¡Ella pronunció mi nombre!

«En febrero 1991 debía viajar con Vicka a Paris para una corta misión en Francia. Tenía que pasar a buscarla por su casa por la mañana y le dije el día anterior: “Mañana vendré a las 4 de la mañana con un taxi, tienes que estar lista” Llego a su casa a las cuatro y Vicka sube al taxi. Durante el trayecto, le pregunté cómo podríamos organizarnos en París para que ella tuviera un lugar donde recibir la aparición diaria de la Virgen. Pero ella me respondió: “No hace falta, ¡ya se me apareció esta mañana! Sabes, cuando viajo ella acude antes de mi partida, esto sucede muy frecuentemente. Por eso ayer me dijo: ‘Como sor Emmanuel vendrá a buscarte mañana a las 4, me apareceré un poco antes de su llegada…’ Me sorprendí mucho y le pregunté: “¿Cómo? ¿La Virgen pronunció mi nombre?” “Sí, -me respondió Vicka como si fuera lo más natural del mundo- es lógico, ¡siempre hace esto!” Pero para mí aquello fue una gracia inolvidable… ¡La Madre de Dios decidió su horario de aparición en función de la hora que yo había señalado y pronunció mi nombre! ¡Somos demasiado inconscientes de la extrema proximidad de Dios y de su Madre en los más mínimos detalles de nuestra vida cotidiana!»

© Children of Medjugorje del mes de septiembre de 2018

Sor Emmanuel

5 pensamientos en “¡Ella pronunció mi nombre!

  1. Por muito que se saiba do verdadeiro sentido sobrenatural, até um dia, ele será sempre um mistério para a mente humana, mesmo que se veja ALGO para além de nós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s