismo día, la Virgen no esté alegre y feliz.

No es tan difícil de entender. Pensemos en una Madre que va a visitar en un día a diferentes hijos suyos. Primero se encuentra con un grupo de hijos entre los cuales hay muchos que no conocen el amor de Dios. Además cuando se encuentra con éstos quiere hablar especialmente pensando en aquellos que no conocen el amor de Dios. En ese encuentro la Madre estará más decidida, más fuerte, y en ocasiones también más dolorida, porque se dirige a los hijos que tanto ama, pero que no conocen el amor de Dios.

En otro momento del día la Madre se reúne con un grupo más pequeño de hijos que han comprendido el amor de Dios y que, con sus defectos y pecados, tratan de responder a ese amor y se reúnen frecuentemente para orar juntos. Es fácil comprender que con estos hijos la Madre estará alegre y feliz, ya que son hijos que oran, hijos que tratan de amarla y que se sacrifican por Ella.

Ese es el motivo por el que la Reina de la Paz se aparece a Iván alegre y feliz. Ella está alegre y feliz cuando ve a sus hijos que pertenecen a grupos de oración, que llevan una vida habitual de oración y que intentan vivir como verdaderos hijos suyos. La Madre quiere enseñarnos a través de Iván lo feliz que hacemos su Corazón cuando pertenecemos a un grupo de oración, cuando nos reunimos con frecuencia para orar, y cuando en nuestra vida habitual la oración tiene el primer lugar.

4.- La Madre quiere transmitir esperanza a los grupos de oración.

Otro motivo por el que la Reina de la Paz se aparece siempre a Iván contenta y feliz es para hacernos comprender que los grupos de oración son fuertes y que la oración terminará venciendo todo el mal que existe en el mundo.

Una tentación muy fuerte para las personas de oración es la desesperanza. Pertenecemos a un grupo de oración (por ejemplo Reina de la Paz TV) oramos mucho cada día, intentamos vivir los mensajes de nuestra Madre, pero el mundo sigue igual; tal vez mi familia, sigue igual. Viene la gran tentación de la desesperanza.

La alegría y la felicidad de la Reina de la Paz son la manera como Ella nos enseña que no debemos desesperanzarnos, que tenemos que estar alegres, porque el bien terminará triunfando, porque el amor de Dios es más fuerte que el pecado y que satanás.

5.-  En los encuentros de los grupos de oración debe haber un ambiente de serena alegría

También nos enseña que los encuentros de oración deben ser alegres. Una persona que conoce el amor de Dios debe vivir la alegría, porque el que sabe que Dios existe y que su amor es infinito, y que el mal tiene el tiempo contado, debe expresarlo con la alegría. Un verdadero cristiano debe ser alegre, porque Jesús y María también tenían esta alegría.

No es la alegría como la que da el mundo. En los grupos de oración no debe haber una alegría mundana, una alegría de risotadas y de cosas por el estilo. Es una alegría serena y profunda, que se expresa en la paz y en la amabilidad. Por eso los cantos de los grupos de oración son alegres pero al mismo tiempo son serenos.

6.- Una palabra clave en los mensajes a Iván: “Perseveren”

Hay una palabra que se repite mucho en los mensajes a Iván: “Queridos hijos, perseveren en la oración”. La Reina de la Paz habla constantemente a Iván de la perseverancia. Nos pide que perseveremos en la oración, que seamos perseverantes en la fe, que perseveremos en el camino que hemos emprendido…

La enseñanza de María a los grupos de oración, la petición tan constante de que seamos perseverantes, se debe a que uno de los peligros más grandes de las personas que formamos parte de los grupos de oración es la falta de perseverancia. Si todas las personas que comienzan una vida de oración, si todas las personas que entran a formar parte de un grupo de oración, fuesen perseverantes en ello, los frutos serían grandiosos. Tal vez no visibles al momento, pero con toda seguridad grandiosos a largo plazo.

Una persona que persevera en la oración sin desanimarse tiene un poder inmenso según el Señor nos lo ha asegurado. La oración lo puede todo. El único problema es que no perseveramos el tiempo suficiente. Por eso Jesús, cuando nos enseñó a orar con diversas parábolas insistió reiteradamente en lo importante que era perseverar. Nos lo enseña el Catecismo, en el número 2613:

“San Lucas nos ha trasmitido tres parábolas principales sobre la oración:

La primera, ―el amigo importuno (cf. Lc 11, 5-13), invita a una oración insistente: ―Llamen y se les abrirá. Al que ora así, el Padre del cielo ―le dará todo lo que necesite, y sobre todo el Espíritu Santo que contiene todos los dones.

