Con ocasión de la visita del Cardenal Arzobispo de Viena, Christoph Schönborn, habló sobre Medjugorje con Max Domej de la revista “Gebetsaktion Wien


                    

– Su Eminencia, Cardenal Christoph Schönborn, es un placer conocerlo aquí, puede usted por favor decirnos qué le ha hecho venir aquí a Medjugorje?
– No puedo explicar exactamente cómo sucedió esto. Conozco sobre Medjugorje desde hace muchos años, no personalmente porque no he estado aquí antes, pero sí en las diócesis y hasta más lejos he experimentado los frutos de Medjugorje. Siempre lo uso para decir lo que Jesús ha dicho en el Evangelio: "Reconoceréis el árbol por sus frutos." Cuando veo los frutos de Medjugorje de vuelta en casa, sólo puedo decir que el árbol es, sin duda bueno. Me limitaré a mencionar dos pequeños ejemplos.

 

En el aeropuerto de Viena, en el checkpoint de seguridad, uno de los guardias me reconoció, miró mi billete y me preguntó si iba a volar a Zagreb. Se lo confirmé, y añadí que también iba de Zagreb a Split y luego a Medjugorje. Su rostro cambió de inmediato y dijo: "Yo estuve en Medjugorje antes!" Y con entusiasmo comenzó a hablar de eso. Uno de los guardias en la comprobación de seguridad hablando sobre Medjugorje y cómo la gente está subiendo la montaña de la Cruz, y qué tipo de atmósfera hay allí…

 

Otro ejemplo: Temprano en la mañana estaba parado en la estación de tren local. El gerente de la estación me reconoció y nos pusimos a hablar y me confió su profundo dolor de perder a su esposa de cáncer, pero añadió inmediatamente cómo sus amigos lo llevaron a Medjugorje, y cómo su fe se vio fortalecida allí. Él estaba reflejando tal alegría…

 

Estos son sólo dos pequeños ejemplos, entre muchas experiencias, muchas que tengo sobre Medjugorje. Me limitaré a repetir lo que dije una vez en una entrevista: si hubiera algo equivocado en Medjugorje, tendríamos que despedir a la mitad de nuestros seminaristas, ya que muchas de nuestras vocaciones sacerdotales son a la vez directa e indirectamente relacionadas con Medjugorje. ¿Cómo fue que decidí venir a Medjugorje? Siempre suelo titubear, y siendo el cardenal soy una persona muy expuesta en la iglesia Católica, y como no está exento de controversias yo no quería iniciar un debate adicional, y en mi opinión ya se conocía Medjugorje. Pero, este verano he visitado la comunidad Cenacolo en Saluzzo. Conozco a la Hermana Elvira desde hace un par de años, la quiero y la respeto como una extraordinaria testigo del Señor resucitado, y soy consciente de la profunda relación de la comunidad Cenáculo con Medjugorje. En Saluzzo, tuve la oportunidad de experimentar un sentimiento muy fuerte de seguridad interior: mi hora de ir a Medjugorje ha llegado! Yo diría que era una especie de aliento interior. Le expresé el deseo que mi visita fuese confidencial, simplemente quería pasar un tiempo en silencio y oración. Yo no quería ocultar mi intención de venir, pero tampoco quería ser objeto principal de los debates. Yo sólo quería venir al lugar donde la Virgen da gracias abundantes a tantos.

 

Además de eso, Ivan Dragicevic fue a Viena el año pasado y hablé con él, Marija Pavlovic Lunetti este año, ambos estuvieron en la Catedral de San Esteban y yo les di mi permiso para dichos eventos. Ambos de estos encuentros me impresionaron mucho, sobre todo debido a la modestia, la sencillez, la claridad y la calidez del corazón de estos dos videntes. Eso sólo reforzó mi decisión de venir a Medjugorje tranquilamente y sencillamente.

 

– Usted es sacerdote dominico, y los dominicos son famosos en la historia por la difusión de la oración del Rosario. ¿Cuál es tu opinión sobre el Rosario?

– Como Dominico, se supone que debo rezar el Rosario todos los días y estoy un poco avergonzado de admitir que no soy buen Dominico en ese sentido, ya que no me las arreglo para rezar el Rosario todos los días. Hay una cosa que puedo decir: el Rosario para mí fue siempre la oración de los pobres. Cuando se trata de mí, personalmente, siempre hay períodos de gran ansiedad y en esas circunstancias el Rosario es como una cuerda de salvamento. Al igual que necesitamos los cables cuando subimos una montaña, también necesitamos el Rosario. El sacerdote a través de quien conocí la orden de dominicos era un gran maestro de los escolásticos, auténtico tomista del viejo estilo, y nuevo escolástico que siempre me ha fascinado como intelectual, teólogo, pero al mismo tiempo como promotor entusiasta del Rosario. Eso es lo que me acercó a la orden de los dominicos. Eso es lo que me movía como un niño de catorce años de edad. Por un lado la inteligencia de alguien que estaba interesado en la filosofía y la teología, y en el otro lado la simple devoción. Para mí, estas son las características principales de la orden de los dominicos, de Santo Domingo: Santo Tomás, su Summa y el Rosario.

 

– En la oficina de la parroquia, donde los franciscanos le recibieron ayer, de manera muy cordial y alegre, que dijo que quería llegar a conocer el trabajo pastoral de nuestra Santa Madre. ¿Puede usted explicarse por favor un poco?

– Siempre me fascinó cómo la Madre de Dios tiene un método pastoral muy peculiar y diferente de los manuales teológico-pastorales o conferencias. Desde mi juventud me gustaba Lourdes y todavía me encanta. Así es como me imagino los acontecimientos de Lourdes: el obispo de la ciudad de Tarbes, probablemente tenía sus propios planes y sus propias opiniones, y a continuación, la Madre de Dios llega, sin consultar al párroco u obispo, aparece en un sitio completamente imposible, en un agujero, en una roca, en un río donde la gente ni siquiera va, y una chica que es analfabeta, que ni siquiera puede explicar lo que es la Santísima Trinidad, porque no podía entenderlo en su clase de educación religiosa. Y Nuestra Señora se aparece sólo a ella, así no más, le da instrucciones precisas de qué hacer, qué decir a los sacerdotes, a organizar las procesiones, para construir la capilla. Y entonces ella le ordena que tome un puñado de tierra del suelo y el agua brota … La pastoral de la Madre de Dios fue muy precisa. Ella lo conocía todo exactamente. Eso no estaba previsto en el plan pastoral de la Iglesia, pero decididamente ha cambiado la pastoral de Francia y el mundo entero. En el Vaticano hay un gruta de Lourdes, en frente de la cual el Santo Padre reza. En todo el mundo hay grutas de Lourdes, y la gente va y ora, haciendo lo que la Virgen les dijo que hicieran. Y todo ello a través de una niña, Bernadette, vidente que la Iglesia ha reconocido.

 

Pensé, quiero ver cómo es que se parecen al día de hoy en Medjugorje, ¿cómo María nos guiará paso a paso, cómo experimentó la gente los inicios en 1981? ¿Qué tenía en su mente la Madre de Dios cuando decidió aparecerse en una colina muy escarpada a un grupo de niños salvajes y empezar a darles orientaciones prácticas para la vida, y por tantos años? Eso es tan fascinante para mí! Tenemos que pensar en el trabajo pastoral también, porque simplemente se puede afirmar que María ha demostrado ser la mejor teóloga pastoral en el mundo entero. En América Latina organizó misiones a través de Guadalupe donde se apareció al pequeño indio san Juan Diego! Y le contó qué es lo que él debía decir a su obispo. Ella no se lo dijo al obispo, sino al pequeño indio Juan Diego. Existen experiencias similares en todos los países y eso es algo sobre lo que los teólogos deben pensar.

 

– Muchos de los fieles se sienten desanimados por la actitud de rechazo de Obispo local, y usan eso como excusa, por lo que son separados de la pastoral de este tipo. Toda América del Sur está marcada por las apariciones en Guadalupe, creo que la fuerza que sale de este lugar debe ser similar. De alguna manera, los fieles humildes deben ser protegidos de cualquier tipo de burla…

 

– Creo que no debemos temer en ese sentido. La Madre de Dios es la mejor diplomática, incluso aquí. Ya en Caná de Galilea había organizado todo de la mejor manera, ella sabe cómo manejar las dificultades, y es bonito ver cómo lo lleva haciendo durante siglos ya. Ella nos dice: "¡Haced lo que Él os diga que hagáis!" Es obvio que nos aconseja escuchar a la Iglesia. La autoridad suprema en la Iglesia es la Santa Sede, el Santo Padre y su Congregación para la Doctrina de la Fe, que es la máxima autoridad en todas las cuestiones de la fe y la moral. La autoridad suprema de la Iglesia nos ha dado directrices claras, no directamente del mismo Santo Padre, pero sí por medio de la Congregación de la Doctrina de la Fe que ha confirmado con claridad lo que una vez dijeron los Obispos de Yugoslavia, y que sin duda es aplicable en Medjugorje. Siempre he repetido que, esos textos son muy conocidos, hay tres elementos que son válidos todavía hoy, y puedo poner mi visita a Medjugorje dentro de esas directrices. En ese sentido, mi visita no es algo que es raro en absoluto. La Santa Sede, de conformidad con la Declaración de los Obispos de 1991, dice lo siguiente:

