Es un mensaje serio, pero también es un mensaje en el que la Virgen nos implica, nos dice que «recemos juntos». La Virgen está con nosotros, quiere ayudarnos, quiere guiarnos.

Nos acercamos al tiempo de la Cuaresma, un tiempo de renuncia. Debemos aprovechar este tiempo, que sea un tiempo de renovación espiritual para nosotros. Como hemos experimentado en los Balcanes [la guerra], con el ayuno se pueden evitar incluso las guerras, por lo que quiero decir que debemos aumentar nuestras oraciones por todos ellos, porque ahora lo necesitan. El poder del diablo es fuerte en este momento, pero también puede ocurrir en nuestras familias, donde no hay paz, ni serenidad en nuestros corazones, porque el diablo nos toma y utiliza fácilmente, ¡y no debemos permitirlo! Somos un solo cuerpo. La Virgen siempre nos ha llamado a rezar por los que están lejos, que no rezan, porque es una parte del cuerpo que sufre. Mi sufrimiento es también el sufrimiento de todo el mundo, no sólo de los ucranianos, sino también de los rusos, porque son el mismo pueblo. Me da una tristeza en el corazón, porque todos tenemos un solo Dios. Estamos en guerra entre nosotros y esa es la tragedia. El diablo está utilizando a los hombres y a las mujeres para esto. Repito, ¡roguemos para que no prevalezca el odio! Espero que el Señor les dé la Paz lo antes posible, rezo por ellos.

La Virgen dice que recemos juntos «ayúdame con la oración», la unión hace la fuerza, y en este momento debemos ser realmente uno con la Virgen y pedir esta gracia. Hoy lo vemos, cada día, más y más gente se aleja de Dios y de sus mandamientos. Jesús nos trajo la alegría, nos llama, nos invita una y otra vez a «amar al prójimo».

Así que debemos rezar no sólo por los que son atacados, sino también por los que atacan, porque desgraciadamente creo que son pocos los que quieren ir a la guerra. Casi nadie quiere la guerra, ¡la guerra sólo hace daño!
Los que ahora están bajo las bombas no tienen voz. Muchos de ellos me han enviado mensajes, quieren quedarse en casa. Desgraciadamente, en la guerra, nadie respeta a nadie, ya sea un niño, un anciano, un joven, un amigo, cuando caen las bombas no miran si hay niños allí, ¡desgraciadamente es así!

Cuántas personas creen que son como Dios, sobre todo las que no tienen problemas, ni enfermedades, etc. (a menudo la enfermedad nos acerca a Dios) y los que creen que nunca morirán.

Empecemos a pensar más en cómo lo hicieron los santos, debemos aprovechar esta vida para hacer el bien.

Las oraciones, el Vía Crucis, incluso ir a misa todos los días durante la Cuaresma se convertirán poco a poco en un hábito, en una parte de nuestra vida.

A medida que le damos más y más tiempo a Dios, Dios se entrega, lo sentimos más y se convierte en un Dios en medio de nosotros, no un Dios lejano, un Dios que no conocemos. Dios está con nosotros, camina con nosotros, y por eso creo que este momento es una oportunidad, un momento como dice la Virgen, para volver a Dios, «volver a los Mandamientos que Dios os ha dado». Empecemos, porque ahora hay desorden, hay caos, pero Dios vuelve a poner orden. Si empezamos a respetar los Mandamientos, empezamos a sentir alegría en nuestros corazones. La Virgen siempre nos dice que sin Dios no tenemos ni futuro ni vida eterna. Muchas personas que tienen odio en sus corazones no tienen futuro, pero las personas que tienen paz, que son constructores de paz que rezan, tienen un futuro, porque la Virgen dice que está con nosotros. Por eso agradecemos de todo corazón al buen Dios que nos ha enviado a la Virgen para que nos guíe en estos tiempos difíciles.Ella es nuestra Madre, nuestra guía, nuestra inspiradora, y llora por cada uno, no nos abandona, ni nos abandonará.

Nos necesita y nos sentimos honrados de poder decir «Somos sus hijos». Somos pecadores, pero somos tus hijos. En este momento también quiere invitarnos a todos a abrazar el mensaje y a ponernos de rodillas para rezar y rezar de verdad por la Paz, no sólo por la paz en Ucrania, sino por todas las partes del mundo donde hay guerra, ya sea pequeña o grande, visible o invisible.

Somos conscientes de que existe el mal y de que somos instrumentos de paz y con nuestra oración, nuestras acciones y nuestra vida podemos conseguir que el mal no prevalezca.

Fuente: Medjugorje Tutti i Giorni

3 comentarios

  1. En esto tiempos somos los soldados de Mama María nuestra querida Gospa el ataque es dentro de nuestra familia con nuestros hijos. Aislarnos mantenernos separados . Pero nuestra oración nuestra entrega y ayuno que para mi es lo más difícil nos llevará a sus manos .

  2. Virgencita de Medjugorje te ruego por la Paz en Ucrania, por el cese de ataques de los rusos y que el Espíritu Santo ilumine a Putin para vivir en paz.Amén

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: