En estos días, en Medjugorje, se encuentran los peregrinos de Sudáfrica, acompañados por el arzobispo Stephen Brislin. Durante la peregrinación, participan en el programa vespertino de oración, y también han visitado los montes de Medjugorje, el Križevac y la colina de las Apariciones. Hoy, en el Salón de San Juan Pablo II, han tenido una breve conferencia impartida por el arzobispo Aldo Cavalli, visitador apostólico con carácter especial para la parroquia de Medjugorje. Todos los peregrinos de este grupo, excepto el arzobispo Brislin, están en Medjugorje por primera vez, por lo que tenían muchas preguntas a las que Mons. Cavalli respondió con alegría. Estaban interesados en la historia de Medjugorje, la postura de la iglesia respecto a Medjugorje, etc.

Mons. Cavalli les dijo que habían venido a un lugar de grandes gracias. Como él mismo afirmó, llegó a Medjugorje hace tres meses y comprendió que este es un lugar de gracia.

«Aquí muchos encuentran la paz, la paz que necesita cada uno de nosotros. Muchas gracias se derraman aquí, muchos han cambiado su vida aquí, muchos han encontrado su vocación sacerdotal aquí, al menos 600 personas. Todos los días se reza el rosario, se celebra la Santa Misa, se adora a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar, se venera la Cruz del Señor. Todos los días, el programa vespertino de oración dura al menos tres horas», dijo Mons. Cavalli, quien les explicó que antes solo había unas pocas casas en Medjugorje y que mientras tanto se han construido numerosos hoteles, pero que todo esto es normal, porque si no ¿dónde dormirían los peregrinos, tendrían la comida y la bebida necesarias, comprarían un recuerdo y cosas por el estilo? Subrayó que la gracia que se derrama en Medjugorje puede ser recibida por todas las personas, independientemente de la cultura de la que provienen.

El arzobispo Stephen Brislin nos dijo que vino a Medjugorje por primera vez en el año 2000, y que a pesar de que el lugar haya cambiado por fuera, el espíritu de Medjugorje sigue siendo el mismo.

«Es una experiencia maravillosa venir a Medjugorje después de 22 años y ver que Medjugorje ha florecido espiritualmente y se ha convertido en lo que es hoy. Este lugar sigue siendo un lugar de oración, un lugar que ha cambiado muchas vidas, lo que corrobora nuestra fe en el poder de la oración. Este es un tiempo de profunda fe y experiencia espiritual», dijo el arzobispo Brislin.

Después de la breve conferencia, Mons. Aldo Cavalli impartió la bendición de Dios a todos los participantes.

Fuente: Fundación Centro Medjugorje

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: