Padre Livio: Queridos amigos, ahora tenemos en directo a Marija de Medjugorje que nos transmite el mensaje de la Reina de la Paz de hoy, 25 de marzo de 2020. ¡Hola Marija!

Marija: ¡Hola padre Livio! Un saludo a todos los oyentes de Radio María. Hoy, 25 de marzo, como cada día 25 de mes, la Virgen nos ha dado el siguiente mensaje:

“¡Queridos hijos! He estado con ustedes todos estos años para conducirlos por el camino de la salvación. Regresen a mi Hijo, regresen a la oración y al ayuno. Hijitos, permitan que Dios le hable a su corazón, porque Satanás reina y quiere destruir sus vidas y la tierra por la que caminan. Sean valientes y decídanse por la santidad. Verán la conversión en sus corazones y en sus familias; la oración será escuchada, Dios atenderá sus súplicas y les dará la paz. Estoy con ustedes y los bendigo a todos con mi bendición maternal. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Padre Livio: Marija, hoy se ha celebrado la Anunciación. ¿Hubo algo especial en la aparición?

Marija: Hoy es esta fiesta, que es la fiesta de la Virgen, la fiesta de Jesús, y cada vez que se da esta ocasión, la Virgen se presenta con un traje dorado. Hoy también se ha presentado con un traje dorado. Nosotros siempre tenemos en estos días un sinfín de preguntas y de súplicas para presentarle, imaginaos en los tiempos actuales… Quise consagrar al Sagrado Corazón de Jesús y al Corazón Inmaculado de María todas esas personas enfermas por el coronavirus, todas esas personas preocupadas, todos los médicos, todos esos sacerdotes que quisieran hacer algo por su pueblo, por el pueblo de Dios, todas las enfermeras que han pedido oraciones especiales ya que viven más en los hospitales que en sus casas, que tienen miedo por sus familias, etc. Estamos en las manos de Dios. Hoy también quise ofrecer a la protección de la Virgen toda esta humanidad que en estos momentos sufre, que está preocupada por el futuro. La Virgen ha rezado largamente sobre nosotros. Yo he pedido una bendición, una protección especial por parte de la Virgen para todas las personas necesitadas, espiritualmente y materialmente. Y la Virgen ha rezado sobre nosotros durante un largo tiempo.

Padre Livio: Marija, el pasado 25 de febrero estábamos muy preocupados por nuestras necesidades materiales, nuestros miedos aquí en la Tierra, pero la Virgen empezó su mensaje recordándonos que nuestro fin es el Cielo, que ella está aquí para llevarnos en el camino de la salvación, así que nos ha recordado que la salvación de nuestra alma es lo más importante.

 

Marija: El aspecto más atractivo de este mensaje es que ella está con nosotros “para conduciros por el camino de la salvación”. Y nosotros lo entendemos como éxodo, como liberación de nuestros problemas, pero al mismo tiempo la Virgen nos invita a volver hacia su Hijo, “regresad a mi Hijo”, regresad a la oración y también al ayuno. En este momento, la Virgen nos pide, de forma especial, que tengamos confianza en Dios, que tengamos confianza en la oración, para que Dios le hable a nuestro corazón, ya que creo que hasta ahora aún no hemos llegado al punto de permitir a Dios que le hable a nuestro corazón.

Padre Livio: Marija, estos dos imperativos, regresad a mi Hijo, regresad a la oración, nos indican que nos hemos alejado de su Hijo, que nos hemos alejado de la oración, y también nos hemos alejado del ayuno, en particular del ayuno del pecado, así que se trata de un llamamiento a cambiar el rumbo.

Marija: Sí, la Virgen nos está pidiendo que cambiemos el rumbo de nuestras vidas. Estos días, nos hemos enterado de muchos que no rezaban y han empezado a rezar. Siempre me acuerdo de ese mensaje que la Virgen dio durante la guerra, os podéis imaginar, cuando había bombardeos, algo similar a lo que está pasando ahora aquí en Italia, donde no hay bombardeos de bombas sino bombardeos de este maldito virus y todos tenemos miedo y nos sentimos vulnerables. La Virgen nos dijo: ¡rezad más! Confiemos y recemos, porque la oración hace milagros. La Virgen dijo que con la oración y el ayuno se pueden suprimir incluso las guerras. Y yo añado: también este maldito virus puede ser destruido, porque la fuerza de la oración es ilimitada y nosotros tenemos que aprovecharla.

Padre Livio: Marija, hay estos imperativos muy categóricos: regresad a mi Hijo, regresad a la oración, regresad al ayuno, permitidle a Dios que hable a vuestro corazón. Pero luego hay una frase que hay que acoger en toda su seriedad, considerando que la Virgen habla de Satanás casi exclusivamente en los mensajes  que te transmite a ti, y casi nunca en los mensajes transmitidos a Mirjana, y algunas veces en los mensajes a Iván. Esta expresión: Satanás reina, es el príncipe de este mundo, y luego su programa, que es el de destruir nuestras vidas, y el planeta en el que vivís.  Entonces, Marija, quería decirte que aquí hay referencias dramáticas, así los defino yo, aunque luego el mensaje se acaba con una luz de esperanza. Ya en 1991, el 25 de enero, el año en el que colapsó la Unión Soviética, la Virgen nos invitó a la oración como nunca antes y pronunció casi las mismas palabras, diciendo que Satanás es fuerte y quiere no sólo destruir la vida humana, sino también la naturaleza y el planeta en el que vivís. Entonces, independientemente del virus actual, ¿no te parece que en este programa hay el peligro de guerras destructivas, también en referencia a tu mensaje de Navidad en referencias a la paz y a los corazones en guerra?

Marija: Yo creo que Satanás reina sobre todo cuando nos infunde confusión, basta ver las iglesias cerradas: la gente no va a la iglesia, parece que hemos vuelto a los primeros tiempos de la aparición de la Virgen en Medjugorje, cuando la policía nos prohibió entrar en la iglesia. Creo que tal y como podemos ir al supermercado, al igual podríamos ir a rezar a la iglesia, ¿por qué nos lo prohíben? Yo no estoy de acuerdo, y por esto digo que Satanás reina también gracias a nuestros políticos. No quiero decir que no tengamos que ser prudentes, faltaría más: yo también soy madre, soy esposa, tengo una vida y quiero vivir. Seguramente deseo ir al Cielo, pero si la voluntad de Dios es que esté aquí en la Tierra, para dar testimonio con mi vida, con mi santidad, con mi oración. Pero ¿por qué promulgar estas leyes? ¿Por qué no quieren permitirnos orar? Por esto afirmo que esto no viene de Dios, viene del diablo. Muchas decisiones políticas no se entienden. No quiero afirmar que hay complots, pero somos libres, yo no quiero ser encerrada en una jaula. Tenemos que rezar. Queremos hablar de Dios. Queremos dar testimonio de Dios con nuestra vida.

Padre Livio: Marija, ¿cómo crees que el diablo puede destruir nuestro planeta?

Marija: ¿Cómo puede destruir? Puede destruir muchas cosas, por ejemplo con la falta de respeto hacia toda la creación, todas las creaturas. Hay esa chica, Greta, que pide que se proteja el mundo. La Virgen, durante todos estos años, desde el principio, nos dice que el planeta en el que vivimos es un don para todos nosotros. Y la vida también es un don, que tenemos que proteger. En este momento nos damos cuenta de lo frágil que es el equilibrio, viendo todo el daño que un virus puede provocar. Este es la medida de nuestra vulnerabilidad. Y la Virgen nos está protegiendo, y nos llama a regresar a Dios y a sus mandamientos, para que podamos vivir largamente y con la bendición de Dios.

Padre Livio: También ha dicho que podamos tener una vida agradable aquí en la Tierra.

Marija: Sí, porque la Virgen nos invita a empezar a vivir el Paraíso aquí en la Tierra.

Padre Livio: Luego hay la segunda parte del mensaje, que nos transmite consuelo pero a la vez resulta algo arduo. Prácticamente la Virgen nos dice que si nos convertimos, si nos acercamos a Dios y le dejamos entrar en nuestros corazones y en nuestras familias, entonces sí que Él escucha nuestras oraciones.

Marija: Sí, la Virgen nos invita también a tener valor, a escoger el camino de la santidad. En nuestras familias, con la oración, con el testimonio. Y la Virgen nos invita a la conversión, porque cuando una persona se convierte y empieza a vivir la santidad se transforma en una persona positiva, una persona agradable, una persona buena. En definitiva, una persona que emana positividad. Nosotros en este momento tenemos que emanar bendición, emanar la oración, emanar lo positivo, emanar la paz. Esto es lo que la Virgen nos pide. Por este motivo, ella nos dice que escuchemos a Dios, que oremos, porque así Dios escuchará nuestras súplicas y nos dará la paz. Un hombre que cree es un pacifista, un hombre positivo, un hombre que ama, un hombre que bendice, que se convierte como esos médicos que están hoy en primera fila y dicen que están listos 24 horas al día para luchar, incluso para aquellos que se verían rechazados por el mundo moderno, personas de 90 o más años que parece que ya no sean personas y que se les puede tirar. En cambio la Virgen nos llama y nos dice que la vida es preciosa, la vida es bellísima, desde la concepción y hasta la muerte natural.

Padre Livio: Marija, nosotros llevamos ya 32 años de Radio María, nos llamaban la radio de los rosarios y se reían de nosotros. Ahora, desde hace unas cuantas semanas, se escuchan rosarios y misas por todos lados. Incluso en las emisoras de radio nacionales. Así que parece que ahora todos los italianos han descubierto la oración. Pero oí a un cardenal, que me gustó mucho, que dijo que sí, rezamos, para que la Virgen nos proteja de esta desgracia, pero recemos con un corazón abierto a Dios. O sea, la Virgen nos dice que la oración será escuchada si elegís la santidad, ya que las oraciones hechas con la boca, pero permaneciendo en el pecado, no sirven para nada.

Marija: Padre Livio, esta es una buena ocasión. Me acuerdo cuando fui a Siracusa, para un encuentro, y el presidente de la región de Sicilia, durante la aparición, consagró a la Virgen toda la isla. Entonces la Virgen dijo: no os arrepentiréis de haber hecho esta consagración, ni vosotros, ni vuestros hijos, ni los hijos de vuestros hijos. Fue algo que me dejó sin habla. Pienso que hay santuarios por todas partes, estos días el Santo Padre fue a rezar en Roma delante de una imagen de la Virgen. Entonces, sacerdotes, coged la cruz, una estatua, e id a bendecir, porque la bendición llega a todas las partes, incluso a los enfermos que se encuentran ingresados. No digo que tengáis que tocar a esos enfermos, pero sí bendecirlos. Cuando mis hijos iban al cole, cada mañana les hacía la señal de la cruz en la frente, para bendecirlos. Tenemos que bendecir todo, también los alimentos que vamos a comer, para que la bendición de Dios esté sobre nosotros. La Virgen nos invita a orar, con valor y determinación. Y determinación también para la santidad, ya que cuando escogemos la santidad nos convertimos en oración, y podremos derrotar todo mal. Cuando hubo la guerra, en Split, el arzobispo transformó su capilla en capilla de adoración. Nosotros tenemos que empezar a rezar, en cada momento, día y noche, para que el Señor nos libre de esta peste. La Virgen dice: rezad y ayunad. Muchos se preocupan por el hambre, si tendremos harina u otras cosas, pero la Virgen dice que oremos y ayunemos. A veces es necesario, y en este momento lo es. La Escritura nos habla de espíritus malignos, que son el mal, y esto es lo que está matando a las personas. Recemos y ayunemos. Y confiemos en el Señor Todopoderoso, que nos puede librar de esta plaga tal y como nos libró de las plagas de Egipto.

Padre Livio: Es verdad, nos ha librado de muchas plagas en el curso de la historia. Quería decirte que hoy mismo tuvimos la gracia de tener entre nosotros el cardenal albanés que estuvo 28 años condenado a trabajos forzados durante el comunismo, el cual, a través de Radio María, ha bendecido a toda Italia con un exorcismo dirigido a todo el país. Pero quería preguntarte una cosa, Marija: hoy ha tenido lugar un hecho eclesial muy significativo, además de lo del Papa que ha rezado el Padre Nuestro en comunión con todos los cristianos del mundo. Pero también, como decía, ha habido otro hecho muy importante: las conferencias episcopales de Portugal y España han consagrado hoy sus dos naciones al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María.

Marija: Ha sido una bellísima iniciativa. Espero que todo el mundo siga el ejemplo de Portugal y de España, porque la consagración al Sagrado Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María nos guiará hacia la libertad y nos librará de esta pandemia. La Virgen nos ha pedido desde hace muchos años estos actos de consagración. Al principio de este milenio, la Virgen nos llamó a todos en la colina de las apariciones y nos dijo que Satanás ya está desligado de las cadenas y que nos consagráramos al Corazón de su Hijo Jesús. Todas nuestras diócesis, nuestras familias, nosotros mismos, pongámonos al abrigo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de la Virgen María.

Padre Livio: Muchos se preguntan cómo se hace para consagrarse.

Marija: Hoy en día, con Internet, tenemos miles de maneras distintas. A mi me gusta ofrecer a la Virgen las novenas, pero también se pueden encontrar consagraciones. Me acuerdo como lo hicimos en familia: mi abuelo vino a Medjugorje y empezó este acto con todos los hijos y los nietos, llamó al sacerdote y le pidió que hiciera la consagración. Pero también lo puedes hacer los laicos, el padre de familia, la madre, cualquier persona. Los textos se pueden descargar en Internet, en Radio María, los podemos encontrar en los libros de oraciones, donde hay las antiguas oraciones, las oraciones más modernas. También pueden ser espontáneas. Lo importante es rezar, juntar tantas oraciones, y sentirse unidos en la oración, todos juntos, para tener más fuerza. Hoy, de forma especial, quiero invitar a todos a rezar sin descanso, sobre todo los grupos de oración, mediante WhatsApp, mediante videoconferencias. Ya no podemos ir a la iglesia, pero sí podemos rezar en una esquina de nuestra habitación, rezar y ayunar. Para que el Señor nos libre de la angustia, de la falta de fe. La Virgen siempre afirma que está con nosotros para guiarnos en el camino de la salvación, y Dios es nuestra salvación.

Padre Livio: Marija, nos vamos preparando para la Pascua, con la oración, el ayuno y la contrición.  ¿Cómo será esta Pascua?

Marija: Creo que será una Pascua muy profunda desde el punto de vista espiritual, ya que estamos viendo cómo este coronavirus non está poniendo de rodillas. No viviremos esta Semana Santo subiendo al Krizevac, como quisiéramos, sino encerrados en nuestras habitaciones, arrodillados. Como la Virgen cuando estaba a los pies de la cruz, con su Hijo que se moría; estamos viviendo una situación parecida a la de la Virgen, en la que tantos hermanos nuestros, padres, madres, se están muriendo y nosotros no podemos darles el último adiós. Por este motivo, muchos se encuentran en un estado de confusión mental. Si no tenemos fe, este en un momento en que podemos enloquecer. Pero si tenemos fe, sabemos que los volveremos a encontrar en el Paraíso, y rezamos, porque la oración hace milagros. Nosotros no enloqueceremos, sino que seremos gente de esperanza, gente de salvación para tantas personas que viven sin Dios, o contra Dios. La Virgen nos está ayudando, nos está guiando y nos bendice con su bendición maternal. Creo que esto es lo que necesitamos en este momento difícil: la Virgen está con nosotros, no nos abandona, nos bendice y está cerca de nosotros.

Padre Livio: Gracias Marija. Este mensaje es muy bonito, porque acaba dando esperanza, con la bendición de la Virgen. Quiero subrayar que también el último mensaje del 2 de cada mes, en el que se anuncia el final de estas apariciones, a Mirjana la Virgen le ha dicho que no tengamos miedo, ya que ella, por la gracia y el amor de su Hijo, está con nosotros. Una última pregunta, Marija: ¿como tenemos que interpretar el hecho de que ahora la Virgen dé menos mensajes?

Marija: La Virgen nos está guiando en un momento particular; no se trata solo de este virus. La Virgen nos está guiando por un camino, ella que sabe donde está la A y donde está la Z, ella mira con los ojos del Cielo. Nuestras vidas no están solo aquí con el miedo por el coronavirus, porque nuestras vidas tienen un sentido. El sentido de nuestras vidas lo podemos encontrar solo en Dios. Por esto hoy la Virgen nos dice “permitid que Dios le hable a vuestro corazón”, porque si le permitimos a Dios que hable a nuestros corazón sabremos la verdad, y la verdad es Dios. Hoy en día nos están infundiendo la confusión, nos están infundiendo tantas ideologías, a través de la televisión o de la radio, están acumulando tantas cosas que no son verdad. Ya no somos libres, nos convertimos cada vez más en esclavos de tantas cosas, y por esto la Virgen nos llama y nos pide que permitamos a Dios que nos hable. Y Ella nos dice que está con nosotros, para guiarnos hacia la salvación. La Virgen nos imparte su bendición para decirnos que no debemos tener miedo, porque la vida y la muerte están en las manos de Dios.

Padre Livio: Gracias Marija. Aprovechamos para desearte una santa Pascua, a la luz de la victoria de Jesús.

TRADUCCIÓN: Equipo de Amor de Déu // www.virgendemedjugorje.org

Un comentario

  1. Dios Mío, creo en Ti pero auméntanos la Fe, la Esperanza, la caridad cumplamos con Amor tus mandamientos y podamos conseguir el cielo prometido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: