Mensaje de Fr. Marinko ante la situación actual: «Dejar todo en las manos de Dios, pase lo que pase»

Me gustaría dirigirles algunas palabras ante la situación que estamos viviendo.

Hay que cumplir reglas, eso está claro, pero por favor, sin miedo.

Creo que es importante decir: ¡sin miedo!

Es importante fortalecer dos partes: la inmunidad del cuerpo y del espíritu y dejar todo en las manos de Dios, pase lo que pase.

Yo creo en la presencia de Nuestra Madre, que Ella está con nosotros,  que nos protege; que este tiempo realmente sea una oportunidad extraordinaria para dar una respuesta,  para darle una respuesta a Ella, que tiene sed de nosotros, que llega a decir: ¡esta parroquia es muy especial para mi! Imaginad esto. No somos conscientes de esas palabras y de su deseo de hacer algo por este  mundo a través de nosotros.  La sed de Ella, ese deseo de Ella, del cual no somos conscientes.

Esta es una oportunidad de decir: Madre, sí, ahora quiero responder,  quiero despertarme, quiero volver al  bien, esta situación para nuestro beneficio espiritual.

Individualmente,  como familia, en el Monte de las Apariciones,  en el Križevac, tomad el Rosario,  el ayuno, leer la Palabra de Dios, rezad por la gente perjudicada.

De esta manera, hay que ser solidarios con ellos,  ayudarlos con la oración,  y como he dicho,  fortalecer las dos inmunidades nuestras: la del espíritu y la del cuerpo.

Es lo que quisiera decir ahora,  y otra vez acentúo: ¡sin miedo! porque eso nos quita la fuerza. Precisamente lo contrario: fe, esperanza en que todo va a estar bien con la ayuda de Dios.

Hemos pasado cosas peores, se puede y eso es lo que nos fortalece espiritualmente, es lo que nos enseña la Virgen.

Todo lo que hace Ella aquí, es para fortalecernos,  para que seamos más fuertes ante situaciones de la vida. Ese es el sentido de todas sus venidas y mensajes aquí.

FR. MARINKO SAKOTA, Párroco de Santiago Apóstol de Medjugorje

«¿Por qué negar la evidencia de los frutos espirituales de Medjugorje?»: una importante reflexión

El cardenal Puljic es arzobispo de Sarajevo y el elector más veterano del colegio cardenalicio

El cardenal Puljic celebrando misa en Medjugorje el pasado mes de agosto

Vinko Puljic es arzobispo de un país donde los católicos son minoría pero a la vez es uno de los pesos pesados del colegio cardenalicio. El arzobispo de Sarajevo lleva más de un cuarto de siglo como cardenal y a sus 74 años es en caso de cónclave el elector de mayor antigüedad tras recibir la púrpura porte de San Juan Pablo II en 1994.

Este arzobispo ha desempeñado su labor en un lugar que aunque pertenece a Europa los musulmanes son mayoría, y en el que las heridas de la guerra y el conflicto están todavía muy recientes. Pero además en Bosnia se encuentra Medjugorje, un fenómeno religioso que ha atraído a millones de personas y en el que se han convertido miles de personas y otras tantas han fortalecido su fe.

Aunque la Iglesia no se ha manifestado al respecto de las supuestas apariciones de la Virgen sí que valora el fenómeno que se vive allí. Y tras enviar primero Henryk Hoser como enviado especial a este santuario mariano, el Papa autorizó en 2019 las peregrinaciones públicas a Medjugorje y pidió que se adecuara la pastoral al enorme flujo de peregrinos que visitan cada año el lugar.

El conflicto entre la Iglesia en Bosnia, especialmente los respectivos obispos de Mostar pues a ella pertenece Medjugorje y los franciscanos de esta parroquia, ha sido una constante durante estas décadas. Por ello, es de gran relevancia que la gran cabeza de la Iglesia en el país como es el cardenal Puljic se manifieste con tanta claridad sobre Medjugorje.

En una reciente entrevista con La Fede Quotidiana, el cardenal Puljic afirma tener una idea “muy positiva” de Medjugorje y recordó que él mismo visitó el santuario en agosto y celebró allí una multitudinaria Eucaristía.

El cardenal se refería al festival de jóvenes que reunió en agosto en esta aldea bosnia a más de 80.000 jóvenes provenientes de todo el mundo. Además, esta cita veraniega de 2019 supuso un punto de inflexión con respecto a Medjugorje puesto que escenificó el cambio que la Santa Sede ha dado con respecto a este lugar.

En el festival en Medjugorje participó  un nutrido grupo de obispos y cardenales entre los que se encontraban además de Puljic, el cardenal De Donatis, vicario general de Roma, o el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización. Esto hubiera sido imposible poco tiempo antes.

El cardenal bosnio croata explicaba en esta entrevista: “Creo, y esta es mi idea desde hace mucho tiempo, que este es un lugar de verdadera gracia. Su Excelencia Hoser tiene toda la razón sobre Medjugorje”.

Ciertamente, esta opinión del cardenal no es nueva. En una entrevista en 2009, Puljic afirmaba ya que “hay muchas hermosas presencias que han generado también conversiones y vocaciones sacerdotales o religiosas. Son frutos de la oración: donde el hombre reza con fe, Dios da os frutos de su Gracia”.

Por ello, este cardenal vuelve a insistir ahora en que “como es bien sabido, se ven buenos frutos en el árbol. Hasta donde yo puedo ver, los frutos de Medjugorje son muy positivos y buenos. Muchas personas vienen a rezar con un corazón recto, realizan penitencias, confiesan, toman la sagrada comunión y los sacramentos y, a menudo cambian radicalmente sus vidas, se convierten”.

“¿Por qué entonces negar la evidencia de buenos frutos espirituales? No tiene sentido. Por supuesto, los peregrinos que lo visitan deben garantizar una orientación pastoral adecuada para evitar errores, eso es cierto”, agregaba el purpurado.

Para Puljic, Medjugorje es uno de los lugares “de oración más grandes de Europa” y está precisamente en un país no católico. Por ello, visiblemente contento en la misa que celebró ante miles de jóvenes en el santuario en agosto insistió a los jóvenes en que “no dejen de orar, porque la Oración es la maravillosa comunión con Dios”.

Además, añadió: “Debes construir con carácter cristiano, tu propia identidad. No necesitas ser copia de nadie. Dios es tan rico en su creación que nos creó a todos diferentes y, por lo tanto, debemos aceptar esta identidad. También te animo a que nunca dejes de orar, porque la oración es la maravillosa comunión con Dios. Hay un dicho que dice «Te conviertes con quien pasas el rato», así que si pasas tiempo con Dios, estarás imbuido de Su amor. ¡Nunca pienses que estás solo en este mundo!”.

Fuente: www.religionenlibertad.com

(Publicado originariamente en el portal de noticias marianas Cari Filii)

Reflexión del Padre Verar a los mensajes del 25 de febrero y del 2 de marzo de 2020

El Padre Francisco nos comparte su reflexión de los últimos mensajes de la Virgen María Reina de la Paz.

Fuente: www.infomedjugorje.org

Medjugorje, la fe mariana y la decisión del Pastor

Ciudad del Vaticano – Andrea Tornielli

Para comprender las razones y el sentido profundo de la decisión de autorizar las peregrinaciones a Medjugorje por parte de Francisco, es útil releer algunos pasajes de la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium, el documento que traza la ruta de su pontificado. En ese texto el Papa recordaba que “en la piedad popular se puede captar la forma en que la fe recibida se ha encarnado en una cultura y sigue siendo transmitida”. También recordaba, citando las palabras del Documento Final de la Conferencia de Obispos Latinoamericanos en Aparecida, que “el caminar juntos hacia los santuarios y participar en otras manifestaciones de piedad popular, llevando consigo también a los hijos o invitar a otras personas, es en sí mismo un acto de evangelización”. “No coaccionemos ni pretendamos controlar esta fuerza misionera”, concluía el Pontífice.

Es un hecho que millones de peregrinos en los últimos años hayan vivido una significativa experiencia de fe visitando Medjugorje: así lo atestiguan las largas filas de los confesonarios y las adoraciones eucarísticas vespertinas en las grandes iglesias parroquiales sin un metro cuadrado libre de fieles arrodillados.

“Creo” que “en Medjugorje hay gracia. No se puede negar. Hay gente que se convierte”, había dicho el Papa dialogando en 2013 con el Padre Alexandre Awi Mello, mariólogo y ahora Secretario del Departamento para los Laicos, la Familia y la Vida. En esa entrevista, transformada en un libro (Es mi madre. Encuentros con María, Ediciones Città Nuova), Francisco ponía en guardia ciertamente contra el protagonismo de los videntes y de la multiplicación de los mensajes y secretos. Pero sin olvidar nunca los frutos positivos de la experiencia de las peregrinaciones. En el prefacio de ese libro, el teólogo argentino Carlos María Galli había escrito: “Para Francisco lo más importante es la fe mariana del ‘pueblo santo y fiel a Dios’, que nos enseña a amar a María más allá de la reflexión teológica. Como hijo y miembro, como cualquier otro, del Pueblo de Dios, Bergoglio –Francisco – participa del        sensus fidei fidelium y se identifica con la profunda piedad mariana del pueblo cristiano”.

Es precisamente por esta razón que, se sigue estudiando el fenómeno de Medjugorje y sin pronunciarse sobre la autenticidad de las apariciones, el Papa se propuso cuidar de aquellos que se enfrentan a las dificultades del viaje para ir a orar a ese lugar. Por eso había querido un enviado permanente, un Obispo colaborador de la Santa Sede, encargado justamente del cuidado pastoral de los peregrinos. Y por esta razón decide ahora ir más allá de lo que fue declarado hace más de veinte años por la Congregación para la Doctrina de la Fe, que permitía las peregrinaciones a Medjugorje, pero sólo “de manera privada”. Ahora, en cambio, las diócesis y las parroquias podrán organizar y guiar esas peregrinaciones que son expresión de la piedad mariana del pueblo de Dios.

Fuente: http://www.centromedjugorje.org

Adoración al Santísimo en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Adoración al Santísimo realizada en Medjugorje el día martes 3 de marzo de 2020. La Adoración fue dirigida por Fra. Renato Galić.

ROSAS PARA LA GOSPA

Mensaje del 2 de marzo de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos: su amor puro y sincero atrae mi corazón materno. Su fe y confianza en el Padre Celestial son rosas fragantes que me ofrecen: el ramo de rosas más hermoso, compuesto de sus oraciones, de obras de misericordia y amor. Apóstoles de mi amor, ustedes que se esfuerzan por seguir sinceramente a mi Hijo con un corazón puro, ustedes que sinceramente lo aman, sean ustedes los que ayuden, sean un ejemplo para quienes aún no han conocido el amor de mi Hijo. Pero, hijos míos, no solo con palabras sino también con obras y sentimientos puros con los que glorifican al Padre Celestial. Apóstoles de mi amor, es tiempo de vigilia y a ustedes les pido amor; no es para juzgar a nadie, porque el Padre Celestial juzgará a todos. Les pido a ustedes que amen, que difundan la verdad, porque la verdad es antigua: ella no es nueva, ella es eterna. Ella es la verdad. Ella da testimonio de la eternidad de Dios. Lleven la luz de mi Hijo y dispersen la oscuridad que quiere cada vez más envolverlos. No tengan miedo: por la gracia y el amor de mi Hijo estoy con ustedes. Les doy las gracias.”

Message March 2, 2020

“Dear children, Your pure and sincere love draws my motherly heart. Your faith and trust in the Heavenly Father are fragrant roses which you offer to me-the most beautiful bouquets of roses which consist of your prayers, acts of mercy and of love. Apostles of my love, you who sincerely and with a pure heart strive to follow my Son, you who sincerely love Him, you help; you be an example to those who have not yet come to know the love of my Son-but, my children, not only with words but also with acts and pure feelings through which you glorify the Heavenly Father. Apostles of my love, it is a time of vigilance, and of you I am asking for love, that you not judge-anyone. Because the Heavenly Father will judge everyone. I am asking that you love, that you convey the truth; because truth is old, it is not new, it is eternal, it is truth. It testifies to God’s eternity. Bring the light of my Son and keep breaking the darkness which all the more wants to seize you. Do not be afraid. Through the grace and the love of my Son, I am with you. Thank you.”

Messaggio del 2 marzo 2020

“Cari figli, il vostro amore puro e sincero attira il mio Cuore materno. La vostra fede e la confidenza nel Padre Celeste sono rose profumate che mi offrite: il bouquet di rose più bello, formato dalle vostre preghiere, da opere di misericordia e di carità. Apostoli del mio amore, voi che cercate di seguire mio Figlio sinceramente e con cuore puro, voi che sinceramente lo amate, siate voi ad aiutare: siate un esempio per coloro che non hanno ancora conosciuto l’amore di mio Figlio. Però, figli miei, non soltanto con le parole, ma anche con opere e sentimenti puri, mediante i quali glorificate il Padre Celeste. Apostoli del mio amore, è tempo di veglia ed a voi richiedo amore; di non giudicare nessuno, poiché il Padre Ceste giudicherà tutti. Chiedo che voi amiate, che diffondiate la verità, poiché la verità è antica: essa non è nuova, essa è eterna, essa è la verità! Essa dà testimonianza dell’eternità di Dio. Portate la luce di mio Figlio e squarciate la tenebra che sempre più vuole afferrarvi. Non abbiate paura: per la grazia e l’amore di mio Figlio, io sono con voi! Vi ringrazio”.

Nuevo milagro del Rosario

«Donatella, una cocinera de 45 años nacida en Milán, tuvo una vida difícil desde muy pequeña. Sus dos progenitores se drogaban, eran irresponsables y fueron incapaces de criarla. Lo que ha sufrido durante su infancia es indescriptible. Rescatada por su abuela que la tomó a cargo llevándosela consigo a los Abruces, pudo llevar una vida normal. Luego se casó; pero estaba siempre triste. Algo esencial le faltaba. Además, no podía quedar embarazada y estaba sin trabajo. Fue así que comenzó a frecuentar adivinos y brujos, esperando encontrar de esta manera un sentido a su existencia. Veía que su tristeza iba en aumento, hasta que finalmente decidió terminar con su vida.

Pero el Señor le envió a un ángel en la persona de una vecina que notó en ella algo extraño y que, comprendiendo su desesperación, le aconsejó que fuera a ver a un sacerdote, un cierto Padre Michele, con quien ella se abrió y que oyó su confesión. Era un sacerdote de la Renovación Carismática y supo comprenderla y orar por ella. Esto fue el principio de un hermoso camino con el Señor. Donatella tuvo que someterse a exorcismos durante varios meses para ser completamente liberada. Descubrió también que habían hecho un maleficio sobre su matrimonio, y este maleficio fue cortado.

En 2010, después de haber escuchado un CD acerca de Medjugorje, decidió ir allí y esto fue para ella como un rayo de luz. Descubrió en María aquella ternura maternal que nunca había recibido, y a una verdadera mamá desbordante de amor que la tomaba bajo su manto y que no la dejaría nunca más sola.

A partir de aquel momento experimentó la necesidad de orar mucho, especialmente el Rosario, acompañado por supuesto de la misa diaria y de los sacramentos. La oración del Rosario inundaba durante todo el día su corazón, como si la Virgen quisiera restaurar en ella la integridad de su identidad herida a causa de la ausencia maternal durante su niñez. Donatella decidió rezar los cuatro misterios del Rosario en forma cotidiana. ¡Como todos los “rescatados de la misericordia”, no regateaba con el Cielo!

Uno de los primeros milagros fue que, aunque medicamente estéril, dio a luz a dos pequeños. Cada vez la embargaba una felicidad mayor.Pero un día, en forma imprevista surgió la tribulación. Su marido había dejado su celular en casa; ella tuvo la idea de revisarlo y se dio cuenta de que él la engañaba. Encontró mensajes muy significativos. El impacto fue muy cruel porque jamás había sospechado de él. De inmediato invocó a su Madre del Cielo y, sin perder su temple, decidió perdonarlo en el acto, antes mismo de hablar con él. Sin tener en cuenta su corazón herido, concibió un plan de reconciliación bajo la inspiración de la Virgen. Llamó a su marido, permaneció en calma como si nada, y le dijo que aquella noche podrían ir a comer juntos a una pizzería. Cuando estaban sentados a la mesa, ella le reveló su descubrimiento y le dijo sin amargura que lo perdonaba y que iban a comenzar un nuevo camino juntos, sin aquella amante. También fue a encontrarse con la amante y le dijo: “¡Tienes una familia, hijos, concéntrate en tu familia y deja a mi marido tranquilo! Te perdono, pero no lo vuelvas a hacer.”

Y así fue como ese desliz se terminó en paz, con la ayuda de la Santísima Virgen que había conducido el asunto sin enfrentamientos, sin odio, sin crisis. ¡Una familia ha sido salvada del plan de destrucción que el Maligno había concebido para ella!

Donatella nos dijo que, si algún día no puede rezar sus cuatro rosarios, se levanta durante la noche para terminarlos. Sin embargo, el trabajo no le falta con un marido y dos hijos para atender, siendo cocinera en un restaurant y ocupándose de las tareas domésticas. Su amor por María es extraordinario; ella no le niega nada a su Madre. ¡Pero, cuántos son los frutos que cosecha!

Concluye diciendo: “No duden jamás del amor misericordioso de Dios. Es nuestro Padre y nos ama con un inmenso amor. Está siempre dispuesto a ser compasivo y a tomarnos en sus brazos. ¡La verdadera libertad está en Él!”»

© Children of Medjugorje del mes de enero de 2019

Sor Emmanuel

Mensaje del 25 de febrero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, en este tiempo de gracia, quiero ver sus rostros transformados en oración. Ustedes están tan inundados por las preocupaciones terrenales que ni siquiera sienten que la primavera está a las puertas. Hijitos, ustedes son llamados a la penitencia y a la oración. Así como la naturaleza lucha en silencio por una vida nueva, también ustedes están llamados a abrirse a Dios en oración, en quien encontrarán la paz y el calor del sol primaveral en sus corazones. ¡Gracias queridos hijos por haber respondido a mi llamado!”

