25 de julio de 2019

Mensaje del 25 de julio de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“¡Queridos hijos! Mi llamado para ustedes es la oración. Que la oración sea para ustedes alegría y una corona que los une a Dios. Hijitos, vendrán las pruebas y ustedes no serán fuertes y el pecado reinará, pero si son míos vencerán, porque su refugio será el Corazón de mi Hijo Jesús. Por eso, hijitos, regresen a la oración hasta que la oración se convierta en vida para ustedes, de día y de noche. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”