 

*En primer lugar: no constat de supernaturalitatae. Esa es la expresión que se utiliza muy poco, y significa que lo sobrenatural de los acontecimientos no ha sido confirmada, y que es clásica formulación de la doctrina de la Iglesia. No se dice que lo sobrenatural fue excluido, pero todavía no está confirmado finalmente, y todo por una simple razón de que yo respaldo plenamente. Yo soy el miembro de la Congregación de la Doctrina de la Fe, y es comprensible que apoyo, si tuviéramos que hablar de ello. Es decir, siempre y cuando el fenómeno está aún en curso, es normal que la decisión final de la Iglesia no tenga lugar, porque algo así no se ha hecho tampoco en el pasado. Tanto en Lourdes y Fátima los eventos primero finalizaron y más tarde la Iglesia tomó su decisión al respecto. Su decisión final. Tarde o temprano, esto tendrá lugar aquí también, pero en este caso dejamos a la Madre de Dios con libertad de elección.

 

*En segundo lugar, no hay peregrinaciones oficiales que se organicen, lo que significa que yo no podría organizar la peregrinación de mi diócesis a Medjugorje. Eso está lógicamente relacionado con lo mencionado en el punto anterior. Por lo tanto, no existe un reconocimiento oficial, pero en esa formulación también se dice que lo sobrenatural no está excluido. La Iglesia ha dicho claramente que no está excluido. No se confirma, pero no está excluido.

 

*En tercer lugar lo que la doctrina de la Iglesia dice claramente, también de conformidad a la declaración de los Obispos de Yugoslavia, es que los fieles que viajan a Medjugorje requieren atención y el cuidado pastoral. Eso significa que el cuidado pastoral de los peregrinos de hecho tiene que existir, y esa es la cuestión que muchos están tratando de desarrollar, Gebesaktion Wien, entre otros, que cuidan de los peregrinos, les siguen y les ayudan, incluso después de las peregrinaciones. Creo que de este modo, puede continuar así Medjugorje en su viaje, con plena confianza de que la Iglesia, Madre y Maestra, en este caso, va a seguir tutelando su viaje. Yo aconsejaría la paciencia. La Madre de Dios es tan paciente con nosotros que durante casi 29 años aquí, en una forma muy directa, ella está mostrando su cercanía y atención a la parroquia de Medjugorje, y numerosos peregrinos. Podemos esperar con toda tranquilidad y tener paciencia! 29 años es un largo período de tiempo para nosotros, pero no es un período tan largo para nuestro Dios! Es realmente increíble que los videntes seguirán teniendo una aparición al año hasta el final de sus vidas. Creo que la Virgen es suprema y absoluta. Ella viene directamente del corazón de nuestro Dios, sus intenciones y los deseos están sin duda de acuerdo con la Santísima Trinidad. Si le gusta expresar su cercanía de esta manera, incluso durante toda la vida, tiene que haber buenas razones para eso.

 

Ya en la actualidad podemos decir que en estos 29 años Medjugorje no perdió su fuerza, no se detuvo. Incluso podríamos decir, como mencionaron los franciscanos ayer, si no hubiese más apariciones, incluso si los fenómenos sobrenaturales de este tipo pararan, la gente todavía seguirían viniendo porque aquí se siente la presencia de Cristo y la Madre de Dios de forma intensa. Al igual que en Lourdes, donde se terminaron las apariciones hace 150 años, sólo que la presencia de la Madre de Dios no se ha detenido ¡Cuántas personas experimentan la cercanía de la Madre en Lourdes, experiencia de Dios que les trae consuelo! Recientemente he experimentado lo mismo otra vez: cuando un hombre va a la gruta durante la noche y reza en el lugar donde tuvo las apariciones Bernardita, puede simplemente decir: Ella está allí! Y ese seguirá siendo el caso! Es real el consuelo que la Madre refleja e irradia desde este lugar a través de sus benditas manos y su corazón.

 

Fuente: http://centromedjugorje.org/ 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: