25 de agosto de 2018

Mensaje del 25 de agosto de 2018 en Medjugorje, Bosnia-Herzegovina

“Queridos hijos, este es un tiempo de gracia. Hijitos, oren más y hablen menos, y dejen que Dios los guíe por el camino de la conversión. Yo estoy con ustedes y los amo con mi amor maternal. Gracias por haber respondido a mi llamado.”