La segunda, ―la viuda importuna (cf. Lc 18, 1-8), está centrada en una de las cualidades de la oración: es necesario orar siempre, sin cansarse, con la paciencia de la fe. ―Pero, cuando el Hijo del hombre venga, ¿encontrará fe sobre la tierra?

La tercera parábola, ―el fariseo y el publicano (cf. Lc 18, 9-14), se refiere a la humildad del corazón que ora. ―Oh Dios, ten compasión de mí que soy pecador. La Iglesia no cesa de hacer suya esta oración: ¡Kyrie eleison!”.

7.- ¿Por qué los mensajes a Iván son tan repetitivos?

Algunas personas han puesto una objeción acerca de los mensajes que reciben los videntes de Medjugorje: dicen que son demasiado repetitivos.

Esto ocurre de manera más notable en los mensajes a Ivan. Pero, ¿el hecho de que los mensajes sean repetitivos es un problema? ¿No será acaso una enseñanza para las personas que viven una vida de oración?

Es un hecho innegable que los grandes maestros de oración han alabado las cualidades de la oración repetitiva. Los grandes místicos de la Iglesia han amado profundamente la oración repetitiva. Por ejemplo, santa Teresa de Jesús cuenta en sus escritos que para ella era imposible acostarse y dormirse si no había rezado el Rosario. Otro ejemplo es santa Faustina Kowalska, cuya oración más importante es el Rosario de la Divina Misericordia, una oración basada en la repetición. También podemos hablar del padre Pío, que oraba incansablemente un Rosario tras otro a lo largo del día.

Si pensamos en los santos de oriente, ocurre exactamente lo mismo. Su oración mística está basada en la repetición de la jaculatoria: “Señor Jesús, Hijo de Dios, ten piedad de mí, pecador”.

Si pensamos en la liturgia de la Iglesia, nos daremos cuenta de que la repetición es fundamental en la manera de orar que nos enseña la Iglesia. La Eucaristía de cada día contiene muchas repeticiones. La Misa es igual todos los días. Del mismo modo, las lecturas de la Palabra de Dios se repiten incansablemente todos los años, hasta el punto de que cuando llevas varios años acudiendo a la Santa Misa a diario, se tiene la sensación de haberlo oído ya todo: siempre se repite lo mismo.

Teniendo en cuenta todo esto, no nos puede extrañar que los mensajes de la Reina de la Paz destinados especialmente a los grupos de oración sean repetitivos. Nuestra Madre nos está mostrando de esta manera que si queremos llegar a una vida de oración profunda tenemos que comprender la importancia de la repetición.

Para entrar en una vida de oración profunda la repetición es necesaria. Pero hay que aprender a vivir esta repetición. La repetición no debe convertirse en rutina, en oración solo con los labios. La repetición es el camino para la profundización, para interiorizar lo que rezamos. Es camino para llegar a la contemplación. Al encuentro puro de amor.

El que persevera en la oración, el que no se cansa de insistir, de repetir, y lo hace con amor, con deseo de llegar más adentro, va siendo conducido por el Espíritu Santo hasta el encuentro más elevado con Dios.

Por eso la Virgen repite con frecuencia las mismas cosas en sus mensajes a Iván. Con esto nos está queriendo decir: No necesitan que les diga cosas nuevas, necesitan interiorizar y vivir de corazón lo que ya conocen. No necesitan oír novedades, sino descubrir el valor infinito de lo que ya poseen.

Conclusión: a través de los mensajes a Ivan la Reina de la Paz nos conduce a la cumbre de la oración.

Pueden ver que a través de todas estas cosas que hemos ido explicando en el programa de hoy la Reina de la Paz nos está dando orientaciones y enseñanzas excelentes para comprender el camino de la oración más elevada. Casi de una manera imperceptible nos está llevando al secreto de la oración contemplativa.

Debemos dar muchas gracias a nuestra Madre por todas estas enseñanzas y por ayudarnos tanto en nuestro camino hacia Dios. Que Ella nos ayude para ponerlo todo en práctica. Así encontraremos al Señor a través de la oración de una manera cada vez más profunda. Pedimos esta gracia para todo nuestro grupo de oración.

Programa: Las apariciones y los mensajes que recibe el vidente Ivan

Reina de la Paz TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s