¿Cómo orar bien por las vocaciones?

Gospa en AdoraciónEscuchamos de forma habitual en la Eucaristía preces pidiendo al Señor que suscite vocaciones entre los jóvenes, que las familias cristianas sean lugares propicios para el nacimiento de nuevas vocaciones, o que el Señor sostenga a nuestros seminaristas,  entre otras oraciones. También es frecuente que en varios momentos del año, en muchas diócesis y movimientos, los fieles se reúnan para rezar por las vocaciones.

Pero, a veces, pedimos cosas al Señor y no sabemos lo que pedimos, como dijo en una ocasión Jesús a sus discípulos. Pedimos por las vocaciones de una forma mecánica y sin entrar en el sentido profundo de esta petición. Pedimos por las vocaciones como si lo importante fuese el número y nada más; que haya muchas, sean como sean. También nos ocurre que pedimos por las vocaciones y no estamos dispuestos a ser coherentes en nuestra propia vida con respecto a esta petición.

¿Por qué la Reina de la Paz nos pide orar por las vocaciones? La respuesta a esta pregunta la podemos encontrar en el mensaje que dio a Iván dos semanas después, el 16 de septiembre, en el que nos dice: “Decídanse y ábranse a Él para que Él los guíe. En particular, queridos hijos, ábranse al Espíritu Santo; oro, queridos hijos por todos ustedes, para que se abran más”.  Con este mensaje la Reina de la Paz nos está diciendo que orar por las vocaciones no es sobre todo orar por la cantidad de vocaciones; orar por la vocaciones es orar para que, quienes han sido llamados, se decidan verdaderamente por Jesús. Porque para la Reina de la Paz la clave no es el número, sino la santidad de las vocaciones.

También con este mensaje nuestra Madre nos enseña otra cosa muy importante: quien quiere orar bien por las vocaciones debe decidirse él mismo por Jesús y abrir su vida al Espíritu Santo, estando dispuesto a lo que Dios le pida; de lo contrario su oración estará en contradicción con lo que hace y dará poco fruto.

Por lo tanto, oremos por la santidad de las vocaciones y estemos dispuestos a aceptar en nuestra vida lo que Dios nos pide. Esto es lo que nos enseña la Reina de la Paz.

Fuente: Reina de la Paz TV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s