25 de noviembre de 2017

Mensaje del 25 de noviembre de 2017 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, en este tiempo de gracia, los invito a orar. Oren y busquen la paz, hijitos. Él, que vino aquí a la Tierra para darles su paz, sin importar quiénes son ni lo que son -Él, mi Hijo, su Hermano-, a través de mí los invita a la conversión, porque sin Dios no tienen futuro ni vida eterna. Por eso, crean y oren, y vivan en gracia y en la expectativa de su encuentro personal con Él. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”