25 de agosto de 2019

Mensaje del 25 de agosto de 2019 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, oren, trabajen y testimonien con amor el Reino de los Cielos, para que puedan estar bien aquí en la tierra. Hijitos, Dios bendecirá el céntuplo su esfuerzo y serán testigos entre los pueblos, las almas de los no creyentes sentirán la gracia de la conversión y el cielo estará agradecido por sus esfuerzos y sacrificios. Hijitos, testimonien con el Rosario en la mano que son míos y decídanse por la santidad. Gracias por haber respondido a mi llamado.”