Message 25 February 2020

“Dear children! In this time of grace, I desire to see your faces transformed in prayer. You are so flooded by earthly concerns, you do not even feel that spring is at the treshold. You are called, little children, to penance and prayer. As nature fights in silence for new life, also you are called to open yourselves in prayer to God, in Whom you will find peace and warmth of the spring sun in your hearts. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 febbraio 2020

“Cari figli! In questo tempo di grazia desidero vedere i vostri volti trasformati nella preghiera. Voi siete così inondati dalle preoccupazioni terrene che non sentite neanche che la primavera è alle soglie. Figlioli, siete invitati alla penitenza ed alla preghiera. Come la natura lotta nel silenzio per la vita nuova, così anche voi siete invitati ad aprirvi nella preghiera a Dio nel quale troverete la pace e il calore del sole di primavera nei vostri cuori. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.”

Botschaft 25 Februar 2020

„Liebe Kinder! In dieser Zeit der Gnade möchte ich eure Gesichter im Gebet verwandelt sehen. Ihr seid so überschwemmt von irdischen Sorgen und ihr spürt nicht, dass der Frühling vor der Tür steht. Meine lieben Kinder, ihr seid zur Buße und zum Gebet aufgerufen. So wie die Natur in der Stille um neues Leben kämpft, seid auch ihr aufgerufen, euch im Gebet Gott zu öffnen, in dem ihr den Frieden und die Wärme der Frühlingssonne in euren Herzen finden werdet. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid.“

Message 25 février 2020

«Chers enfants, en ce temps de grâce, je voudrais voir vos visages transformés dans la prière. Vous êtes tellement submergés par les soucis terrestres que vous ne sentez même pas que le printemps est au seuil. Vous êtes appelés, petits enfants, à la pénitence et à la prière. Tandis que la nature se bat en silence pour une vie nouvelle, vous aussi êtes appelés à vous ouvrir dans la prière à Dieu, en qui vous trouverez la paix et la chaleur du soleil de printemps dans vos cœurs. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 veljača 2020

„Draga djeco! U ovom milosnom vremenu želim vidjeti vaša lica preobražena u molitvi. Vi ste tako preplavljeni zemaljskim brigama i ne osjećate da je proljeće na pragu. Pozvani ste, dječice, na pokoru i molitvu. Kao što se priroda bori u šutnji za novi život i vi ste pozvani da se u molitvi otvorite Bogu u kojem ćete naći mir i toplinu proljetnog sunca u vašim srcima. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

Cuaresmario Mariano

Ha llegado a tus manos un Cuaresmario, es un devocionario para rezar durante la Cuaresma, un tiempo fuerte de conversión en preparación para la Pascua. Este es un devocionario particular, porque cada día vamos a tener a la Virgen muy presente en nuestra oración y nos va a ayudar a conocer más sobre las distintas apariciones de la Virgen a lo largo de la historia.

Te cuento que hay muchas más apariciones celestiales de la Virgen de las que te imaginas. Por ejemplo, 1830 es un año clave, ya que tiene lugar en París la primera aparición moderna de la Virgen Santísima. Comienza lo que Pío XII llamó la “Era de María”, una etapa de repetidas visitaciones celestiales. Entre otras: La Salette, Lourdes, Fátima… Y como en su visita a Santa Isabel, siempre viene para traernos gracia, para acercarnos a Jesús, el fruto bendito de su vientre. También para recordarnos el camino de salvación y advertirnos las consecuencias de optar por otros caminos. Haciendo un trabajo de investigación nos encontramos con que hay muchas más visitas celestiales de la Virgen a la tierra de las que usualmente conocemos y la gran mayoría de ellas están aprobadas por la Iglesia, ya sea por el Obispo del lugar como por la Santa Sede a través del Santo Padre.

La idea del Cuaresmario Mariano es que podamos rezar junto a María a lo largo de esta Cuaresma y, a su vez, conocer más sobre las distintas apariciones de la Virgen, la opinión de la Iglesia sobre estos fenómenos y la importancia de cada uno de los mensajes que la Virgen viene a recordarnos. Nuestra Madre, desde el cielo, intercede por nosotros y nos ayuda en nuestro peregrinar por esta tierra. La Iglesia reconoce la posibilidad de que Dios hable directamente a algunas almas y las instruya en el bien, ya sea en forma particular o colectiva. También es importante aclarar que las apariciones marianas no añaden nada a la doctrina cristiana. Una aparición no puede ser aprobada tan sencillamente, sino que se llevan a cabo investigaciones minuciosas y de acuerdo con los resultados las apariciones son aprobadas o no; en caso de que sean aceptadas pueden tener varios grados de aprobación.

Espero que puedas conocer más sobre las apariciones de la Virgen, pero sobre todo que puedas enamorarte más de ella. Ella, como Madre, nunca nos suelta la mano y siempre nos lleva al verdadero Amor: Su Hijo Jesús.

Dios te bendiga por medio de nuestra Madre,

Padre Marcelo Marciano

www.uncuraenlasredes.com

Ingresando AQUÍ podes bajar el libro de oraciones para cada día.

Dossier de Medjugorje: Por esto las primeras apariciones “son sobrenaturales”

El informe de la Comisión Ruini, hasta ahora secreto, ha sido revelado: Los presuntos videntes no mintieron sobre las primeras 7 apariciones de Nuestra Señora

Revelado el informe, hasta ahora secreto, de la Comisión teológica internacional, guiada por el cardenal Camillo Ruini, que ha juzgado creíbles las apariciones marianas de Medjugorje.

Lo cuenta el periodista y escritor Saverio Gaeta, que lo ha publicado en el libro, en italiano,  “Dossier Medjugorje” (edizioni San Paolo).

En estos escritos inéditos, los miembros de la Comisión explican las motivaciones por las que, con aplastante mayoría (13 sobre 15 votantes) consideraron que los comienzos del fenómeno de Medjugorje no pueden reducirse únicamente a dinámicas humanas, sino que tienen un origen sobrenatural.

Las primeras siete apariciones

En particular, consideran “poder afirmar con razonable certeza que las primeras siete apariciones resultan intrínsecamente creíbles, porque han sido capaces de suscitar en quienes las vivieron un despertar de la fe, una conversión de la manera de vivir y un renovado sentido de pertenencia a la Iglesia“.

Las primeras apariciones tuvieron lugar del 24 de junio al 3 de julio de 1981, es decir, en un arco temporal de diez días.

Cinco tuvieron lugar en la colina de Podbrdo, una en la casa parroquial de Medjugorje, otra en la localidad de Cerno, donde los entonces videntes, adolescentes, habían sido llevados en auto por funcionarios de la policía.

Qué sucedió en los presuntos videntes

En estos siete casos, observa Gaeta, publicando las conclusiones de la Comisión: es la Madre de Cristo la que espera a los videntes; el “fenómeno” (la Gospa, la Figura) está ante los videntes, siempre en el mismo lugar (en las primeras cinco); en los videntes existe la memoria exacta del lugar y la hora de la primera aparición; el mensaje no está dirigido a personas individuales, sino a todos los presentes (videntes/percibientes); el fenómeno se produce “de repente” y por sorpresa; el fenómeno provoca miedo y malestar en las almas de los videntes.

En las apariciones siguientes, el fenómeno provoca cada vez menos sorpresa y de alguna manera está programado.

Ninguna alteración mental

En virtud de estas premisas, el examen llevado a cabo por la Comisión internacional ha llegado a conclusiones muy claras sobre Medjugorje.

En primer lugar, no hay alteraciones a nivel psicológico en los videntes, entonces adolescentes. “Se trataba de adolescentes normodotados, no manipulables y no heterodirigidos, capaces de reconocer el engaño y de tomar postura frente a él“.

Respecto a la historia de los presuntos videntes, “nada en ella les había preparado en algún sentido para las primeras siete apariciones de la Gospa; son algo que irrumpe en sus vidas y en sus experiencias sin haber sido pedidas, buscadas, deseadas, imaginadas, queridas o inducidas.

No hay intereses

El ambiente en el que crecieron los videntes tenía “los rasgos de la pietas christiana tradicional, con una significativa impronta mariana deudora también del carisma franciscano, pero no hasta el punto de esperar, hipotizar, desear – y aún menos inven­tar con dolo – una manifestación sobrenatura­l de la santa Madre del Señor“.

Según los conocimientos entonces a disposición de los presuntos videntes, tanto en el plano cultural como en el plano de las verdades cristianas, “estos se presentan, en el momento de las primeras siete presuntas apariciones, sin contenidos, intereses o inclinaciones particulares que las connotaran.

No podían saber lo que pasaba en el mundo

Respecto al grado de participación entonces de los presuntos videntes en la vida de la iglesia, “no es relevante en ellos, en el momento de las siete primeras apariciones, un particular protagonismo o compromiso por su parte“.

Finalmente, “respecto a las informaciones sobre los acontecimientos entonces fuera de Yugoslavia, tanto en Europa como en el mundo, que podían estar a disposición de los presuntos videntes, no eran abundantes, debido a las típicas estructuras de un estado totalitario, como lo era este de inspiración marxista fundado tras la segunda guerra mundial por el mariscal Tito († 1980)”.

La “sentencia” de la Comisión

Todas estas consideraciones llevan a la Comisión a decir que “los resultados alcanzados muestran de manera suficientemente razonable que el objeto examinado, es decir, las primeras siete apariciones, manifiestan un esencial y estructural carácter de in­deducibilidad y excedencia respecto a la historia, la identidad y las posibilidades tanto de los presuntos videntes como de su ambiente vital.

En la práctica los videntes, o los presuntos tales, no tenían las características para poder inventarse un fenómeno, tan detallado, de tal magnitud.

Paralelamente – escribe la Comisión – el imprevisible y especial vínculo religioso que el evento introduce en la experiencia de sus primeros destinatarios parece compatible con el carácter sobrenatural del signo“.

Una Gospa “familiar”

Las primeras siete apariciones suscitan en ellos “una subjetualidad, una responsabilidad y un protagonismo para el que los presuntos videntes no estaban ni preparados ni acostumbrados“.

Y el sujeto de las primeras siete presuntas apariciones, la Gospa,se presenta con caracteres y una familiaridad inéditos respecto a lo que los presuntos videntes podían conocer de ella“.

El demonio no tiene nada que ver

Y también el objeto de las peticiones/mensajes, “es decir, la paz en su dimensión esencialmente teologal, adquiere una urgencia, una dimensión y un significado que va más allá de los horizontes ya adquiridos, vividos y deseados por los presuntos videntes y por su ambiente vital”.

Se excluye “la hipótesis de un origen demoniaco al principio del fenómeno, queparece gratuita e infundada, y que contrasta con cuanto se ha observado en el perfil inicial del fenómeno, así como con los frutos positivos derivados del propio fenómeno“.

Vínculo indisoluble con Cristo

Los elementos teológicos que unen a las primeras siete apariciones muestran que “el sujeto, la Gospa, manifiesta y mantiene un vínculo indisoluble con el Cristo de Dios, y su persona y sus gestos no son comprensibles fuera de este vínculo“.

Que las peticiones/mensajes del sujeto, la Gospa, “tienen una dimensión estructural teologal, tanto en su dimensión cognoscitivo-intelectual, como en su dimensión práctico-operativa“.

Y finalmente, que la manifestación de la Gospa “reaviva en los presuntos videntes el sentido de su pertenencia a la Iglesia“.

Sobre la base de estos datos, la Comisión internacional considera poder afirmar con razonable certeza que las primeras siete apariciones resultan intrínsecamente creíbles.

El Papa

El Papa, tras haber examinado el informe Ruini y los pareceres sobre el mismo de los miembros de la Congregación para la doctrina de la fe, decidió confiar al arzobispo polaco Henryk Hoser, una misión como “enviado especial de la Santa Sede” para “adquirir conocimiento más profundizado de la situación pastoral” en Medjugorje y “sobre todo, de las exigencias de los fieles que llegan allí en peregrinación” para “sugerir eventuales iniciativas pastorales para el futuro”.

Por ahora, Hoser sigue en misión en Medjugorje.

Fuente: https://es.aleteia.org

© Children of Medjugorje – 17 de febrero de 2020

Para ver el boletín de febrero de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 17 de febrero de 2020

Sor Emmanuel

“La familia está herida, el sentido de la familia ya no existe y muchas veces, incluso la Iglesia se rinde”

P. Livio: Yo diría que Medjugorje es todavía un lugar donde se vive la espiritualidad y la unión de los Sacramentos, pero en nuestro mundo, también aquí en Italia, muchos no saben lo que son los Mandamientos, no participan de los Sacramentos ni de la Santa Misa. Los fundamentos de la vida cristiana son prácticamente abandonados por parte de un pueblo que había sido muy cristiano. Debemos volver a los Sacramentos, debemos insistir en las parroquias en que hay que empezar por esto.

Marija: Es verdad. Yo me acuerdo que en los primeros años, recuperamos muchas cosas. Por ejemplo, había personas que no habían sido bautizadas, otras que celebraban su cumpleaños, pero que no se acordaban de la fecha de su bautizo, Primera Comunión o Confirmación. Muchas veces no nos acordamos de estos Sacramentos que son parte de nuestra vida. Por esto, yo creo que hoy, la Virgen, de modo muy especial, nos pide vivir en primer lugar los diez Mandamientos y después los Sacramentos ya que están completamente unidos entre sí. La Virgen quiere la salvación para todos. Dios quiere la salvación de todos, dentro de la libertad de cada uno, desea nuestra salvación, solo depende de nosotros.

P. Livio: Sí, aunque desafortunadamente muchas personas lo han olvidado. Muchos dicen: “soy creyente, pero no practicante”, pero no ser practicante significa no seguir los Mandamientos ni recibir los Sacramentos. Es necesario que, sobre todo nosotros los sacerdotes, insistamos en que sin la confesión, sin la Santa Misa, sin la Comunión, no somos verdaderos cristianos. Sin olvidar el sacramento del matrimonio, que hoy en día se ha abandonado. Aparte del bautismo, casi todos los demás sacramentos se han abandonado.

Marija: Esto es porque el mundo de hoy está viviendo un paganismo total. La familia está herida, el sentido de la familia ya no existe y muchas veces, incluso la Iglesia se rinde. Es por esto que la Virgen nos llama a la oración, al testimonio. Hoy también de forma especial, nos pide ser valientes. También el Santo Padre últimamente, nos pide que demos buen testimonio, no solo en la iglesia, sino fuera de ella. Hoy en día, el rebaño es pequeño y además son pocas las personas que tienen el valor de testimoniar.

Fragmento de la nota realizada por el P. Livio a la vidente Marija

Culminó el X Congreso Iberoamericano de María Reina de la Paz 2020 en Perú

Acaba de finalizar este domingo 9 de febrero de 2020 el X Congreso Iberoamericano de María Reina de la Paz organizado por el Centro Medjugorje de Iberoamérica. El mismo fue realizado del 5 al 9 de febrero de 2020 en Perú en la Casa de Convivencias Juan Pablo II, en el Balneario de Santa Rosa, distrito de Ancón, al norte de la ciudad de Lima, mismo lugar en que se realizó el Congreso de 2014. Asistieron al mismo más 28 sacerdotes y 280 participantes de 20 países diferentes: Argentina, Colombia, Ecuador, Paraguay, Chile, México, Estados Unidos, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, España, Panamá, Guatemala, Curazao, Honduras, Bolivia, Venezuela, Uruguay, Bosnia Herzegovina y Perú.

El encuentro fue organizado por la coordinación de la Fundación Centro Medjugorje, y por Perú, los Grupos de Oración de María Reina de la Paz, los Cenáculos de Oración de María Reina de la Paz, la Comunidad Monástica de los Siervos de María Reina de la Paz fundada por el R.P. Fray Israel del Niño Jesús RPS, la Comunidad de Apóstoles de María Reina de la Paz, el Grupo Medjugorje y el grupo La Gospa.

La bienvenida del Congreso estuvo a cargo de Fray Danko Perutina, ofm de Bosnia Herzegovina, Eileen Pereira de Huaco, de Perú y Luis Miguel Onieva, Secretario de la Fundación Centro Medjugorje. Durante la bienvenida, los asistentes pudieron escuchar las palabras de Fray Marinko Sakota, ofm, párroco de la iglesia de Medjugorje.

Los expositores del Congreso fueron P. Danko Perutina, ofm (Bosnia Herzegovina), el P. Inocencio Llamas (Venezuela), el P. Francisco Verar (Panamá), P. Gustavo Jamut, omv (Argentina), P. Diego González, cemp (Argentina), P. Patricio Javier Romero (Chile) y el P. Israel del Niño Jesús, RPS (Perú). Nutrieron a los participantes del encuentro con las siguientes conferencias:

Miércoles, 5 de febrero

  1. “Unidos para luchar contra la corriente del mundo” (P. Inocencio Llamas)

Jueves, 6 de febrero

  1. “La postura oficial de la Iglesia y la Pastoral en nuestras diócesis” (Fr. Danko Perutina, ofm)
  2. “Medjugorje, la Escuela de María” (P. Francisco Verar)
  3. “Medjugorje, escuela del perdón y paz” (P. Gustavo Jamut, omv)

Viernes, 7 de febrero

  1. “El camino de los grupos de oración” (P. Francisco Verar)
  2. “Apóstoles de mi amor” (P. Diego González, cemp)
  3. “Llamados a ser santos” (P. Inocencio Llamas)

Sábado, 8 de febrero

  1. “La Reina de la Paz y el combate espiritual del cristiano” (P. Gustavo Jamut, omv)
  2. “La Gospa te llama a ser apóstol de su amor” (P. Inocencio Llamas)
  3. “Las cinco piedritas” (Fr. Danko Perutina, ofm)
  4. “Pacificados y pacificadores” (Fr. Israel del Niño Jesús, RPS)

Domingo, 9 de febrero

  1. “La sanación de la familia en la Escuela de Santidad de la Reina de la Paz” (P. Patricio Romero)
  2. “¿Dónde están los verdaderos hombres y mujeres?” (Fr. Danko Perutina, ofm)

Durante el Congreso, los asistentes también pudieron participar, como es propio de la espiritualidad de Medjugorje, de adoraciones al Santísimo Sacramento inclusive toda la noche por turnos, la Santa Eucaristía, el sacramento de la Confesión, testimonios, el rezo del Santo Rosario, la Coronilla de la Divina Misericordia y la Liturgia de las Horas.

Por otra parte, Oriol Vives y Luis Miguel Onieva, de la Fundación Centro Medjugorje, presentaron “La misión de la Fundación Centro Medjugorje” y realizaron el taller “Redes sociales y Comisión Económica San José”.

El jueves por la noche, los asistentes pudieron disfrutar de la película “El Mayor Regalo” del director católico Juan Manuel Cotelo.

El sábado por la tarde asistieron al Congreso un grupo de jóvenes dirigidos por el Padre Miguel del Río, los cuales asistieron para hacer vigilia ante el Santísimo y recibir temas para su vida espiritual.

Durante todo el encuentro se contó con la compañia de varios representantes de la jerarquía de la Iglesia local y de otros paises. Monseñor Lino Panizza Richero, Diócesis de Carabayllo, Perú, presidió en una ocasión la eucaristía. Desde Paraguay estuvo durante todo el Congreso Mons. Ignacio Gogorza Izaguirre, Obispo Emérito de Encarnación.

El Congreso fue provechoso para todos los que asistieron y siguen la espiritualidad de María Reina de la Paz. Al final del mismo se confirmó a MEDJUGORJE como la sede del XI Congreso Iberoamericano 2020.

¡Experimenté un amor inmenso!

«Denis Lefèvre, de 63 años, nos cuenta que en ocasión de su primer viaje a Israel su grupo de peregrinos fue invitado a visitar la llamada “Gruta de la leche” en Belén. Según la tradición, allí María amamantó al Niño Jesús. En aquel entonces, Denis era todavía un “católico dominical” que aún no había tenido una experiencia sensible del amor de Dios.

Mientras estaban en la gruta, el guía les propuso que tomaran en brazos a un muñeco que representaba al Niño Jesús y que le oraran en silencio. Esto molestó un poco a Denis que para sus adentros pensaba: “¡Qué atrapa turistas! ¡Y ahora pretenden hacerme rezar a Dios con un muñeco de plástico! ¡Esta devoción es ridícula!” Cuando llegó su turno, no queriendo ofender a los demás peregrinos, algo a disgusto tomó al Niño Jesús en sus brazos.

Su primera sorpresa fue la de constatar que no se trataba de un muñeco de plástico sino de porcelana y que por lo tanto tenía un cierto peso, como si fuera un verdadero bebé. Por pudor se alejó un poco del resto del grupo; y allí, de repente, los ojos del Niño Jesús se transformaron y tomaron vida. ¡Jesús lo estaba mirando!

“¡Qué impresionante fue para mí!, nos cuenta Denis. Experimenté un amor inmenso y una emoción tal que estallé en llanto. ¡No conseguía separar mi mirada de la suya! ¿Cuánto tiempo habrá durado esto? No sabría decirlo, pero los demás peregrinos me dijeron que permanecí largo rato con el Niño. He ido a Tierra Santa en tres oportunidades más y cada vez reviví este maravilloso regalo. Aquella mirada me habita constantemente. ¡Él vive en mí!”

Denis compartió conmigo este acontecimiento en Navidad, hace algunas semanas, en el curso de su peregrinación a Medjugorje. Mientras me lo contaba volvía a vivir en su corazón aquella increíble experiencia que no logra recordar sin llorar. Efectivamente cada vez que habla del tema, vuelve a experimentar aquella efusión de ternura que el Niño Jesús le comunicó a través de su mirada. Una mirada divina, ¡indescriptible!

Lo que algunos viven “de verdad” por una maravillosa concesión de Dios, nosotros lo vivimos por la fe, y le rendimos gloria porque esta misma mirada nos acogerá un día en el Cielo; la mirada de un niñito recién nacido que se hace pobre y vulnerable para unirse a nuestra pobreza y mendigar nuestra ternura.»

© Children of Medjugorje del mes de enero de 2019

Sor Emmanuel

Sor Emmanuel Maillard, de Medjugorje: «Estamos en guerra y eso significa que el triunfo está cerca»

Hemos de estar «fuertes con la Virgen para prepararnos para una tercera profecía»

Sor Emmanuel Maillard es la religiosa más célebre de la Comunidad de las Bienaventuranzas de Medjugorje.

El diario católico La Nuova Bussola Quotidiana celebró el 19 de enero un encuentro en el teatro Pime de Milán bajo el lema María nos prepara para el futuro. Presentados por su director, Riccardo Cascioli, intervinieron el mariólogo Diego Manetti, colaborador de Radio María, y la hermana Emmanuel Maillard, de la Comunidad de las Bienaventuranzas en Medjugorje. La religiosa habló de la significación de la presencia de la Virgen en dicha localidad y de lo que transmite a las personas que acuden a escucharla.

Éstos son algunos de los pasajes de su charla, extractados y publicados por la edición española del diario, Brújula Cotidiana:

Pruebas

Hoy la familia y la Iglesia están sufriendo muchas pruebas. Muchos tienen miedo y angustia, las pruebas están ahí y Ella nos dice: “Las pruebas llegarán”. ¿Cuáles serán estas pruebas? Los videntes no lo han dicho, pero la Virgen nos lo dice todo el tiempo.

“No serán fuertes”

Otra frase que dice sobre las pruebas es “no seréis fuertes” porque también en la Iglesia muchas personas tienen como objetivo el bienestar de la tierra. Satanás os desvía, “queridos hijos” -como nos llama la Virgen-, con el modernismo, el materialismo y el egoísmo.

La tierra

Consideramos el tiempo de la tierra como el tiempo definitivo. Hacemos todo por la tierra: trabajo, carrera, etc. Trabajamos por la tierra, pero hemos olvidado el alma, que ponemos en último lugar. Hay jóvenes en Francia que no saben que tienen alma. Francia está en dificultades: orad por Francia.

Fuerza

Tenemos que volver a vivir una vida correcta. Es urgente que todos nosotros nos hagamos fuertes, fuertes en la fe y fuertes en la oración, con la fuerza de Dios, fuertes en la adhesión a Jesús, fuertes con la Virgen para prepararnos para una tercera profecía.

“Nos preparará”

¿Qué haremos cuando reine el pecado? “Pero si sois míos venceréis, porque vuestro refugio estará en el corazón de mi Hijo Jesús”, dice la Virgen en Medjugorje. Tenemos centros comerciales llenos, pero iglesias vacías. La Virgen nos prepara entonces para el misterio de la Misa, la Adoración y la Santísima Eucaristía. “Si sois míos venceréis”, quiere decir: cuanto más vivamos la Eucaristía, más unidos estaremos con Él, Nuestro Señor, y acortaremos el tiempo de estas pruebas.

Guerra

Si hay un triunfo, el triunfo del Inmaculado Corazón de María, que Nuestra Señora profetizó en Fátima, significa que primero hay una guerra. Y estamos en esta guerra. Si existe esta guerra significa que el triunfo está cerca.

Adoración eucarística

La Virgen nos ha pedido que nos enamoremos de Jesús. Nos dice: “Adorad a mi Hijo con el corazón”. La Virgen nos invita a crear una capilla de adoración perpetua en todas las parroquias. He estado en Trieste. Trieste era la ciudad con el mayor número de suicidios. El padre Justo [padre Justo Lo Feudo, Misionero de la Santísima Eucaristía, ndr] comenzó a organizar la adoración eucarística perpetua. Se necesitan unas trescientas personas. Después de un año el número de suicidios se redujo a la mitad porque cuando Jesús está presente con su cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad, está vivo y viene con toda su vida. Así llego yo a la adoración: cansada, distraída, tengo mis pensamientos, pero si vengo con toda mi buena voluntad a pasar una hora con Jesús ¿qué pasa? Lo que sucede es que Jesús presente allí nunca se cansa, nunca se distrae. Él está allí todo para mí y me envía su divina presencia, me envía los rayos de su presencia. Rayos de luz, de amor, de alegría, de misericordia. Aunque esté dormida, estos rayos no se detienen en mí: van a otro lugar y tocan a toda la gente de la ciudad donde está la capilla de adoración, y así hace el bien. Cuando se abre una capilla, disminuyen los suicidios, los divorcios, las drogas, el satanismo y todas las cosas que el maligno hace. Es un hecho medible.

Misa

Durante un festival la Virgen dijo que pusiéramos la Misa en el centro de nuestras vidas. Sin embargo, hoy ponemos la carrera, el trabajo y el sexo en su lugar. Y cuanto más ponemos otras cosas en el centro, menos felices somos. Muchas personas no saben que durante el ofertorio, cada uno de nosotros puede llevar su ofrenda al altar a través del agua del cáliz. Es la ofrenda de mi sufrimiento, mis pruebas, mis enfermedades, mis angustias. Puedo poner todo en la sangre de Jesús. Y esto es precioso. ¿Y qué hace Jesús? Cuando toma el cáliz y dice “Ésta es mi sangre”, de repente todo se vuelve divino y, por lo tanto, Jesús transforma todo lo que he puesto dentro en algo divino, en su sangre. ¿Y qué significa que mi sufrimiento se hace divino? Significa que da fruto: esta gota de vino que se convierte en la sangre de Jesús, este sufrimiento mío está a punto de ser ofrecido al Padre que ve en el sacrificio de sus hijos Su propio sacrificio. Así es como Dios envía ríos de bendiciones al mundo y por eso la Virgen dice: “Tus sufrimientos se convertirán en gloria”. Esto sólo se puede entender con la Misa. Tus sufrimientos se convierten en gloria, ha dicho: “Cuando sufrís, el Cielo entra en vosotros”.

El triunfo ha comenzado

En Fátima nos ha dicho que el triunfo va a llegar. Pero este triunfo –como explicó Marija Pavlovic en la catedral de Viena- ya ha comenzado. También ha dicho que este triunfo ya ha comenzado en los corazones de algunas personas individualmente: esperemos que todos llevemos dentro este triunfo. La Virgen dijo: “Gracias por vosotros lleváis dentro mi triunfo y algunas personas ya están triunfando”.

Familia

Juan Pablo II creó el Instituto para el Matrimonio y la Familia y le pidió a Caffarra que lo dirigiera. Éste, vista la tarea, escribió a la hermana Lucía de Fátima, que respondió no sólo diciendo “sí, oremos por esto”, sino también  que “la última batalla de Satanás contra Dios será sobre la familia y el matrimonio“. Estamos ya en ello. Esto mismo está sucediendo.

Agonía

No sólo la Iglesia está en agonía, sino toda la humanidad. Jesús se dejó arrestar como un niño indefenso. Pero, ¿qué estaba pasando? Se moría. Todos se desesperaban. Se acabó. Sólo había una mujer de pie, esperando, rezando y sufriendo con alegría. Ella vio que, en la cruz, su Hijo estaba llevando a cabo lo que había venido a hacer para la salvación del mundo. Ella lo sabía, en su inmenso dolor se alegraba de que su Hijo estuviera venciendo todo el mal del mundo. Si hoy estamos en agonía, significa que estamos cerca del triunfo, estamos cerca del triunfo del Corazón Inmaculado de María.

“Los preparo para los nuevos tiempos”

Me gusta esa frase. Tenemos un ejemplo de este nuevo tiempo. ¿Qué pasó el 5 de agosto de 1984? Ese día en Medjugorje se celebró el 2000 aniversario de María. Todos, todos se pusieron en fila para confesarse y todos lloraban de alegría por el perdón y la tristeza de haber ofendido a Dios con su pecado. Los sacerdotes también lloraron cuando veían la gracia que estaba cayendo tangiblemente. Se podía tocar la paz. Ese día Satanás fue atado. La Virgen dijo: “Queridos hijos, nunca he llorado de pena como hoy lloro de alegría. Las lágrimas se han convertido en sangre y luego en lágrimas de oro: misterios gozosos, dolorosos y gloriosos”.

El manto de María

Nos protege del demonio, de los ataques que nos hacen la vida imposible. ¿Qué es este manto materno? Lo ha recibido el día de la Anunciación, cuando el ángel le dijo: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti, el poder del Altísimo te cubrirá”, Nuestra Señora está cubierta por el Altísimo, éste es el manto materno desde aquel día. Pero este manto está hecho de Dios mismo, por eso Satanás nunca ha podido penetrar en este manto porque era Dios mismo. Por tanto, todos los que están dentro, están protegidos por la Virgen, pero también podríamos estar fuera de este manto. Si no hacemos lo que Él nos pide, estamos fuera de este manto. Tenemos que vivir los mensajes. Para estar bajo este manto no podemos decir “Madre, no hago esto porque no puedo hacerlo”, como si una madre nos pidiera algo imposible. Nos pide la Misa, el Rosario, el ayuno, la lectura de las Sagradas Escrituras.

Marthe Robin

Había previsto que Dios preparara un nuevo Pentecostés de amor. Decía: llegará un momento en la Iglesia en el que parecerá que no hay nada más que hacer. En cambio, la Virgen prepara pequeños grupos de fervor: pequeños grupos de oración, éste es el futuro de la Iglesia. Ratzinger lo había visto. La Iglesia será pobre, escondida, perseguida, sin poder, pero la autoridad de Jesús está ahí: éste es el futuro de la Iglesia. La Virgen nos invita a crear pequeños grupos de oración, el Espíritu Santo trabaja en el mundo a través de grupos de oración y los grupos de oración están abiertos a la voluntad de Dios. Los únicos fuertes serán ellos: no las parroquias ni las diócesis. Ella cuenta con esto para el triunfo de la Iglesia.

Fuente: www.religionenlibertad.com

Fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el 2 de febrero de 2020

Compartimos con ustedes algunas fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el pasado 2 de febrero de 2020.

Recordemos que el día 2 de cada mes la vidente Mirjana reza con la Virgen por los no creyentes. El día 2 de febrero Mirjana tuvo la aparición de la Virgen ante miles de peregrinos que se hicieron presente en Medjugorje y luego le dio el siguiente mensaje:

Mensaje del 2 de febrero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, por decisión de Dios y de Su amor he sido elegida para ser la Madre de Dios y la Madre de ustedes. Pero también por mi voluntad, mi amor ilimitado hacia el Padre Celestial y mi completa confianza en Él, mi cuerpo fue el cáliz del Dios-Hombre. He estado al servicio de la verdad, del amor y de la salvación, como estoy aquí ahora entre ustedes, hijos míos, apóstoles de mi amor, para invitarlos a ser portadores de la verdad; para invitarlos a que, por voluntad de ustedes y su amor por mi Hijo, difundan Sus palabras, palabras de salvación. Para que con sus actos muestren el amor de mi Hijo a quienes no lo han conocido a Él. La fuerza la encontrarán en la Eucaristía, en mi Hijo que los nutre con Su cuerpo y los fortalece con Su sangre. Hijos míos, junten sus manos y miren la Cruz en silencio. De esa manera, obtienen la fe para que la puedan difundir, obtienen la verdad para que puedan discernir, obtienen el amor para saber realmente cómo amar. Hijos míos, apóstoles de mi amor, junten las manos, miren la Cruz: solo en la Cruz está la Salvación. Les doy las gracias”

Fotos: www.marytv.tv

ROSAS PARA LA GOSPA

Mensaje del 2 de febrero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, por decisión de Dios y de Su amor he sido elegida para ser la Madre de Dios y la Madre de ustedes. Pero también por mi voluntad, mi amor ilimitado hacia el Padre Celestial y mi completa confianza en Él, mi cuerpo fue el cáliz del Dios-Hombre. He estado al servicio de la verdad, del amor y de la salvación, como estoy aquí ahora entre ustedes, hijos míos, apóstoles de mi amor, para invitarlos a ser portadores de la verdad; para invitarlos a que, por voluntad de ustedes y su amor por mi Hijo, difundan Sus palabras, palabras de salvación. Para que con sus actos muestren el amor de mi Hijo a quienes no lo han conocido a Él. La fuerza la encontrarán en la Eucaristía, en mi Hijo que los nutre con Su cuerpo y los fortalece con Su sangre. Hijos míos, junten sus manos y miren la Cruz en silencio. De esa manera, obtienen la fe para que la puedan difundir, obtienen la verdad para que puedan discernir, obtienen el amor para saber realmente cómo amar. Hijos míos, apóstoles de mi amor, junten las manos, miren la Cruz: solo en la Cruz está la Salvación. Les doy las gracias”

Message February 2, 2020

“Dear children! By the act of the decision and love of God, I am chosen to be the Mother of God and your mother. But also by my will and my immeasurable love for the Heavenly Father and my complete trust in Him, my body was the chalice of the God-man. I was in the service of truth, love and salvation, as I am now among you to call you, my children, apostles of my love, to be carriers of truth; to call you to spread His words, the words of salvation, by your will and love for my Son: that with your actions you may show, to all those who have not come to know my Son, His love. You will find strength in the Eucharist-my Son who feeds you with His Body and strengthens you with His Blood. My children, fold your hands [in prayer] and look at the Cross in silence. In this way, you are drawing faith to be able to transmit it; you are drawing truth to be able to discern; you are drawing love that you may know to love truly. My children, apostles of my love, fold your hands [in prayer], look at the Cross. Only in the Cross is salvation.  Thank you.“

Messaggio del 2 febbraio 2020

“Cari figli, sono stata scelta per essere madre di Dio e vostra madre, per decisione e amore del Signore, ma anche per mia volontà, per mio amore illimitato verso il Padre Celeste e mia totale fiducia in Lui. Il mio corpo è stato il calice del Dio Uomo. Sono stata al servizio della verità, dell’amore e della salvezza così come lo sono adesso, in mezzo a voi, per invitarvi, figli miei, apostoli del mio amore, ad essere portatori della verità, per invitarvi, per mezzo della vostra volontà e dell’amore verso mio Figlio, a diffondere le Sue parole, parole di salvezza e per mostrare, con i vostri gesti, a tutti coloro che non hanno conosciuto mio Figlio, il Suo amore. La forza la troverete nell’Eucarestia: Mio Figlio che vi nutre con il Suo corpo e vi rafforza con il Suo sangue. Figli miei, unite le mani in preghiera e guardate verso la croce in silenzio. In questo modo troverete la fede affinché possiate diffonderla, troverete la verità affinché possiate distinguerla, troverete l’amore affinché possiate capire come amare realmente. Figli miei, apostoli del mio amore, unite le mani in preghiera e guardate verso la croce: solo nella croce c’è la salvezza. Vi ringrazio.”

Entrevista de Padre Livio a Marija con motivo del Mensaje del 25 de enero de 2020

P. Livio: ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! Un saludo a todos los oyentes de Radio María. Hoy, aquí en Medjugorje, hace un día invernal, pero a la vez es especial porque es un día de oración intensa en espera del mensaje de la Virgen. Esta tarde, la Virgen nos ha dado el mensaje siguiente:

P. Livio: Queridos oyentes, aquí tenemos en directo a Marija de Medjugorje que nos comunicará el mensaje de la Virgen de la Paz de hoy 25 de enero de 2020.

“Queridos hijos! Hoy los invito a que oren aún más, hasta que en su corazón sientan la santidad del perdón. Debe haber santidad en las familias, porque, hijitos, no hay futuro para el mundo sin amor ni santidad, porque ustedes se dan en santidad y en alegría a Dios Creador que los ama con inmenso amor. Por eso Él me envía a ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Livio: Marija, este, como siempre, es un mensaje muy bonito. Lo hace recordándonos la oración, que no debemos olvidar. En este mensaje vemos que repite varias veces la palabra “santidad”. ¿Qué nos puedes decir al respecto?

Marija: Me parece muy claro este mensaje. Precisamente esta tarde, he pensado que, ese brote que vemos en los árboles, es la palabra santidad. Si vemos ese brote de santidad en nuestra vida, podremos ver cómo florece y cómo se convierte en algo bello. Por esto, la Virgen nos invita esta tarde a rezar aún más. De hecho, dice que debemos rezar hasta volveros santos, pero a mí lo que más me ha impresionado es que ha dicho: “la santidad del perdón”. Nosotros debemos ser los que perdonemos, los que amemos en la alegría, en la santidad. La Virgen nos pide que seamos alegría en el perdón, alegría en la oración, alegría en la santidad. Esta tarde la Virgen no nos ha invitado a rezar más, sino todavía más. Es decir, que no es suficiente, que debemos esforzarnos más. Esto se siente también ahora aquí en Medjugorje porque hay poca gente en las colinas, está muy tranquilo, hay más tiempo para rezar. Es invierno y con el frio preferimos estar al lado de la estufa y nuestro cuerpo realiza menos actividad. La Virgen nos dice que debemos sentirnos atraídos por el calor de la santidad y del perdón y con ello en nuestro corazón, nacerá la alegría.

P. Livio: Marija, en un mensaje a Mirjana me ha impresionado mucho esta expresión: “El perdón es la forma más elevada del amor”. Es decir, que la máxima expresión del amor está en el perdón. ¿Cómo ves tú este pensamiento tan profundo de la Virgen? Es decir, que el perdón es la más alta manifestación del amor que pueda existir.

Marija: No sé si has visto la película de un director español cuyo título es: El mayor regalo. Es una película basada en testimonios de personas que han tenido ese don tan grande del perdón. Hay el testimonio de una madre a la que mataron a su hijo y ella se encuentra con el asesino. Él siente mucho miedo en su corazón y ella en cambio lo recibe con la alegría del perdón, con la alegría de una persona de oración, lo invita a sentarse junto a ella y a comer con ella. Cuando se siente el perdón, se siente alegría. Yo creo que el perdón es un gran don de Dios. Cuando hay conversión, sentimos el perdón por aquellos que nos han hecho daño, ya sea a nosotros o a otras personas. Aquí en Medjugorje lo hemos visto muchas veces y se puede comprobar el cambio que se produce en esas personas que empiezan una vida nueva y dan testimonio de ello. Se les ve una alegría que a mí me parece celestial. Es la expresión de un cristiano que ha empezado a perdonar, a amar con el amor inmenso de Dios. En estos días estoy hablando de un joven que vivió cerca de Medjugorje, tenía 21 años, tenía leucemia y en el hospital hicieron todo lo que se podía hacer en su caso sin éxito. Un día quiso venir aquí y estar conmigo en el momento de la aparición. Cuando yo hablé con él me dijo que había dicho a sus padres que quería salir del hospital y que lo llevaran a casa. Él sabía que le quedaba poco tiempo de vida y pidió a su madre que lo llevara a Medjugorje. Hablando conmigo dijo que, a pesar de tener solo 21 años, había vivido mucho porque quien sufre vive el doble. Yo vi en ese joven, a un hombre adulto. Preparó a su madre, a su padre, a su hermana y murió, pero murió con una fe muy grande. Estos días es el aniversario de su muerte y si hablas con su madre, la ves con una serenidad, con una alegría hablando de su hijo santo ya que él no solo supo amar, sino perdonar. Nunca habló mal de los médicos por no haber hecho esto o lo otro, que si hubieran empezado antes la terapia, habría sido diferente, etc. cosa que se suele hacer. En cambio, llegar a ese punto de tu vida amando, perdonando y con gratitud en el corazón, esta es la santidad. Estamos llamados a la santidad de muchas maneras: en el dolor, en el sufrimiento, en la alegría, en la conversión personal abandonando el pecado, siguiendo el camino, fuertes en la fe. Te cuento que, hace diez años un joven vino a Medjugorje y aquí tuvo su conversión demostrándolo con gran entusiasmo. Mi marido lo encontró hace pocos días y le preguntó si todavía conservaba el mismo entusiasmo de entonces. El joven le contestó que ahora esa alegría era mucho mayor ya que se sentía un elegido por Dios y que se lo agradecía cada día. Es la felicidad de haber abrazado el camino de la conversión yendo a misa, a confesar, rezando el rosario. Sus amigos, los que viven por completo en el mundo, poco a poco han dejado de salir con él, pero sienten curiosidad y lo aprecian. Eso es lo importante, que se fijen en él y quizá el día de mañana se conviertan ellos también. Es muy bonito ver a esas personas que han tenido ese cambio en su vida, esa alegría de la conversión. Esperemos que a través de esa santidad, contagien a otras personas.

Livio: Marija, en el mensaje de hoy, la Virgen ha remarcado estas palabras: santidad, perdón, amor y alegría. Pero, a mi parecer, hay otra palabra que también es muy importante para la Virgen y es la palabra: familia. Yo creo que las situaciones más graves nacen en el corazón de las familias, cuando se separan, cuando se enfadan, cuando se deshacen los vínculos más queridos. Son tan profundas estas heridas, que cuesta mucho perdonar. Por lo tanto, y como dice la Virgen, es fundamental mantener unida la familia.

Marija: Sí, por esto es tan importante este mensaje. La Virgen dice que debe haber santidad en las familias. Sin la santidad es muy difícil seguir unidos debido a todas las veces que debemos perdonarnos mutuamente. Sin embargo, con la santidad, todas las situaciones toman otro sentido. La santidad es una invitación a la oración, la santidad es una invitación a estar con Dios, la santidad es ofrecerse a Dios… La Virgen nos decía que debíamos leer la vida de los santos e imitarles. Sabemos que hay muchos santos que estaban casados, entonces, hagamos como ellos. Tengamos santidad en nuestras familias, en las tribulaciones, en los problemas. Yo veo tantas veces que muchas familias se han destruido por tonterías. Después hablan del amor, pero ¿de qué amor hablan? ¿Del amor igual a sexo? El amor es algo mucho más profundo que viene de Dios. De hecho, aquí hay una tradición muy bonita el día del matrimonio (nosotros también lo hicimos) y es que el novio y la novia ponen las manos sobre la cruz y el sacerdote con la estola los ata a ella y dice: “Aquello que une Dios, que no lo separe el hombre”. Es un voto a Dios, es el compromiso de amarse en la salud y en la enfermedad, también en la vejez. Cuando somos jóvenes estamos delgados, somos guapos… pero cuando envejecemos y empezamos a sufrir dolores de aquí o de allí, a veces nos preguntamos qué sentido tiene. Pues sí lo tiene, cada cosa tiene su sentido. A mí, tantas veces hay ancianos que me dicen que ya no pueden hacer casi nada, solo rezar a lo que yo les contesto siempre lo bonito que es poder hacerlo. Mi madre, por ejemplo, me decía que había trabajado tanto, decía que había traído tanta leña de la colina de las apariciones que hubiera podido cubrir todo Medjugorje. Pero en su vejez era más feliz porque tenía más tiempo para rezar. Es como el invierno para nosotros. Aquí, este invierno es el 20º aniversario de la muerte de padre Slavko y vino un fraile a bendecir nuestras casas y trajo un calendario con una bonita foto del padre Slavko, el cual ponemos en un lugar bien visible. ¡Qué bonito pensar que aquel fraile que, vivió con nosotros, es santo! Ayer, 24 de enero, han empezado en el pueblo de padre Slavko a rezar el Rosario en la capilla donde había sido bautizado. Estas pequeñas cosas son importantes para reconocer la santidad de esa persona y comprender que también nosotros estamos llamados a esa santidad. Yo siento siempre una gran ternura pensando en tantos santos: Don Bosco, San Francisco, Santa Clara, San Felipe Neri, etc. etc. ¡Qué bonito!

Livio: Marija, quisiera que comentáramos la parte final del mensaje en el que la Virgen habla del gran Amor que Dios siente por nosotros. Es decir, yo creo que podemos encontrar mucha fuerza en perdonar si nos damos cuenta de cuanto Dios nos ha llegado a perdonar; de lo grande que es Su Amor y Su Misericordia. Este conocimiento da la fuerza para perdonar a los demás.

Marija: Es verdad. Piensa en un misionero en África, ¿cómo podría hacer esos sacrificios sin ese amor hacia Dios? Nosotros también estamos llamados a ese amor en nuestra vida cotidiana, a colaborar con Dios. Cada respiración nuestra debe ser una respiración con Dios. La Virgen nos ha dado siempre a entender: “en amor, con amor”. Dios siente un inmenso amor por nosotros. Hoy la Virgen nos dice que Dios nos ama tanto, que ha permitido que Ella esté con nosotros. No tenemos idea de lo afortunados que somos. Tantas veces me pregunto por qué yo soy tan afortunada, no solo de ver a la Virgen, sino también de conocer a tanta gente. Creo de verdad que es un gran don. Cuando era niña pensaba que la parroquia de Medjugorje era muy pequeña, en cambio con la llegada, siempre más numerosa de peregrinos, se convirtió en algo grande. ¡Qué bonito! Sabemos que hoy en día hay tantos mártires en la Iglesia, personas que mueren por el amor que sienten hacia Dios, dando testimonio de su fe. Nosotros, los videntes, al principio de las apariciones pensábamos que íbamos a morir, pero, por la gracia recibida, Dios nos ha dejado vivir. Debemos dar ejemplo con nuestra vida de que Dios es Amor. Dios nos ofrece mucho y nosotros le damos muy poco. En cambio, a quien nos ofrece tanto, deberíamos devolver también mucho. A veces, me agobio pensando que debería hacer mucho más y le pido a Dios que tenga piedad de mi porque yo quisiera convertirme, pero no sé cómo. De todas maneras, le digo que lo que hago, lo hago con mucho amor y le pido que Él haga el resto porque solo Dios sabe cómo llegar al corazón del hombre.

Livio: Marija, quiero hacerte una última pregunta. Tú sabes que hoy hay mucha ansiedad en el mundo, ya que debido al calentamiento del planeta, al armamento atómico, etc. se dice que se avecina el final. Esto se ha vuelto una verdadera preocupación, pero la Virgen tiene otra preocupación. Ella dice que no hay futuro en el mundo sin amor y santidad. ¡Esta es la verdadera causa por la que el mundo puede no tener futuro, porque sin amor y santidad habrá una catástrofe global!

Marija: Sí, sin amor y santidad no existirá el mundo. Bueno, puede que exista, pero será un mundo falso. Sin embargo, con amor y santidad empezamos a respetar la vida, a respetar el planeta donde vivimos… Hoy el diablo reina, por esto la Virgen nos pide rezar aún más para que pueda reinar el amor. Debemos recordar que el fruto de la oración es la santidad y el fruto de la santidad es la alegría. La clave de este mensaje es el inmenso Amor de Dios. Amor que Dios nos da y también la Virgen, por esto Ella nos llama a este nuevo camino, a este cambio global en el mundo. No nos llama a recoger el plástico, sino a cambiar el corazón, porque cuando cambie el corazón, ese plástico ya no estará. Nuestro corazón se hará responsable y reconocerá este mundo como una Tierra Santa y la respetará, la amará y la protegerá.

P. Livio: Muchas gracias Marija por tus palabras acerca del mensaje de hoy y acabamos con la oración.

Marija: De todo corazón.

Traducción: Equipo Asociación Amor de Déu

Fuente: Radio María Italia.

Veneración a la Santa Cruz en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Veneración a la Santa Cruz realizada en Medjugorje el día viernes 31 de enero de 2020.

ROSAS PARA LA GOSPA

Engañaba a su esposa con varias mujeres al mismo tiempo. En Medjugorje la Virgen lo salvó del infierno

Antonino Cuomo tenía una doble vida. Por una parte, era el hombre correcto, joven padre de dos hijos y esposo; pero no se resistía a engañar a su esposa, tal cual venía haciendo desde antes de casarse. Incluso algunas de sus amantes estuvieron presentes el día del matrimonio. “Me propuse encontrar una buena chica a la que amar y, al mismo tiempo, llevar una vida paralela, entregado a la transgresión, para satisfacer mis instintos animales. Estaba bien con mi esposa e hijos, pero no era suficiente para mí”, confirma el propio Antonino.

Era una cara dura que, hasta cierto momento de su vida, no recordaba la última vez que se había confesado u orado. Ha reconocido en más de una entrevista y registrado en videos testimoniales (como el incrustado al final de esta crónica), no solo haber llevado una vida apegado a las drogas, el alcohol y la lujuria… Antonino afirma haber sentido incluso un rechazo visceral, odio podría decirse, hacia la Iglesia, los sacerdotes, la propia Virgen María. “Honestamente no sé la razón, creo que todo fue una consecuencia de la forma en que estaba llevando mi vida y probablemente el diablo tuvo algo que ver en ello”, asiente.

La esposa ora y ayuna por su conversión

En algunos momentos al mirar a sus hijos, dice, parecía que surgía en él algo de remordimiento; pero poco duraba aquel sentimiento en un hombre que incluso se permitió decirles a sus amantes que abortaran cuando alguna quedaba embarazada. En ese torbellino de compulsividad egoísta nada le satisfacía y por ello cuando se sintió en la cúspide del placer trasgresor con una de sus enamoradas, se aferró. Dejó a su mujer, su hogar, sus hijos, su familia, yéndose a vivir con aquella amante.

La esposa de Antonino, quebrada emocionalmente, aunque no era una mujer que frecuentara la parroquia o los sacramentos, luego de escuchar hablar de Medjugorje, decidió ir allí para pedir ayuda a la Santísima Virgen María. A su regreso ella venía renovada, confiada a la voluntad de Dios, leía la Biblia, iba dos veces por día a misa, una por su esposo, otra por ella y se confesaba regularmente. Pero además comenzó a rezar hasta diez rosarios diarios y ayunaba, pidiendo por la conversión de su esposo.

Esclavo del demonio

Antonino tras visitar a sus hijos en el hogar familiar regresaba de allí luchando con su conciencia y creyendo que era un buen padre. Uno de esos días ya cuando estaba en su casa por la noche durmiendo recuerda haberse visto en un charco de sudor y a los pies de la cama había una figura negra e imponente con ojos rojos mirándole fijamente. Fue el momento más aterrador de su vida reconoce. “Por la vida que llevé puedo decir que fui siervo del diablo, viví en adulterio, puse la impureza en primer lugar, aconsejé abortos, blasfemé todos los días, especialmente contra la Virgen María, por lo que fui siervo del maligno”, afirma Antonino.

Tras un nuevo sueño en el que veía a su hija rogándole que volviese al hogar, aceptó tomarse unos días junto a su esposa e hijos visitando Medjugorje.

“Cuando llegué a Medjugorje, el primer día que entré en la iglesia estaban rezando el rosario y recuerdo que blasfemando abandoné inmediatamente la iglesia. Empecé a fumar, me sentía sofocado por esa oración”, confidencia.

Confesión y gratitud a la Virgen de Medjugorje

No fueron sencillos los primeros días. Tan solo mirar a su esposa lo irritaba, dice, a la par que percibía paz estando con ella, pues “transmitía una luz de amor muy fuerte”, señala Antonino. Tuvo también pensamientos suicidas y lloraba sin poder contenerse. Esta crisis espiritual tocó fondo cuando un día, al verla rezando -confidencia-, comenzó a blasfemar sin control e incluso la escupió.

Tras este incidente Antonino se quebró, iniciando su liberación y conversión acudiendo al confesionario. Así narra el mismo aquellas vitales experiencias de fe:

“Me desahogué con el sacerdote y al salir del confesionario comenzó mi verdadera peregrinación. Ya no sentía la rabia de estar en ese lugar, y ya no tenía el rechazo de las imágenes sagradas o de las oraciones. Poco después estando con el Padre Jozo, comenzó a recitar oraciones y mirando la imagen de la Virgen nos hizo consagrar a todos. Durante la Consagración lloré y a mi manera me consagré a la Virgen. Antes del último día de la peregrinación me confesé de nuevo, confesando sinceramente todos los pecados que tenía dentro. El confesor me dio 10 rosarios para rezar como penitencia. Luego asistí a la Santa Misa, antes de salir, y en el momento del intercambio de paz, sentí que me tiraban por detrás de la camisa, me di la vuelta y vi que era una niña de unos 8 años y me dijo «Paz», dándome la mano. Antes de eso esa niña no estaba allí, me dio el signo de la paz sólo a mí, y luego regresó a su lugar cerca de la estatua de la Virgen, abrazó a su padre y sin esperar el final de la misa se fueron. Sé que gracias a la Virgen de Medjugorje, gracias a la Reina de la Paz, me salvé de una vida sin reglas y sin frenos, que me estaba llevando a la perdición”.

Fuente: Portaluz.org

Mensaje del 25 de enero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos! Hoy los invito a que oren aún más, hasta que en su corazón sientan la santidad del perdón. Debe haber santidad en las familias, porque, hijitos, no hay futuro para el mundo sin amor ni santidad, porque ustedes se dan en santidad y en alegría a Dios Creador que los ama con inmenso amor. Por eso Él me envía a ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Message 25 January 2020

“Dear children! Today I am calling you to pray even more, until you feel the holiness of forgiveness in your heart. There must be holiness in the families, little children, because there is no future for the world without love and holiness – because in holiness and joy, you give yourselves to God the Creator who loves you with immeasurable love. This is why He sends me to you. Thank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 gennaio 2020

“Cari figli! Oggi vi invito a pregare ancora di più finché nel vostro cuore sentiate la santità del perdono. Nelle famiglie ci deve essere la santità perché figlioli, non c’è futuro per il mondo senza amore e santità, perché nella santità e nella gioia voi vi donate a Dio Creatore il quale vi ama con amore immenso. Per questo mi manda a voi. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.”

Botschaft 25 Januar 2020

„Liebe Kinder! Heute rufe ich euch auf, so lange noch mehr zu beten, bis ihr in eurem Herzen die Heiligkeit der Vergebung verspürt. Es muss Heiligkeit in den Familien geben, weil, meine lieben Kinder, es für die Welt keine Zukunft ohne Liebe und Heiligkeit gibt – weil ihr euch in Heiligkeit und Freude Gott, dem Schöpfer, der euch mit unermesslicher Liebe liebt, hingebt. Also schickt Er mich zu euch. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid.“

Message 25 janvier 2020

«Chers enfants, aujourd’hui, je vous appelle à prier encore davantage, jusqu’à ce que vous ressentiez la sainteté du pardon dans votre cœur. Dans les familles, il doit y avoir la sainteté car, petits enfants, sans amour et sans sainteté, il n’y a pas de futur pour le monde, car c‘est dans la sainteté et dans la joie que vous vous donnez vous-mêmes à Dieu le Créateur qui vous aime d’un amour incommensurable. C’est pourquoi il m’envoie vers vous. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 siječanj 2020

„Draga djeco! Danas vas pozivam da još više molite dok u vašem srcu ne osjetite svetost praštanja. U obiteljima mora biti svetosti, jer, dječice, za svijet nema budućnosti bez ljubavi i svetosti, jer se vi dajete u svetosti i radosti Bogu Stvoritelju koji vas ljubi neizmjernom ljubavlju. Zato me šalje vama. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

Entrevista de Padre Livio a Marija con motivo del Mensaje del 25 de diciembre de 2019

Livio: Queridos amigos, aquí tenemos en directo a Marija de Medjugorje que nos comunicará el mensaje de la Virgen de la Paz de hoy 25 de diciembre de 2019, fiesta de la Navidad. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: !Buenas tardes padre Livio! Un saludo a todos los oyentes de Radio María y felices Navidades a todos. Hoy es para nosotros una gran fiesta porque ha nacido nuestro Salvador, gracias a Dios. Además, hoy es también el día del mensaje de la Virgen, como cada 25 de mes, y es el siguiente:

“Queridos hijos! Les traigo a mi Hijo Jesús para que los bendiga y les revele su amor que proviene del Cielo. El corazón de ustedes anhela una paz que está cada vez menos presente en la Tierra. Es por eso que las personas están lejos de Dios y las almas están enfermas y avanzan hacia la muerte espiritual. Estoy con ustedes, hijitos, para guiarlos en el camino de salvación al que Dios los llama. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Livio: Marija, hoy ha sido una aparición especial. ¿Nos la puedes describir?

Marija: Hoy la aparición ha sido especial porque la Virgen ha venido con el Niño Jesús. El Niño Jesús ha hablado y ha dicho: “Yo soy vuestra paz, vivid mis Mandamientos.” Hoy parecía que la Virgen tenía prisa porque había una gran fiesta en el Paraíso. Ha llegado, ha dado el mensaje, ha dado una pequeña bendición con la oración y se ha marchado. Seguramente, ha querido también dejarnos a nosotros en la fiesta ya que estábamos con toda la familia y amigos. Aprovecho también para decir aquí que no he podido responder a todos los mensajes que hemos recibido, aunque hemos rezado el Santo Rosario para todos vosotros. Cada Navidad es especial, así, esa oración la hemos presentado a la Virgen para todos vosotros. Hoy es especial porque, la Virgen, siempre tan generosa, nos trae a su Hijo Jesús.

Livio: Hoy, seguro que iba vestida de modo especial!

Marija: Sí, hoy llevaba un vestido dorado, más engalanado, mucho más bonito. Cuando la Virgen aparece en los días de gran fiesta, viene siempre con el vestido más hermoso, más de realeza, parece hecho con hilos de oro. Además, esa belleza de Paraíso que la Virgen lleva consigo, te deja con el anhelo enorme de vivir ya en él. Agradezco al Cielo esta gracia que, Dios todavía me está dando, de ver a la Virgen con el Niño en brazos.

Livio: Marija, digamos que el Cielo se abre y desciende sobre la Tierra con la Virgen y su Hijo Jesús. Pero, cuando la Virgen mira nuestros corazones, tal como dice en el mensaje de noviembre, ve que ellos no viven en paz. De hecho, en noviembre, justo al inicio de Aviento, la Virgen dijo: “El mundo está en guerra porque los corazones están llenos de celos y se ve en los ojos vuestra inquietud”. También hoy la Virgen mira nuestros corazones a los que quisiera dar al Rey de la paz. Nos lo trae y sabe que nuestros corazones lo desean, pero no lo acogemos porque estamos cada vez más enfermos, nos sentimos siempre más descontentos, agitados y esto va en aumento siempre.

Marija: Sí, y vemos lo que la Virgen dice de esta enfermedad, por eso, Ella está siempre cerca de nosotros y quiere ayudarnos. Esta es la esperanza. Hay tanta confusión en el mundo, tanto apego a lo material, a tantas cosas que nos apartan de Dios, de la Iglesia y de los sacramentos. Tantas veces nos preguntamos si Jesús encontrará todavía fe cuando vuelva. Pero yo digo que también ha venido esta tarde y que Él está siempre entre nosotros, con nosotros y nos está llamando a ese camino de salvación, a ese camino con Dios. Yo siempre digo que mi camino es hoy y que no debo mirar la confusión sino mi corazón porque el Señor está mirando nuestro corazón, nuestros corazones. Yo digo, como nos ha dicho siempre la Virgen desde el principio: “Convertíos”, así seremos fuente de agua viva que llevaremos a los demás. Yo creo que debe ser así. Yo no creo en el pesimismo, no quiero pensar que los fieles de la Iglesia disminuyen continuamente, que cada vez hay menos vocaciones, etc. Es cierto que en Europa es así, pero en otros países como en Asia, por ejemplo, las vocaciones crecen, en África también. El Señor llama a sus pastores, pero por otra parte, también quiere de nosotros que no dejemos que la gente enferme a causa de esta crisis de fe que hay en Europa, sino que demos testimonio con nuestra vida, con nuestra alegría y felicidad de ser cristianos, de ser bautizados, de ser hijos de Dios. A menudo olvidamos vivir el presente mirando el mundo. La Virgen dice que debemos empezar con nuestro corazón. Nosotros tenemos a Jesús en el corazón y si tenemos a Jesús en el corazón, esa alegría en el corazón, sabremos también darlo a los demás. Como ayer por la tarde, durante la aparición, cuando ofrecí la novena a la Virgen, una novena de tantas personas que, unidas en la oración, ofrecemos nuestros pequeños sacrificios y nuestros pequeños dones, la Virgen esbozó una sonrisa tan alegre, una sonrisa tan especial que, seguramente, su corazón sentía ya la Navidad. Nosotros debemos ser esa Navidad que ven en nuestro rostro, en nuestra actitud.

Livio: Tienes razón Marija en que no se debe ser pesimista, pero sabemos que el mundo sigue ese camino. De todas formas, me doy cuenta y también en Radio María que en nuestros países de Occidente la Gracia también trabaja haciendo nacer nuevas vocaciones y cambiando corazones. No podemos perder nunca la esperanza.

Marija: Sí, la Virgen nos da siempre esperanza. Ella camina con nosotros en este camino de salvación. Dios es quien nos ha llamado a través de la Virgen y quiere ayudarnos. Jesús nació y murió por nosotros. En su proyecto de salvación estamos también nosotros. A pesar de esta enfermedad espiritual que existe hoy en tantos corazones, que lleva a tantas almas a la muerte espiritual, también podemos ver que son muchos los sacerdotes que ayudan a tantas personas a confesarse y que con su curación espiritual inician un camino de conversión. El mayor ejemplo lo tenemos aquí en Medjugorje. Muchas personas han cambiado su vida y se han vuelto alegres portadores de los mensajes de la Virgen. Ello consiste en la adoración, la oración, la Santa Misa, los sacramentos… es caminar en los mandamientos de Dios. El camino de la felicidad de Dios. Cuando obtenemos esto, el resto carece de importancia.

Livio: Cierto que para los que están más alejados, el primer paso es el de empezar a orar.

Marija: Sí, pero también para nosotros ya que las cosas del mundo nos absorben  demasiado. La modernidad nos dice que Dios no existe y hay mucha mentalidad negativa. En cambio, si tenemos a Dios en nuestra vida, hablamos con tranquilidad, con alegría y damos testimonio. Por esto la Virgen nos aconsejó los grupos de oración, para no sentirnos solos en esto y vivirlo con alegría. Tenemos amigos, tenemos la comunidad y somos muchos. A este punto, yo creo que un cristiano debe ser un hombre de esperanza. No queremos saber nada de la muerte espiritual porque se dice que quien se para, se pierde. Nosotros estamos llamados a caminar siempre y la Virgen dice que debemos caminar hacia la santidad. En cualquier situación, debemos elegir el camino de la santidad. Los padres, los hermanos, los sacerdotes… todos estamos llamados a la santidad. Debemos dar gracias a Dios por ello.

Livio: Marija, dime en tu vida, ¿Qué importancia tiene la Virgen?

Marija: Después de Jesús, la Virgen dispone de mi vida. Ella nos dijo: “Dios me ha permitido elegir y yo os he elegido a vosotros”. Ella nos tomó y nosotros nos dejamos capturar. Cuando pienso que fui una elegida, no me arrepiento de haber respondido con un sí, aunque muchas veces no sea fácil. Hoy mismo decía que me gustaría poder responder a todos los mensajes, llamadas, etc. pero sencillamente no puedo porque soy humana, pero soy espiritual y mi oración llega. Pienso que cuando estaremos en el Paraíso, solo Dios nos podrá decir como estamos unidos espiritualmente, a pesar de la distancia física. Esta es la cosa más bella que Dios nos da. Esta parte espiritual es muy importante para mí porque he aprendido a través de la oración, de las decisiones, también de los consejos de un guía espiritual que  ayuda en este camino más profundamente. También a través de tantos sacerdotes, amigos y tantas experiencias que han enriquecido tanto mi vida. Tantas veces como una borrasca; otras como un viento amoroso, suave, bello; otras como una llovizna, pero todas han dado a mi  vida una experiencia nueva. Doy gracias a Dios por todo ello, y también a cada peregrino que he encontrado, no siempre con el mismo entusiasmo debido muchas veces al cansancio, pero siempre lo he considerado un don de Dios. Cada vez que conozco a un peregrino le digo: “Que Dios te bendiga”, y lo deseo de todo corazón.

Livio: Marija, son casi 39 años que estáis al servicio de la Santa Virgen. Empezasteis que erais unos chiquillos y los seis os conocíais de niños. Habéis perseverado todos mucho tiempo. No os habéis desviado nunca. No os habéis cansado nunca. No os habéis contradicho nunca. Ninguno de vosotros ha perdido la fe. Yo creo Marija que esta es una gracia muy especial que la Virgen os ha dado.

Marija: Sí, es una gracia. Es el conocimiento de ser instrumento en las manos de Dios. Dios me elije y yo respondo: “Aquí estoy”. Dios nos da tanto. A veces no siempre cuando y como quisiéramos, pero siempre nos llegan las gracias que necesitamos en cada momento. Yo a veces he protestado como cuando murió el padre Slavko. Pensé que cuando estuviera en Cielo iba a preguntar al buen Dios por qué se lo había llevado tan pronto. El padre Slavko era un amigo, un guía espiritual, era una persona muy unida a nosotros y tantas veces es muy doloroso cuando ves que Dios corta en tu entorno. Por otra parte, te das cuenta de que ese corte es como una poda en primavera para que nazcan nuevos brotes. Dios dice que tú eres lo más bello que Él ha hecho y está celoso de ti. Eso es lo que yo creo. Por otro lado, yo creo que este apego que sentimos aquí en la Tierra, no existe en el Paraíso. Aquí sentimos dolor cuando un amigo, un familiar se va, no solo cuando muere, también cuando se va lejos. Nosotros lo hemos vivido mucho aquí con tantas personas que hemos conocido y hecho amigos. Es que nos pasa como a los apóstoles en el monte Tabor que querían montar la tienda y quedarse allí. Tantas veces preferiríamos quedarnos en Medjugorje a orar, pero la vida nos llama a otra parte. No solo debemos hacer oración, también debemos dar testimonio con nuestra forma de vivir. Además, como dice san Pablo: “quien no trabaja, no come”. La verdad es que juntar todo esto, no es nada fácil. La Virgen dice que debemos entrenar siempre nuestro corazón hacia el Paraíso.

Livio: Marija, una última pregunta. La Virgen dijo en un mensaje reciente a Mirjana: “Llegarán las pruebas y vosotros no sois fuertes, pero si sois míos, venceréis”. ¿Como ves esa prospectiva en este año nuevo que empezamos?

Marija: En el Año Santo, cuando la aparición extraordinaria de la Virgen en la colina, Ella dijo: “Consagraos a mi corazón y al Corazón de mi Hijo Jesús porque Satanás ha sido liberado de sus cadenas.” La Virgen nos dio la medicina para estas pruebas. Nosotros sabemos exactamente lo que tenemos que hacer, pero muchas veces somos perezosos, poco cuidadosos… Yo siempre digo que no tengo miedo porque la vida y la muerte están en manos de Dios. Nuestra vida no es más que un soplo. Cuando doy testimonios digo: Dios me ha creado a Su imagen, me ha dado la fe, me lleva por este camino, por este valle de lágrimas, pero voy al Paraíso y cuando llegue, estaré feliz. El anhelo del Paraíso que siento en mi corazón es como un canto. Debemos ser conscientes de que hemos nacido y no moriremos nunca. Cuando, tantos años atrás descubrí esto en mi corazón y lo pienso, siempre me emociono. Dios me ha creado y soy su pupila y  cuando llegamos a ser conscientes de ello, cantamos siguiendo este camino en la Tierra hacia la casa del Padre, hacía la eternidad.

Livio: Sí, esta peregrinación hacia la Jerusalén celeste es muy bella.

Marija: Sí. Es verdad que hay también muchas piedras en el camino que lo obstaculizan como la enfermedad, la vejez y otras muchas cosas que forman parte de la vida. En los primeros años de las apariciones, yo estaba enferma muy a menudo con amigdalitis debiendo tomar mucho antibiótico, después reumatismo debiendo estar en el hospital. La Virgen un día me dijo: “No debes permitir nunca que un sufrimiento sea en vano, ofréceselo a Dios”. Esto se lo digo siempre a los enfermos, a todos los que sufren  físicamente y espiritualmente. Debemos ofrecer todo a Dios por la salvación de las almas, por las almas del Purgatorio, por los sacerdotes, por tantas otras intenciones.

Livio: Muchas gracias Marija por todas estas cosas tan bonitas que nos has dicho y, tanto yo como nuestra familia de Radio María, te deseamos lo mejor para este año nuevo.

Marija: También de mi parte a todos vosotros padre Livio y siempre unidos en la oración.

Traducción a cargo del equipo de Virgen de Medjugorje

Fuente: Radio María Italia.

María que desata los nudos

«Muchos conocen la renombrada novena a “María desatanudos”, poderosa oración a la Virgen María que permite desarmar situaciones aparentemente sin salida. ¿Saben de dónde proviene este nombre?

Tiene sus raíces en la historia de la Iglesia primitiva y aparece a principios del siglo III en los escritos de San Ireneo de Lyon. Este Padre de la Iglesia, en uno de los primeros tratados de teología redactado para oponerse a las herejías que amenazaban la fe cristiana, evoca el rol capital de María, la “nueva Eva” en el plano de la salvación. Y detalla la manera absolutamente prodigiosa con la cual Dios ha procedido para restablecerle al hombre su dignidad primera: encontró en María, la nueva Eva, la pionera de una humanidad reconciliada con Dios. María es una mujer que, al igual que Eva, tiene un esposo. Pero la similitud finaliza allí. Mientras Eva, al desobedecer, se transformó en causa de muerte para sí misma y para todo el género humano; María, obedeciendo al pronunciar su “sí” a Dios, fue causa de salvación para todo el género humano. De esta forma, por esta semejanza de situaciones como si fuera un espejo invertido, revierte completamente la situación.

San Ireneo devela su causa más profunda, “porque lo que ha sido atado sólo puede ser desatado si las lazadas del nudo son hechas al revés, de manera que las primeras lazadas sean desatadas por los segundas, y que inversamente las segundas liberen a las primeras. Es así que un primer lazo es desatado por un segundo y el segundo da origen a que se deshaga el primero.

¡Así se completa el círculo o más bien se desata el nudo! Con una nueva Eva, María, y un nuevo Adán, Jesucristo, Dios ha creado un nuevo camino para sacar al hombre del infierno del pecado. Deshace para siempre nuestras ataduras volviendo a transitar por todos los nudos en los cuales las mentiras del Maligno nos habían encerrado. De esta forma comprendemos mejor la fuerza y la eficacia tan particular de esta novena a la bien nombrada “María que desata los nudos”

Experimenté personalmente el poder de esta novena y es por ello que la recomiendo.»

© Children of Medjugorje del mes de enero de 2019

Sor Emmanuel

© Children of Medjugorje – 12 de diciembre de 2020

Para ver el boletín de enero de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 12 de enero de 2020

Sor Emmanuel

¿Qué les dirías tú a todas esas personas que han empezado con fervor y después, quizá porque les llevaba más la curiosidad que la conversión, se han cansado?

P. Livio: Marija, ¿Qué les dirías tú a todas esas personas que han empezado con fervor y después, quizá porque les llevaba más la curiosidad que la conversión, se han cansado? ¿Qué dirías a esas personas para que redescubran en su mente esta gracia que es la presencia de María?

Marija: Verás, yo siempre digo: Oren, oren, oren, como dice la Virgen. Si hay oración, se siente a Dios. El Señor espera que abramos el corazón. Muchas veces, las dificultades de la vida, las enfermedades, tantas preocupaciones diarias, sirven para acercarnos a Dios. Pero esto no quiere decir que solamente en los momentos de dificultad nos acerquemos a Dios para pedirle ayuda. La Virgen dice: “Oren, oren, oren hasta que la oración se convierta en gozo para vosotros. A mi me gustaría que todos hicieran esta experiencia de la oración. Seguramente, aquí en Medjugorje, se siente esta presencia, la Adoración que se hizo ayer por la noche, como también será la de hoy en el altar de fuera, donde la gente canta, reza, adora al Santísimo. La Virgen nos ha hecho entender que es a través de Ella, enamorándonos de Ella, que nos lleva a Jesús. Ella dice: “El centro de su vida, debe ser Jesús”. Nos llama a la adoración, nos llama al amor hacia el Santísimo Sacramento del Altar. Esto es lo que estamos viviendo aquí en Medjugorje: La Eucaristía, la Santa Misa, donde se oyen muchas lenguas, donde todas las naciones se sienten una sola cosa. Esta es la belleza de nuestra fe, la belleza de poder compartir y de ayudarnos unos a otros para seguir adelante en este camino de conversión al que la Virgen nos llama.

Entrevista del Padre Livio a Marija el 25 de junio de 2018

El peor enemigo

Tenemos enemigos fuertes que nos combaten en nuestro caminar y en nuestros apostolados. Muchos son también los obstáculos que se nos ponen a la hora de compartir nuestro testimonio de las gracias recibidas en Medjugorje. Y aunque estas barreras no hacen otra cosa que confirmarnos en los caminos del Señor, es muy importante reconocer al enemigo más peligroso y más difícil de enfrentar o vencer.

Y este feroz enemigo no es la incredulidad ante las apariciones, la desacreditación de los mensajes,  los cuestionamientos del clero, la multitud de fraudes dispersos por el mundo, el ataque del islam o el comunismo y la indiferencia del mundo a la voluntad de Dios.

En realidad, el más despiadado enemigo no actúa principalmente desde fuera sino que ataca dentro de nosotros mismos.

«Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal…»   (Efesios 6, 12)

Es la soberbia, nuestro peor enemigo, que hace al alma sucumbir ante la tentación de brillar o resplandecer. Con el fin de sobresalir,  nos seduce con los primeros puestos, el afán de  mando, el protagonismo, llegar primero, conocer las novedades, las eficacias y exclusividades. Ser preferidos, reconocidos y buscar las alabanzas. Y que nadie intente  hacernos sombra. De ahí que Santo Tomás afirme que la soberbia, más que pecado capital es raíz y madre de todos los pecados, incluso de los capitales. La soberbia fue el pecado de los ángeles y el de Adán y Eva. El pecado de los fariseos que rechazaron a Cristo y que fueron descritos por el Señor en la parábola  de los dos hombres que subieron al Templo a orar, el fariseo y el publicano, como nos refiere San Lucas (Lc 1,8).

El fariseo en su oración no pone a Dios como autor de sus bienes: «Yo no soy como los demás”… Desde esa miseria surge el  Lucifer que profirió el non serviam… Se vanagloria, lo lleva a mirarse como  acreedor de Dios, que obra por su cuenta y puede exigirle el premio a sus méritos. Puede incluso que la soberbia nos haga  prescindir de las alabanzas, los reconocimientos y las ganancias, prefiriendo el anonimato, pero con el fin de sentirnos mejores, superiores o importantes respecto al resto.

De la soberbia nacen también la envidia, los rencores y la venganza, el desprecio, la jactancia y la vanagloria. Cada éxito de los demás es un suplicio para los soberbios.  La soberbia hace al alma juguete del demonio. La pequeña tendencia orgullosa de hoy, se convertirá mañana en resentimiento; y más tarde en pérdida de la Fe.

Dice la Reina de la Paz:

“…Están renunciando a Él, y Él es la fuente de todas las gracias. Me escuchan mientras hablo, pero sus corazones están cerrados y no me prestan atención. No están orando al Espíritu Santo para que los ilumine. Hijos míos, la soberbia se está imponiendo. Yo les muestro la humildad. Hijos míos, recuerden: sólo un alma humilde resplandece de pureza y belleza, porque ha conocido el amor de Dios. Sólo un alma humilde se convierte en un paraíso porque en ella está Mi Hijo. ¡Les agradezco! De nuevo les pido: oren por aquellos que Mi Hijo ha escogido, es decir, sus pastores.” (Mensaje 2 de Febrero, 2012)

Reprenden a la soberbia las palabras del Apóstol San Pablo (I Corintios IV, 7): “¿Qué tienes que no hayas recibido?” Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si nada recibieras? Las buenas obras que sin obligación y para más perfección haces  trabaja por esconderlas de tal manera que no sepa tu mano izquierda lo que hace la derecha (Mateos VI, 3).

Cuando veamos que nuestro corazón se comienza a “levantar” tenemos que traer a nuestra memoria nuestros pecados, tibiezas y negligencias.

Una pequeña doncella de Nazaret aplastó la cabeza del enemigo, sin cobertura ni resonancia popular, sin reconocimiento público e incluso sin la estima y admiración de los círculos creyentes contemporáneos. Sólo su familia, San José, los pastores, algunos justos como el anciano Simeón y  los ángeles, fueron testigos del poder de la humildad de la Esclava del Señor, que con la misma humildad camina entre las montañas y piedras de Medjugorje, para ayudarnos a vencer nuestros crueles enemigos internos:

“¡Queridos hijos! Hoy los invito a vivir con humildad todos los mensajes que Yo les estoy dando. Queridos hijos, no se ensorberbezcan por el hecho de vivir los mensajes. No anden por ahí diciendo: ‘Nosotros los vivimos!’ Si llevan los mensajes en el corazón y los viven, todos se darán cuenta y no habrá necesidad de palabras las cuales sirven sólo a aquellos que no escuchan. Ustedes no tienen necesidad de decirlo con palabras. Ustedes, queridos hijos, sólo tienen que vivir y dar testimonio con su vida. Gracias por haber respondido a mi llamado!”  (Mensaje 20 de Septiembre, 1985)

“María, Tú consentiste de inmediato en ser la esclava del Señor, habiéndote sentido turbada en un principio, pero impulsada después a aceptar la invitación celestial. María, Tú eres la virgen de la que habla el profeta Isaías. Conocías tan bien a Dios, caminabas desde siempre ante Su presencia. Le entregaste Tu vida, porque estabas en espera del Mesías prometido. No podías creer que fueras Tú la virgen sobre la cual descendería el Espíritu Santo para engendrar en su seno al Emmanuel, a «Dios con Nosotros» y esto fue la causa de tu turbación primera.

Al mismo tiempo, Tu temor no fue el de los hombres egoístas y orgullosos, sino aquel de los pobres de Dios, que humildemente desean hacer siempre la voluntad del Señor, sin alardes ni presunción alguna.

María, no es de sorprenderse que Te sintieras regocijada también, en Tu seno había fecundado la aurora que pondría fin a las tinieblas de la condenación, dando principio al tan esperado Día de la Salvación.

Pudiera ser que fueran otros tus planes, cuando Dios irrumpió en tu vida con Su plan maravilloso. Y, sin embargo, Tú, la más humilde de Sus esclavas, le abriste de inmediato la puerta de Tu corazón. Tu ejemplo, María, me impulsa a volverme yo también a Dios y decirle: «Oh, Señor, ¡Ven a mí, mi alma te espera generosa y mi corazón está dispuesto a darte la bienvenida! Entra en mi vida y seré siempre tu esclavo. Yo sé que no soy digno de que mores en mí, pero estoy cierto también de que Tú amas a los pecadores y siempre andas en busca de ellos. Por eso, Señor, entra en mi oscuridad, en mis problemas, en mis penas. Entra en aquellas áreas donde mi pecado Te ha expulsado. Entra asimismo en todas partes de mi vida, donde he preferido hacer lo que he querido, en lugar de Tu Divina voluntad. Entra ya, hazlo ahora mientras oro y medito ante la Cruz de Tu Hijo Jesús y ante la imagen de Su Madre, que lo concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.” (Del libro «Ora con el Corazón» del Padre Slavko Barbaric).

Autor: Padre Patricio Romero

Fuente: www.centromedjugorje.com

Fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el 2 de enero de 2020

Compartimos con ustedes algunas fotos de la aparición de la Virgen a Mirjana el pasado 2 de enero de 2020.

Recordemos que el día 2 de cada mes la vidente Mirjana reza con la Virgen por los no creyentes. El día 2 de enero Mirjana tuvo la aparición de la Virgen ante miles de peregrinos que se hicieron presente en Medjugorje y luego le dio el siguiente mensaje:

Mensaje del 2 de enero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, sé que estoy presente en sus vidas y en sus corazones. Siento su amor, escucho sus oraciones y las dirijo a mi Hijo. Pero, hijos míos, mediante mi amor maternal, yo deseo estar en la vida de todos mis hijos. Quiero reunir a todos mis hijos a mi alrededor, bajo mi manto maternal. Por eso, los invito y los llamo a ustedes, apóstoles de mi amor, para que me ayuden. Hijos míos, mi Hijo pronunció las palabras “Padre Nuestro”, Padre Nuestro que estás en todas partes y en nuestros corazones, porque Él quiere enseñarles a orar con palabras y sentimientos. Desea que siempre sean mejores, que vivan el amor misericordioso que es oración y sacrificio ilimitado por los demás. Hijos míos, denle a mi Hijo amor por el prójimo, denle a su prójimo palabras de consuelo, de compasión y obras de justicia. Todo lo que dan a los demás, apóstoles de mi amor, es acogido por mi Hijo como un regalo. Y estoy con ustedes porque mi Hijo desea que mi amor, como un rayo de luz, reanime sus almas y los ayude en la búsqueda de la paz y de la felicidad eterna. Por eso, hijos míos, ámense los unos a los otros, permanezcan unidos por medio de mi Hijo. Sean hijos de Dios que, todos unidos, pronuncian el Padre Nuestro con un corazón pleno, abierto y puro. ¡Y no teman! Les doy las gracias.”

Fotos: Medjugorje Info

ROSAS PARA LA GOSPA

Mensaje del 2 de enero de 2020 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, sé que estoy presente en sus vidas y en sus corazones. Siento su amor, escucho sus oraciones y las dirijo a mi Hijo. Pero, hijos míos, mediante mi amor maternal, yo deseo estar en la vida de todos mis hijos. Quiero reunir a todos mis hijos a mi alrededor, bajo mi manto maternal. Por eso, los invito y los llamo a ustedes, apóstoles de mi amor, para que me ayuden. Hijos míos, mi Hijo pronunció las palabras “Padre Nuestro”, Padre Nuestro que estás en todas partes y en nuestros corazones, porque Él quiere enseñarles a orar con palabras y sentimientos. Desea que siempre sean mejores, que vivan el amor misericordioso que es oración y sacrificio ilimitado por los demás. Hijos míos, denle a mi Hijo amor por el prójimo, denle a su prójimo palabras de consuelo, de compasión y obras de justicia. Todo lo que dan a los demás, apóstoles de mi amor, es acogido por mi Hijo como un regalo. Y estoy con ustedes porque mi Hijo desea que mi amor, como un rayo de luz, reanime sus almas y los ayude en la búsqueda de la paz y de la felicidad eterna. Por eso, hijos míos, ámense los unos a los otros, permanezcan unidos por medio de mi Hijo. Sean hijos de Dios que, todos unidos, pronuncian el Padre Nuestro con un corazón pleno, abierto y puro. ¡Y no teman! Les doy las gracias.”

Message January 2, 2020

“Dear children, I know that I am present in your lives and in your hearts. I feel your love, I hear your prayers and direct them to my Son. But, my children, according to motherly love, I desire to be in the lives of all of my children. I desire to gather all of my children around me, beneath my motherly mantle. This is why I am inviting you and calling you, apostles of my love, to help me. My children, my Son pronounced the words of the ‘Our Father’-Our Father, [you] who are everywhere and in our hearts-because He desires to teach you to pray with words and feelings. He desires for you to always be better, to live merciful love which is prayer and limitless sacrifice for others. My children, give to my Son love for your neighbors, give words of consolation, compassion and acts of justice to your neighbors. Everything that you give to others, apostles of my love, my Son accepts as a gift. I am also with you, because my Son desires for my love, as a ray of light, to bring your souls to life; for me to help you in the search for peace and eternal happiness. Therefore, my children, love one another, be united through my Son, be children of God who all together, with full, open and pure heart, pronounce the ‘Our Father’. And do not be afraid! Thank you.”

Messaggio del 2 gennaio 2020

“Cari figli, so di essere presente nelle vostre vite e nei vostri cuori. Sento il vostro amore, odo le vostre preghiere e le rivolgo a mio Figlio. Però, figli miei, io voglio essere, mediante un amore materno, nella vita di tutti i miei figli. Voglio radunare attorno a me tutti i miei figli, sotto il mio manto materno. Perciò invito voi e vi chiamo apostoli del mio amore, perché mi aiutiate. Figli miei, mio Figlio ha pronunciato le parole: “Padre nostro”, Padre nostro che sei ovunque e nei nostri cuori, perché vuole insegnarvi a pregare con le parole e i sentimenti. Vuole che siate sempre migliori, che viviate l’amore misericordioso che è preghiera e sacrificio illimitato per gli altri. Figli miei, date a mio Figlio l’amore per il prossimo; date al vostro prossimo parole di consolazione, di compassione e atti di giustizia. Tutto ciò che donate agli altri, apostoli del mio amore, mio Figlio lo accoglie come un dono. E io sono con voi perché mio Figlio vuole che il mio amore, come un raggio di luce, rianimi le vostre anime, che vi aiuti nella ricerca della pace e della felicità eterna. Perciò, figli miei, amatevi gli uni gli altri, siate uniti mediante mio Figlio, siate figli di Dio che tutti insieme con cuore colmo, aperto e puro, dicono il Padre nostro e non abbiate paura! Vi ringrazio.”

Reflexión del Padre Verar a los mensajes del 25 de diciembre de 2019

Mensaje anual de la Virgen María Reina de la Paz, del 25 de diciembre de 2019 desde Medjugorje por medio de Jakov Čolo:

“Queridos hijos, hoy, en este día de gracia, de manera especial, los invito a abrir sus corazones y pedirle a Jesús que fortalezca su fe. Hijitos, por medio de la oración con el corazón, de la fe y las obras, ustedes sabrán lo que significa vivir una verdadera vida cristiana. A menudo, hijitos, su vida y sus corazones son abrumados por la oscuridad, el dolor y las cruces. No vacilen en la fe preguntándose el porqué, toda vez que piensan que están solos y abandonados, más bien abran sus corazones, oren y crean firmemente; entonces su corazón sentirá la cercanía de Dios y que Él nunca los abandona y en cada momento está cerca de ustedes. A través de la oración y de la fe Dios responderá a cada uno de sus porqués y convertirá en luz todos sus dolores, oscuridades y cruces. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Mensaje de la Virgen María Reina de la Paz del 25 de diciembre de 2019 desde Medjugorje por medio de Marija Pavlovic:

“¡Queridos hijos! Les traigo a mi Hijo Jesús para que los bendiga y les revele su amor que proviene del Cielo. El corazón de ustedes anhela una paz que, cada vez, está menos presente en la tierra. Es por eso que las personas están lejos de Dios y las almas están enfermas y avanzan hacia la muerte espiritual. Estoy con ustedes, hijitos, para guiarlos en el camino de salvación al que Dios los llama. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Fuente: www.infomedjugorje.org

La oración produce milagros en el corazón

P. Livio: La Virgen, en un mensaje del 25 del mes, dijo que la oración produce milagros en el corazón y en el mundo. ¿Por qué crees que es tan poderosa la oración?

Marija: Yo creo profundamente que cuando rezamos es por haber dicho sí al Señor. Al principio, llegaban aquí muchos enfermos y a nosotros nos sorprendía ver tantas enfermedades que nosotros ignorábamos debido a nuestra corta edad. La Virgen nos pedía rogar por ellos, pedir a los sacerdotes que los bendijeran. Orar, como decía Jesús, que cuando hay dos o más unidos en la oración, Él está con nosotros. Así, rezando unidos, empezaron los milagros. Para nosotros era una experiencia nueva. Nuestra confianza crecía y a veces, a pesar de estar muy cansados, le decíamos al Señor: “estamos aquí para hacer Tu voluntad, sírvete de nosotros”. No solamente la oración, también el ayuno, los sacrificios, las novenas. Ahora, en junio, toca la novena del aniversario de las apariciones y cada año pensamos en hacer más para el proyecto de la Virgen, con su presencia entre nosotros, por la salvación del mundo, por los sacerdotes… Ponemos muchas buenas intenciones en nuestro corazón para decirle a la Virgen que escuche nuestras oraciones y Ella se siente muy feliz. ¡La Virgen está con nosotros! ¡Dios está con nosotros! Por esto, dice que cuando oremos abramos nuestros corazones, sobre todo cuando recemos el rosario. Ella recibe nuestras oraciones y las entrega a su Hijo Jesús. En Galilea, cuando dijo a Jesús que hacía falta vino, sabemos lo que pasó, pues bien, es también así en nuestra vida espiritual y también en la material. La Virgen es muy práctica porque en Caná de Galilea cuando faltaba vino, dijo: “Hagan lo que Él les diga”. Y ahora, lo mismo. No solamente desea que estemos bien y en paz, sino más que eso y Ella sabe que tenemos el potencial para hacer mucho más. Quiere nuestra felicidad, en la confianza, en el amor y en la oración poniendo a Jesús en el centro de nuestra vida, en toda la humanidad.

Fuente: Entrevista a Marija por P. Livio para comentar el Mensaje del 25 de Mayo

Adoración al Santísimo en Medjugorje

Compartimos el vídeo completo de la Adoración al Santísimo realizada en Medjugorje el día viernes 27 de diciembre de 2019. La Adoración fue dirigida por Fra. Marinko Sakota.

ROSAS PARA LA GOSPA

Aparición anual a Jakov del 25 de diciembre de 2019

En la última aparición diaria del 12 de setiembre de 1998, la Virgen le dijo a Jakov Colo que tendría una aparición cada año, el 25 de Diciembre. Así ha ocurrido también este año. La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La aparición comenzó a las 14:25, y duró 9 minutos.

La Virgen vino con el Niño Jesús en brazos. La Virgen dirigió el siguiente mensaje a través de Jakov:

“Queridos hijos, hoy, en este día de gracia, de manera especial, los invito a abrir sus corazones y pedirle a Jesús que fortalezca su fe. Hijitos, por medio de la oración con el corazón, de la fe y las obras, ustedes sabrán lo que significa vivir una verdadera vida cristiana. A menudo, hijitos, su vida y sus corazones son abrumados por la oscuridad, el dolor y las cruces. No vacilen en la fe preguntándose el porqué, toda vez que piensan que están solos y abandonados, más bien abran sus corazones, oren y crean firmemente; entonces su corazón sentirá la cercanía de Dios y que Él nunca los abandona y en cada momento está cerca de ustedes. A través de la oración y de la fe Dios responderá a cada uno de sus porqués y convertirá en luz todos sus dolores, oscuridades y cruces. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Mensaje del 25 de diciembre de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos! Les traigo a mi Hijo Jesús para que los bendiga y les revele su amor que proviene del Cielo. El corazón de ustedes anhela una paz que está cada vez menos presente en la Tierra. Es por eso que las personas están lejos de Dios y las almas están enfermas y avanzan hacia la muerte espiritual. Estoy con ustedes, hijitos, para guiarlos en el camino de salvación al que Dios los llama. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

Message 25 December 2019

“Dear children! I am carrying my Son Jesus to you, for Him to bless you and reveal to you His love, which comes from Heaven. Your heart yearns for peace, of which there is less and less on earth. That is why people are far from God and souls are sick and heading towards spiritual death. I am with you, little children, to lead you on this way of salvation to which God calls you. ImageThank you for having responded to my call.”

Messaggio 25 dicembre 2019

“Cari figli! Vi porto mio Figlio Gesù perché vi benedica e vi riveli il Suo amore che viene dai cieli. Il vostro cuore brama la pace che diminuisce sempre più sulla terra. Per questo gli uomini sono lontani da Dio, le anime sono ammalate e vanno verso la morte spirituale. Sono con voi, figlioli, per guidarvi su questo cammino di salvezza al quale Dio vi chiama. Grazie per aver risposto alla mia chiamata.”

Botschaft 25 Dezember 2019

„Liebe Kinder! Ich bringe euch meinen Sohn Jesus, um euch zu segnen und euch Seine Liebe,  die vom Himmel kommt, zu offenbaren. Euer Herz sehnt sich nach Frieden, den es auf Erden immer weniger gibt. Deshalb sind die Menschen weit von Gott entfernt und die Seelen sind krank und gehen dem geistigen Tod entgegen. Ich bin mit euch, meine Kinder, um euch auf diesem Weg des Heils, zu dem Gott euch ruft, zu führen. Danke, dass ihr meinem Ruf gefolgt seid.“

Message 25 décembre 2019

«Chers enfants, je vous porte mon Fils Jésus afin qu’il vous bénisse et vous révèle son amour qui vient du Ciel. Votre cœur languit après la paix qui se trouve de moins en moins dans le monde. C’est pourquoi les hommes sont loin de Dieu, les âmes sont malades et vont vers la mort spirituelle. Je suis avec vous, petits enfants, pour vous guider sur ce chemin du salut auquel Dieu vous appelle. Merci d’avoir répondu à mon appel.»

Poruka 25 prosinac 2019

„Draga djeco! Nosim vam mog sina Isusa da vas blagoslovi i otkrije vam svoju ljubav koja dolazi s nebesa. Vaše srce žudi za mirom kojeg je sve manje na zemlji. Zato su ljudi daleko od Boga i duše su bolesne i idu prema duhovnoj smrti. S vama sam dječice, da vas vodim na ovom putu spasenja na koji vas Bog poziva. Hvala vam što ste se odazvali mome pozivu.“

En esta Navidad regalémosle la Bendición Maternal de la Gospa a nuestros seres queridos

Queridos hermanos,

Sabiendo que en muchos de nuestros hogares se celebra uno de los acontecimientos más importantes de la historia de la humanidad, hablamos de la venida de Jesús al mundo, sin darle la importancia que amerita; les proponemos que, en esta Navidad, a cada uno de nuestros seres queridos les regalemos la bendición maternal de la Gospa.

A cada persona que le digamos Feliz Navidad, en silencio le podemos decir: “Recibí la bendición especial y maternal de la Virgen y te la transmito”, esta es la formula que utiliza la vidente Marija para transmitir la bendición maternal de la Gospa. Se puede utilizar cualquier otra formula que el Espíritu Santo nos suscite en el momento, hemos puesto esa a modo de ejemplo.

En esta Navidad el mejor regalo que le podemos hacer a nuestros seres queridos es la presencia de Dios y de la Virgen en sus vidas.

A continuación les damos toda la información necesaria para que sepan que es la bendición maternal de la Gospa y como la podemos obtener.

¿Qué es la bendición especial y maternal?

Es una bendición que recibe ese nombre -especial y maternal-; santa María la otorgó a los presentes en Medjugorje el 15 de agosto de 1988 y desea que se trasmita a todas las criaturas -individualmente-, con las palabras que cada uno prefiera -pueden ser interiores-.

Esta bendición otorga la gracia de que el Padre celestial incrementará su presencia y permanecerá siempre junto a la persona bendecida y le ayudará especialmente a su conversión. Los devotos de Medjugorje ya la han recibido, y pueden transmitirla. (La bendición del sacerdote es superior).

En una de sus apariciones, la Virgen pidió a Marija -una de las videntes- que se impartiera “Su bendición especial materna.”

Explicó: En Medjugorje la Virgen ha dado una “bendición especial materna”, y ha pedido que se transmita a todas las criaturas. Marija ha contado que ella da esta bendición especial y maternal de una manera muy simple. Diciendo, por ejemplo:

“Recibí la bendición especial y maternal de la Virgen y te la transmito.”

Sobre la forma de transmitir esta bendición, Marija ha dicho:

“Ella nos deja libres. Tú puedes agregar las oraciones que quieras con tu corazón.”

La Virgen, afirma Sor Emmanuel, ha pedido que vivamos y transmitamos sus mensajes, que demos testimonio de ellos. ¿Por qué añadir entonces la transmisión de esta bendición?

Porque el testimonio no sustituye la bendición; se trata de otra realidad. La Virgen pide a los padres que den el ejemplo, que sean portadores de paz, pero Ella les pide también que bendigan a sus hijos.

Es otra necesidad para el crecimiento del niño, el testimonio por sí sólo no transmite la protección como lo hace la bendición.

Mensaje de María Reina de la Paz (29-11-1988)
“Bendigan (con la bendición especial) aun a aquellos que no creen. Ustedes pueden darles esta bendición del corazón para ayudarlos en su conversión. Bendigan a toda persona que encuentren. Les doy una gracia especial. Deseo que le den esta gracia a los demás.”

¿Cómo puedo obtener la bendición maternal? ¿Es necesario ir a Medjugorje, o encontrarme con alguien que haya ido a Medjugorje, para obtenerla?

La respuesta es muy simple, la Gospa ha dado esta bendición a todos, ya que cada mensaje que da es para el mundo entero.

Aquellas personas que viven los mensajes ya tienen este regalo, lo pueden hacer suyo y transmitirlo a todos los demás. No es necesario tener que ir a Medjugorje, o encontrarme con alguien que haya ido a Medjugorje, para obtenerla. Sólo por el hecho de vivir los mensajes ya obtenemos la bendición maternal de la Gospa.

Es importante saber que la Gospa nos da este regalo para que nosotros lo incorporemos y para transmitirlo a los demás.

GospaLa Virgen le explicó a la vidente Marija que por su bendición especial y maternal, el Padre Celestial se proponía el deber -se comprometía Él mismo- de permanecer de forma muy especial junto a la persona que la recibía, para ayudarla cada día en su conversión, hasta su muerte (por supuesto que el Padre está siempre junto a sus hijos, pero se trata aquí de un incremento gratuito de su presencia, obtenido a través de la Virgen María).

La Virgen le recomendó a Marija que hablaran de esta bendición y la transmitieran en voz alta solo a las personas que ya están en el camino de la fe. En cuanto a los demás debemos dársela de forma silenciosa y, naturalmente, siempre con amor.

Es muy importante saber que la bendición del sacerdote es superior, la vidente Marija precisa que es necesario que hagamos esta distinción.

Las manos del sacerdote han recibido la santa unción, y su bendición hace llover todas las gracias del Cielo. La Gospa le dijo un día: “Si los sacerdotes supieran lo que le dan a una persona cuando la bendicen, si pudieran verlo, bendecirían sin cesar”.

La bendición especial y maternal de la Gospa es un regalo, un regalo que pasa por la Virgen en su calidad de Madre, es un regalo maternal que recibimos desde el Cielo.

¡LES DESEAMOS UNA MUY FELIZ NAVIDAD A CADA UNO DE USTEDES Y SUS FAMILIAS!

El equipo de ROSAS PARA LA GOSPA

Un santo para el 2020

Mi Comunidad (de las Bienaventuranzas) tiene una hermosa tradición que favorece activamente su unión con la Iglesia del Cielo. Al alba de cada nuevo año, le pedimos a un santo que nos elija. Nos protegerá, nos inspirará los buenos senderos a tomar y nos introducirá en su propia gracia.

Para saber qué santo nos ha elegido, nos reunimos en oración. Después de haber invocado al Espíritu Santo, hacemos circular entre nosotros un canasto lleno de papelitos cuidadosamente doblados. En ellos están escritos numerosos nombres de santos, así como una frase o palabra de su autoría. Cada uno de nosotros recibe también una tarea en unión con ese santo. Naturalmente, hemos extendido esta tradición a quienes nos visitan, a nuestros amigos y a nuestras familias, y ellos demuestran una gran alegría al recibir un santo para todo el año. Una vez más, tenemos la oportunidad de maravillarnos ante las maniobras de la Providencia, porque frecuentemente el año no termina sin que el nuevo compañero haya realizado cosas muy hermosas para su protegido.

Para la Santísima Virgen, la santidad no es una teoría confusa, lejana e inaccesible, sino una victoria de amor aplicada a cada momento de nuestra jornada, por más insignificante que parezca. Al conectarnos con esos maravillosos compañeros que son los santos, ella nos sana una vez más de nuestra falta de encarnación, dicho de otra forma, de nuestra falta de corazón. Así como en la Tierra tejió con sus manos la túnica de su Jesús, María teje todavía hasta los mínimos vínculos entre sus hijos del Cielo y los de la Tierra; Ella teje la Iglesia final. Para ello, no utiliza otro hilo que el amor, ni otro telar que su corazón. Queridos santos… ¡les abrimos nuestras puertas!

Un santo para el 2020

“Una vieja tradición en la Iglesia consiste en sacar un santo al principio del año. En efecto, santa Faustina habla de esta práctica de su comunidad en su Diario (ver § 360). También nosotros hemos pedido un santo que acompañara a nuestra familia de Enfants de Medjugorje durante el 2008, ¡y hemos recibido a san Maximiliano Kolbe! Ya lo habíamos recibido en el 2001; señal de que nos ama con un amor muy particular y cuenta con nosotros para que vivamos con la Inmaculada. ¡El nos ayudará a amarla más que nunca! Invoquémosla juntos cada día de este año para que él nos obtenga la gracia de consagrarnos a la Virgen y de trabajar con ella asidos de su mano. La rama de habla inglesa, Children of Medjugorje, recibió a santa María Magdalena, ¡otra amiga de la Virgen!, y la española a la beata Mariam de Bethleem.

Cada uno puede recibir también un santo particular. Este santo será su compañero de ruta durante todo el año, será su amigo, su confidente. Lo protegerá, lo ayudará en su vida cotidiana y le hará descubrir su propio camino de santidad. Lo enriquecerá con sus virtudes y le hablará al corazón, de acuerdo al grado de intimidad que usted desee vivir con él. ¡Conozca su vida, quizás hasta pueda leer sus escritos!”

Sor Emmanuel

Recomendamos imprimir la lista de santos, recortar los nombres y ponerlos en una canasta. Durante sus reuniones de familia (de amigos o de comunidad), luego de haber invocado juntos al Espíritu Santo, que cada uno tome un papelito y descubra qué santo lo ha elegido para el 2020. ¡En efecto, son ellos quienes nos eligen y no nosotros a ellos! Junto con ese santo, recibirá una tarea particular y una intención de oración.

¡Divulgue esta tradición, sus amigos también necesitan la ayuda del Cielo y el ejemplo de los santos!

El archivo con los nombres de los santos lo puedes bajar AQUÍ

El peso de un bebé

«Stefania creció en el seno una familia muy creyente de Milán; pero en la adolescencia pronto se alejó del Señor. Los estudios universitarios, los viajes y su trabajo como gerente de una empresa hicieron que cesara poco a poco de rezar; en cambio cuando era niña de buena gana dialogaba en su corazón con el Señor. A los 38 años, en ocasión de un viaje a Croacia como turista, se sintió impulsada de ir a Medjugorje. Su primera impresión fue bastante insignificante; no experimentó nada especial y no veía el interés de acudir a ese lugar. Tiendas, restaurantes, hoteles… ¿Eso es Medjugorje? ¿Dónde está la Gospa? Muchas dudas surgían en ella y decidió confesarse después de 20 años de haber abandonado ese sacramento. ¡Fue la mejor confesión de su vida! Recibió la absolución de todos sus pecados y, cuando se retiraba, el sacerdote le pidió que perdonara a un hombre que le había hecho mucho daño. ¡Imposible!, pensó. ¡Nunca jamás! Pero mientras caminaba por la explanada, se dio cuenta de que inconscientemente estaba orando por aquel hombre y también lo estaba perdonando. ¡La Gospa había tocado su corazón! Luego subió al Krizevac y al Podbrdo, y allí sintió que se transformaba en una persona distinta. Logró finalmente orar con toda su alma. La gracia de la oración manaba a torrentes de su corazón; se había reencontrado con Dios.

Se presentó entonces un momento crucial para ella. Su guía la había invitado a visitar la gruta de nuestro jardín para contemplar el nacimiento del Niño Jesús y luego escuchar mi conferencia en el bosquecito aledaño. Allí Stefania se dio cuenta de que todavía tenía muchos perdones por conceder porque se sentía todavía aprisionada por ciertas amarguras tenaces. Aquel día hablé sobre el Niño Jesús. Le habíamos pedido a la Virgen que colocara a su Niño frente a nosotros y nos lo diera. Entonces le propuse a cada persona de la asamblea que hiciera un gesto de acogida y que dispusiera sus brazos en forma de cuna como para recibir allí, en espíritu, de las manos de María, a su Hijo Jesús recién nacido. Stefania cierra los ojos y se dispone a acoger al Niño Dios. Es entonces cuando pierde conciencia de lo que ocurre a su alrededor porque siente el peso del Niño entre sus brazos. Conmocionada por aquella presencia tan inesperada y a la vez tan real y tangible, se siente envuelta en un amor inmenso e incondicional. El peso del Niño se hace cada vez más sensible y Stefania comprende que en realidad es Jesús mismo quien ha venido a tomarla entre Sus brazos. Es ella la que se transforma en una niña que Jesús viene a estrechar. ¡Momento de alegría indescriptible! Aquel abrazo extraordinario se disipa poco a poco luego del encuentro. Stefania afirma hoy en día: “¡Siempre recordaré aquel amor eterno! Mientras el peso del Niño disminuía poco a poco, sentía que el Maligno también se alejaba de mí y que se disipaba en mi corazón el peso de los resabios de amargura”.

En esta Navidad 2019, un año después de este milagro, Stefania regresará a Medjugorje… Que su testimonio inspire a muchos jóvenes a acoger de todo corazón a este Niño y a colocarlo en el primer lugar, ¡porque Él es el Amor que todos ansiamos!»

© Children of Medjugorje del mes de diciembre de 2019

Sor Emmanuel

Grupos de oración – Lección 2 “Etapas del Grupo de oración”

El Padre Francisco Verar les ofrece un itinerario de espiritualidad para todos aquellos interesados en formar un “Grupo de oración de María Reina de la Paz”. Subirá un video cada semana.

Fuente: www.infomedjugorje.org

¿Hemos olvidado al Autor de la Paz?

«Cada año, el día de Navidad, la Virgen viene con el Niño Jesús recién nacido en sus brazos. Ella nos da entonces su mensaje navideño. Pero el 25 de diciembre de 2012, se produjo un acontecimiento excepcional. La vidente Marija se dirigió a la sacristía para escribir el mensaje y cuando regresó hacia los traductores, su rostro estaba completamente pálido y no lograba pronunciar palabra. Nos preguntábamos qué podía haberle sucedido. Finalmente nos dijo: “Hoy la Gospa no ha dado ningún mensaje. Tuvo que volver a inhalar para anunciarnos: “Quien habló fue el Niño Jesús! Sólo dijo: “Soy vuestra paz. Vivan mis mandamientos”. Más tarde, Marija nos dijo que el Niño Jesús estaba sentado sobre un brazo de su madre y que desde allí dio su mensaje con autoridad; que tenía la voz de un niño de 7 años.

Él que es el Camino, la Verdad y la Vida nos entrega aquí en pocas palabras una información capital para nuestro mundo: nos indica dónde podemos encontrar esta paz tan rara y cómo debemos proceder para obtenerla. Para prepararnos lo mejor posible para la Navidad, debemos retornar a la fuente. ¿De quién festejamos el aniversario de su nacimiento?¡Las tiendas pueden estar llenas de 1000 regalos resplandecientes, pero de una tristeza abismal porque no encontramos allí al Niño Jesús! Sin embargo, si en una estantería encontráramos un cartel indicando: “Aquí, pueden comprar la paz del corazón”, en pocos minutos se agotaría el stock. Sería el regalo de los regalos, para comprar para sí y para los demás; esa paz de Dios “que supera toda inteligencia” nos dice san Pablo, y que tanto anhelamos. Nos enfermamos por falta de paz, ¡pero la buscamos allí donde se pierde! ¿Por qué hemos rechazado a Aquel que nos la da gratuitamente? ¡Olvidamos que la paz es una PERSONA que es vida, amor y luz! Una persona que es todo lo que soñamos tener y que no poseemos. En esta Navidad, Jesús llamará a nuestra puerta… Una nueva posibilidad de paz nos será propuesta en Él. ¿Lo dejaremos entrar en nuestra vida, ofreciéndole el primer lugar?

Para preparar su venida, una sugerencia: cada día coloquemos en el pequeño pesebre de su gruta de Belén, todavía vacío, todo lo que decidamos ofrecerle al Niño Jesús para calentarlo en la noche de Navidad. Cada oración, cada sacrificio escondido, cada gesto de perdón será un pedacito de lana para abrigarlo… y así formaremos una mantita de amor bien calentita sobre la cual María lo colocará. Él nos lo retribuirá al céntuplo y su paz inundará nuestros corazones.»

© Children of Medjugorje del mes de diciembre de 2019

Sor Emmanuel

 

© Children of Medjugorje – 12 de diciembre de 2019

Para ver el boletín de diciembre de © Children of Medjugorje de Sor Emmanuel ingresar en el siguiente link © Children of Medjugorje – 12 de diciembre de 2019

Sor Emmanuel

Entrevista a Marija Pavlovic por P. Livio con motivo del mensaje del 25 de noviembre de 2019

P. Livio: Queridos radioyentes, aquí tenemos a Marija que nos dará el mensaje de la Reina de la Paz de hoy, 25 de noviembre de 2019. ¡Buenas tardes Marija!

Marija: ¡Buenas tardes padre Livio! Saludo a todos los oyentes de Radio María y hoy, como cada 25 de mes, la Virgen me ha dado el siguiente mensaje:

“Queridos hijos, que este tiempo sea para ustedes tiempo de oración. Sin Dios no tienen paz. Por eso, hijitos, oren por la paz en sus corazones y en sus familias, para que Jesús pueda nacer en ustedes y les dé Su amor y Su bendición. El mundo está en guerra porque los corazones están llenos de odio y de envidia. Hijitos, se ve en los ojos inquietud porque no han permitido a Jesús que nazca en sus vidas. Búsquenlo, oren y Él se dará a ustedes en el Niño que es alegría y paz. Yo estoy con ustedes y oro por ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado.”

P. Livio: Este mensaje es toda una preparación para la Navidad.

Marija: Sí, podemos decir que es un mensaje navideño. De hecho, en este mensaje se palpa ya el Adviento, que con la ayuda de Dios empezamos. Para nosotros que queremos vivir un Adviento más profundo, nos ayuda mucho este mensaje. Nos dice que debemos orar porque este es tiempo de oración. Nos habla de la paz de Dios ya que sin Dios no hay paz. Orando lograremos la paz en nosotros y en nuestras familias y así podremos ser testimonios de esa paz. El mundo de hoy está muy necesitado de paz, por eso, la Virgen nos habla de una forma muy concreta.

P. Livio: Marija, la Virgen, en primer lugar nos dice que el tiempo de Adviento debe ser tiempo de oración. ¿Tú que nos sugieres para llegar a la oración en el mes de diciembre, cuando todo son prisas y movimiento de un lado a otro sin ni siquiera pensar en quien es el homenajeado, es decir, en Jesucristo? Un tiempo en el que gran parte se ocupa en comprar regalos y otros preparativos.

Marija: Yo creo que en este tiempo, no es tan importante el regalo sino el don de vernos, de estar juntos. Creo que el mejor regalo es serlo uno para los demás. Basta un pastel, un pequeño detalle para demostrar nuestro afecto. A menudo, nos perdemos en buscar grandes cosas olvidando el motivo de la celebración. Debo decir que mi vida está marcada por la oración, pero veo que también tantas personas que han venido a Medjugorje han acogido los mensajes de la Virgen y los ponen en práctica con la oración. Yo sugeriría que cada cosa que hagamos, la hagamos condimentada con la oración. La gente que llega a abrazar verdaderamente la oración, no sabe vivir sin ella. Esto es un don, y orando se aprende a orar. Cuando se experimenta la oración, la oración se vuelve apertura al Paraíso, a la vida eterna, a lo espiritual. La oración es la puerta del Cielo. Por esto, os sugiero aprovechar este tiempo, tal como dice la Virgen. A todas las personas que oyen este mensaje, les digo que aprovechen este tiempo de Adviento porque es un tiempo de gracia. Pero no para otros, sino para ti, para mí, para cada uno de nosotros.

P. Livio: La Virgen habla de la oración que nace del corazón y también de la paz. La Virgen quiere que la paz vuelva a nuestras familias, a nuestro interior, porque es allí donde nace la paz, abriendo el corazón a Jesús.

Marija: Cierto. Con la libertad que Dios nos ha dado, cuando empezamos a abrir nuestro corazón, vemos que el fruto de la oración, es la paz. Paz en el corazón, paz en la familia… y lo vemos en las familias en donde se ora que no temen al mal. Una familia unida en la oración, es una familia firme.

P. Livio: Porque la oración protege de los ataques del Maligno.

Marija: Exactamente. Pero, aunque lleguen ataques del Maligno, con la oración la familia permanece unida, porque está unida a Dios.

P. Livio: Marija, en este mensaje, la Virgen dice unas palabras que me han impresionado mucho, dice que los corazones están llenos de odio y de envidia. Es decir, de sentimientos destructivos.

Marija: Sí, efectivamente. La Virgen ha dicho que el mundo está en guerra porque los corazones están llenos de odio y de envidia. Seguramente la envidia es por donde el diablo encuentra una brecha para poder entrar creando el odio. Por esto, quien tiene a Dios, tiene Su bendición. Quien no tiene a Dios, tiene odio, envidia… toda clase de sentimientos terribles.

P. Livio: Marija, en este mensaje, la Virgen ha utilizado el verbo “nacer”, muy propio de la Navidad. Primero dice: “que Jesús pueda nacer en vosotros,” y después, “que Jesús pueda nacer en vuestra vida”. Es decir, que la Navidad que tuvo lugar hace dos mil años, el Verbo que se hizo carne en el seno de la Virgen y vino al mundo, ahora, en Navidad, es el mismo Jesús que debe nacer en nuestros corazones. Así es como se debe celebrar la Navidad.

Marija: Así es. Me acuerdo que en los primeros años de las apariciones, la Virgen nos dijo que fuéramos casa por casa y que nos diéramos la paz entre nosotros. Si había alguien entre nosotros con rencillas, nos debíamos perdonar ya que aquella fecha era fecha de perdón y de alegría. Cuando somos perdonados, o somos capaces de perdonar, sentimos un gran gozo por esa bendición, por el amor hacia los demás. A veces, por causas solo materiales, la gente se enfada y la Navidad es precisamente ese renacer para todos. Al menos así lo sentíamos en aquella época. El renacer de una relación, el renacer de una vida nueva… En Navidad se buscaba aquella persona con la que uno no se relacionaba, porque ese día significaba perdón. Ello era un bonito testimonio para todos porque una vez perdonados, cantaban abrazados los villancicos. Así también deberíamos hacer ahora. Dejemos aparte el odio, las envidias y empecemos a orar para obtener las bendiciones, la alegría y la paz. Esto es lo que la Virgen quiere de nosotros.

P. Livio: La Virgen nos dice que muchos corazones están llenos de odio y de envidia, pero además hace una afirmación que no creo que haya hecho anteriormente. Cuando dice que la inquietud, es decir, el odio, la envidia, se ve en los ojos. La Virgen no había dicho nunca nada igual, pero es verdad ya que el mismo proverbio lo dice: “los ojos son el espejo del alma”.

Marija: Probablemente la Virgen lo ve. Tantas veces, también nosotros vemos personas con los ojos tristes, otros con mirada maliciosa y lo comentamos. Yo me acuerdo de una señora de Medjugorje que se consagró como laica que cuando te miraba, te hacía sentir bendecido. Era una mujer de oración, asistía a misa dos o tres veces al día. Subía al Krizevak, no solamente descalza, también de rodillas por los sacerdotes y de noche para no ser vista. De ella emanaba una gran paz y alegría, su vida era un canto de alabanza al Señor y eso se veía en sus ojos. Esa mujer murió santamente, pero me acuerdo que cuando yo la encontraba, veía que era una persona de Dios.

P. Livio: Marija, quiero hacerte una pregunta un poco personal. Tú sabes que ayer era 24 de noviembre y que en el año 2000, al final del Año Santo, el padre Slavko murió mientras subía el Kricevak y estando en la 14ª estación cayó en tierra debido a un ataque al corazón. Tú tenías una relación especial con el padre Slavko. ¿Puedes decirnos alguna palabra de este gran hombre ante de Dios del que la Virgen dijo al día siguiente: “Vuestro hermano Slavko ha nacido en el Cielo”?

Marija: Sí, para nosotros es un recuerdo, pero al mismo tiempo un orgullo saber la presencia de padre Slavko en el Cielo que intercede por nosotros. El padre Slavko era psicólogo y vino a Medjugorje por petición del obispo para hacer su doctorado sobre el ayuno y la oración. Por lo tanto, él pensaba volver a Herzegovina a enseñar de nuevo el ayuno y la oración del que se habían olvidado y cuando llegó, nosotros ya hacíamos ayuno y orábamos. Él decía que la Virgen le había precedido. El obispo, un médico joven y psicólogo como él, lo mandó aquí para que nos vigilara antes de la aparición, durante la aparición y después de la aparición. Él estaba siempre presente en las apariciones porque era su trabajo, pero poco a poco, además porque era un hombre muy simpático, nosotros que éramos todavía niños, le tomamos un gran cariño. Decía que solo la Virgen nos podía haber unido porque nosotros, cada uno con un carácter tan distinto, se hizo muy amigo de todos. Pasaba mucho tiempo con nosotros, en nuestras casas. El 24 de noviembre del Año Santo, antes de subir al Krizevak pasó por mi casa y, como yo no estaba, dijo que iba a volver más tarde. El padre Slavko, más que un sacerdote, más que una persona que nos guiaba, era para nosotros un gran amigo. Él era un hombre de oración, enamorado de la Virgen y de sus mensajes. Empezó a vivir una fe muy profunda. Dormía solo tres o cuatro horas, así decían sus compañeros frailes, muchas veces por la noche, después del trabajo subía a la colina, también por la mañana muy temprano subía a la colina de la cruz o a la colina de las apariciones. De hecho sus compañeros frailes decían que antes o después lo habrían tenido que ir a buscar a la colina de la cruz o a la de las apariciones, y así fue. Ese día le dijo a otro fraile que hacía demasiado frio y que iría él con los peregrinos. Había hecho el Via Crucis, habían llegado a la cruz y a la vuelta cuando estaban delante de la 14ª estación, tuvo el infarto y murió. Para nosotros, que era como un hermano, era un amigo, un sacerdote, os podéis imaginar cómo lo sufrimos, estábamos en estado de choque, no lo podíamos creer pues tenía solo 53 años. Estábamos desesperados. Era un hombre joven, que podía haber hecho mucho todavía, hablaba siete lenguas y aprendía dos más para poder dar la bienvenida a todos los peregrinos bajo el manto de la Virgen. El día 25 de noviembre la Virgen dio el mensaje que transformó nuestra tristeza en alegría ya que nos dijo que nuestro hermano Slavko había nacido en el Cielo e intercedía por vosotros ante Dios. Éramos tan felices pensando en que cuando él estaba con nosotros se sentía celoso (en modo cariñoso) y nos preguntaba siempre cómo era la Virgen, cómo nos sonreía… y por fin, ya podía estar con Ella. Nosotros no necesitamos que nos digan que el padre Slavko es un santo porque para nosotros era un hombre, un sacerdote, un hermano, un amigo de los pobres, de los abandonados, de los drogados. Con él encontraban siempre refugio porque  él decía que cualquier persona que viniese a Medjugorje pidiendo ayuda, había que dársela. Me acuerdo que cuando sor Elvira acogía jóvenes, algunos que estaban alcoholizados o drogadictos más adictos, ella no los podía unir a los de su comunidad porque tenía solo drogadictos. Llegaban jóvenes de Polonia, de Rusia, de Bielorrusia, de Rumanía, eran jóvenes que bebían alcohol, que esnifaban droga, tomaban medicinas… y nadie los quería, pero el padre Slavko se hacía cargo de ellos y decía: “Si aquí donde se encuentra la Virgen no los ayudamos, ¿quién los ayudará? Ellos son como la escoria del mundo en los que nadie quiere fijarse. En cambio, necesitan tanto de nuestra ayuda.” El padre Slavko también pidió a alguna de las familias de Medjugorje para poder ayudarles y creó una comunidad que se llama “Padre Misericordioso” donde ellos, poco a poco, se fueron curando de sus adicciones. Después se creó otra comunidad que, en tiempo de guerra, cuando el orfanato fue bombardeado, esos niños no tenían dónde ir y el padre Slavko, con militares de la ONU, decidieron construir casas con ese propósito. Después pidió a los peregrinos y a los grupos de oración hacer una donación dándoles el nombre de una flor y así cada casa tiene ese nombre. Así se construyó la aldea que se convertiría en asilo para todos esos niños. El padre Slavko era una persona con unas cualidades increíbles. Nosotros lo echamos mucho en falta como amigo, como hermano, pero sobre todo su santidad. Nosotros siempre pedimos su intercesión porque siempre estuvo a nuestro lado, siempre tuvimos su apoyo (nosotros, los videntes) Damos gracias a Dios y espero que un día la Virgen pueda decir también que vuestra hermana Marija ha nacido en el Cielo.

P. Livio: Bueno Marija, ¡Esperemos que tarde todavía! (dice riéndose)

P. Livio: Cuando la Iglesia canoniza a un santo, es porque ese santo está ciertamente en el Paraíso, entonces, la Virgen ya os dio la certeza de dos personas: una el padre Slavko, ya que diciendo que había nacido en el Cielo, Ella misma hacía esa canonización, y otra con Juan Pablo II que, cuatro horas después de su muerte, durante la aparición, Iván lo vio con la Virgen en el Paraíso. Me gustaría finalizar con esto porque la Virgen trata muy bien a sus siervos. La Virgen ha dado miles de mensajes en Medjugorje y en todos los que están catalogados hay un solo nombre en ellos: Slavko. Ninguno más.

Marija: Además, el nombre Slavko significa gloria.

P. Livio: Es increíble lo que hace la Virgen cuando recompensa a sus siervos. ¡Es realmente conmovedor!

Marija: Sí, es muy bonito. No solamente el hecho de que la Virgen dijera su  nombre, sino también la forma en que murió. Él hizo muchos sacrificios en tantos años de trabajo y poco descanso, tanto ayuno… y el Señor se lo llevó de un modo muy bello. Había hecho el Via Crucis con los peregrinos en la colina llegando a la Cruz… !muy hermoso!

P. Livio: Yo también tuve la suerte de conocerle y veía la grandeza de ese hombre. Estoy feliz de que tú nos lo hayas recordado como gloria de Medjugorje, una gloria de toda la Iglesia.

Marija: Quiero añadir, que el padre Slavko era sobre todo un hombre de una gran humanidad. Él era sacerdote y oraba, obviamente, pero aquí en Medjugorje, con la Virgen, se convirtió de una forma mucho más intensa. Un hombre que quemó su vida por el Amor a Dios y a la Virgen.

P. Livio: Era, además, un hombre muy humilde con todos. A mi parecer, esa era su mayor virtud.

Marija: De hecho, yo me acuerdo que cuando alguien volvía a Medjugorje le traían regalos y él los compartía con nosotros. Nunca hacía nada solo, siempre compartía y daba todo sin hacerlo notar.

P. Livio: Gracia Marija por este bonito testimonio que nos has dado.

Marija: Gracias a ti, padre Livio, que te has acordado de nuestro querido padre Slavko, nuestro hermano que está en el Cielo e intercede por nosotros.

TRADUCCIÓN: Equipo Asociación Amor de Déu

FUENTE: Radio Maria Italia

A %d blogueros les gusta esto: